Saltar a: navegación, buscar

Juan Lavalle

Juan Galo Lavalle
Información sobre la plantilla
Índice654.jpeg
Retrato realizado por Monvoisin en 1844.
NombreJuan Galo Lavalle
Nacimiento17 de octubre de 1797
Buenos Aires, Bandera de Argentina Argentina
Fallecimiento9 de octubre de 1841
San Salvador Jujuy, Argentina
Ocupación.
PredecesorManuel Dorrego
SucesorJuan José Viamonte
Juan Galo Lavalle. Militar y político argentino. Figura destacada de la Guerra de Independencia de Argentina y sudamerica. Héroe en las campañas de José de San Martín y Simón Bolívar.

Síntesis biográfica

Nació en Buenos Aires el 17 de octubre de 1797. Era el cuarto hijo de Manuel José de la Valle y Mercedes González.

Inicios

Al estallar la revolución de Mayo, su familia se encontraba en Chile, donde su padre era funcionario.

De regreso en Buenos Aires, el 31 de agosto de 1812, Lavalle solicitó su admisión como cadete en el Regimiento de Granaderos a Caballo.En Mayo de 1813 pidió al general Alvear ser enviado al frente. Ascendido a Teniente en 1813, pasó en 1814 al ejército sitiador de Montevideo, a órdenes de Alvear.

Trayectoria

Luchó contra Artigas, y al mando de Dorrego combatió en la batalla de Guayabos. En 1816, con su regimiento, ingresó al Ejército de los Andes que San Martín preparaba en Mendoza. El 4 de febrero de 1817, tuvo destacada actuación en Achupallas donde una patrulla de Granaderos venció a fuerzas realistas superiores que trataban de impedir la marcha de las tropas argentinas.

En Chacabuco fue ascendido a Capitán. En Maipú mandó una compañía de Granaderos que con los regimientos de Zapiola y Freire pusieron fuera de combate a la caballería realista. Combatió en el sur contra los restos del ejército español.

En Nazca, Perú, el 15 de octubre de 1820, al frente de la caballería patriota avanzó a todo galope sobre el campo realista, causando una completa sorpresa. En Paseo, el 6 de diciembre, cargó poniendo en fuga a la caballería enemiga. En Jauja se le entregó prisionero el teniente coronel Andrés de Santa Cruz, futuro Presidente de la Confederación peruano-boliviana.

En la campaña del Ecuador, el 21 de abril de 1822, libró en Riobamba uno de los más brillantes combates de caballería de la guerra de la Independencia, destrozando a la caballería española por el resto de la campaña. Intervino en Pichincha, en el desastre de Torata y en la retirada de Moquegua, donde con 300 Granaderos contuvo a un ejército varias veces superior.

A fines de 1823, se separó del ejército de Bolívar, y ya en Mendoza, un movimiento militar derrocó al gobernador y nombró en su reemplazo a Lavalle. Diez días después, 4 de julio de 1824, regresó a Buenos Aires, recibiendo despachos de coronel graduado. Con Rosas y Senillosa integró la comisión demarcadora de la frontera con los indios. Al estallar la guerra con el Brasil se incorporó al ejército nacional. En Febrero de 1827 venció a una columna de 1.200 hombres en Bacacay. En Ituzaingó, en audaz y caícula8a maniobra, arrolló a las fuerzas del general Abreu, siendo ascendido a general.

En 1799, los De La Valle se trasladaron a Santiago de Chile. Desde allí, palpitan las noticias de las invasiones inglesas, alarmados por la ineficiencia de las autoridades coloniales para resistir a los ingleses.

Ya en 1807 la familia se muda nuevamente a Buenos Aires. Por entonces, la crisis del imperio español comenzaba a evidenciarse y grupos de jóvenes criollos se plantean la posibilidad —lejana todavía— de cortar los lazos con la metrópoli.

La Revolución de Mayo resultó claramente adversa para con los De La Valle, por su subordinación a las autoridades españolas. Recién en 1812, una vez asumido el Primer Triunvirato, el gobierno nombra a Manuel amigo cercano de Bernardino Rivadavia, secretario del Triunvirato administrador de la Aduana de Buenos Aires.

El Primer Triunvirato es derrocado en octubre de 1812 por fuerzas dirigidas por militares pertenecientes a la llamada Logia Lautaro, entre quienes se encontraban Carlos María de Alvear y José de San Martín.

A cargo del Regimiento de Granaderos a Caballo, San Martín decidió encaminar la formación de un conjunto de jóvenes voluntarios que se incorporarían como cadetes. Pertenecientes en muchos casos a las familias más distinguidas de la ciudad. Juan Galo de Lavalle que en esa época suprimió el de de su apellido y lo apocopó, posiblemente para evitar la vinculación con los apellidos españoles pidió su alta como cadete y fue aceptado en agosto de 1812.

Se destacó en las prácticas rigurosas impuestas por San Martín y rápidamente se ganó su respeto. Sin embargo, Lavalle no fue escogido para participar en el Combate de San Lorenzo, en el que las tropas de San Martín se impusieron sobre los realistas y su bautismo de fuego tuvo lugar durante la toma de Montevideo, en 1814. Allí, quiso el destino que actuará bajo las órdenes de Manuel Dorrego.

Muerte

En 1839, inició una campaña que finalizó con su muerte el 9 de octubre de 1841, en la provincia de San Salvador Jujuy. Para evitar que su cadáver fuera profanado, sus compañeros de armas, enterraron en tierra.

Fuentes