Saltar a: navegación, buscar

Mikoyan-Gurevich MiG-21

Mikoyan-Gurievich MiG-21
Información sobre la plantilla
Vvsavion1.jpeg
MiGs-21 de la Fuerza Aérea Rusa que aun se conservan.
TipoCaza polivalente
Historia de producción
FabricanteMikoyan-Gurevich OKB
Producción1959 - 1983
Historia de servicio
Primer vuelo14 de junio de 1956 (Ye-4)

Mikoyan-Gurievich MiG-21. (Fishbed en su designación OTAN). Es un Caza polivalente soviético de segunda generación que entró en servicio en 1961. Sus similares generacionales occidentales son los Lockheed F-104 Starfighter y el Northrop F-5 Freedom Fighter de los Estados Unidos y el Dassault Mirage III francés. Está el el inventario de las FAR desde 1963, cumplió múltiples misiones combativas en Etiopía y Angola, además de proteger las costas cubanas de piratas y contrarrevolucionarios. Es la aeronave de más currículo en Cuba así como la de mayor cantidad de aparatos en servicio.

Diseño y fabricación

En la vertiginosa carrera por la velocidad vuela por primera vez el 14 de junio de 1956 tripulado por el piloto V. A. Nefedov el prototipo definitivo del modelo denominado Ye-4 (E-4), que con la producción en serie comenzada en 1959 se conoció oficialmente como MiG-21. Con alas en delta y motor turbo reactor, llegó a ser el jet de combate más común luego de la Segunda Guerra Mundial, pues llegaron a fabricarse más de 12.000 unidades en una docena de versiones por varios países, tales como Checoslovaquia (CS-106), India (PF-13 Vikram) y China (J/F-7 M, F, P) además de la URSS, su fabricante oficial (que dejó de fabricarlo en 1983).

El J-7 es una copia china del MiG-21

El MiG-21 pese a ser un avión ya envejecido en cuanto a generación se refiere, sigue siendo un medio de combate aéreo válido, de los cuales unos 3.400 permanecen en servicio en varios países, por tanto dado la cantidad de usuarios que aún lo tienen en explotación y las prestaciones que sigue siendo capaz de dar, se ha desatado una competencia por el mercado mundial para agregarles modernizaciones de importancia, los principales competidores son: Rusia (en cooperación con Francia o Bulgaria) con sus MiG-21-93, Israel (en cooperación con Rumania) con su versión MiG-21-2000 y China con el F-7MG.

De hecho el MiG-21 es uno de los pocos cazas ligeros existentes que modernizado adecuadamente es capaz de hacer frente a aviones de generación más avanzada.

Características generales

   Tripulación: 1 piloto
   Longitud: 15,76 m (con tubo Pitot)
   Envergadura: 7,154 m
   Altura: 4,1 m
   Superficie alar: 23 m²
   Peso vacío: 4.871 kg
   Peso cargado: 7.100 kg
   Planta motriz: 1× turborreactor Tumansky R-11F-300.
       Empuje normal: 37,3 kN (3 801 kgf; 8 380 lbf) de empuje.
       Empuje con postquemador: 56,3 kN (5 738 kgf; 12 650 lbf) de empuje.

Rendimiento

   Velocidad máxima operativa (Vno): 2 125 km/h (1 320 MPH; 1 147 kt) (Mach 2.05)
   Alcance: 1 580 km (853 nmi; 982 mi)
   Radio de acción: 480 km (259 nmi; 298 mi)
   Techo de vuelo: 19 000 m (62 336 ft)
   Régimen de ascenso: 235 m/s (46 259 ft/min)

Armamento

   Cañones: 1× Nudelman-Rikhter NR-30 de calibre 30 mm con 30 proyectiles
   Puntos de anclaje: 3 pilones (1 central bajo el fuselaje y 2 subalares) para cargar una combinación de:
       Bombas:
           2× bombas de propósito general FAB-100/FAB-250 kg
           2× tanques de napalm ZB-360 
       Cohetes:
           2× cohetes C-24 de 240 mm
           2× contenedores UB-16-57U con 16 cohetes del tipo C-5 
       Misiles: 2× misiles aire-aire K-13/R-3S
       Otros: 1× tanque de combustible externo PTB-490 de 490 litros en el pilón central

