Saltar a: navegación, buscar

Ministerio de Comunicaciones

MINCOM
Información sobre la plantilla
Ministerio
Ministerio de Comunicaciones Cuba.jpg
Edificio del Ministerio de Comunicaciones en La Habana
Datos generales
Nombre:Ministerio de Comunicaciones
Siglas o Acrónimo:MINCOM
Año de creación:2013
Organismo predecesor:
Ministerio de la Informática y las Comunicaciones
Otros datos
Sede oficial:Plaza de la Revolución, La Habana, Bandera de Cuba Cuba

Ministerio de Comunicaciones. Es el organismo del Estado cubano encargado de proponer, y una vez aprobada, dirigir y controlar la política para el Sistema Único de Comunicaciones del País, que comprende las telecomunicaciones, la informática, las radiocomunicaciones, los servicios postales, la automática para los sistemas de comunicaciones, la gestión del espectro radioeléctrico y el aseguramiento técnico y de soporte , asegurando, desde tiempo de paz, la infraestructura y los servicios para la seguridad y la defensa nacional de Cuba[1].

Historia

Los antecedentes históricos del Ministerio de Comunicaciones de Cuba, parten de la creación de la Dirección de Comunicaciones de la Secretaría de Gobernación, al instaurarse la República en 1902. Esta dirección se convirtió en Secretaria de Comunicaciones en el año 1925 y elevó su categoría a la de Ministerio de Comunicaciones al promulgarse la Constitución de 1940.

La principal función de esta institución antes del triunfo de la Revolución consistía en la operación de los servicios postal y telegráfico, este último, extendido exclusivamente al ámbito nacional y equipado con una tecnología anticuada. El resto de los servicios de telecomunicaciones se encontraban en manos privadas.

En 1960 al nacionalizarse la Cuban Telephone Company, el Ministerio de Comunicaciones asume la telefonía a nivel nacional, además de un grupo de empresas cablegráficas internacionales que también fueron nacionalizadas.

En los primeros años de la Revolución el esfuerzo en la rama de las comunicaciones estuvo dirigido fundamentalmente al objetivo de crear la base técnica de las comunicaciones que permitiera la organización de la dirección de los objetivos económicos más importantes del país, el reforzamiento de las comunicaciones para la defensa; así como mejorar las comunicaciones de las capitales provinciales y principales ciudades y pueblos del interior, creando para ello una infraestructura de larga distancia nacional que asegurara este objetivo. También en esos primeros años se hicieron las inversiones básicas en la radiodifusión internacional, lo que permitió llevar el mensaje de la Revolución a todo el Mundo.

A fines de la década del 60 se integra a la entidad todo el sistema de transmisiones de las cadenas nacionales de la radio y la televisión, así como los transmisores de las emisoras locales.

A partir de entonces y por casi tres décadas el MINCOM utilizando -en lo esencial- tecnologías de los países socialistas, expandió las comunicaciones telefónicas y postales a las zonas más desfavorecidas, creó una fuerte infraestructura de transmisión de larga distancia nacional, incorporó al país a las comunicaciones internacionales por satélites y consolidó un abarcador sistema de radiodifusión y televisión nacionales.

El desarrollo creciente de las tecnologías de la información y las comunicaciones y su estrecha interrelación hizo aconsejable la creación de un nuevo Ministerio integrador de estas actividades.

En el año 2000, a partir de la promulgación del Decreto-Ley 204 de fecha 11 de enero del 2000 del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros de la República de Cuba, se creó el Ministerio de la Informática y las Comunicaciones (MIC), para que asumiera todas las tareas y funciones que hasta el momento venían ejecutando por separado algunas entidades del Ministerio de la Industria Sideromecánica y la Electrónica (SIME) y el Ministerio de Comunicaciones.

El 23 de febrero de 2013, por acuerdo del Consejo de Estado, cambia la denominación del Ministerio de Informática y las Comunicaciones por la de Ministerio de Comunicaciones.

Misión

Es el organismo del Estado cubano encargado de proponer, y una vez aprobada, dirigir y controlar la política para el Sistema Único de Comunicaciones del País, que comprende las telecomunicaciones, la informática, las radiocomunicaciones, los servicios postales, la automática para los sistemas de comunicaciones, la gestión del espectro radioeléctrico y el aseguramiento técnico y de soporte , asegurando, desde tiempo de paz, la infraestructura y los servicios para la seguridad y la defensa nacional de Cuba.

