Saltar a: navegación, buscar

La Coral de la Universidad de Oriente

Coral de la Universidad de Oriente
Información sobre la plantilla
Agrupación musical
Datos generales
NombreCoral de la Universidad de Oriente
Origen:Santiago de Cuba
País:Bandera de Cuba Cuba
Fecha de Fundación:1950
Información artística
Miembros fundadores:Juan Alberto Muñoz Cusine, Electo Silva Gaínza, Carlos Amat Fores, Juan Escalona Reguera, Alba Griñán Nuñez, Luis Rodríguez Cárdenas, Talía Fung, Delfina Yero Gil, Enrique Marimón Roca, Vilma Espín Guillois
Artistas relacionados:Electo Silva Gaínza

La Coral de la Universidad de Oriente. Fundada por el profesor Juan Viccini en 1950 a raíz de la creación del Departamento Musical de la Universidad de Oriente. Integrada por quienes más tarde serían figuras relevantes de la historia y la cultura cubana.

Reseña histórica

Con la organización del Departamento de Técnicas Audiovisuales en la Universidad de Oriente, se crea el Departamento Musical y el nombramiento del profesor Juan Viccini como su director, por lo que el claustro de profesores de la escuela se afana por la formación integral de los jóvenes estudiantes. El profesor Viccini acometió la labor de constituir la Coral Universitaria en 1950, previo a pruebas de vocación, tono vocal, entonación y otras características de esta tarea entre todos los alumnos interesados de las cinco carreras con que se contaba en aquellos momentos, mostrando gran entusiasmo, gusto y participación.

Fundadores

Entre los estudiantes seleccionados para integrar la primera coral:

Desempeño artístico 1950-1954

Creada la Coral, participaban en las principales actividades que se realizaban dentro del recinto universitario, como graduaciones, fiestas, conmemoraciones, actos de recordación, fechas de carácter patriótico, estudiantil, fines de año, fogatas mambisas, fiesta de la novatada, entre otras, también actuaban con frecuencia tanto en la ciudad como en el resto de la antigua provincia de Oriente.

Todos los años realizaban visitas al asilo de ancianos, a las salas de los niños ingresados en la antigua Colonia Española, donde acudían a cantar y llevarles golosinas, y los despedían con frases y expresiones cariñosas. Actuaron en la Biblioteca Central, para homenajear al insigne trovador Sindo Garay, el cual a pesar de su ancianidad, se encontraba lúcido y en óptimas condiciones.

En los primeros años de la década del 50, cumplimentando una invitación del gobierno de la República de Haití, la Coral realizó una visita a ese país para participar en un intercambio cultural.

En conmemoración del fusilamiento de los Ocho Estudiantes de Medicina celebrada en los salones del Gobierno Provincial, se aprovecha para apoyar y desagraviar al expresidente de la República de Venezuela Rómulo Betancourt, que había sido depuesto por un Golpe de Estado.

En la etapa inicial de su creación reciben la visita de la Coral Universitaria de Yale, de los Estados Unidos, en un acto efectuado en Rancho Club para un intercambio cultural, donde se interpretaron obras montadas por cada institución en una especie de fraternal y amistosa competencia.

La Coral visita la Escuela Progresiva de Cárdenas, en Matanzas, actuando en el Teatro Provincial, una noche a teatro lleno, entonaban la ¨Carabalí¨de Félix Benjamín Caignet, cuando el director Viccini, los mandó a bajar del escenario y seguir cantando por los pasillos del local hasta la calle, precedidos por los toques de tambores de dicha composición, todo el público fue detrás, convirtiendo la calle de esa ciudad, en una pequeña Trocha Santiaguera.

El repertorio de la Coral se ampliaba cada día con un grupo de obras en español y otros idiomas, así como sus integrantes, quedando conformada entre cuarenta y cincuenta integrantes.

Vilma se mantuvo en la Coral durante toda su permanencia en la Universidad de Oriente. A lo largo de su vida tuvo especial predilección por el canto coral, el cual mantuvo entre sus preferencias hasta su muerte.

Fuente

  • Ramos Ochoa, Mirza. Luchas estudiantiles de Vilma Espín Guillois. Memorial Vilma Espín Guillois. Santiago de Cuba, 2012.