Saltar a: navegación, buscar

Asamblea Constituyente de Venezuela (2017)

Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (2017)
Información sobre la plantilla
Constitucion-de-Venezuela.jpg
Fecha:2017
Descripción:
Propuesta política del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para romper el plan golpista contra su gobierno.
País(es) involucrado(s)
Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela (2017). Propuesta política del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, para romper el plan golpista, garantizar la paz en el país, y la estabilidad regional, así como profundizar el proceso de transformación en Venezuela. La decisión de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente respondió al rechazo de la oposición al diálogo, el cual fue impulsado en reiteradas ocasiones por el presidente venezolano. La elección para la Asamblea tuvo lugar el 30 de julio de 2017 con la participación de 8 089 320 venezolanos, cifra que representó el 41,53% del padrón electoral, la juramentación de los asambleistas se efectuó el 3 de agosto y su instalación ocurrió el 4 de agosto de 2017 en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo.

Asamblea Constituyente

Mecanismo democrático y participativo, establecido en la Constitución Política del Estado, que permite realizar una reforma total de la Constitución Política, es el medio para modificar las reglas y normas de la convivencia democrática en un espacio de diálogo, deliberación y concertación.

La finalidad única de la Asamblea Constituyente es la de reunir a representantes de diversos sectores de la sociedad, elegidos democráticamente por voto universal, para deliberar, debatir y llegar a acuerdos que permitan redactar una nueva Constitución Política del Estado que refleje la diversidad socio cultural del país. Concluido este mandato, la Asamblea se disuelve y tiene lugar su implementación a partir del diseño y redacción de nuevos instrumentos técnicos y normativos que se requieran.

Antecedentes

En los últimos años Venezuela vivió un “peligroso aumento de la intensidad de la acción opositora”. La oligarquía pretendió sacar al Presidente Nicolás Maduro de Miraflores y ello conllevó a feroces ataques internos y externos contra Venezuela, donde coincidieron grupos de poder en Estados Unidos, gobiernos aliados, los grandes medios de comunicación internacionales y la derecha venezolana[1].

Se aplicaron métodos que emplearon contra el gobierno de Salvador Allende, en Chile. Por una parte graves presiones económicas, manifestaciones de paramilitarismo y apoyo exterior. Pero esta opción podría ser muy peligrosa para el Imperio y la oligarquía venezolana.

En Estados Unidos ya existe una ley, emitida por el Presidente Barack Obama, que define a Venezuela como una amenaza para Estados Unidos, por lo que podrían realizar una “acción preventiva”, supuestamente para asegurar la paz, y una intervención en Venezuela o una contienda civil provocarían una guerra prolongada y extendida para la región.

La oposición venezolana se encuentra aliada a intereses imperiales, en estos años se creó un sector espeso de la clase media que piensa como burgueses y se han aliado a los sectores más reaccionarios, y estas actitudes han propiciado brotes significativos de fascismo, única forma de gobierno en el caso de que se instituya el poder a través de la violencia. La oposición rechazó el diálogo en reiteradas ocasiones y optó por activar un golpe de Estado continuado y llenar de violencia al país, creando un escenario de conflictividad y violencia ascendente que desconocieron su gobierno legítimo.

Estas acciones llegaron a un punto tal de tensión económica, social, política, anímica, que necesitaba de una formula democrática, participativa, la Asamblea Constituyente.

De ahí surgió la idea de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, donde estarían representados todos los sectores con poderes plenipotenciarios, para redactar una nueva Constitución, si así lo deciden, o ponga en suspenso los poderes de la República con una convocatoria a elecciones, esto podría ser la base para un Estado plenamente democrático, la resultante de un vastísimo desarrollo de los consejos comunales y de las comunas, única forma de convertir en un hecho irreversible el protagonismo del pueblo en la conformación y las decisiones de un Estado democrático, no por simple definición política, sino por la participación del pueblo en la elaboración, ejecución y control de las políticas.

Constitución de Venezuela sobre la Asamblea Nacional Constituyente

De acuerdo con el Capítulo III de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, concretamente los artículos 347, 348 y 349, explican las formas a través de las que se realizó la Constituyente, que, según el artículo 342 de la Carta Magna puede ser convocada por el Presidente de la República[2].

El texto constitucional dice lo siguiente:

Artículo 347

El pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario. En ejercicio de dicho poder, puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objeto de transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

Artículo 348

La iniciativa de convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente podrán tomarla el Presidente o Presidenta de la República en Consejo de Ministros; la Asamblea Nacional, mediante acuerdo de las dos terceras partes de sus integrantes; los Concejos Municipales en cabildo, mediante el voto de las dos terceras partes de los mismos; o el quince por ciento de los electores inscritos y electoras inscritas en el Registro Civil y Electoral.

