Saltar a: navegación, buscar

Orlando Pantoja Tamayo

Orlando Pantoja Tamayo
Información sobre la plantilla
Orlando Pantoja Tamayo001.jpeg
Guerrillero Boliviano
NombreOrlando Pantoja Tamayo
Nacimiento2 de octubre de 1934
Poblado de Maffo,Cuba Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento8 de octubre de 1967
Quebrada del Yuro Bandera de Bolivia Bolivia
NacionalidadBolivia

Orlando Pantoja Tamayo. Joven revolucionario que participó activamente en la lucha insurreccional por el Triunfo de la Revolución Cubana. Integrante de la guerrilla del Ché en Bolivia, murió en la Quebrada del Yuro.

Síntesis biográfica

Nació el 2 de octubre de 1934 en el poblado de Maffo, término de Jiguaní, Oriente. Con apenas 11 años comienza a trabajar para sufragar sus clases y culminar el 6to grado. Olo se convierte en un vehemente admirador de Eduardo Chibás e integra la sección juvenil del Partido Ortodoxo y ocupa la secretaría de propaganda de la dirección municipal de Jiguaní.

Trayectoria

Después de los sucesos del Moncada se incorpora al Movimiento 26 de Julio que actúa en Contramaestre del cual es jefe de Acción y Sabotaje.

El 21 de octubre de 1957 se une a las fuerzas comandadas por Fidel Castro Ruz y poco tiempo después pasa a la Plata donde se encuentra con el comandante Ernesto Che Guevara. Por sus méritos el Che le confiere los grados de Capitán y lo pone al mando de una tropa bisoña que le corresponde avanzar en Camaguey y participa en la toma de Sancti Spiritus y Jatibonico.

Triunfo de la Revolución

Luego del triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959 en Cuba, el entonces capitán del Ejército Rebelde, Orlando Pantoja Tamayo “Olo”, desarrolló una intensa actividad como parte de la dirección del Ejército Rebelde, lo que le valió la confianza para desempeñar disímiles responsabilidades.

De inmediato pasa a ocupar la posición de ayudante ejecutivo del Comandante Ramiro Valdés Menéndez, desarrollando una intensa actividad como oficial de la Dirección de Inteligencia cubana (G – 2). Esta fue la génesis del futuro héroe cubano.

El 5 de marzo de 1963 se crea el Departamento de Vigilancia de Puertos y Costas, antecedente directo de los Destacamentos de Tropas Guardafronteras de la República de Cuba. Al frente se designó al capitán Orlando Pantoja Tamayo, quien a partir de ese momento se destacó en la protección del territorio nacional contra infiltraciones enemigas y ataques piratas.

“Olo” continuó siendo el cariñoso denominativo de Orlando Pantoja Tamayo, aun cuando desempeñó altas y complejas responsabilidades durante los primeros años de la Revolución Cubana. El joven militar jamás renunció a su formación humilde, correspondiendo con extrema amabilidad a quienes requerían de sus servicios, opiniones y consejos.

De su calidad humana, una de las hermanas de “Olo” expresó:

“Olo se percataba de los problemas de quienes le rodeaban y les brindaba ayuda (…) era el jefe exigente capaz de sancionar a sus subordinados, pero también de interesarse por sus preocupaciones y apoyar a los suyos; el hijo amoroso que siempre estaba pendiente de nuestra madre y que llegó a convertirse en el eje de la familia, a la que le gustaba ver reunida en actividades que él mismo convocaba y donde nos reprochaba a veces, a alguno de los hermanos, por qué no visitábamos más a menudo a mamá …”

Pantoja Tamayo fue fiel a la confianza que depositó en él, el comandante “Ché” Guevara durante la etapa de luchas en la Sierra Maestra. Por solicitud personal, el 19 de diciembre de 1966 se incorpora a la guerrilla en Bolivia con el seudónimo de “Antonio”. Se inicia así, la última y más gloriosa etapa de su vida revolucionaria.

Muerte

El 19 de noviembre de 1966, el capitán Orlando Pantoja Tamayo llega a al campamento de la guerrilla del “Ché” en la zona montañosa de Ñacahuazú, Bolivia , siendo destinado al destacamento del el centro como jefe de información y jefe del campamento.

En la anterior condición, “Olo”, recibe en la guerrilla a la compañera Tamara Bunke Bider mas conocida como “Tania La Guerrillera” en el mes de febrero de 1967.

El 7 de octubre de 1967, el “Ché” escribe en su Diario de Campaña: “…salimos los 17 con una luna muy pequeña y la marcha fue muy fatigosa y dejando mucho rastro por el cañón donde estábamos, que no tiene casas cerca, pero sí sembradíos de papa regados con acequias del mismo arroyo. A las 2 paramos a descansar, pues ya era inútil seguir avanzando. El Chino se convierte en una verdadera carga cuando hay que caminar de noche". Hacía solo 5 días que Pantoja Tamayo había cumplido 33 años de edad.

El 8 de octubre, ante la inminencia de un choque contra el Ejército de Bolivia que había cercado las posiciones, el Che organiza líneas de fuego en la Quebrada del Yuro para proteger el repliegue y salida del cerco de los enfermos que traían.

A la una y treinta de la tarde, comienza el combate. Los soldados bolivianos son frenados por los guerrilleros. En la línea de fuego, como de costumbre, está “Olo” Pantoja. De los 17 guerrilleros que combaten, hay tres heridos de bala, uno con un pie fracturado y seis enfermos por otras causas. Sin embargo, los guerrilleros combatieron sin desmayo hasta el anochecer.

Finalmente, durante el combate mueren: René Martínez Tamayo (Arturo) y el boliviano Aniceto Reinaga Gordillo (Aniceto). Alberto Fernández Montes de Oca (Pachungo) fue gravemente herido y falleció en la escuelita de La Higuera, al no permitir los militares bolivianos que recibiera atención médica por parte del “Ché”.

Con la infausta muerte en la Quebrada de El Yuro, no termina la leyenda de fidelidad del capitán Orlando Pantoja Tamayo a la justicia, la libertad y especialmente al jefe y compañero de luchas Ernesto “Ché” Guevara.

Parece que por una hermosa casualidad, la historia mantuvo unidos en la eternidad al “Ché” y a “Olo” Pantoja: luego de 30 años de intensa búsqueda de los cadáveres de los guerrilleros asesinados o muertos en la quebrada del Yuro y en la escuelita de La Higuera, el 3 de julio de 1997 son encontrados en una fosa común e identificados, los restos de el Guerrillero Heroico y a su lado el de Pantoja Tamayo, junto a otros 5 combatientes guerrilleros.

El 17 de octubre de 1997, son colocados los restos de los guerrilleros en el Memorial de la ciudad de Santa Clara. Descansan así en la tierra cubana, los restos de aquel niño héroe que supo marchar contra la muerte por el triunfo de la vida.

Enlace externo

bolivia: Diario de lucha.

Fuente