Saltar a: navegación, buscar

Mono aullador pardo

Mono aullador pardo
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo

Especie de Primate.
Clasificación Científica
Nombre científicoAteles paniscus
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Mammalia
Orden:Primates
Familia:Atelidae
Género:Alouatta
Hábitat:En bosque se vegetación primaria.

Mono aullador pardo. Se considera el mono más grande y corpulento de América. Su distribución comprende el este de Brasil, incluye Salvador de Bahía, Minas Gerais, Espíritu Santo, Rio de Janeiro, São Paulo, Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul. Su nombre científico es Ateles paniscus.

Características

Los machos en la cabeza y el cuerpo miden de 53 a 58 cm, la cola alcanza de 48 a 67 cm, el peso oscila de 5.3 a 7.2 kg. Las hembras miden de 44 a 49 cm, la cola logra de 51 a 57 cm; el peso es de 4.1 a 5.0 kg.Es de pelo largo, hirsuto y abundante, su cabeza es grande en comparación al cuerpo, tiene su cara desnuda con el hocico chato, nostrilos amplios, redondos y planos, y su mandíbula es muy prominente con la boca grande.

Su cuerpo es rechoncho, con vientre algo abultado en el abdomen. Sus brazos son relativamente largos y fuertes, los utiliza para desplazarse de rama en rama utilizando también las piernas y la cola. Sus manos tienen cinco dedos sin el pulgar oponible. Tiene la cola larga y prensil, desnuda en la punta, capaz de soportar su propio peso, aunque no suele colgarse de ella. En el mentón le crece pelo en forma de barba.

La piel de su rostro es negra y sus ojos son café oscuro. El macho adulto tiene el escroto de color blanco y la hembra tiene un par de glándulas mamarias. Para marcar territorio utiliza glándulas odoríferas tallando su garganta u orinando la zona. Sus fuertes rugidos utilizados en lacomunicación pueden ser escuchados a varios kilómetros.

Hábitat

Habita en los bosques de vegetación primaria y secundaria, en los bosques costeros de tierras bajas. Se le documenta de los 400 a 1150 metros de elevación. Se mantiene en grupos que llegan a contar hasta con 11 individuos. Estos grupos emplean un área de acción de unas 5.8 hectáreas.

Hábitos

El Mono Aullador Pardo es diurno, de hábitos arborícolas. Vive en grupos que constantemente se desplazan entre la cobertura vegetal de un territorio a otro en busca de alimento. Su conducta social es muy compleja. El grupo puede estar formado por crías (de 0 a 6 meses), juveniles (de 6 meses a un año y medio), sub-adultos (de entre 2 y medio a 4 años) y adultos. En la tropa siempre hay un macho dominante (ocasionalmente dos), que puede tener un harem de dos a cinco hembras y puede dominar a la tropa por dos a tres años, pudiendo procrear en ese periodo hasta 18 crías.

Pasa la mayor parte del día descansando entre las ramas de la copa de los árboles (74%), o buscando comida (15-22%), y a ratos socializando (4%). En la noche se reúnen para guarecerse del clima y de los depredadores. Los juveniles juegan constantemente brincando de una rama a otra entre la copa de los árboles. La mayor parte de sus desplazamientos lo hacen de forma cuadrúpeda, es decir, con sus cuatro miembros y el apoyo de la cola prensil.

Entre tropas se da la emigración, o salida de individuos de una tropa a otra, por lo que pueden encontrarse individuos solitarios de ambos sexos. Un comportamiento curioso entre Monos Aulladores Pardos es que todos los integrantes de la tropa quieren cargar a un recién nacido, es el llamado “comportamiento de tías”. Cuando están asustados o molestos, tienen un comportamiento defensivo, que consiste en arrojar al invasor ramas, e incluso orina. El Mono Aullador Pardo puede vivir en cautiverio hasta 20 años.

Para este primate es muy importante la comunicación por medio de rugidos, gruñidos, aullidos y bramidos. El macho de Mono Aullador Pardo tiene el hueso hioides y la laringe desarrolladas formando junto con la mandíbula una caja de resonancia que le permite amplificar poderosamente los sonidos que emite. La hembra también puede emitir sonidos pero con menor intensidad. Por las mañanas el grupo entero suele aullar y puede ser escuchados hasta a dos kilómetros de distancia.

Forma grupos o tropas de 10 a 20 individuos, con un promedio de 14. También puede haber tropas de hasta 40, o de solamente cuatro. La cantidad de individuos en la tropa varía según la disponibilidad de alimento, la región y lo fragmentado del hábitat. Para otras especies similares 14 individuos es ya un grupo grande.

Las tropas se pueden desplazar en un ámbito hogareño de alrededor de 60 ha, dependiendo también de las características de la vegetación y pueden contener varios machos reproductivos, con una densidad de menos o igual a cuatro Monos Aulladores Pardos por hectárea.

Alimentación

El Mono Aullador Pardo es herbívoro, principalmente folívoro y frugívoro, es decir, que come hojas y frutos. Las hojas que come son brotes tiernos, suaves y poco fibrosas. Come las partes blandas de muchos frutos maduros, especialmente higos silvestres. También puede comer hojas maduras e incluye en su dieta flores, semillas, musgo, algunos tallos y termitas. En época de lluvias se alimentan hasta en un 75% de hojas tiernas, mientras que en la época seca comen semillas, flores y frutos.

Reproducción

La hembra es reproductiva todo el año y solo tiene una cría por parto, a la que transporta y alimenta mientras permanece sujeta a su espalda. Su periodo de gestación es de entre 180 a 194 días.

Los recién nacidos pesan unos 400g y tienen su pelaje de café dorado a plateado. Cuando es pequeño lo cargan en el vientre, cuidándolo por alrededor de un año y medio. Los periodos entre nacimientos son de alrededor de dos años.

A partir de los tres años y medio, el joven Aullador abandona la tropa para buscar pareja. Las hembras alcanzan la madurez sexual entre los tres cinco años y los machos hasta después de cuatro o cinco años. Al alcanzar la madurez sexual, a los machos les cambia el color del escroto a blanco y en las hembras los genitales se vuelven de color blanco a rosado.

Galería

Amenazas

El principal factor de riesgo para el Mono Aullador Pardo es la deforestación, los incendios forestales, y el cambio de uso del suelo de su hábitat, por actividades humanas tales como la ganadería y la agricultura. La cacería con fines alimenticios y la captura de jóvenes o crías para ser utilizados como mascotas también contribuyen a la pérdida de sus poblaciones.

Los monos no deben utilizarse como mascotas ya que están protegidos por la ley. La pérdida o fragmentación de su hábitat limita sus opciones de movimiento de una tropa a otra. Esta limitación puede conducir a cambios de comportamiento social, de búsqueda de alimento, de condiciones fisiológicas y finalmente a un entrecruzamiento entre parientes dentro de la misma tropa y por tanto, reducción en la variabilidad genética.

Fuentes