Saltar a: navegación, buscar

Huracán Matthew

Ciclón Matthew
Información sobre la plantilla
Categoría 4  (EHSS)
Huracan Matthew.jpg
Vientos máximos235Km/h y rachas de 300 (durante 1 minuto)
Presión mínima950hP
Áreas afectadasBandera de Colombia Colombia, Bandera de la República Dominicana República Dominicana, Bandera de Haití Haití, Bandera de Cuba Cuba, Bandera de Bahamas Bahamas, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Ciclón Matthew . Fue la decimocuarta tormenta de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2016 y el quinto que alcanza la categoría de huracán.Tocando tierra cubana el 4 de octubre de 2016 con categoría 4.

Formación

El 28 de septiembre de 2016, el Centro Nacional de Huracanes informaba sobre la formación de la tormenta Tropical Matthew, la cual se estaría moviendo a través de las Islas de Barlovento con dirección al Mar Caribe.

Matthew, décimo tercera tormenta tropical de la temporada de huracanes en la cuenca atlántica, tenía vientos máximos sostenidos de hasta 95 kilómetros por hora, con rachas superiores, una presión mínima central de 1008 hectoPascal y una velocidad de traslación de 33 kilómetros por horas. [1]

Trayectoria meteorológica

Cono de trayectoria

A las once de la mañana, del 28 de septiembre, el centro de Matthew se encontraba en los 13.4 grados de latitud norte y los 60.7 grados de longitud oeste, a unos 55 kilómetros al sudeste de Santa Lucia, grupo sur del Arco de las Antillas Menores. Se pronosticaba que esta tormenta tropical continuara ganando en intensidad a medida que se desplazara con similar rumbo, disminuyendo su velocidad de traslación, pudiendo llegar a ser un huracán, el viernes 30 de septiembre.

Durante la mañana del día 30, el huracán Matthew continuó intensificándose, convirtiéndose en un poderoso huracán categoría 5, para después descender a categoría 4. Incrementó sus vientos máximos sostenidos a 185 kilómetros por hora, con rachas superiores y una presión central de 968 hectoPascal. Matthew había inclinado su trayectoria al oeste-suroeste, disminuyendo su velocidad de traslación a 19 kilómetros por hora. Al mediodía el centro de Matthew se estimaba en los 13.7 grados de latitud norte y los 71.0 grados de longitud oeste, posición que lo situaba a unos 775 kilómetros al sudeste de Kingston, Jamaica.

Matthew mantuvo similar rumbo, disminuyendo algo más su velocidad de traslación, para posteriormente inclinar su trayectoria al oeste y oestenoroeste en la noche del sábado y al noroeste el domingo, con poco cambio en intensidad.

Impacto

En Cuba

El 4 de octubre de 2016 alrededor de las 18:00 horas, penetró por Punta Caleta, territorio ubicado en la costa sur de la reserva ecológica Maisí-Caleta, en la provincia de Guántanamo, con categoría 4 y una velocidad de traslación de 15 kilómetros por hora, con destructivos vientos de 220 km/h, superiores en rachas, con una presión central de 949 hectoPascal e intensas lluvias[2][3][4]..

Alrededor de las 02:00 de la madrugada salió de las tierras cubanas por un punto cercano a Bahía de Mata, al este de Baracoa.

Daños

Tras su paso causó daños considerables en los municipios de Maisí, Imías, Baracoa y San Antonio del Sur[5][6][7].

Matthew dejó en el norte de Guantánamo y Holguín inundaciones costeras, con sobreelevación del nivel del mar 3-4 metros y olas de 6-8 metros., un puente colapsado en el municipio Imías, la caída de árboles y postes del tendido eléctrico, interrupciones en carreteras y localidades incomunicadas, así como daños en estructuras habitacionales.

En San Antonio del Sur, la Reserva Ecológica Baitiquirí, que forma parte del proyecto interregional Corredor Biológico del Caribe, fue otra de las afectadas del mismo modo el área ganadera, los cultivos varios, el cacao y el café. Como resultado del trabajo realizado por la Defensa Civil, el Partido y el pueblo en general no se reportaron pérdidas de vidas humanas en Cuba.

En Haití

Mientras el impacto directo del centro de Matthew era en Cuba, Haití quedaba a la derecha del ojo del huracán, sufriendo el efecto mas fuerte. [8]

Daños

Las cifras oficiales del Gobierno de transición haitiano indicaron más de 1000 muertos tras el paso del huracán Matthew por la nación. [9]

Más de 350 000 personas quedaron necesitadas de alguna clase de asistencia tras el desastre, mientras unas 15 623 fueron desplazadas y más de 27 000 evacuadas a refugios transitorios. Se trató de la peor crisis humanitaria en el país desde el devastador terremoto de 2010. [10]

Luego de que el huracán destruyera inmuebles y el sustento de la población, se registraron al menos 1 000 casos de cólera entre niños. De los 129 centros de atención del cólera en el país, 18 resultaron dañados en los departamentos más afectados de Grand’Anse y Sur, lo que complicó más los esfuerzos para contener la enfermedad[11].

La destrucción total de cultivos y la pérdida de las existencias de alimentos y de ganado en algunas de las áreas más afectadas dejaron a más de 800 000 personas en necesidad inmediata de asistencia alimentaria y a más de 112 000 niños en riesgo de desnutrición aguda.

Cerca de 50 000 niños se quedaron sin hogar y permanecieron en albergues temporales. Otros 3 500 niños que viven en instituciones necesitaron ayuda nutricional, agua y servicios sanitarios.

Para mitigar los daños epidemiológicos ocasionados por el paso del huracán, el 8 de octubre de 2016, partió hacia Haití la brigada médica número 24 del Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve compuesta por 38 profesionales de la salud cubana, entre epidemiólogos, licenciados en Higiene, técnicos en Control de Vectores y especialistas en Medicina General Integral (MGI)[12].

La brigada laboró junto a los especialistas y licenciados en Higiene y Epidemiología que forman parte de los más de 600 colaboradores cubanos de la Salud que prestan sus servicios en Haití, colaboración que data de 1998, después de la inundaciones de Gonaive.

En Bahamas

Durante la madrugada del 6 de octubre, el huracán Matthew continuó moviéndose hacia el noroeste a unos 19 kilómetros por hora azotando a las Bahamas centrales. Los vientos máximos sostenidos se habían incrementado a 205 kilómetros por hora, con rachas superiores, por lo que continuaba siendo un huracán categoría tres en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de cinco. [13]

Daños

El primer ministro de Bahamas, Perry Christie, señaló que los embates de Matthew, a su paso por este territorio, causaron grandes daños en infraestructuras como edificios gubernamentales, instalaciones aeroportuarias y carreteras. Tales afectaciones se sumaban a las causadas por el huracán Joaquín, que hace un año provocó enormes pérdidas materiales en las islas centrales y sur del país.[14]

En EEUU

Daños

“No hay excusas, hay que irse. El tiempo se agota y la tormenta los va a matar”, advirtió el gobernador de Florida, Rick Scott, días antes de que llegara Matthew. El huracán llegó debilitado al sureste de Estados Unidos y tocó tierra entre el 7 y 8 de octubre en Carolina del Sur. Ese día murieron al menos 10 personas y más de dos millones en las zonas costeras de Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte y Georgia fueron evacuadas.

Las autoridades locales informaron de un saldo de 36 muertos, mientras cientos de personas debieron ser rescatadas de las inundaciones, que han alcanzado proporciones históricas y son la principal amenaza. Se calcula que 2,2 millones de personas se quedaron sin electricidad a causa de la tormenta.

Referencias

Fuentes