Saltar a: navegación, buscar

Batalla de Ebo

Combate de Ebo
Información sobre la plantilla
Internacionalista cubanos.jpg
Internacionalistas cubanos
Fecha:23 de noviembre de 1975
Lugar:Ebo, Bandera de Angola Angola
Descripción:
Combate ocurrido en las cercanías del poblado de Ebo en Angola entre las FAPLA e instructores cubanos contra regulares sudafricanos y efectivos del FNLA y la UNITA.
Resultado:
Derrota de la columna blindada sudafricana - UNITA - FNLA
Consecuencias:
La emboscada de Ebo frenó el avance sudafricano por el sur e impidió la caída del gobierno del MPLA en 1975
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba, Bandera de Angola Angola, Bandera de la República de Sudáfrica Sudáfrica
Líderes:
René Hernández Gattorno, Raúl Díaz Argüelles
Organizaciones involucradas:
SADF, FNLA, UNITA, MPLA

Combate de Ebo. Acción combativa ocurrida al norte del poblado de Ebo, al sur de Gabela en Angola entre combatientes internacionalistas cubanos pertenecientes a las Tropas Especiales del MININT y una columna compuesta por aproximadamente un batallón de infantería sudafricano, con abundantes blidados del tipo AML - 90 y artillería de campaña. La derrota de esta columna sudafricana fue decisiva en el curso de la guerra al detener el avance hacia Luanda del los enemigos del MPLA.

Operaciones previas

Las fuerzas de reclutas angolanos de conjunto con sus instructores cubanos, llegados a Angola a solicitud de la máxima dirección del MPLA, derrotaron a las tropas de Mobutu Sese Seko y Holden Roberto en Cabinda y Quifangondo, posibilitando al MPLA recibir del gobierno portugués el gobierno del país el 11 de noviembre de 1975. Sin embargo el peligro principal para el MPLA no venía del norte en ese momento sino del sur.

El 10 de noviembre Zulu comenzó a avanzar desde Lobito hacia Novo Redondo a 83 millas al norte en la carretera costera a Luanda. Al día siguiente la columna fue emboscada a 15 millas al sur de Novo Redondo por los instructores cubanos destacados en Benguela infligiéndole bajas y retrasando su avance algunas horas. Después se retiraron a Novo Redondo donde un pequeño grupo de las FAPLA se preparaban para resistir el avance Zulu, mientras la mayoría de sus comandantes se retiraban más al norte, hasta Porto Amboin, pasando el Río Queve.

Durante casi todo el 12 de noviembre, el destacamento FAPLA de Novo Redondo y los cubanos detuvieron a Zulu. El comandante FAPLA murió en el ataque y el día 13 zulu ocupó Novo Redondo, abriendo el camino hacia Porto Amboin y Luanda.

En la orilla norte del Queve entre Porto Amboin y Novo Redondo fue donde los cubanos se hicieron fuertes. Las compañías segunda y tercera del batallón de tropas especiales, que llegaron a Luanda del 11 al 16 de noviembre fueron directamente al Queve con la orden de mantener la línea “a cualquier precio”.

Zulu avanzó por la carretera de la costa hacia Porto Amboin y los cubanos volaron el puente sobre el río Queve y detuvieron su avance. Zulu se vio obligada a dejar algunas fuerzas en Novo Redondo y avanzar hacia el este buscando la única carretera pavimentada que quedaba hacia Luanda. Raúl Díaz- Argüelles García y los cubanos se movían paralelamente por el norte hacia la carretera de Quibala, ciudad que se encontraba justo sobre la carretera que era el objetivo de Zulu. En su avance los cubanos iban volando los puentes y retrasando el avance de sus enemigos. Este movimiento al este obligó al mando cubano a tener que defender un frente de 100 millas con unos pocos cientos de combatientes internacionalistas y alrededor de 400 soldados de las FAPLA.

Combate de Ebo

Procurando flanquear a Díaz Argüelles, los sudafricanos cambiaron la dirección hacia Quibala. Foxbat, un grupo de combate que había estado avanzando hacia el norte desde Silva Porto, ya había ocupado el pueblo de Cela, al sur de Quibala, en el camino a Luanda. Cela que tenía un excelente aeropuerto se convirtió en el cuartel general de Foxbat, al que le llegaban refuerzos de Zulu desde la costa y directamente del Ejército sudafricano desde Namibia.

Intentando sorprender a los cubanos Foxbat envió una columna por un camino serpenteante que iba al noroeste de Cela hacia Cabela con el objetivo de dirigirse luego al este hacia Quibala y abrir definitivamente el camino hacia Luanda.

Sin embargo los cubanos supieron del avance de sus enemigos y decidieron detenerlos. A milla y media al norte de Ebo, en el camino a Gabela en un puentecito de madera que cruzaba el Río Mabasa (estrecho y profundo) tendieron la emboscada:

Escondidos a lo largo de la orilla esperaron a Foxbat unos 70 cubanos con BM – 21 y cohetes antitanques, mientras un grupo de infantería de las FAPLA esperaba más atrás para pelear si los Foxbat lograba cruzar el río.

