San Miguel del Padrón

De EcuRed
Municipio San Miguel del Padrón
Información sobre la plantilla
Municipio de Cuba
Ubicación de San Miguel del Padrón.JPG
Ubicación de San Miguel del Padrón.JPG
EntidadMunicipio
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaLa Habana
 • Fundación1660
Superficie 
 • Total25.7 km²
Población 
 • Total158 525 hab.
 • Densidad6 168,3 hab/km²

La Virgen del Camino (escultura)

San Miguel del Padrón es uno de los quince municipios que integran la Provincia La Habana. Se ubica geográficamente al Sur- sureste de la Bahía de esta provincia. El área norte del municipio se debate entre los ríos Luyanó y Martín Pérez que desembocan en la ensenada de Guanabacoa, de la propia bahía.

Contenido

Orígenes

Asentamientos aborígenes.

Como resultado de las investigaciones realizadas en los últimos años se ha podido comprobar que en la zona norte entre los ríos Luyanó y reparto Martín Pérez y áreas aledañas existieron asentamientos aborígenes. Historiadores y estudiosos de la materia hacen importantes aseveraciones al referirse al tema.

El historiador Gerardo Castellanos plantea que"... hay soplos de que existieron comarcas con colonias sedentarias: por Tapaste; Jibacoa, la Costa Sur “... y de modo preciso alrededor de La Habana y del otro lado de la bahía por los ríos y arroyos Luyanó, Martín Pérez y Cojimar, en lo que después fue Guanabacoa.

Gerardo Castellanos, describe los alrededores de El Luyanó diciendo: "La zona resulta edénicamente adecuada para la vida primitiva, debido a su proximidad al puerto habanero y a la costa Norte, donde abunda la pesca...la extensión y lozanía de sus bosques,la fertilidad de la tierra propicia a todos los cultivos, corrientes fluviales de pequeña fuerza, pero muy beneficiosas a la salud...los indios tenían donde escoger y usar a su gusto".

Fernando Ortiz y Ernesto Segeth en "Historia de la Arqueología Indocubana"señalan un asentamiento de indios de raza "indefinida a orillas del riachuelo Martín Pérez, que desemboca en la ensenada de Guasabacoa y al puerto de La Habana. Esta corriente es soluble y de corto curso por entre un pequeño valle, en las que abundan las lisas".

Por otra parte Fernando Ortiz asegura que de San Miguel "...solo se tienen algunos esporádicos hallazgos de hachas petaloides" ... y "otros utensilios de piedras de uso dudoso"depositados en el Museo Montané de la Universidad de La Habana.

Manuel Pérez Beato,"da como localidades en que preferentemente se establecieron los indios en la villa una que comprendía la parte del actual barrio de Los Sitios y otras la cercanía del río Luyanó.”

Por su parte Fernando Ortiz describe los alrededores de Martín Pérez diciendo: "...su desembocadura es cenagosa y estuvo antaño cubierta de manglares. Sus llanos contornos son tierras propicias al cultivo y dicen que estuvo tupida de bosques."

Estos argumentos demuestran que se puede considerar la posibilidad de que existieran asentamientos aborígenes en las márgenes de los ríos Luyanó y Martín Pérez por las favorables condiciones existentes en aquella época: tierras fértiles, abundante agua potable, la proximidad a la costa y con fácil acceso a ella, los ríos y la abundante vegetación, propiciaron la caza, la pesca y resguardo seguro a los primeros habitantes.

No existen evidencias materiales que demuestren que grupos de aborígenes vivieron en estos contornos, pues las muestras encontradas y depositadas en le Museo Montané de la Universidad de La Habana, según Fernando Ortiz, hoy parecen extraviadas.

El caserío se encontraba al sur de la Bahía de La Habana junto al Camino General de la Isla, tomó su nombre del Ingenio San Miguel y de la capilla con la advocación al santo del mismo nombre, aunque no se ha podido determinar en que momento se le empezó a denominar "del Padrón".

La aldea de San Miguel contó con una pequeña plaza natural junto a la iglesia, un trazado irregular y un corto número de construcciones, 7 en total, de madera y guano. En sus inicios recibió las aguas potables directamente del manantial llamado fuente del Potosí, situado en el mayorazgo de Antón Recio.

Hasta el presente no se han encontrado datos precisos sobre la ubicación del Ingenio, ni sobre las dotaciones de esclavos que poseía.

