Saltar a: navegación, buscar

Apertura del Segundo Frente

Apertura del Segundo Frente
Información sobre la plantilla
Apertura segundo frente.jpg
Fecha:27 de febrero de 1958
Descripción:
Hecho de la historia de Cuba que permitió extender la guerra hacia otras regiones de la provincia de Oriente.
País(es) involucrado(s)
Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Líderes:
Fidel Castro Ruz, Raúl Castro Ruz

Apertura del Segundo Frente. Se crea con el propósito de extender la guerra hacia otras estratégicas regiones de la provincia de Oriente, para iniciar una nueva fase de la lucha revolucionaria.

Inicios

A quince meses de campaña en la Sierra Maestra, y pocos días después de la victoria alcanzada por los combatientes dirigidos por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en el segundo ataque a Pino del Agua, donde fueron ocupadas numerosas armas y una buena cantidad de parque, el máximo responsable del Ejercito Rebelde consideró que había llegado el momento de extender la guerra hacia otras estratégicas regiones de la provincia de Oriente, para iniciar una nueva fase de la lucha revolucionaria.

El 23 de febrero de 1958, Fidel le expresó al entonces Capitán Raúl Castro Ruz, su decisión de darle el mando de una nueva columna que invadiría la zona noreste de Oriente, para establecer un Segundo Frente, y que con este objetivo debía escoger un grupo de combatientes de la Columna 1José Martí”.

El 27 de febrero, la decisión se oficializó a través de una Orden firmada por el Comandante en Jefe, mediante la cual se ascendía a Raúl al grado de Comandante y lo designaba jefe de la nueva Columna 6 y de las patrullas rebeldes independientes que ya existían en lo que sería zona de operaciones de la fuerza guerrillera, que comprendía los términos municipales de Mayarí, al Oeste y Baracoa al Este. El propio documento facultaba al Comandante Raúl Castro para otorgar grados hasta Capitán y designar jefes con el grado de Comandante para las columnas que se crearan, aplicar el código militar Rebelde y recepcionar todo aporte económico voluntario que se recibiera.

La Columna 6 “Frank País”quedó integrada por 67 hombres, distribuido entre una escuadra de la comandancia, que dirigía personalmente Raúl y cuatro pelotones; el de la vanguardia encabezado por el Capitán Félix Pena Díaz, el segundo y el tercero, bajo las órdenes de los Capitanes Reinerio Jiménez Lager y Ciro Frías Cabrera, respectivamente, y el de la retaguardia con el capitán Efigenio Ameijeiras al frente, quien a su ves era el segundo jefe de la tropa rebelde.

Durante la marcha hacia el lugar donde quedaría abierto el nuevo frente, nueve combatientes más se sumaron a la fuerza, lo que arrojó un total de 76 hombres, de los cuales solo 53 portaban armas largas.

Cruce de los combatientes

El problema principal que se le planteaba a la nueva columna rebelde, consistía en cómo realizar con éxito el cruce de los combatientes hacia los territorios que se le habían asignado.

Para ello era necesario atravesar una amplia zona bien protegida por las tropas de la tiranía. Por tanto, la operación fue cuidadosamente planeada y garantizada desde la selección misma de los hombres que formaron la columna, compuesta por combatientes veteranos de la Sierra Maestra y un jefe que aún siendo joven, tenía una vasta experiencia de la lucha revolucionaria y en particular con un sólido aval de más de un año de pura confrontación guerrillera en las montañas.

La Columna 6 partió a las 15:00 horas del 1 de marzo de 1958 del campamento de Pata de la Mesa, al este del Pico Real del Turquino, Comandancia de la Columna 4, dirigida por Ernesto Guevara de la Serna, hasta donde se había trasladado Fidel para despedirlos. Otra nueva Columna, la número 3, bajo el mando del Comandante Juan Almeida, también partió a operar en la región denominada Sierra del Cobre, al este de la Sierra Maestra, donde estableció el Tercer FrenteMario Muñoz Monroy”.

La marcha de la Columna 6 hacia la zona norte de Oriente, denominada “Operación Frank País”, se realizó en tres etapas: Una primera, a pie desde la Pata de la Mesa de San Lorenzo; la segunda, motorizada, que comprendió el cruce de la carretera central y el llano, hasta Gimbambay; y la tercera nuevamente a pie, hasta Piloto del Medio, donde quedó oficialmente abierto el Segundo Frente, el 11 de marzo de 1958.

Refiriéndose a la “Operación Frank País” en un artículo apareció después del triunfo revolucionario, el Comandante Raúl Castro expresó:

“Todo se realizó cronométricamente y el 11 de marzo, a la cuatro de la tarde, después de diez horas de vehículos a toda velocidad y otras diez de marcha a pie forzado, incluyendo un bombardeo al amanecer de ese mismo día en el instante que abandonamos los vehículos en las faldas de las montañas cercanas al Central Miranda, llegamos a la zona de Piloto del Medio, al norte del municipio de San Luis, donde acampamos por primera vez en el Segundo Frente, cumpliendo así la primera parte de la misión ordenada por Fidel en la Sierra Maestra once días atrás”
.

Características de la Zona

En sus inicios, el Segundo Frente Oriental “Frank País” abarcó los municipios de Mayarí, San Luis, Alto Songo, Yateras, Sagua de Tánamo, Guantánamo y Baracoa. En los meses finales de la guerra le fueron incorporados Banes y Antillas.

El frente tenía unas 12 000 Km2 de extensión. Sus principales elevaciones lo constituían la Sierra de Nipe, La Sierra Cristal y las Cuchillas del Toa.

La caña de azúcar, el café y algunos minerales, cuya explotación estaba controlada por consorcios yanquis, formaban los recursos económicos fundamentales de la región, la población superior al medio millón de habitantes, ocupaba un territorio en el que imperaban la explotación, la miseria y el analfabetismo, entre otros muchos males del sistema capitalista que padecíamos.

Al arribar la Columna 6 a esta zona, existían 30 puertos de la Guardia Rural, 5 Capitanías, 5 primeras tendencias y 6 segundas tendencias, agrupadas en los escuadrones 14, 15, 16 y 17 perteneciente al Registro No.1 “Antonio Maceo” con sede en Santiago de Cuba, y los escuadrones 71,72,73 y 74 del regimiento No. 7, ubicado en Holguín.

Dicho regimiento tenía plantillas de 1519 y 1119 hombres respectivamente, pero los efectivos que poseían eran muy superiores en realidad, ya que al crearse el Estado Mayor Conjunto se efectuó un considerable aumento de oficiales, clases y soldados, que se aceleró al máximo la incorporación y preparación de alistados en el Servicio Militar de Emergencia, quienes eran popularmente denominados “casquitos”.

Los hombres y mujeres que vivían en este territorio eran herederos de una vieja tradición de lucha, lo que le permitió comprender rápidamente el por qué de la gesta que se libraba, apoyarla e incorporarse a ella.

Al extenderse las zonas liberadas por el Ejército Rebelde en el Segundo Frente, una nueva etapa comenzaría para los habitantes de esas regiones. Un pequeño estado libre nació y comenzó a crecer, con sus propias leyes y organismos de administración y servicio, dentro de una nación oprimida.

Fuentes

Enlaces Externos