Ministerio de Educación Superior

De EcuRed
MES
Información sobre la plantilla
Ministerio
Datos generales
Nombre:Ministerio de Educación Superior
Siglas o Acrónimo:MES
Año de creación:Julio de 1976
Otros datos
Ministro:Rodolfo Alarcón Ortiz
Ministro anterior:Miguel Díaz Canel Bermúdez
Sede oficial:Calle 23 esq. F #565. Plaza de la Revolución. La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Sitio web
Sitio Oficial del MES

Ministerio de Educación Superior. Institución encargada de dirigir la Educación Superior en Cuba, con el objetivo de aplicar la política educacional en el nivel de la enseñanza superior y dirigirla metodológicamente.

Contenido

Creación

El Ministerio de Educación Superior, se creó en julio de 1976.

Objetivos y funciones

  • Dirigir metodológicamente la formación integral de los estudiantes universitarios del país, que garantice en los mismos una sólida cultura político ideológica y social humanística y una elevada competencia profesional, para defender la Revolución en el campo de las ideas y cumplir cualquier tarea que se les encomiende. Responder directamente por los resultados de este proceso de formación en los centros de educación superior adscritos al Ministerio de Educación Superior.
  • Proponer la creación, fusión y extinción de carreras, así como aprobar los planes de estudio de las mismas en todos los centros de educación superior, de acuerdo con lo establecido para las carreras que desarrollan los diferentes organismos de la administración central del estado. Aprobar la apertura de carreras cuando estas sean de perfil diferente al aprobado para el centro de educación superior, en correspondencia con la política existente y considerando las opiniones de los Organismos de la Administración Central del Estado.
  • Dirigir y controlar la formación académica de postgrado y, en coordinación con los Organismos de la Administración Central del Estado, los Gobiernos de los territorios, las Asociaciones de Profesionales y las Organizaciones Políticas y de Masas, la superación continua de los profesionales universitarios.
  • Desarrollar la investigación científica como elemento consustancial de la educación superior, en coordinación con el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, potenciando los recursos humanos y materiales existentes en las instituciones y centros de investigación pertenecientes al Ministerio de Educación Superior.
  • Promover, difundir y encauzar la influencia e interacción creadora de los centros de educación superior con la vida social del país, mediante la extensión de la cultura universitaria.
  • Dirigir y controlar la preparación y superación de los cuadros y sus reservas, en coordinación con los Organismos de la Administración Central del Estado y los Gobiernos territoriales, acorde con la política trazada por el Gobierno.
  • Proponer al Gobierno la creación, fusión y desactivación de los centros de educación tradicionales y virtuales.
  • Dirigir y controlar el sistema de ingreso a la educación superior, acorde con la política trazada por el Gobierno y oído el parecer de los Organismos de la Administración Central del Estado.
  • Promover y controlar la introducción de técnicas avanzadas de dirección en los Organismos de la Administración Central del Estado y los Consejos de Administración Provinciales, acorde a la política trazada por el Gobierno.
  • Coordinar y controlar la actividad de atención a los estudiantes universitarios extranjeros en Cuba, de acuerdo con la política del Gobierno y en coordinación con los Organismos de la Administración Central del Estado.
  • Dirigir y controlar el sistema universitario de programas de acreditación para las instituciones de la educación superior y los procesos que en ellas se desarrollan.
  • Proponer la política general con relación a las categorías docentes en la educación superior y establecer las reglamentaciones para la aplicación de las mismas.

Ministerio

El Consejo de Estado acordó liberar a Juan Vela Valdés de sus responsabilidades como Ministro de Educación Superior, luego de reconocerle el esfuerzo realizado en esa labor.

A propuesta de su Presidente, previa consulta con el Buró Político del Comité Central del Partido, el Consejo de Estado acordó igualmente promover para el cargo al compañero Miguel Díaz Canel Bermúdez, miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Cuba.

El compañero Díaz Canel se graduó en 1982 como Ingeniero en Electrónica, momento en que se incorpora a las FAR hasta 1985. A partir de abril de ese año se desempeñó como profesor en la Universidad Central de Las Villas y en 1987 pasó al trabajo profesional de la UJC en dicho centro universitario, sin dejar la docencia. Luego cumplió misión internacionalista en Nicaragua y, a su regreso, en 1989, ocupo distintas funciones en esa organización juvenil hasta el cargo de primer secretario del Comité Provincial en Villa Clara.

En 1993 es destinado al trabajo del Partido y un año después es elegido Primer Secretario del Comité Provincial en dicha provincia central, en el que funge hasta el 2003, cuando fue electo para igual cargo en la provincia de Holguín, el que ocupó hasta el pasado mes de abril.[1]

Educación Superior en Cuba

Inicios de la Educación Superior en Cuba

La educación superior comienza en Cuba al fundar la Orden de los Padres Dominicos, el 5 de enero de 1728, la Real y Pontificia Universidad de San Gerónimo de La Habana, verdadera Alma Mater de todos los centros de educación superior que existen hoy en el país. Nacida en una época en que estaba asentado en la Isla el poder de la España colonial, no podía escapar de las características de su momento, en que hasta las grandes universidades europeas se hallaban en su más bajo nivel.

Desde fines del siglo XVIII ilustres cubanos comenzaron a luchar por reformar y modernizar los estudios universitarios en Cuba. Hombres como el Padre Félix Varela -prácticamente el iniciador de una corriente de relaciones profundas entre el ideario cultural del país y su quehacer político y revolucionario que se mantiene hasta estos días- comprendieron que la enseñanza universitaria que se ofrecía no podía dar respuesta a las transformaciones que necesitaba el país.