Funciones

El Ministerio de Comunicaciones, además de las funciones comunes a todos los organismos de la Administración Central del Estado, tiene las específicas siguientes:

  1. Asegurar el Sistema Único de Comunicaciones del país con los requerimientos de máxima confiabilidad e independencia tecnológica, garantizando además desde tiempo de paz la infraestructura y los servicios para la seguridad y la defensa nacional.
  2. Proponer, y una vez aprobada, ejecutar y controlar la política sobre el uso del espectro radioeléctrico, así como planificar, implementar, reglamentar, administrar y controlar el sistema de medidas necesarias para su defensa y realizar las coordinaciones internacionales requeridas a ese fin.
  3. Proponer, y una vez aprobada, ejecutar y controlar la política sobre el uso del ciberespacio, así como planificar, implementar, reglamentar, administrar y controlar el sistema de medidas necesarias para su defensa, y realizar las coordinaciones internacionales requeridas a ese fin.
  4. Ordenar, regular y controlar los servicios de telecomunicaciones, radiocomunicaciones, informáticos y postales, nacionales e internacionales, la gestión de los recursos comunes y limitados en materia de dichos servicios y la implementación de los mismos.
  5. Evaluar, proponer y otorgar la expedición y revocación de concesiones, autorizaciones, permisos y licencias a operadores y proveedores de servicios informáticos, de telecomunicaciones, radiocomunicaciones y postales, privados o públicos, de uso del espectro radioeléctrico, así como para la instalación y explotación de equipos o dispositivos radioeléctricos, velando por su cumplimiento en el marco de su autoridad.
  6. Promover, regular y controlar la extensión de los servicios universales del Sistema Único de Comunicaciones del País, de su competencia;

Asegurar el desarrollo de la infraestructura de las comunicaciones y fomentar nuevas plataformas tecnológicas.

  1. Regular y controlar las especificaciones técnicas y de explotación de los sistemas, equipos y dispositivos a emplear en las redes de telecomunicaciones, radiocomunicaciones e informáticas, para garantizar la interconexión entre las redes públicas, así como la interoperabilidad de los servicios.
  2. Proponer, con la participación de los organismos de la Administración Central del Estado, los programas para lograr la informatización de la sociedad y, en particular, el desarrollo de la cultura informática social y una vez aprobados, controlar su cumplimiento. Evaluar el impacto del empleo de las tecnologías de información y las comunicaciones.
  3. Proponer, y una vez aprobada, orientar y controlar la estrategia y los programas de acción para la aplicación de las telecomunicaciones y la informática en los órganos del Estado y del Gobierno en todos los niveles; evaluar los aspectos tecnológicos y económicos relacionados con este proceso y hacer las propuestas que correspondan.
  4. Establecer y controlar la aplicación de las normas relativas a la integridad y privacidad de la información que circula por las redes de telecomunicaciones, radiocomunicaciones e informáticas, asegurando su seguridad e invulnerabilidad, el diseño y documentación de los sistemas informáticos, así como la inviolabilidad de los envíos postales.
  5. Regular y controlar la aplicación de las normas técnicas y operacionales de los sistemas de comunicaciones y las redes informáticas en general que funcionan en el país, encaminadas al desarrollo tecnológico.
  6. Establecer, regular y controlar los programas de calidad, modernización, metrología y expansión de los servicios rectorados por el Ministerio; introducir, eliminar o modificar los índices de calidad, así como evaluar y controlar su cumplimiento.
  7. Proponer, y una vez aprobada, regular y controlar la política para la fabricación, homologación y certificación de equipos, dispositivos, partes, accesorios, sistemas y aplicaciones en su esfera de competencia, así como proponer y establecer las regulaciones técnicas relacionadas con su importación y exportación.
  8. Regular y controlar la emisión, distribución, circulación, vigencia, valor facial y demás características de las especies postales.
  9. Aprobar el Cuadro Nacional de Atribución de Bandas de Frecuencia.
  10. Garantizar la correcta evolución del Sistema Único de Comunicaciones del País, mediante un aseguramiento del sistema de vigilancia tecnológica del Ministerio.
  11. Aprobar las propuestas de clasificación de los sistemas para la aplicación del silencio de radio, así como para la implantación de medidas especiales para el control de las emisiones radioeléctricas y su orden de prioridad.
  12. Autorizar la asignación de los recursos de numeración, de Internet y de uso conjunto a los operadores de servicios públicos de telecomunicaciones; y Proponer la política y las estrategias para el desarrollo, evolución, producción, comercialización y utilización de las telecomunicaciones, informática, radiocomunicaciones, servicios postales, espectro radioeléctrico, automática para los sistemas de comunicaciones, gestión del espectro radioeléctrico, aseguramiento técnico y de soporte asociado y, una vez aprobada, dirigir y controlar su aplicación.

Referencias