Aviónica

   Radio: R-802
   Identificador amigo-enemigo (IFF): SRO-2 Khrom
   Radiogoniometría (ADF): ARK-10
   Receptor de alerta radar (RWR): SPO-2 Sirena-2
   Sistema de puntería: ASP-5ND
   Radar: SRD-5ND Kvant
   Transpondedor de control del tráfico aéreo (ATC): SOD-57M Globus-2

Currículo combativo en escenarios mundiales

El Caribe

La primera versión de los MiG-21 entran en servicio en 1961 en el 32° GIAP, destacado en Kubinka perteneciente al la PVO de Moscú, se trataba de los MiG-21F-13(Fishbed C), que vienen a principios de septiembre de 1962 a Cuba como protección de los misiles soviéticos R-12 y R-14 desplegados por la URSS ante la agresividad norteamericana y como contra parte a los "Júpiter" y "Thor" de esa nación que apuntaban a su territorio desde Grecia y Turquía, estos se ensamblan a todo tren en Santa Clara y ya a fines de ese propio mes el Regimiento queda completamente de alta, estando a partir del 22 de octubre de 1962 en alarma de combate, siendo Cuba el país donde por primera vez estos aviones se ven en situación combativa real.

En mayo de 1970 se mantuvieron protegiendo un pesquero cubano cerca de las Bahamas realizaron maniobras de combate contra Phantoms estadounidenses que tratan de interceptarlos, aquí se repite lo de años anteriores cuando los aviones norteamericanos tratan de amedrentar a los pilotos cubanos y al final, en definitiva regresan a sus bases sin iniciar ataque, las ordenes de los cubanos siempre fueron claras, "nunca comenzar el ataque, pero si se les dispara ni por un momento dudar de responder el ataque" ª, el pesquero cubano regresó a Cuba sin contratiempos. Realizan otras operaciones de protección a pesqueros o mercantes cubanos en las Bahamas y República Dominicana (Operación Pico).

Asia

Aunque con la reserva que impone el comparar medios aéreos de combate, muchos analistas militares coinciden en que fue el avión más avanzado de la segunda generación. Durante la Guerra de Vietnam fue el primer avión de combate soviético que combinaba características de ataque e intercepción, midiéndose en aquel conflicto a McDonnell Douglas F-4 Phantom II, Republic F-105 Tunderchief y otros presentando una excelente relación de derribos, defendiendo honrosamente junto a los MiG-17 y MiG-19 los cielos vietnamitas.

Durante el conflicto Indo-Pakistaní, los MiG-21FL indios fueron componente del probablemente primer enfrentamiento aire-aire entre cazas de Mach 2 de la historia, cuando se enfrentaron a los F-104A pakistaníes. Los MiG-21FL se anotaron la destrucción de seis de los siete aparatos en servicio. Cuando la guerra concluye, la Fuerza Aérea de la India reconoce la pérdida de 54 aviones, entre ellos solo cinco MiG-21FL, tres de los cuales fueron en combate aéreo del total de 22 derribados por la PAF. Por su parte esta se ve obligada a reconocer que pese a sus afirmaciones anteriores, en realidad fueron 94 los aviones perdidos, de ellos 36 cayeron ante los MiG indios, (catorce North American F-86 Sabre, los siete F-104A, seis J/F-6B, cinco Lockheed T-33A, tres Martin B-57 y un Mirage IIIEP) sin contar helicópteros y aviones de transporte y observación. En total a lo largo de todas las confrontaciones Indo-Pakistaní los MiG-21 han obtenido 83 victorias aéreas.

En Afganistán fue muy empleado por los soviéticos los cuales reclaman el derribo de varios Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon Pakistaníes.