Desde las 6:00 am los cubanos puntualizaban las misiones de cada posición de fuego: con los jefes de batería de lanzacohetes GRAD – 1P y morteros 120 mm, el jefe de los GRAD – 1P no tenía radio, ni instrumentos de exploración y tuvo que orientarse por un punto de puntería lejano obteniendo la lectura del mapa y se le planificaron dos fuegos con los datos con que debía tirar hasta tanto se consiguiera un radio de los BM – 21, lo que no se pudo realizar porque a las 7:00 am una avioneta sobrevoló las posiciones de los cubanos, apresurándose éstos en ocupar los puestos de observación. [1]

Temprano en la mañana del 23 de noviembre, los blindados sudafricanos avanzaros hacia el puente, la primera compañía de seis blindados sudafricanos se desplegó antes de cruzar el río a la altura de la aldea y la segunda compañía, también de seis blindados AML – 90 continuó la marcha pasando a encabezar la columna, le seguían la Infantería y la Artillería. El comandante sudafricano que se encontraba en el primer Carro blindando radió:

"Estoy en el puente. No hay nada en él. Voy a cruzar"

Al instante el vehículo recibió un impacto.

Los soldados cubanos armados con RPG – 7 abrieron fuego antes que los blindados llegaran al campo minado, tres quedaron destruidos inmediatamente, el cuarto trató de retirarse y cayó por el talud del camino, el quinto y el sexto fueron inutilizados por un cañón de 76 mm ubicado en el flanco derecho. [2]

Generalizado el combate Foxbat avanzó sobre las posiciones cubanas con la infantería y los blindados. Las tripulaciones de los carros blindados y la artillería eran sudafricanas blancas y la infantería – de la UNITA y el FNLA – era negra con oficiales y suboficiales blancos. . La compañía de blindados que se había desplegado abrió fuego contra las posiciones cubanas en el puente y destruyó el cañón de 76 mm del flaco derecho, el apuntador fue herido y el resto salió ileso. La artillería sudafricana situada tras las elevaciones, en dirección de Ebo abrió fuego dirigida por la avioneta.

La infantería UNITA – FNLA en tres transportes blindados se desmonta pero es batida por el fuego cubano de la batería de morteros 120. Comienza entonces el fuego de los BM – 21 cubanos sobre parte de la columna y una batería de morteros de Foxbat que no llegó a ocupar posición.

Luego el fuego de los BM – 21 se trasladó hacia el borde delantero de Foxbat (seis blindados e infantería), para suplir el fuego de la batería de morteros de 120 mm cubana que había dejado de disparar, pues las bases de los morteros se habían enterrado en el terreno blando. Como resultado del fuego de los BM – 21, dos blindados y un camión de Foxbat fueron destruidos. El resto de los blindados comenzó a replegarse disparando y aprovechando un pequeño aguacero que dificultó la observación a los cubanos. Al final del combate los lanzacohetes BM – 21 informan que se han quedado sin cohetes y se retiran a Gabela (distante 25 km) a reaprovisionarse.

Hacia las 4:00 pm todo había terminado. En las acciones murió el cubano Juan Tamayo Castro y otros cinco cubanos fueron heridos. Las FAPLA que no habían tenido que combatir no tuvieron bajas. Las bajas de Foxbat fueron de alrededor de 80 ó 90 muertos y heridos y siete u ocho blindados, según fuentes sudafricanas.

Consecuencias del combate

Sorprendido el mando sudafricano con esta primera derrota inesperada, sobrestimó el número de enemigos y temiendo una contraofensiva ordenó a Foxbat atrincherarse y prepararse para un contraataque que no ocurrió nunca.

Esta pausa en la ofensiva de los enemigos del MPLA en el frente sur dio a los cubanos tiempo para aumentar sus fuerzas, y esperar los buques Vietnam Heroico, Imías y Océano Pacífico que habían salido de Cuba entre el 11 y el 13 de noviembre con 1 253 hombres y armas pesadas y que llegaron a Luanda entre el 27 de noviembre y el 1 de diciembre.

Estos refuerzos fueron decisivos para cambiar la correlación de fuerzas en el teatro de operaciones militares y la posterior expulsión de los invasores del sur de Angola.

Iko Carreira, ex ministro de Defensa de Angola, escribió 20 años después:

"La Batalla de Ebo resultó decisiva y la victoria se debió sobre todo, a Díaz Argüelles, el cual pasó a ser una leyenda en la historia moderna de Angola"[3]

Referencias

  1. Vivencias del combatiente internacionalista capitán José Guerrero Pozo durante el combate de Ebo en República Popular de Angola. En Zaballa Martínez, Miguel. La artillería cubana en el siglo XX. Ediciones Verde Olivo. La Habana. 2000.
  2. Idem
  3. Ebo rinde tributo a internacionalista cubano caído en Angola. En Radio Santa Cruz del Sur el 7 de septiembre de 2010

Fuentes

  • Gleijeses, Piero (2004): Misiones en conflicto: La Habana, Washington y África (1959-1976). La Habana: Editorial de Ciencias Sociales, 2004.
  • Zaballa Martínez, Miguel (2000): La artillería en Cuba en el siglo XX. La Habana: Ediciones Verde Olivo, 2000.