Artículo 349

El Presidente o Presidenta de la República no podrá objetar la nueva Constitución. Los poderes constituidos no podrán en forma alguna impedir las decisiones de la Asamblea Nacional Constituyente. Una vez promulgada la nueva Constitución, ésta se publicará en la Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela o en la Gaceta de la Asamblea Nacional Constituyente.

El Artículo 350 refiere lo siguiente:

Artículo 350

El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

Asamblea Constituyente en Venezuela

En las últimas décadas, Venezuela, Bolivia y Ecuador utilizaron este mecanismo para modificar la totalidad de sus Constituciones, refundando sus Estados con nuevos principios y finalidades. Estos Estados dieron una lección democrática de suma importancia: que las normas no están escritas en piedra y que deben responder a las necesidades y características de sus pueblos y no al revés.

Convocatoria

El 1 de mayo de 2017, Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, convocó a una Asamblea Nacional Constituyente para la paz y el diálogo en el país[3].

"Hoy 1 de mayo anuncio que en uso de mis atribuciones presidenciales como jefe de Estado constitucionales de acuerdo al artículo 347 convoco al Poder Constituyente Originario para que la clase obrera y el pueblo convoque a la Asamblea Nacional Constituyente"

No se trató de elaborar una nueva Constitución, puesto que la norma dice modificar el Estado, cambiar el ordenamiento jurídico. Se trata de la reorganización del Estado y adicionar los programas y conquistas sociales. La Asamblea Constituyente, como la de 1999 no disolverá los poderes, sino que coexistirán con ellos.

La decisión de convocar a una Asamblea Nacional Constituyente respondió al rechazo de la oposición al diálogo, el cual había sido impulsado en reiteradas ocasiones por el presidente Maduro.

Oposición a la convocatoria

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora al gobierno, declaró nula el 10 de mayo la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, afirmando que se trataba de una estrategia del presidente para “evitar elecciones”.

Ante esta postura, el mandatario instó a la oposición a acudir a la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, para corroborar la legalidad de la convocatoria. Por su parte, el Consejo Nacional Electoral, superando la obstaculización permanente ejercida por la Asamblea Nacional desde enero de 2016, continúo con el procedimiento de la convocatoria.

Objetivos generales

Además de detener los hechos violentos registrados en el país e impulsar el diálogo, tiene como principal objetivo reforzar la Carta Magna vigente, especialmente en aspectos que garanticen su defensa y seguridad[4].

Sus objetivos generales son:

  1. La paz como necesidad, derecho y anhelo de la nación, el proceso constituyente es una gran convocatoria a un diálogo nacional para contener la escalada de violencia política, mediante el reconocimiento político mutuo y de una reorganización del Estado, que recupere el principio constitucional de cooperación entre los poderes públicos, como garantía del pleno funcionamiento del Estado democrático, social, de derecho y de justicia, superando el actual clima de impunidad.
  2. El perfeccionamiento del sistema económico nacional hacia la Venezuela Potencia, concibiendo el nuevo modelo de la economía post petrolera, mixta, productiva, diversificada, integradora, a partir de la creación de nuevos instrumentos que dinamicen el desarrollo de las fuerzas productivas, así como la instauración de un nuevo modelo de distribución transpa-rente que satisfaga plenamente las necesidades de abastecimiento de la población.
  3. Constitucionalizar las Misiones y Grandes Misiones Socialistas, desarrollando el Estado democrático, social, de derecho y de justicia, hacia un Estado de la Suprema Felicidad Social, con el fin de preservar y ampliar el legado del Comandante Hugo Chávez, en materia del pleno goce y ejercicio de los derechos sociales para nuestro pueblo.
  4. La ampliación de las competencias del Sistema de Justicia, para erradicar la impunidad de los delitos, especialmente aquellos que se cometen contra las personas (homicidios, secuestro, extorsión, violaciones, violencia de género y contra niños y niñas); así como de los delitos contra la Patria y la sociedad tales como la corrupción; el contrabando de extracción; la especulación; el terrorismo; el narcotráfico; la promoción del odio social y la injerencia extranjera.
  5. Constitucionalización de las nuevas formas de la democracia participativa y protagónica, a partir del reconocimiento de los nuevos sujetos del Poder Popular, tales como las Comunas y Consejos Comunales, Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, entre otras formas de organización de base territorial y social de la población.
  6. La defensa de la soberanía y la integridad de la nación y protección contra el intervencionismo extranjero, ampliando las competencias del Estado democrático, social, de derecho y de justicia para la preservación de la seguridad ciudadana, la garantía del ejercicio integral de los derechos humanos, la defensa de la independencia, la paz, la inmunidad, y la soberanía política, económica y territorial de Venezuela. Así como la promoción de la consolidación de un mundo pluripolar y multicéntrico que garantice el respeto al derecho y a la seguridad internacional.
  7. Reivindicación del carácter pluricultural de la Patria, mediante el desarrollo constitucional de los valores espirituales que nos permitan reconocernos como venezolanos y venezolanas, en nuestra diversidad étnica y cultural como garantía de convivencia pacífica en el presente y hacia el porvenir, vacunándonos contra el odio social y racial incubado en una minoría de la sociedad.
  8. La garantía del futuro, nuestra juventud, mediante la inclusión de un capítulo constitucional para consagrar los derechos de la juventud, tales como el uso libre y consciente de las tecnologías de información; el derecho a un trabajo digno y liberador de sus creatividades, la protección a las madres jóvenes; el acceso a una primera vivienda; y el reconocimiento a la diversidad de sus gustos, estilos y pensamientos, entre otros.
  9. La preservación de la vida en el planeta, desarrollando constitucionalmente, con mayor especificidad los derechos soberanos sobre la protección de nuestra biodiversidad y el desarrollo de una cultura ecológica en nuestra sociedad.