Medio Oriente

Fue utilizado en las guerras del Medio Oriente por los ejércitos árabes de Siria, Egipto, Jordania e Irak y donde al contrario de lo sostenido por la propaganda israelí, los MiG-21 consiguieron un buen saldo en la relación de victorias sobre los Mirage y F-4 israelíes, a pesar de la absoluta superioridad de sus pilotos en cuanto a doctrinas, tácticas, mejor entrenamiento y sobre todo en el aseguramiento, especialmente en comunicaciones y guerra electrónica con equipamientos de última generación suministrado por los norteamericanos y en parte desarrollada por su propia industria militar.

En Yemen del Sur fue componente de la PDRYAF en su conflicto con Yemen del Norte y Arabia Saudita, algunas fuentes especializadas apuntan al menos un derribo de uno de los cuatro Lightning del escuadrón No 6 de la RSAF por un MiG-21 en las escaramuzas fronterizas de 1969, la fuerza aérea yemení contaba con pilotos cubanos en función de instructores.

África

Cuba utilizó desde 1976 los MiG-21 en Angola hasta la conclusión del conflicto en 1988, participando en todos los combates llevados a cabo contra las fuerzas agresoras de Sudáfrica; en 1977/1978 participan en la guerra del Ogaden desde las tres FA involucradas en el conflicto, la somalí, la etíope y la cubana.

Cuba como usuario de los MiG-21

El Regimiento de 40 MiG-21F-13 y 6 MiG-15UTI que durante la Crisis de Octubre estuvo volando con los distintivos de las FAR pero con pilotos soviéticos de la VVS, fue transferido a Cuba terminada esta. El primer vuelo de un MiG-21F-13 por un piloto cubano es realizado el 12 de abril de 1963, concretado por el piloto Enrique Carreras Rolas y ya en agosto de 1963 el regimiento está operado completamente por pilotos cubanos, entrando oficialmente en servicio. Por lo que Cuba se convierte al mismo tiempo que importantes aliados estratégicos de la URSS tales como China, la India y países del tratado de Varsovia, en uno de los primeros usuarios del MiG-21.

Cuba siguió recibiendo lotes de MiG-21 a lo largo de los años 60 en versiones como los MiG-21PF, MiG-21PFM, MiG-21PFMA, biplaza de entrenamiento MiG-21U y el caza de reconocimiento MiG-21R que tan importante papel jugo en la guerra de Etiopia. En los años 70 se incorporan al inventario de las FAR la versión de entrenamiento MiG-21UM y los MiG-21MF y MiG-21bis, estos últimos con innovaciones tan importantes que pueden llevar a ser considerados de la tercera generación, de los cuales se siguen recibiendo en los años 80 hasta el 1989-90 cuando regresa un último lote de Angola, manteniéndose como el equipo de mayor inventario de las FAR

Etiopía

Durante la guerra de Etiopia, en diciembre de 1977 arriba a aquel país un escuadrón de MiG-21bis, dos cazas de reconocimiento MiG-21R y un escuadrón de MiG-17F que se basifican en los aeródromos Dire Dawa y Harar, estos participan en misiones de apoyo aéreo en la contraofensiva cubana de enero de 1978 realizando cientos de misiones, Los MiG-21R de reconocimiento hacían penetraciones profundas sobre el territorio enemigo imitando a los MiG-21bis, lo que obligaba a las antiaéreas somalíes a descubrirse, y entonces los MiG-17F y los verdaderos MiG-21bis machacaban sus posiciones con lo que quedaban desprotegidas las fuerzas acorazadas, y se les podían realizar ataques de precisión. En un mes los MiG-21R de la DAAFAR hicieron más de 120 vuelos, descubriendo 136 objetivos a atacar. Los MiG 21 realizan más de 500 misiones de apoyo terrestre destruyendo una apreciable cantidad de objetivos enemigos, tanques, cañones y otros equipos pesados enemigos. Un Mig-21bis es derribado y otros aviones son averiados, sin embargo la acción de los MiGs cubanos contra los medios AA fue tan eficaz, que los somalos dejaron de abrirles fuego para no descubrirse.