Las noticias que se tienen están dadas por el testamento de San Antonio de Heredia dueño del ingenio de San Miguel, donde hace referencia a que este ya existía por lo menos desde mediados del siglo XVII y que deja de existir en el primer cuarto del siglo XVIII, según refiere el historiador Manuel Pérez Beato.

En 1670 la  iglesia fue declarada auxiliar de la de Guanabacoa, que era con
temporánea. En 1745 fue erigida en parroquia autónoma y contaba con un cementerio, Estaba  Deteriorada y no se reconstruyó, hasta 1830.

El 11 de junio de 1820, se creó el ayuntamiento constitucional, de ésta forma y por espacio de 3 años la  localidad se convirtió en municipio independiente,  capaz de regir su destino político y civil, a partir de 1824 volvía a ser San Miguel un partido rural perteneciente a Guanabacoa y en la segunda mitad del siglo XIX se convierte en partido judicial.

Limites

Limita al Norte con el municipio Regla, sirviendo para ello la Vía férrea de Ferrocarriles Nacionales; al Sur, con el municipio de Cotorro, a través de la autopista denominada Primer Anillo de La Habana; al Este, con el municipio de Guanabacoa, siendo la Autopista Nacional (conocida comúnmente como 8 Vías), la línea imaginaria que actúa de frontera y al Oeste con los municipios Arroyo Naranjo y Diez de Octubre, con el derrotero de la vía férrea La Habana- Güines. Todos los municipios limítrofes son de la propia provincia de Ciudad de La Habana.

Extensión y cantidad de habitantes

Tiene una extensión territorial de 25,7 kilómetros cuadrados y una población de aproximadamente de 155 692 habitantes, de ellos 74 939 son hombres y 80 753 mujeres.

La densidad demográfica alcanza los 5 655 habitantes por kilómetro cuadrado. Es el séptimo municipio en superficie y el sexto más poblado.

El municipio cuenta con una superficie poblacional constructiva de 17,25 kilómetros cuadrados, lo que representa un 67,24% del total del territorio, el resto, corresponde a una superficie poblacional no constructiva, o sea 8,25 kilómetros cuadrados, lo que representa el 32,36% de la superficie total del municipio.
Población.JPG
Población.JPG


Como principales vías urbanas del territorio encontramos la Calzada de Güines o Carretera Central, la Calzada de San Miguel, la Vía Blanca, la Autopista Nacional y la Calzada de Guanabacoa.


Religiones cristianas y populares cubanas presentes en San Miguel del Padrón.

Religiones cristianas protestantes

La obra bautista se estableció en Cuba en la década del 80 del siglo XIX, por iniciativa de Alberto de Jesús Díaz Navarro, patriota cubano, capitán del ejercito mambí que fue bautizado el 26 de noviembre de 1882 en Nueva York. Él fundó la primera iglesia bautista cubana, instruyó a los primeros pastores y ganó a los primeros miembros nominales. Entre los obreros dirigidos por Díaz estaba Francisco Pérez Bueno, quien predicó el evangelio en varias iglesias y estaciones desde 1886, año en que le fue otorgada la licencia que lo autorizaba a divulgar las doctrinas cristianas. Trabajó intensamente en San Miguel del Padrón fundando, en 1889, la primera iglesia bautista de esta localidad, en el poblado de San Miguel donde vivía con su esposa. Allí también, creó una escuela diurna con más de 50 alumnos y 2 nocturnas, una para hombres, y otra para mujeres; en ella ofrecía instrucción bíblica doctrinal y los conocimientos elementales que debía adquirir todo individuo, cubriendo hasta donde le fue posible, una de las necesidades más grandes de la población, la educación gratuita.

Estableció casas de oración en el poblado de San Miguel en 1892 y en San Francisco de Paula en ese mismo año, para esto tuvo que solicitar permiso a la alcaldía de Guanabacoa.

En julio de 1890 quedó inaugurado el cementerio bautista de San Miguel del Padrón, en la finca “El pueblo” de San Francisco de Paula. La solicitud para su instalación la hizo el reverendo Alberto de Jesús Díaz, esto mostraba el interés de consolidar la obra en este territorio, ya que existía un grupo de personas en esta localidad que pertenecían a esa denominación. El cementerio ofreció sus últimos servicios entre 1896 y 1898, cerró por causa de la guerra y por la presión de la iglesia católica. En 1895, Bueno marchó hacia los Estados Unidos, al reiniciarse la guerra de independencia, allí continuó trabajando, pero al regresar no atendió más la obra en San Miguel, la situación generada por la guerra impidió que la obra continuara extendiéndose.