Decretos

Mediante los decretos 2.830, 2.831 y 2.878, emitidos por el ejecutivo venezolano, se dio paso a una nueva Constituyente.

Decreto 2.830

El 1 de mayo del 2017, fue publicado en la Gaceta Oficial Nº 6.295 el Decreto 2.830 en el que el presidente de la República, Nicolás Maduro, convocó a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de acuerdo a lo establecido en los artículos 347, 348 y 349 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela[5].

Decreto 2.831

El 1 de mayo de 2017 fue publicado en la Gaceta Oficial Nº 6.295 el Decreto 2.831 mediante el cual se crea una Comisión Presidencial que tendría a su cargo la elaboración de una propuesta para las base comiciales territoriales y sectoriales, así como para los principales aspectos que servirían de fundamento a la conformación y funcionamiento de la Asamblea Nacional Constituyente, previa consulta a los más amplios sectores del país, garantizando el principio de participación directa establecido en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela[6].

Dichas bases comiciales quedaron establecidas en el Decreto 2.878 publicado en gaceta oficial el 23 de mayo.

Miembros de la Comisión Presidencial

La Comisión Presidencial para la Constituyente está coordinada por Elías Jaua y como secretario Adán Chávez, siendo sus miembros los siguientes:[7]

Miembro Partido Cargo actual en el Gobierno
Elías Jaua PSUV Ministerio del Poder Popular para la Educación
Adán Chávez PSUV Ministro de Cultura
Isaías Rodríguez PSUV Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en Italia. Primer Vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de 1999.
Aristóbulo Istúriz PSUV Ministro del Poder Popular para las Comunas y los Movimientos Sociales. Segundo Vicepresidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de 1999
Hermann Escarrá PSUV Asesor del gobierno y abogado constitucionalista. Constituyente nacional en 1999.
Earle Herrera PSUV Diputado a la Asamblea Nacional de Venezuela. Constituyente nacional en 1999.
Iris Varela PSUV Ministra del Poder Popular para el Servicio Penitenciario de Venezuela. Constituyente en 1999 por el estado Táchira.
Noelí Pocaterra PSUV Secretaria de pueblos y comunidades indígenas de la gobernación de Zulia. Constituyente en 1999 por las Comunidades Indígenas.
Cilia Flores PSUV Diputada a la Asamblea Nacional de Venezuela y Primera Dama
Delcy Rodríguez PSUV Ministra del Poder Popular para Relaciones Exteriores de Venezuela
Francisco Ameliach PSUV Gobernador de Carabobo

Decreto 2.878

En Gaceta Oficial del 23 de mayo del 2017, bajo el número 41.156, fue publicado el Decreto 2.878 en el que se establecen las bases comiciales para la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)[8].

La gaceta explicó que los integrantes a la ANC serían elegidos y elegidas en el ámbito territorial y sectorial, mediante el voto universal, directo y secreto, sin perjuicio de los y las integrantes de los pueblos indígenas que serían electos de acuerdo a sus costumbres y prácticas ancestrales, amparados por los artículos 119 y 125 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

La ordenanza explica que 364 miembros serían escogidos territorialmente, 8 por pueblos indígenas y 173 constituyentes seleccionados por sectores (cifra derivada del cociente entre el registro electoral de cada sector y el factor obtenido para calcular las y los Constituyentes Territoriales, esto es una o un (1) Constituyente Sectorial por cada 83.000 electores del registro electoral sectorial).