En este conflicto no ocurren enfrentamientos aéreos contra la FA somalí, que igualmente estaba formada por MiG-17, MiG-21 y por J/F-5 chinos, con los MiG cubanos, puesto que Etiopia si bien tenía a su ejército en una situación muy comprometida, había logrado cierta superioridad aérea con el apoyo de mercenarios israelíes, además al enterarse los principales oficiales de la Fuerza Aérea somala, de que los cubanos estaban volando sobre el Ogadén, se niegan a combatir y se sublevan a Siad Barre, lo cual les costó el encarcelamiento.

Muchos de sus pilotos habían estudiado junto a los cubanos en la URSS o habían recibido entrenamiento en la propia Cuba y éste fue uno de los factores de que la fuerza aérea somalí dejara de participar; los MiGs somalos aparecen sólo tres veces sobre las tropas cubanas en misiones de reconocimiento, presumiblemente pilotados por pakistaníes, calculando el momento en que los cazas cubanos aterrizaban en sus bases. Los MiG-21 fueron decisivos en la derrota de la invasión a Etiopia.

MiG-21 en el Museo de la DAAFAR

Entrada a Angola

Las FAR deciden enviar a finales de 1975 junto a los MiG-17F un escuadrón de MiG-21MF a Angola directamente de la URSS. A principios de enero de 1976, An-22 soviéticos llegan a Luanda con 12 MiG desarmados desde la Unión Soviética, y ya el 19 del propio mes todo el escuadrón está listo. En febrero, durante la campaña de 1976 los MiG-21MF entran en combate contra objetivos de la UNITA y continúan dando apoyo al ejército cubano que avanza hacia el sur, atacando hasta al cuartel general de dicha organización en Gago Coutinho donde destruyen un Fokker F-27 que abastecía de armas a Savimbi, se inutilizan igualmente la pista, hangares, la defensa antiaérea y varios vehículos. En la última etapa entre marzo y mayo de 1976 la fuerza aérea juega un papel muy activo, los cazas MiG-21 y MiG-17 cumplen misiones importantes tales como el ataque al poblado de Tempue adonde había huido Savimbi, el ataque a los almacenes y embarcaderos de Vila Nova de Armada, y da un golpe aéreo el 13 de mayo de 1976 con ocho MiG-21 / MiG-17, y dos An-26 contra Massango.

Cangamba

MiG-21 Rumano en vuelo de entrenamiento.

Al concluir la retirada surafricana y la derrota de los mercenarios que apoyaban a las bandas contrarrevolucionarias, todo el esfuerzo de la FA cubana se concentra en apoyo terrestre contra las guerrillas (Operación Olivo) y no participa en otra acción de envergadura hasta la escalada de agosto de 1983 de la UNITA y Sudáfrica cuyo objetivo principal fue Cangamba. Este era un poblado de apenas ocho mil habitantes ubicado en el centro del municipio de Luachaze, provincia Moxico, a unos 1.250 metros de altitud sobre la gran meseta angolana y defendida por unidades incompletas de la 32, la 54 y 21 BIL, unos 818 efectivos con asesoría de 82 cubanos al mando del teniente coronel Fidencio González Peraza.

El martes 2 de agosto se inicia una preparación artillera de gran envergadura sobre Munhango, Calapo, Tempué, Luena y Cangamba en esta última desde las 5.55 horas llueven los morteros 60 mm, 82 mm, 120 mm y hasta cohetes GRAD-1P, a lo largo del día se define que la dirección principal del ataque es Cangamba donde se comprometen la 12 y 13 brigadas semirregulares de la UNITA, dos de sus tres más importantes agrupaciones con unos 3.000 efectivos al mando de Demóstenes Amos y con el objetivo de aniquilar o hacer prisioneros a los 82 asesores cubanos, para en un golpe de efecto presentar a la prensa internacional a los mismos y obligar a Cuba a negociar. Luego se conoce que el fuego artillero fue dirigido por cinco oficiales surafricanos al mando del comandante Dan Delareit, a esto sumado observadores, apuntadores, oficiales de logística y enlace, inteligencia, de la fuerza aérea, chóferes y pequeñas unidades de comandos del 32 batallón “Buffalo”, cuyos efectivos sumaban a las unidades de la UNITA aproximadamente un batallón del SADF.