Durante los primeros años de la república neocolonial, se recibió el mensaje evangélico de forma esporádica, hasta que, en 1918, se estableció una misión de la iglesia bautista “El Calvario”, en Jacomino. Esta se convirtió en iglesia el 21 de abril de 1921, fue fundada por Luciano J. Marín y estuvo en varios lugares hasta que, en 1923 ó 1924, se ubicó en el lugar que ocupa hoy en la calle Vista Hermosa. En 1958 ,se estableció una misión en el reparto Luyanó Moderno la cual se convirtió en iglesia en 1970.También, a finales de 1958 se crea una misión de la iglesia “El Calvario” en el Diezmero pasando la misma a iglesia en 1979.

Religiones populares cubanas

En el municipio se encuentran presentes La Regla de Ocha o Santería, la Regla de Palo Monte y Sociedades Abakúa, desde el siglo XIX, aunque ésta última se desarrolla a partir del siglo XX.

Los creyentes de estas religiones culturales afrocubanas de San Miguel del Padrón, se relacionan con practicantes de otros municipios de Ciudad de La Habana, fundamentalmente Guanabacoa y Regla. Estas religiones están muy arraigadas, formando parte de las tradiciones de nuestro pueblo.

La Santería es la más propagada en todos los barrios, encontrándose más de 50 casas - templos y más de 20 babalawos, estos últimos en su mayoría con nivel universitario, las restantes también poseen una gran cantidad de creyentes. Estas religiones se manifiestan actualmente manteniendo las características propias de estas expresiones folklóricas, y han influido en las diferentes manifestaciones artísticas de nuestra localidad; revitalizando así las raíces culturales.

Características

Clima

Es cálido y agradable con temperaturas de 28,9 grados las máximas y 21,4 grados las mínimas. La humedad relativa es del 78%. El promedio de lluvia es de 146 milímetros. La presión atmosférica es de 1015,2 hectorpascal.

Relieve

El municipio forma parte del contexto geográfico de Occidente y está incluido en el grupo de las Alturas Habana-Matanzas. La elevación más prominente es “La Prosperidad” en San Francisco de Paula con 125 metros sobre el nivel del mar.

Hidrografía

La hidrografía del territorio se caracteriza por algunos ríos de poco caudal. El río Luyanó nace en los límites de San Miguel con el Cotorro, tiene 13 kilómetros hasta su desembocadura y siete afluentes. El Martín Pérez, otra de las corrientes fluviales del municipio, nace en las Alturas del Diezmero y tiene 7 kilómetros de longitud; ambos desembocan en la Bahía de La Habana.
Dos cuencas hidrográficas bordean al municipio, la cuenca de Martín Pérez por el este con una extensión de 13,67 kilómetros y la cuenca del río Luyanó por el oeste con 28,42 kilómetros. El sur de La Prosperidad pertenece a la cuenca del río Almendares; la porción este de San Francisco de Paula pertenece a la cuenca hidrográfica del río Cojimar.

Vegetación

La vegetación esta formada por especies foráneas y abundan la Palma Real, la Ceiba y árboles frutales.

Fauna

No se han hecho estudios al respecto, pero predominan los animales domésticos y las crías de aves de corral, cerdos, chivos y otros.

Principales Centros Económicos.

Planta Motores TAÍNO, Empresas: Sergio González, Enrique Varona, Ruiz Aboy, Miguel Saavedra y Proyectos, Empresa de Envases Metálicos Luis Melián, todas del Ministerio de la Industria Sideromecánica (SIME); Combinado Industrial Juan Milián, y Empresa de Aseguramiento del Cemento del Ministerio de la Industria Básica (MINBAS), y Bases de Transporte de Carga por Camiones.

Centros Científicos

ICIDCA (Instituto Cubano de Investigaciones de Derivados de la Caña de Azúcar). CICMA (Instituto de Investigaciones de Construcción de Maquinarias) Motores TAÍNO. (Investigaciones del Transporte) Isaac del Corral (Centro de investigaciones de Mineralogía) Instituto de Geología y Paleontología. CEDIC (Centro de Desarrollo de Investigaciones del Calzado).