Según se establece, la Asamblea Constituyente estaría integrada por 540 Asambleístas Nacionales Originarios, encargados de redactar un nuevo texto constitucional, distribuidos de la siguiente manera: 364 constituyentes territoriales y 181 sectoriales. En el ámbito sectorial conformarán la ANC representantes de sectores indígenas (8), estudiantes (24), campesinos y pescadores (8), empresarios (5), personas con discapacidad (5), pensionados (28), consejos comunales (24) y trabajadores (79), elegidos mediante voto universal, directo y secreto.

El Decreto 2.878 refiere que las candidaturas podían ser presentadas:

  • por iniciativa propia;
  • por iniciativa grupal, que requiere el respaldo del 3% del padrón electoral para su inscripción;
  • por iniciativa sectorial que requiere del respaldo del 3% del sector y prohíbe la candidatura de personas vinculadas al sector público, a menos que renuncien antes de presentar su candidatura.


Además, puntualizó que el primer acto administrativo de la futura Asamblea Originaria, sería la creación de sus estatutos de funcionamiento en concordancia con la legislación nacional e internacional. El registro de posibles candidatos sería entre los días 31 de mayo y 1 de junio, además de recabar los formularios de recolección de los respaldos para sus candidaturas.

Elección

A pesar de todos los intentos de sabotaje y violencia convocados por los dirigentes de la oposición para evitar el voto del pueblo, el 30 de julio de 2017 tuvo lugar la elección directa, secreta y universal para escoger 537 de los 545 diputados a la Asamblea Nacional Constituyente[9].

En total son 173 diputados sectoriales[10]:

  • 5 Empresarios
  • 8 Campesinos y pescadores
  • 5 Personas con discapacidad
  • 24 Estudiantes
  • 79 Trabajadores
  • 24 Representantes de las Comunas y Consejos Comunales
  • 28 Pensionadas y pensionados


Además de 364, a razón de uno por municipio, dos por capitales de estado y siete por Distrito Capital.

Un total de 8 089 320 venezolanos participaron en la elección de los 537 miembros de la Asamblea Nacional Constituyente, cifra que representa el 41,53% del padrón electoral.

Juramentación de la ANC

El 3 de agosto de 2017 ocurrió el acto de juramentación de los miembros de la Asamblea Nacional Constituyente en El Poliedro de la capital venezolana.

Instalación de la ANC

En una jornada histórica, los 545 Diputados Constituyentes, realizaron el 4 de agosto de 2017 la instalación de la Asamblea Constituyente, en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo[11].

El Constituyente Diosdado Cabello, procedió a realizar la propuesta de Directiva para la ANC, donde recomendó para la presidencia a Delcy Eloína Rodríguez; para la primera vicepresidencia a Aristóbulo Istúriz Almeida; para la segunda vicepresidencia a Isaías Rodríguez; como secretario a Fidel Vásquez; y finalmente, como subsecretaria a Carolis Pérez.

Finalmente, se procedió a la juramentación de la nueva presidenta de la Asamblea Nacional Constituyente Delcy Eloína Rodríguez, quien fue la encargada de culminar la juramentación de la junta directiva.

Referencias

Fuentes

  • Por qué se convoca una asamblea constituyente en Venezuela. Disponible en:Cubadebate. Consultado el 30m de mayo de 2017.
  • Convocatoria a Asamblea Constituyente en Venezuela. Disponible en:CELAG. Consultado el 30 de mayo de 2017.
  • Decretos Presidenciales Nº 2.830 y 2.831. Gaceta Oficial de Venezuela. Caracas – Venezuela. 1 de mayo del 2017. Disponible en:[1]. Consultado el 30 de mayo de 2017.
  • Decreto Presidencial Nº 2.878. Gaceta Oficial de Venezuela. Caracas – Venezuela. 23 de mayo del 2017. Disponible en:[2]. Consultado el 30 de mayo de 2017.
  • Inscripción de candidatos a la ANC se realizará el próximo miércoles y jueves en portal web. Correo del Orinoco. Disponible en:[3]. Consultado el 30 de mayo de 2017.
  • AN aprobó acuerdo sobre nulidad del decreto de la Constituyente. El Universal. Disponible en:Diario El Universal. Consultado el 30 de mayo de 2017.
  • CNE recibió bases comiciales de la Asamblea Nacional Constituyente. Consejo Nacional Electoral. Disponible en:Consejo Nacional Electoral. Consultado el 30 de mayo de 2017.