A las 11.00 horas los tres MiG-21PF disponibles de la fuerza aérea de Olivo pilotados por Henry Pérez, Lee Kim y Diosdado Riverón despegan de Huambo hacia Menongue, la pista más cercana desde donde se puede brindar apoyo aéreo a Cangamba y 25 minutos después de aterrizar ya abastecidos despegan rumbo a la aldea con su primera misión combativa en ese escenario, dos atacan a las fuerzas enemigas con cohetes C-5KO mientras el tercero a unos 3.000 metros señaliza los blancos. A las 13.00 horas dos MiG de los tres (pues uno presentó problemas que lo ponen de baja) realizan un nuevo ataque.

A las 16:30 horas cuatro MiG-21bis procedentes de Lubango aterrizan en Menongue para unirse a los PF en el apoyo aéreo a Cangamba, y horas más tarde dos MiG-21MF igualmente desde Lubango se suman a las fuerzas aéreas que participan en el combate, dando apoyo durante todo el día a los combatientes que defienden el poblado; el día 3 en dos desembarcos helitransportados 100 combatientes cubanos se suman a los defensores de Camgamba, a partir de ese momento hay 182 cubanos en el poblado, al tiempo que sale de Huambo una columna blindada al mando del legendario coronel Suárez (la vieja) en apoyo a los mismos, todo el tiempo los MiG-21, y An-26 se mantienen atacando a la UNITA dificultándoles sus operaciones.

El día 4 llega un nuevo refuerzo helitransportado a Cangamba, entre ellos el piloto de MiG Julio Chiong Almaguer que viene como apuntador terrestre y el fuego de los MiG-21 se hace más efectivo, a partir de este momento permanentemente desde aproximadamente las 5.00 horas una pareja de MiGs-21 se encuentran operando sobre Cangamba atacando a la UNITA con cañones, cohetes y bombas. El día 6 parte desde Menongue otra columna blindada y el 7 hay un desembarco helitransportado de tropas especiales cubanas “los tigres” al norte de Cangamba los cuales atacan por la retaguardia a la UNITA. En general los combates son tan intensos incluyendo a la aviación que al MiG-21 de Henry el C111 se le cuentan un día 56 perforaciones; durante 8 días la aviación cubana realiza más de 400 misiones de apoyo aéreo desde Menongue, lanzando 400 bombas RBK de diferentes calibres con un peso total de 100 toneladas, 2.741 cohetes aire-tierra C-5KO que salvo los pocos que se encontraban en ese momento disponibles en Angola el resto fueron despachados directamente desde Cuba en IL-62 dado las vacilaciones de la URSS y 2.700 proyectiles de cañón de 23 mm, contribuyendo decisivamente a la derrota de la UNITA en aquella batalla que había planificado por más de un año.

En uno de los días claves de la defensa el SAFD prepara una trampa con dos Mirage poniéndoles de señuelo, pero Martínez Puente jefe de la FA en Angola prohíbe entrar en combate aéreo pues la misión fundamental es el apoyo terrestre, a los 20 minutos de esperar infructuosamente los Mirages a los MiG estos se retiran convirtiéndose la señal de radar de dos a dieciséis que esperaban a baja altura sin ser detectados por la radio localización, a partir de allí siempre dos MiG cubanos partían en configuración de combate AA para dar cobertura a los que atacaban Cangamba, lo cual condujo a que en otro momento aviones Mirage del SAAF que trataban de interceptar los vuelos hacia Cangamba se retiraran sin entrar en combate.