Salud

La situación de la salud pública en la etapa colonial,no difería en lo absoluto, del panorama que presentaba el sistema educacional del país. Las pésimas condiciones de vida de la mayor parte de la población,los caminos de tierra que se hacían intransitable en épocas de lluvias,junto a las pocas condiciones de salubridad que tenían las casas fueron causas que agravaron el estado de la salud pública y las desencadenantes de epidemias que causaron grandes estragos en la población.A estos factores debemos sumar la ignorancia y desconocimiento de una buena parte de la población que junto a la despreocupación del gobierno español de la isla y el incumplimiento de los preceptos de la higiene pública hacían depauperante el estado de la salud en Cuba.

Debemos señalar que San Miguel del Padrón careció de servicios médicos propios durante el período colonial Las personas que necesitaban asistencia médica eran conducidas a los hospitales de la capital o al de la Villa de Guanabacoa. Sólo en caso de azotes de epidemias venía el médico a nuestra localidad.

En 1852 una epidemia de Cólera no solo invade a La Habana sino a todo el país, ante esta crítica situación debido a la escasez de recursos, y temiendo que la epidemia causara males mayores fue implantado un hospital provisional en el caserío de San Miguel del Padrón para atender a los enfermos de los territorios aledaños. Epidemias como el cólera, la fiebre amarilla, la viruela y otras sacudieron al país a lo largo delSiglo XIX,causando grandes estragos en la población. Por parte de las autoridades sanitarias se adoptó la medida de aplicar las vacunas de forma simultánea en toda la población como único medio de eliminar las epidemias.

El 18 de febrero de 1865 fue nombrado un vacunador para el partido de San Miguel, Licenciado Juan Nepomuceno Pelosa. Realizar esta encomienda no resultó fácil,unos por mala fe, y otros por ignorancia se negaron a aceptar la vacuna. En los lugares más alejados de la capital la situación fue peor, pues ante la presencia del vacunador o médico, familias enteras se internaron en la manigua como ocurrió en 1888 en el poblado de San Miguel en que el Gobierno General de la Provincia le participó al Alcalde del poblado, '“... que no habrá ningún inconveniente en que se permita el regreso a sus hogares a las familias que lo habían abandonado por la epidemia variolosa, por el solo hecho de no haberse vacunado..."'

Durante el gobierno interventor el presupuesto asignado para todo el Territorio Municipal de Guanabacoa por el concepto de sanidad fue de 2,000.00 pesos. Este presupuesto resultaba insuficiente para cubrir las necesidades, por lo que siempre se veía afectado el salario de los médicos y el pago del alquiler de las casas que servían como consultorios. Según cálculos de la Alcaldía Municipal de Guanabacoa, en el primer trimestre de 1899, se adeudaban 6,708.00 pesos por los conceptos de sanidad y beneficencia.

No es hasta las primeras décadas del Siglo XX que se establece por primera vez en el territorio de San Miguel del Padrón el servicio médico.

El 1ro de julio de 1901, tomó posesión del cargo de Médico Municipal para el poblado de San Miguel del Padrón, el Dr. Ramón L. Regina Carbonell que estableció su consultorio en una casa del pueblo.

En 1910 se estableció la primera Casa de Socorros en el caserío El Luyanó casi junto al río del mismo nombre, a solicitud de los vecinos de la zona, que brindó servicios a los poblados cercanos como Jacomino, Martín Pérez, San Miguel, El Lucero, San Francisco de Paula y a los de los incipientes repartos que se fueron formando en el territorio.

El 5 de julio de 1911, se graduó en la Universidad de La Habana, el primer doctor en Medicina Veterinaria en la localidad nombrado Emilio Cabrera Mesa.

En 1914 fue construido en la finca "Los Ricos" de Jacomino, el primer asilo del territorio, destinado a los ancianos chinos con el nombre de "Chung Wa", financiado durante el período neocolonial por la Colonia China de La Habana y la República de China.

