Saltar a: navegación, buscar

Estabulación

Estabulación y semiestabulación.
Información sobre la plantilla
Bufalos Ceba.jpg
Concepto:Sistemas de Ganadería intensivo.

Estabulación y semiestabulación. Sistemas intensivos de producción y mejor calidad de la carne en el menor tiempo posible.

Estabulación

En este sistema se pretende una mayor producción y mejor calidad de la carne en el menor tiempo posible. Proporciona cantidades adecuadas de alimento de buen valor nutritivo, aproximándose lo máximo posible a la satisfacción de los requerimientos del animal, para que éste muestre todo su potencial genético en la producción de carne.

Los animales permanecen confinados todo el tiempo, por lo que es muy poco el ejercicio físico que realizan; toda la alimentación se les brinda en el comedero, por lo tanto se debe contar con mano de obra capacitada. Además, las instalaciones deben ser funcionales y prácticas con pisos de cemento para evitar el encharcamiento.

Semiestabulación

Este sistema consiste en tener confinados los animales en ciertas horas (de las 7 am a las 12 m e incluso hasta las 5 pm) y brindarles parte de la alimentación en la canoa y el resto la obtienen de los potreros en los cuales se manejan cargas animales altas (5 UA/hectárea).

Este sistema demanda menos cantidad de mano de obra que la estabulación completa; además, el área de los forrajes de corte se reduce y el ganado sale a pastorear a los potreros de pasto mejorado, debidamente divididos en apartos con cerca viva o con cerca eléctrica y un sistema de rotación adecuado.

Componentes básicos de la dieta

Agua

Es uno de los componentes más importantes de la alimentación, cuya calidad y cantidad no siempre es bien valorada. El ganado sufre más rápidamente por falta de agua que por la deficiencia de cualquier otro nutriente. Es importante que esté limpia y fresca para el mejor aprovechamiento de los animales; ella representa desde la mitad hasta las dos terceras partes de la masa corporal en el animal adulto y hasta un 90% en el recién nacido.

Energía

El cuerpo del animal es comparable con el motor de un carro, requiere de repuestos para su mantenimiento o reparación, y combustible o energía para su funcionamiento. Lo primero es aportado por el agua, proteínas y minerales, el combustible por la energía (azúcar, almidones, celulosa, etc.)

Los pastos tienen ciertas cantidades de energía; sin embargo, en la mayoría de los casos se presentan deficiencias.

Proteínas

Son nutrientes muy importantes porque se encuentran en todas las células del cuerpo animal y están implicadas en la mayoría de las reacciones químicas del metabolismo de los animales.

Es limitante principalmente en la época seca; para solucionar este problema se pueden utilizar fuentes altas en proteína como leguminosas forrajeras: Poró, Madero Negro, Leucaena, Cratylia, Maní Forrajero, etc. Los pastos poseen cantidades importantes de proteína pero que no son suficientes para los requerimientos del animal.

Minerales

Los minerales son indispensables para obtener buenas ganancias de peso en los novillos. Se recomienda tenerlos siempre a disposición de los animales o sea a libre consumo.

Se conocen 15 elementos minerales indispensables, los cuales se dividen en dos categorías: Macrominerales: calcio, fósforo, cloro, sodio, magnesio, potasio, azufre. Microminerales: selenio, hierro, cobre, manganeso, yodo, zinc, cobalto,molibdeno.

Los forrajes generalmente son deficientes en algunos minerales, por lo cual es necesario suministrar mezclas minerales balanceadas.

Vitaminas

Las vitaminas se ocupan en cantidades muy pequeñas y se encuentran en los alimentos que come el ganado, en los forrajes verdes o bien son sintetizados por los mismos animales, por lo que muy pocas veces se recomienda aplicarlas; se les pone a animales que consumen solamente forrajes secos o animales que están enfermos, convalecientes, desnutridos ó durante sequías prolongadas.

Subproductos utilizados

Urea

Los rumiantes pueden desdoblar la urea para producir proteína. La forma de suministrar la urea, es disolverla muy bien en agua y luego rociarla sobre el pasto picado. Debe usarse siempre junto a una fuente de energía; se puede mezclar (luego de disolver en agua) con la miel y rociarlas juntas sobre el forraje de corte.