El saldo final: Por las fuerzas revolucionarias mueren 60 combatientes, unos 177 son heridos y 300 habitantes del poblado no se conoce su suerte, mientras que los cubanos registran en el libro agradecido de los mártires de la patria a 18 combatientes muertos y 27 son heridos; en total sobre las posiciones cubanas de unas cuatro hectáreas cayeron más de 1.500 proyectiles de artillería de diversos calibres; a la UNITA por su parte se le contabilizan dentro del poblado 493 cadáveres, que junto a los observados fueron sacados estibados como trastes en camiones hasta el tope dan una cifra conservadora de unos 2.000 hombres, se recogen dispersas por el pueblo 200 armas de infantería, diez piezas de artillería y morteros y 300.000 municiones de distintos calibres, además de varios transportes y cisternas destruidos por la aviación en la retirada.

Sumbe

Sumbe es la capital de la provincia de Kwanza Sur ubicada en la costa atlántica a 270 kms de Luanda, allí los internacionalistas cubanos escribieron otra página heroica y esta vez no fue por combatientes de la mayor de las Antillas, sino los protagonistas fueron colaboradores civiles de salud, educación y la construcción, 230 cooperantes de los que 45 eran mujeres, estos hombres y mujeres rechazaron un ataque del segundo frente estratégico de la UNITA, un total de 1.500 efectivos entre los que se encontraban el batallón regular 517, unidad elite equipado con moderno armamento de infantería y morteros 60 y 82 mm. La dirección central de la UNITA se proponía dar un golpe contra un objetivo donde no existieran fuerzas regulares de defensa, que influyera en el curso ulterior de la guerra, al tomar por vez primera una importante capital provincial relativamente cerca de Luanda, secuestrar un significativo número de rehenes entre colaboradores civiles de distintas nacionalidades y dirigentes locales, para trasladarlos a la base principal en Jamba, manipular la opinión pública internacional y ejercer presión sobre el gobierno de Angola.

El domingo 25 de marzo de 1984 a las 4.30 horas la UNITA abre fuego de morteros sobre puntos estratégicos de la ciudad al tiempo que avanza hacia el centro de la misma. Los cooperantes civiles cubanos portando fusiles AKM, junto a un grupo de angolanos pertenecientes a la Policía, la Seguridad y las Milicias portando fusiles G-3, M-52 y subametralladoras PPSH, se atrincheraron en tres posiciones diferentes: el grupo encabezado por el comisario José Francisco Ramos da Cruz y Filiberto Arteaga Pérez, jefe de la misión civil cubana, en los alrededores del Comité Provincial del MPLA; otro grupo en la Jefatura Provincial de la Policía desde donde se dominaba la margen norte del río Cambongo, dirigido por su jefe el mayor Víctor Acunha; y un tercer grupo en los exteriores de la Iglesia y el Palacio del Gobernador, próximos a la playa, bajo el mando del teniente coronel del MININT Juan Castillo Vázquez (Roger), asesor principal del Ministerio de Seguridad en esa provincia. Un total entre cubanos y angolanos de unos 460 hombres de los cuales un pequeño grupo de médicos cubanos se dedicó a curar los heridos.

Alrededor de las nueve y treinta de la mañana, después de más de cuatro horas de enfrentamientos, las fuerzas de la UNITA habían conseguido penetrar en unas tres cuartas partes de la ciudad y tomar el aeropuerto, pero no lograban quebrar los tres puntos de resistencia donde se encontraban los cubanos que continuaban batiéndose heroicamente. En esas difíciles circunstancias, cerca de las diez de la mañana, varios aviones caza Mig-21 (al parecer PF que eran los que estaban en Huambo) y helicópteros MI-8, de la MMCA, bombardean las posiciones de la UNITA, lo que obligó a sus efectivos a huir en desbandada, dejando abandonados más de 150 muertos y cargando decenas de heridos. Posteriormente una fuerza de la Brigada de Desembarco y Asalto (BDA), mixta, les cortan la retirada.