En 1924 fue establecida en la calzada de San Miguel una Quinta de Salud Centro Balear, por el Dr. Méndez Capote, clínica privada que beneficiaba exclusivamente a los españoles y sus descendientes. En1938, fue vendida a un grupo de jóvenes médicos que establecieron la Cooperativa Médica de Dependientes también para asociados que debían pagar una mensualidad de 3 .00 pesos. Esta institución contaba con tres pabellones llamados Ibiza, Menorca y Mallorca nombres estos de la Islas Baleares donde radicaron cinco salas de ellas, tres clínicas, una de cirugía, una de ginecología y un pabellón de infecciosos. Se brindaron servicios de ginecología y obstetricia, otorrinolaringología, de la piel, vías respiratorias, cardiología, ortopedia, medicina general, pediatría. Las consultas externas se realizaban en un edificio en la calle Reina al igual que los servicios estomatológicos. Además de contar con modernos equipos de rayos X, laboratorios, ambulancias para el servicio de sus pacientes y un salón de operaciones.

En 1941, la señora Isabel Comesañas, donó un terreno de su propiedad para La construcción de la nueva Casa de Socorros para el barrio de San Miguel del Padrón situado en la calzada de Güines esquina a Otero, en Jacomino. Esta Casa de Socorros fue inaugurada el 21 de junio de 1942, siendo Alcalde Municipal José Villalobos. Contaba entre otros departamentos con una sala de curaciones, una ambulancia, farmacia, gabinete dental, salón de recibo, excelente instrumental quirúrgico, cinco médicos, una comadrona, un dentista, un práctico de farmacia y tres alumnos. Los servicios de esta Casa de Socorros se brindaban durante todo el día hasta las 12 de la noche, quedando siempre el personal necesario para cubrir cualquier emergencia, se realizaban además visitas domiciliarias.

Aquí fungió como Jefe Médico Administrativo desde su creación el Dr Tomás Tuma Iza, médico ejemplar y protector de los pobres. Graduado en 1940, ejerció durante 12 años su ministerio en este lugar. En Blanchi No.5 estableció su consultorio particular.

"De su peculio personal pagaba las medicinas de sus enfermos y cuando por alguna razón era imposible hospitalizar a falta de cama en los hospitales de La Habana a algún paciente suyo, el consultorio se transformaba en clínica, los muebles se convertían en camas y aquel hospital improvisado comenzaba a funcionar bajo las pupilas avizoras y fraternales del Dr.Tuma.”

A partir de la década de 1940 comenzaron aparecer algunas farmacias en el territorio, así como algunos consultorios privados, que en cierta medida suplieron la ausencia de un adecuado servicio médico costeado por el gobierno. Debemos señalar que los pocos servicios médicos existentes, estaban concentrados en la zona Norte del territorio, en los demás núcleos de población la atención médica no llegaba. En la Casa de Socorros eran atendidas las barriadas de Jacomino, Guardiola, Rocafort, Los Ángeles, Martín Pérez, Juanelo, La Fernanda, El Lucero, Diezmero, San Francisco de Paula y el resto de los repartos que se crearon. No obstante se hicieron algunas gestiones por diferentes asociaciones de vecinos para suplir estas necesidades, así surgen en la década del 30, el Patronato antituberculosos Granchel, situado en la carretera de San Miguel con un asilo de lactantes nombrado posteriormente Rafael de Cárdenas con carácter provincial para hijos de padres tuberculosos, niños huérfanos de madre y niños cuyos padres no tenían medios de subsistencia.

El 14 de junio de 1953 se aprobó la creación de la Unidad Sanitaria en el Edificio No.4 del Barrio Obrero, se habilitó con una cama y una mesa de curaciones. A propuesta del Dr. Martínez Soler se aprobó la emisión de bonos de contribución espontánea para el gasto de este fin; se estableció además un Dispensario Médico Dental con dos estomatólogos que atendieron gratuitamente a la población.

En la década de 1950 surgieron otros consultorios médicos como el del Dr.Wilfredo Fernández, sito en Perkins entre Fernanda y Central, La Fernanda, que brindo gran ayuda a los revolucionarios de San Miguel del Padrón y al pueblo, ya que este fue uno de los jefes del Movimiento 26 de julio en el territorio. El Instituto Médico Asociado, en Calzada de San Miguel entre 1ra y 2da, La Rosalía, que agrupaba a un reducido grupo de galenos, que atendían de algún modo a la población, pues su verdadero propósito fue recepcionar a los compañeros del P.S.P. para la lucha revolucionaria.

En 1958 se creó un consultorio médico dentro del local de la asociación de La Cumbre donde el instrumental y demás implementos fueron dados por el Alcalde de Guanabacoa José Villalobos.

Véase también

Fuentes

  • Multimedia del Proyecto Identidad, CD3. PCC, Ciudad de la Habana. 2003.

Enlaces externos