La idea es distribuirla bien, para que los animales reciban cantidades similares y no haya peligro de intoxicación. Los niveles máximos de urea recomendados varían mucho de acuerdo a diferentes técnicos. Un buen nivel puede estar entre 60 y 100 g/animal/día de acuerdo al tamaño del novillo y de los otros componentes de la dieta.

Melaza

La melaza es una fuente de energía indispensable en los sistemas intensivos. En la mayoría de los sistemas de alimentación, la mayor limitante es energía; la melaza es uno de los materiales más usados, ya que se puede conseguir fácilmente en la mayoría de las zonas del país.

Los niveles máximos recomendados son de 3 kg/animal. Hay varias formas de suministrar la melaza; la recomendación es diluirla en agua y rociar la mezcla sobre el pasto para asegurar que los animales reciban cada cual una cantidad similar.

En el caso de que se utilice urea también puede mezclarse con agua y miel, y ofrecerse de la misma forma.

Banano

En ciertas localidades es posible contar con una fuente barata de energía como es el banano. En general, su uso lo define el costo, El banano es un alimento (alto en humedad) que aumenta la energía en la dieta, se ofrece picado a los animales y es muy palatable. Los niveles máximos recomendados son de 8 kg/animal/día.

Pollinaza

La segunda limitante en la alimentación de rumiantes es la proteína. Para aumentar la cantidad de proteína que los animales reciben se puede usar varias fuentes de alimentos, entre ellos están la gallinaza, pollinaza y la cerdaza.

Este material se compone de las heces de los pollos de engorde (pollinaza) o gallinas de postura (gallinaza).

Las heces de las aves contienen sustancias nitrogenadas las cuales pueden ser convertidas en la panza (rumen) de los rumiantes en proteína.

Cerdaza

Es un suplemento de tipo proteico que puede ser utilizado; sin embargo, no se consigue fácilmente. Es de mejor calidad nutricional que la pollinaza y la gallinaza; aquellos que pueden usarlo son generalmente quienes poseen una porqueriza.

Se recomienda fresca en cantidades de 10 a 12 kg/animal/día, en animales de 450 kg. Al principio debe someterse a los animales a un período de adaptación, e incluso utilizar suficiente miel para acostumbrarlos. Puede darse fresca o con dos o tres días de haberla secado.

Forrajes

Son la parte de la alimentación más importante, tanto en volumen como en aporte de nutrientes. Los forrajes son fuente de fibra, que es uno de los componentes básicos para que la digestión de los rumiantes marche bien; además, provee proteína, energía, vitaminas, agua y minerales.

Impacto ambiental

Los sistemas de ganadería intensivos existen para aumentar la producción y reducir los costos aparentes pero esta ganadería industrial es también dañina para el medio ambiente por diversas razones:

  • Los animales criados intensivamente están concentrados, a menudos en interiores en densidad demasiado elevadas para ser ambientalmente sostenibles, en explotaciones agropecuarias demasiado pequeñas para producir su forraje o absorber su estiércol.
  • La producción y transporte de forrajes para el ganado rico en energía y proteínas, consumen recursos escasos de la tierra, agua y energía de todo el mundo.
  • La producción intensiva de forrajes conlleva a la utilización de fertilizantes artificiales, insecticidas y herbecidas, la pérdida de praderas y la eliminación de setos, zanjas y márgenes de los campos. Estas prácticas agrícolas dañan el habitad de la fauna silvestre y reducen la biodiversidad.
  • Los nutrientes sobrantes de las granjas industriales contaminan los ríos y lagos, aguas subterráneas y aguas marinas dañando la vida vegetal y animal así como contaminando las fuentes de agua potable.
  • La ganadería industrial es una importante fuente de emanación de dióxido de carbono, metano, oxido nitroso y amoníaco, asociados de formas diversas con el calentamiento global, la disminución de la capa de ozono y las lluvias ácidas.

Fuentes

  • Turner,Jacki. Ganadería Industrial y medio ambiente. 2002
  • Arronis Díaz, Victoria. Recomendaciones sobre sistemas intensivos de producción de carne: estabulación, semiestabulación y suplementación estrategica en pastoreo. 2007.