En total los cubanos tuvieron 9 muertos, 7 civiles y dos combatientes de la BDA y 21 heridos entre maestros y constructores.

Cuito Cuanavale y la ofensiva de 1988

En Cuito Cuanavale desde enero a marzo de 1988, se decidió la suerte de la guerra de Angola y se marcó decisivamente la historia africana. Al decir del ya desaparecido y prestigioso líder del ANC, Oliver Tambo, la Batalla de Cuito Cuanavale fue el Waterloo del apartheid. Allí las FAR con sus MiG-21 y 23 jugó un papel significativo. Durante toda la batalla un escuadrón de MiG-12bis actúa intensamente desde Menongue, a 200 km de Cuito, destruyendo blindados, artillería y tropa enemiga, realizando más de 1000 vuelos de combate durante la batalla. La “victoriosa” SAAF surafricana con todas sus reclamaciones de fantasiosos derribos de aeronaves cubanas, no puede proteger a sus tropas que se ven obligadas por los MiGs 21/23 a moverse sólo de noche y enmascararse muy bien de día.

De enero a marzo de 1988 los MiG-21 y 23 cubanos cumplen 1.283 misiones de vuelo, realizando 722 misiones de bombardeo y 561 misiones de cobertura aérea, arrojan 358 t de bombas y 4.000 cohetes C-5KO, además de otras municiones, causando inmensas pérdidas en hombres y equipos. Al ser detenidos los sudafricanos en Cuito e iniciar las fuerzas cubanas el avance por el suroeste hacia la frontera Namibia, este estaba cubierto por 80 MiG-21/23 y una formidable fuerza anti aérea que incluía desde artillería de tubo de pequeño calibre ZSU-23-2, y 23-4 (Shilkas), hasta modernos sistemas coheteríles antiaéreos sobre orugas 2K12, y complejos Volga y Pechora, para interrumpir cualquier variante de vuelo de los pesados aviones Buccaneer o Camberra, presumiblemente los únicos que podían transportar algún tipo de artefacto, nuclear antes de que cumplieran su objetivo, pero ni estos ni los ligeros Impala ni los Dassault Mirage F1 de la SAAF sudafricana aparecen en el frente sino raramente, la superioridad aérea estaba ganada por la FAR, el día 26 de marzo un cohete 3M9-M3 de un complejo 2K-12 (SAM-20) derriba un cazabombardero Impala. La victoria cubana se hace tangible al llegar el ejército cubano a la frontera con Namibia y golpear los MiG-23 Calueque el 27 de junio de 1988. Lo cual cambia definitivamente el rumbo de las negociaciones al sentir los sudafricanos la presión militar cubana con tropas lista a entrar en Namibia si hubiera sido necesario.

Combates aéreos

En Angola el primer combate aéreo de la guerra fue planificado en detalle por la SAAF, a los efectos de asestar un golpe de efecto propagandístico que subiera la moral de la UNITA y sus propias tropas, bastante deteriorada a raíz de todos los fracasos desde mediados de los 70. El 6 de noviembre de 1981 los radares cubanos detectan una pareja de Mirage F1CZ, que penetra en Angola y volaba directo a la base aérea de Lubango. La pareja de MiG-21MF de guardia, despega a su encuentro buscando interceptarlos y cuando los MiG-21 se disponen a disparar sus misiles en las colas de los Mirage, éstos inician maniobras evasivas perdiendo altura. En ese momento se aparecen tras los dos MiG-21MF otra pareja de Mirage emboscados a baja altura, fuera de la detección de los radares, y abren fuego de cañón por sorpresa.