Los afanes del Padre Varela y de otros muchos a todo lo largo del siglo XIX, no obtuvieron resultados, entre otras razones, por la manifiesta hostilidad del gobierno español hacia la Universidad, muchos de cuyos estudiantes y profesores participaron activamente en las guerras independentistas.

Justamente con el inicio del siglo comienzan las llamadas "reformas de Varona", cuya dirección estuvo a cargo de Enrique José Varona, destacado educador e intelectual, quien, advirtiendo que la Universidad se había encerrado en un círculo demasiado estrecho para las exigencias de la vida moderna, señaló la necesidad de que los estudios universitarios estuvieran más a tono con los requerimientos de la nación, y de formar, entre otros, agrónomos e ingenieros; de tener una enseñanza práctica y experimental; de aumentar el número de estudiantes y de profesores; ideas que tampoco pudieron prosperar en aquella sociedad neocolonial

Ya en los primeros años de la década del 20, era evidente que para hacer una universidad nueva hacía falta algo más que meras palabras. Por ello, los ecos de la Reforma de Córdoba (Argentina, 1918) encuentran rápida y efectiva respuesta en los universitarios cubanos, entre ellos en Julio Antonio Mella, fundador de la Federación Estudiantil Universitaria, cuya aguda visión le hizo comprender que no era posible la revolución universitaria si no se hacia primero la revolución social.

Pocos cambios tiene la universidad en las décadas siguientes en el plano académico, aunque desempeña un importante papel en las luchas sociales y políticas de esos años.

La creación de la Universidad de Oriente en 1947 y de la Universidad Central de Las Villas en 1952, añaden nueva tónica a la vida universitaria del país. Se ha señalado que los rasgos comunes que caracterizaban a estas tres universidades estatales eran su matrícula, que apenas rebasaba los 15 000 estudiantes; su estructura de carreras, en las que predominaban las de humanidades en detrimento de otras ramas de la ciencia, y el contenido obsoleto y las formas y métodos de enseñanza pasivos y memorísticos que practicaba una parte del claustro y de los que estaba ausente, salvo aislados casos excepcionales, el trabajo de investigación científica de profesores y estudiantes.

Revolución en el Poder

Desde el mismo Triunfo de la Revolución, en enero de 1959, fue declarado el carácter gratuito y democrático de la educación en Cuba, lo que significa que todos, independientemente de su raza, sexo, credo religioso o procedencia social, tienen acceso a la educación, y que el Estado garantiza la escolarización de todos los niños y jóvenes en edad escolar y brinda múltiples facilidades a los jóvenes y adultos que están en disposición de continuar estudios especializados y superiores.

En enero de 1962, el Gobierno Revolucionario realiza la Reforma Universitaria, importante momento histórico que permite determinar las tendencias en el desarrollo de la educación superior en Cuba en estos años, y mediante la cual, entre otros aspectos, se modificó el régimen de gobierno universitario, se reorganizó la estructura de las universidades, se inició el desarrollo de la investigación científica, y se crearon muevas carreras. Además, se fundó el sistema de becas universitarias, cambió la estructura de la matrícula según las necesidades del país, y se estableció la relación del estudio con el trabajo, principio básico de la educación cubana que está presente en todos los niveles del Sistema Nacional de Educación.

En los doce años que van del curso 1959-1960, en que triunfa la Revolución, al 1970-1971, la matrícula en las universidades creció en 10 mil estudiantes, mientras que en los siguientes 10 años, el crecimiento fue de 155000.

En Noviembre de 1972, se crea el Centro Universitario de Camagüey, que pasaría a ser Universidad en Mayo de 1975; siendo así, la primera Universidad creada por la Revolución.

Por estos primeros años surgen y se desarrollan los cursos universitarios para trabajadores, y posteriormente entre los años 1972 y 1976 se crea un número significativo de filiales y sedes universitarias, dependientes de las 3 universidades, con el objetivo de extender la educación superior a diferentes regiones del país. Estas filiales y sedes universitarias se irían convirtiendo en centros de educación superior independientes.

Principios de la formación de profesionales en Cuba

La formación de profesionales en Cuba está basada en cuatro principios fundamentales:

  1. Currículo de amplio perfil donde se ponen de manifiesta dos ideas rectoras:
    1. La unidad entre la instrucción y la educación
    2. El vínculo entre el estudio y el trabajo
  2. La educación continúa en todas las áreas del conocimiento
  3. La investigación como parte integrante de la misión de la universidad
  4. La extensión universitaria como un proceso del quehacer universitario

Editorial Universitaria

La Editorial Universitaria (EDUNIV) es la editorial del Ministerio de Educación Superior basada en el trabajo colaborativo y en el acceso abierto de sus publicaciones. Es una editorial exclusiva para formato electrónico que brinda acceso abierto en Internet a su producción. Creada el 24 de noviembre de 1996 con el objetivo de divulgar la producción científica, técnica y educativa de los profesores, investigadores y estudiantes de las Universidades cubanas. Dispone de un portal, disponible en la dirección http://revistas.mes.edu.cu y mantiene la Biblioteca Virtual de la EcuRed.

Red Nacional Universitaria

La Red Nacional de Datos del Ministerio de Educación Superior (RedUniv).Es una institución de Referecia Nacional.Está constituída por las Redes de Datos de las Universidades e Instituciones pertenecientes al Ministerio de Educación Superior de Cuba así como por la infraestructura de comunicaciones que las enlazan con un Nodo Nacional.Dispone de un portal, disponible en la dirección http://www.reduniv.mes.edu.cu/

Universidades y Centros de Investigación del MES

Referencias

  1. Nota publicada el 8 de mayo del 2009 en la edición digital de Juventud Rebelde

Fuentes