Saltar a: navegación, buscar

José María Medina

José María Medina
Información sobre la plantilla
José M. Medina.JPG
Presidente de Honduras
Datos Personales
Nacimiento19 de marzo de 1826
Sensenti,
Honduras Bandera de la República de Honduras
Fallecimiento8 de febrero de 1878 (51 años) 
Santa Rosa de Copán,
Honduras Bandera de la República de Honduras
OcupaciónPolítico
PadreAntonio Medina

José María Medina. Político y militar hondureño. Varias veces fue presidente provisional y presidente constitucional.

Síntesis biográfica

Nació el 19 de marzo de 1826 en el pueblo de Sensenti perteneciente al entonces Departamento de Gracias. Hijo de Antonio Medina. Estudió en la escuela elemental de Eusebio Toro.

A los 18 años se alistó en el ejército hondureño. Participó en la campaña contra los filibusteros de Walker.

Trayectoria política

Se había proclamado presidente provisional desde el 20 de junio de 1863. El 31 de diciembre depositó el gobierno en manos del senador Francisco Inestroza. El 15 de febrero de 1864 recibió de nuevo la presidencia.

Fue senador y presidente de Honduras en cuatro oportunidades. En uno de sus períodos constitucionales, 1864 – 1866, ocurrieron las famosas rebelión y “ahorcancina” de Olancho.

Con su batallón de granaderos estaba en pie de guerra; se hizo presente en Comayagua; asumió de hecho la presidencia y sometió a los asesinos del general Guardiola a un Consejo de Guerra, condenándolos a morir fusilados por la espalda. El vice-presidente Victoriano Castellanos se hallaba enfermo en El Salvador, pero regresó a Honduras, e instalo su gobierno en Santa Rosa de Copán. El general Medina al saberlo, inmediatamente le dio su reconocimiento y más luego, como presidente que era de la asamblea, juramentó a Castellanos para que tomara legalmente posesión de la presidencia.

Resultó electo como presidente de la república en los comicios y como vice-presidente el general Florencio Xatruch para el período de 15 de febrero de 1864 al 1 de febrero de 1866. Tomo posesión del cargo en la ciudad de Gracias. En Olancho hubo un levantamiento de grandes proporciones contra su gobierno. El general Medina, conocido con el remoquete de “medinón” por su gran talla, personalmente y asesorado por el general José Antonio Medina, “Medinita”, hizo una tremenda carnicería para someter por el terror a los insurrectos, período este que se conoce en la historia de Honduras con el nombre del “Ahorcamiento de Olancho”.

Fue nuevamente electo para el período presidencial 1866 – 1870. Durante este segundo período intento llevar a cabo la construcción del Ferrocarril Interoceánico, que hubiera sido el primero de esta clase en América, y para ello autorizo a los ministros de Honduras en Francia e Inglaterra, Víctor Herrán y Carlos Gutiérrez – de muy grata memoria para contratar ambos un empréstito en nombre de Honduras en Londres, por un millón de Libras Esterlinas, empréstito que consiguieron y del cual apenas si llegó una cuarta parte para Honduras, con la cual se consiguió la construcción de la línea férrea entre Puerto Cortés y la Pimienta, en su trayecto de 53 millas. Esa deuda pesó por muchos años en la economía nacional hasta que dejo de ser cuando la canceló el doctor Miguel Paz Baraona en 1926; el presidente Medina acordó nuestro Pabellón Nacional.

El Congreso Nacional lo eligió por tercera vez para el siguiente período de 4 años que comenzaría el 1 de febrero de 1870, pero no pudo terminarlo. El general Florencio Xatruch se levantó en armas contra el gobierno, dirigiendo las operaciones desde el pueblo de Pasaquina, El Salvador. El entonces capitán Domingo Vázquez atacó y tomo las plazas de Goascorán y Nacaome. Honduras declaró la guerra a El Salvador y mandó un ejército a combatir al mando de los generales. Francisco López y Andrés Van Severen, quienes fueron derrotados por el general Xatruch. Este contra-ataco y tomó Nacaome y después Comayagua, la capital.

El mariscal Santiago González, que sustituyo en la presidencia de El Salvador al doctor Francisco Dueñas (quien mando a fusilar al general Gerardo Barrios), traicionó al general Medina, y su ejercito invadió Honduras y tomo Nacaome y Tegucigalpa, Amapala cayo en manos del general Ricardo Streber y el mariscal González, en persona, ataco y tomo la plaza de Gracias donde estaba atrincherado el presidente, general Medina, quien abandono el 22 de mayo, Medina se replegó y ataca Comayagua, pero fue rechazado por el teniente coronel Longino Sánchez; fue entregado al nuevo gobierno del licenciado Céleo Arias, que se había instalado en Comayagua, y este lo tuvo prisionero durante todo el tiempo que ejerció su presidencia provisional.

Muerte

Murió fusilado en Santa Rosa de Copán el 8 de febrero de 1878, durante el gobierno de Marco Aurelio Soto.

Fuente