El MiG-21MF del teniente Danacio Valdés que ejercía como número es dañado por las ráfagas de 30 mm del mayor Johann Rankin, y tiene que catapultarse, mientras que el otro sale ileso y aterriza en Lubango mientras los cuatro Mirage se retiran hacia Sudáfrica. Esta fue la única pérdida en combate aéreo en toda la historia de la aviación cubana, pues en el otro único encuentro entre MiG-21 y F1CZ ninguna de las partes derriba a la otra y pese a que la SAAF otorgó a bombo y platillo otra victoria inexistente a su fuerza, se cuidó muy bien de no comprometerse en combates aéreos sobre Angola dedicándose a poner emboscadas tal y como la del suceso o cuando Cangamba, pero la Fuerza Aérea cubana no volvió a caer nunca más en ninguna.

Acrónimos

Varios MiG-21Bis soviéticos (luego rusos) ya retirados del servico.

Olivo: Desde 1977 la misión de las tropas cubanas en Angola como contención a invasiones de Sudáfrica, se basificaron en una línea de defensa que cubría de oeste a este Mozámedes, Lubango, Mátala, Menongue y Yamba. Sin embargo se atendió la petición angolana de apoyo a sus tropas en la lucha contra las guerrillas de la UNITA apoyadas por los sudafricanos y se puso en marcha la operación Olivo que consistió en la selección en Cuba de oficiales de las FAR y de las milicias veteranos de la lucha contra bandidos de los años 60 para junto a los mejores soldados participar con configuración semi irregular en operaciones de contra guerrilla junto a las BIL angolanas.

BIL: Brigadas de Infantería Ligera. Unidades angolanas creadas al efecto de la lucha contra el enemigo interno en condiciones semi irregulares inspiradas en las unidades de la LCB cubanas de los años 60, muchos de los oficiales y combatientes de esta última en arreglo a la operación Olivo asesoraron en el entrenamiento de las mismas.

Véase también

Fuentes

  • Discurso pronunciado por el comandante Fidel Castro Ruz, en el acto de recibimiento a once pescadores secuestrados, el 19 de mayo de 1970.
  • Acig.org. Investigaciones sobre la guerra aérea y las fuerzas aéreas desde 1945. (2007, junio). Disponible en: www.acig.org
  • Aviación mundial. (2007, mayo). Disponible en: www.suchoj.com
  • Aviones militares modernos. (2007, mayo). Disponible en: www.europa1939.com
  • Aviones militares modernos. Obtenido en el mes 5 de 2007 desde: www.telcom.es
  • Báez, L. (1996). Secretos de Generales. La Habana. Editora Política de las FAR
  • Campos Perales, Tte Coronel Pedro. (2006) “Victoria al sur de Angola”. Casa Editorial Verde Olivo. Ciudad de La Habana
  • Carreras, E.(1995). Por el dominio del aire. La Habana. Editora Política de las FAR
  • Diez Acosta,. Tomás. (2008). "Octubre de 1962: A un paso del holocausto". Editora Política. Ciudad de La Habana
  • "El fabuloso MiG-21"Fishbed", el caza de los cinco continentes. Obtenido en el mes 4 de 2007 desde: http://members.tripod.com
  • El Mirage F-1. http://es.wikipedia.org
  • Fighter Mig-21 Fishbed. www.enemyforces.com
  • Gleijeses, P. (2007). Misiones en Conflicto. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales
  • Gleijeses, P. Risquet, J. Remirez, F. (2008). Cuba y África, historia común de lucha y sangre. La Habana. Editorial de Ciencias Sociales.
  • "Las armas de la victoria. Tecnología soviética en las FAR" Libro por publicar del autor.
  • Los misiles MATRA en los Mirages F1CZ. www.saorbats.com.ar
  • Martín Blandino, J. (2006). Cangamba. Ciudad de La Habana. Casa Editorial Verde Olivo
  • Rougeron, Camille. “Enseñanzas de la guerra de Viet Nam”. Revista El oficial. Año 4 no 3 de 1970
  • Martínez Ochoa, Mayor Walfrido. “El MiG-21”. Revista RTM de las FAR. Año 13 no 1 de 1985
  • Mikoyan Gurievich MiG 21. http://es.wikipedia.org