Saltar a: navegación, buscar

José Gervasio Artigas

Para otros usos de este término, véase José Artigas (desambiguación).
José Gervasio Artigas
Información sobre la plantilla
Jose artigas.jpg
Jefe de los Orientales
General
NombreJosé Gervasio Artigas Arnal
ApodoKaray Guazú, Oberavá karay
MandosEjército Artiguista
Participó enLucha contra los realistas

Invasión portuguesa de 1811 Invasión Luso-Brasileña


Nacimiento19 de junio de 1764
Montevideo, Banda Oriental, Virreinato del Río de la Plata, Bandera de Uruguay Uruguay
Fallecimiento23 de septiembre de 1850
Ibiray, Bandera de Paraguay Paraguay
CónyugeRosalie Rafaela Villagran (m. 1824–1805)
HijosJuan Manuel, Mary Clemence, Petrona Josefa, José María, María Vicenta, Francisca Eulalia, María Agustina
PadresMartín José Artigas, Francisca Antonia Arnal

José Gervasio Artigas (1764-1850). Militar uruguayo que se levanto en armas contra el virreinato español comenzando una revolución en su contra hasta que fue traicionado por sus subordinados y tuvo que marchar al exilio. Fue el creador de la Provincia Oriental actualmente Uruguay.

Datos biográficos

Nació el 19 de junio de 1764 en Montevideo. Pertenecía a una familia cuyos orígenes se vinculaba a los fundadores de la ciudad. De joven trabajó en labores del campo. Ingresó al regimiento de Blandengues de Fronteras, donde se convirtió en oficial. Participó en la Reconquista de Buenos Aires contra las Invasiones Inglesas de 1806 y 1807.

En 1811 deserta del bando español cuando el nuevo virrey desconoce la junta revolucionaria de mayo de 1810. El gobierno revolucionario de Buenos Aires lo designó Teniente Coronel. Su misión era provocar levantamientos en la Banda Oriental contra los realistas, armó una fuerza militar basado en el gran prestigio que tenía en el campo.

Encabezó el Grito de Asencio. Triunfador en la Batalla de Las Piedras. Participó en el Sitio a Montevideo. Tuvo que luchar contra la oligarquía porteña, las fuerzas realistas y la invasión portuguesa. Se convirtió en el Protector de los Pueblos Libres. Fue derrotado por los portugueses en Tacuarembó. Traicionado por muchos de sus jefes. Y derrotado finalmente por uno de ellos en 1820, parte a su exilio de treinta años en Paraguay, donde es recibido por el Dr. José Gaspar Rodríguez de Francia. Muere el 23 de septiembre de 1850.

Síntesis de su actuación

El 28 de febrero de 1811 se inicia la revolución en la Banda Oriental (El grito de Asencio). El 18 de mayo obtiene la victoria de “Las Piedras”, lo que abre el paso al sitio sobre Montevideo (ocupado por los realistas). En julio de ese mismo año ingresan tropas portuguesas en el territorio oriental. Buenos Aires abandona a Artigas y pacta con el Virrey Elío.

Artigas se traslada al campamento de Ayuí, en un proceso que se lo conoce como el Exodo oriental, donde todo el pueblo de la campaña lo sigue, para protegerse contra las represalias de los españoles. Las relaciones conflictivas con Buenos Aires, donde predominan tendencias centralistas, llevan a la desobediencia de Artigas y es calificado como traidor a la patria por el gobierno porteño. Se convoca a la Asamblea del Año XIII, donde se sentarían los principios de gobierno de las provincias del Río de la Plata.

Artigas decide reconocer la convocatoria. Convoca al Congreso de Tres Cruces donde se originan una serie de instrucciones para los diputados de la Banda Oriental que van a asistir a la Asamblea del Año XIII. Los diputados artiguistas son rechazados, con pretextos formales. En realidad, el rechazo se debe al contenido de las Instrucciones del Congreso: federalismo, igualitarismo, democracia, independencia y unidad. Se debía evitar que el partido artiguista entre en contacto con el partido sanmartiniano, ambos opuestos a la burguesía comercial porteña. Se profundiza el conflicto con Buenos Aires. Artigas es declarado nuevamente traidor y el Directorio le pone precio a su cabeza.

Su liderazgo crece, obtiene el apoyo de Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe y Córdoba, además de la Banda Oriental. Quienes constituyen la Liga de los Pueblos Libres. Artigas es nombrado Protector, enarbolando la lucha contra el centralismo y la oligarquía porteña. Desarrolla su programa revolucionario.

Es combatido por Buenos Aires y por el imperio portugués, que invade la Banda Oriental, promovido por el representante argentino en Río de Janeiro con el objetivo de derrotar a Artigas.

San Martín escribió correspondencia a Artigas para unir su lucha contra el imperio español, pero las cartas fueron interceptadas y nunca llegaron a manos del prócer oriental.

Dos lugartenientes de Artigas, Estanislao López y Francisco Ramírez, triunfan contra las fuerzas directoriales (tropas porteñas) en la Batalla de Cepeda. Mientras tanto, Artigas cae derrotado frente a los portugueses en Tacuarembó. A su derrota, sigue la traición de sus principales jefes. López y Ramírez firman a sus espaldas un tratado con Buenos Aires. Luego de numerosos enfrentamientos, Artigas es derrotado por Ramírez en Rincón de Abalos, el 24 de julio de 1820. Parte al exilio durante en Paraguay.

Síntesis de su pensamiento

Su pensamiento se vio expresado principalmente en el Reglamento de Tierras y en las Instrucciones a los Diputados de la Banda Oriental. Su doctrina puede ser resumida en:

  1. La confederación y la unidad americana.
  2. La soberanía popular.
  3. La igualación del indio.
  4. El reparto justo de tierras.
  5. La independencia de toda opresión extranjera.
  6. La protección de las artes e industrias nacionales frente a los productos extranjeros.

Citas importantes

Con libertad no ofendo ni temo.
Los pueblos de la América del Sur están íntimamente unidos por vínculos de naturaleza e intereses recíprocos.
Nada podemos esperar si no es de nosotros mismos.
No venderé el rico patrimonio de los Orientales al vil precio de la necesidad.
Que los indios en sus pueblos se gobiernen por sí.
Que los más infelices sean los más privilegiados.
Sean los Orientales tan ilustrados como valientes.
Yo continuaré siempre en mis fatigas por la libertad y grandeza de este pueblo. La energía nivelará sus pasos ulteriores hasta su consolidación y en medio de los mayores apuros no me prostituiré jamás.
Para mí es un deber proteger con mis armas las libres determinaciones de los pueblos.
Mis armas no han tenido otro objeto que sostener la libertad general de los pueblos, en cuyo obsequio he estado pronto a sacrificar mi existencia.
El pueblo tiene derecho para alterar el gobierno y para tomar las medidas necesarias a su seguridad, prosperidad y felicidad.

Trascendencia histórica

La reforma agraria impulsada por Artigas, con el principio de que “los más infelices sean los más privilegiados” a la hora del reparto de la tierra (Reglamento de Tierras de 1815). El contenido social e igualitario de su actuación y su subordinación a la soberanía popular, son bases para la democracia participativa y la construcción del Socialismo del Siglo XXI.

Su lucha fue por la federación, unidad, igualdad y autodeterminación, como banderas inseparables. Es un precursor indiscutido de la causa de Nuestra América.

Fuente