Saltar a: navegación, buscar

Balduino V de Jerusalén

Para otros usos de este término, véase Balduino V (desambiguación).
Balduino V Jerusalén
Información sobre la plantilla
Rey de Jerusalén
Balduino V de Jerusalen.jpg
Reinado 1185-1186
Coronación 1183 (Anterior a su reinado)
Nombre real Balduino V Jerusalén
Nacimiento 1176
Fallecimiento 1186
Jerusalén
Predecesor Balduino IV de Jerusalén
Sucesor Guido de Lusignan
Padre Guillermo de Monferrato
Madre Sibila de Jerusalén

Escudo de Balduino V de Jerusalén

Balduino V Jerusalén. Rey de Jerusalén, (1176-1186), rey nominal de Jerusalén entre 1185 y 1186. Sobrino de Balduino IV de Jerusalén, hijo de Sibila y de Guillermo de Monferrato. A su muerte, al cabo de pocos meses de reinado, le sucedió Guido de Lusignan, segundo marido de Sibila.

Coronación

En 1183 se produce la coronación de Balduino V junto a su tío Balduino IV de Jerusalén; cuando este muere pasa a ser el rey (1185). Esta actividad la tiene que hacer bajo la regencia del conde Raimundo III de Trípoli pues era menor de edad.

Escenario político

Inés de Courtenay fue la abuela materna de Balduino IV. Persona muy influyente desde el reinado de Balduino IV, quien estuvo enfermo de lepra. Balduino IV también era un niño enfermizo.

A la abuela la apoyaban otros nobles igualmente influyentes como Reinaldo de Châtillon, Guido de Lusignan, Joscelino III de Edesa, Amalarico de Lusignan, el patriarca Heraclio de Jerusalén y el Temple.

Existía, al nacimiento de Balduino IV, otro grupo importante opuesto al de Inés. Este "partido de los nobles" estaba liderado por el conde Raimundo III, regente de Balduino IV y poco a poco excluido al llegar Balduino V a la mayoría de edad.

Sibila, hermana de Balduino IV y madre de Balduino V, en 1180 se casa con Guido de Lusignan y como Balduino IV estaba cada vez más incapacitado a causa de su lepra, Guido fue nombrado regente a lo que se opuso el resto de la nobleza. En enfrentamiento con Saladino junto con Reinaldo de Chatillon, provocaron que este tuviera que retirarse. Guido fue depuesto en 1183 por Balduino IV.

Raimundo III regresa y se hace una convocatoria para decidir sobre la sucesión del reino. Su heredero legal era su hermana Sibila, pero se decidió que Balduino V heredaría el reino. Fue coronado rey mientras aún vivía su tío Balduino IV.

Se produce la alianza de Sibila y Guido con Reinaldo de Chatillon contra Raimundo III de Trípoli, que actuó como regente de Balduino V.

Muerte

Se cree que Balduino V murió envenenado. Inés, la abuela, murió hacia 1184 y Balduino IV, el tío, en 1185. Queda Balduino V como único rey, con Raimundo III como regente. Balduino V reina menos de un año, pues murió en 1186.

Sucesor

A su muerte, al cabo de pocos meses de reinado, le sucedió Guido de Lusignan, segundo marido de su madre, pues el trono podía ser reivindicado por Sibila, o por su tía Isabel, la única superviviente de su abuelo Amalarico I pero se acordó que la sucesión sería decidida por un consejo en el que participarían el rey de Francia, el de Inglaterra y el emperador del Sacro Imperio. El patriarca Heraclio llegó a ofrecer el trono a Felipe II de Francia y a Enrique II de Inglaterra.

En la práctica, el acuerdo sobre la forma de decidir la sucesión no se aplicó: Sibila y su tío Joscelino III de Edesa se hicieron fuertes en Jerusalén con tropas leales. Sibila fue coronada por Heraclio, con la condición de que se anulase su matrimonio con Guido pero fueron engañados pues Sibila decidió casarse de nuevo con Guido.

Raimundo y los nobles intentaron dar un golpe y coronar a Isabel, pero les faltaron apoyos. El reinado de Sibila y Guido resultó desastroso, el reino casi desaparece totalmente por las conquistas de Saladino tras la batalla de los Cuernos de Hattin en 1187.

Fuente