Citoscopia

Citoscopia
Información sobre la plantilla
Citoscopia.jpg
Concepto:Es un procedimiento para ver el interior de la vejiga y la uretra.

Citoscopia. Es una exploración endoscópica que introduce un tubo delgado a través del meato uretral, accediendo a la uretra y vejiga urinaria. Este tubo o cistoscopio lleva incorporada una cámara de vídeo de reducido tamaño con una potente luz para visualizar el interior de la uretra y de la vejiga urinaria. A través de la cistoscopia se pueden realizar resecciones de lesiones dentro de la uretra o vejiga y tomar biopsias para un diagnóstico histológico.

El término Citoscopia se deriva del latín cisto (bolsa), en este caso refiriéndose a la vejiga; y scopein, que significa observar. Es decir, la cistoscopia significa observar la bolsa u observar la vejiga.

Características y evaluación del procedimiento

El nombre completo es uretrocistoscopía, pues al realizar este procedimiento se examina primero la uretra y posteriormente la vejiga. Cuando está correctamente indicada, es un medio diagnóstico muy útil en muchas enfermedades de las vías urinarias. Antes de realizar el procedimiento, el especialista en urología solicita exámenes de rutina. El procedimiento puede realizarse en el consultorio y es generalmente ambulatorio, es decir, que no requiere internación.

Se considera un procedimiento semiinvasivo, y se recomienda que se realice bajo video asistencia, lo que permite magnificar las imágenes en tiempo real y grabar el mismo. El procedimiento permite evaluar:

Forma en que se realiza el examen

La cistoscopia se realiza con un cistoscopio, una sonda especial con una pequeña cámara en su extremo (endoscopio). Existen dos tipos de cistoscopios:

  • El cistoscopio estándar rígido
  • El cistoscopio flexible

La manera de insertar el cistoscopio varía, pero el examen es el mismo. La elección del tipo de cistoscopio que el médico utilice depende del propósito del examen.

Si se usa el cistoscopio estándar rígido, usted se acostará boca arriba, con las rodillas flexionadas y separadas. Si se utiliza un cistoscopio flexible, esta posición no será necesaria.

El procedimiento generalmente toma de 5 a 20 minutos. Se lava la uretra y se aplica un anestésico a la piel que la recubre en su interior, sin usar ninguna aguja. Luego se introduce el cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga.

A través del cistoscopio, se hace fluir agua o una solución salina para llenar la vejiga. A medida que esto sucede se le solicitará que describa la sensación y su respuesta revelará información acerca de su afección. A medida que el líquido llena la vejiga, la pared vesical se estira, lo cual le permite al médico observarla en su totalidad. Cuando la vejiga esté llena, usted sentirá la necesidad de orinar; sin embargo, ésta debe permanecer llena hasta completar la evaluación.

Si algún tejido parece anormal, se puede tomar una pequeña muestra (biopsia) a través del cistoscopio y enviarla a un laboratorio para su análisis.

Sensación durante el examen

Puede sentir una ligera molestia con el paso del cistoscopio a través de la uretra hasta la vejiga. Asimismo, usted experimentará una fuerte y molesta necesidad de orinar cuando la vejiga esté llena. Sentirá también un rápido pinchazo si le toman una biopsia. Después de retirar el cistoscopio, la uretra puede quedar adolorida. Usted puede presentar sangre en la orina y una sensación de ardor durante la micción por uno o dos días.

Razones por las que se realiza el examen

  • Verificar si hay cáncer de la vejiga o de la uretra
  • Diagnosticar y evaluar trastornos de las vías urinarias
  • Diagnosticar infecciones vesicales recurrentes
  • Ayudar a determinar la causa de dolor al orinar

Valores normales

Se espera encontrar una vejiga de paredes lisas, con forma, tamaño y posición normal, sin obstrucciones, tumoraciones ni cálculos.

Significado de los resultados anormales

  • próstata sangrante
  • agrandamiento de la próstata
  • obstrucción prostática

Riesgos

Existe un ligero riesgo de sangrado excesivo cuando se toma una biopsia. Otros riesgos abarcan:

  • Infección de la vejiga
  • Ruptura de la pared vesical

Recomendaciones

Usted debe asegurarse de tomar de 4 a 6 vasos de agua al día después de la cistoscopia.

Puede notar una pequeña cantidad de sangre presente con la orina después del procedimiento. Si el sangrado continúa luego de orinar tres veces, consulte con su médico.

Póngase en contacto con el médico si desarrolla alguno de estos signos de infección:

Véase además

Fuentes