Mariana de Austria

De EcuRed
Para otros usos de este término, véase Ana de Austria (desambiguación).
Mariana de Austria
Información sobre la plantilla
Reina consorte de España, Nápoles, Sicilia, Cerdeña, duquesa consorte de Milán, duquesa titular consorte de Borgoña, soberana consorte de los Países Bajos y regente del Reino.

Reina de España (1649–1665) aprueba el escudo de La Habana
Reinado 7 de octubre de 164917 de septiembre de 1665
Nacimiento 22/23 de diciembre] de 1634
Wiener Neustadt, Bandera del Archiducado de Austria Archiducado de Austria
Fallecimiento 16 de mayo de 1696
Palacio de Uceda, Madrid, Bandera del Imperio Español Imperio Español
Entierro Cripta Real del Monasterio de El Escorial
Predecesor Isabel de Francia
Sucesor María Luisa de Orleans
Cónyuge/s Felipe IV
Descendencia Margarita Teresa de España
María Ambrosia de España
Felipe Próspero de España
Fernando Tomás de España
Carlos II de España
Casa Real Casa de Habsburgo
Padre Fernando III de Alemania
Madre María Ana de Austria

Mariana de Austria. La reina gobernadora en España (1649–1665), el 30 de noviembre de 1665 aprobó que la Ciudad de La Habana tuviera un escudo de armas con «tres castillos y una llave en campo azul»

Contenido

Síntesis biográfica

Niñez

Hija del Emperador Fernando III y María de Hungría o de Austria -esposa de Felipe IV, nace en Neustad en 1634. Destinada a casarse con su primo el príncipe Baltasar Carlos, al morir éste en 1646.

Unión de Mariana con Felipe IV

Dos años después el rey Felipe IV de España, viudo tras la muerte de su primera esposa, Isabel de Francia se ofreció como novio de la joven archiduquesa austríaca. El matrimonio tuvo lugar el 7 de octubre de 1649 en Navalcarnero, cerca de Madrid, pasando la noche de bodas en El Escorial.

De esta unión nacieron varios hijos, pero solamente dos alcanzaron la edad adulta: la infanta Margarita Teresa, Emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico por su matrimonio con el emperador Leopoldo I en 1666; y el futuro Carlos II.

Mujer de leyenda

Mariana se convirtió en regente del reino durante la minoría de edad de su hijo. Figura más que influyente en su gobierno habría de ser su confesor, el padre Juan Everardo Nithard, que encontró la fuerte oposición de Don Juan José de Austria, único hijo natural reconocido de Felipe IV y enemigo acérrimo de Mariana.

A raíz de la derrota española frente a la Francia de Luis XIV en la Guerra de Devolución (1667-1668), don Juan consiguió la destitución de Nithard (1669) , pero no el poder, que acabó siendo confiado a un nuevo valido, Fernando Valenzuela. La regente consiguió debilitar al partido de don Juan, concediéndole cargos menores y realizando gran parte de su programa político. Juan José de Austria se hizo con el poder y la confinó en Toledo, hasta 1679, fecha de la muerte de éste.

Últimos días de Mariana

Sus últimos años fueron especialmente difíciles debido, entre otras cosas, a sus frecuentes peleas con su segunda nuera, Mariana de Neoburgo. Asimismo, la muerte de su nieta María Antonia de Austria, esposa del elector Maximiliano II Manuel de Baviera, en 1692 fue un terrible golpe para ella; sin embargo, el único hijo sobreviviente de la pareja, el príncipe José Fernando de Baviera, se convirtió en uno de los pocos consuelos que Mariana tuvo durante sus últimos años de vida.

A principios de 1693 escribía desde el Palacio del Buen Retiro las siguientes palabras al elector Maximiliano Manuel acerca del pequeño José Fernando de Baviera. Quiera Dios conservarlo para consuelo de Nuestra Alteza y mío, porque llevo a ese niño dentro del corazón, por ser lo único que me ha quedado de mi hija.

Muerte

Mariana se le diagnosticó cáncer de pecho. Ésta fue la causa de su muerte, ocurrida el 16 de mayo de 1696 en Madrid.

Fuente