Saltar a: navegación, buscar

Ortiga mayor

(Redirigido desde «Ortiga»)
Ortiga mayor
Información sobre la plantilla
Ortiga mayor.jpeg
Nombre Científico:Urtica dioica
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Rosales
Familia:Urticaceae
Género:Urtica
Especie:Urtica dioica

Ortiga mayor. Nettle (Inglés), Ortie / Ortie dïoique (Francés). La ortiga mayor es una planta herbácea perenne, de tallos erguidos cuadrangulares de hasta 1,5 metros de altura. Sus hojas, de color intensamente verde, son ovales, opuestas, pecioladas, acorazonadas y con bordes muy dentados; las hojas inferiores son más grandes que las superiores. De las axilas de las hojas brotan, en la parte superior de los tallos, inflorescencias en forma de panículas. Los frutos son aquenios.

Descripción

Toda la planta está recubierta de unos pelillos urticantes, los cuales, al rozarlos con la piel, producen unas pequeñas vesículas por efecto de las sustancias que contienen, creando una fuerte sensación de escozor o quemazón.

La ortiga crece adventicia en toda Europa, entre matorrales, jardines, terrenos cultivados, habitados, montañas, márgenes de muros, y allí donde encuentre nitratos o abundante materia orgánica.

Recolección

Con fines medicinales se recolectan las sumidades, las raíces o rizomas, o simplemente las hojas en tiempo de floración. Las raíces se desentierran en otoño y se dejan secar al sol. Las sumidades y hojas se ponen a secar a la sombra, o en secadero a una temperatura máxima de 60 ºC. Las hojas tiernas también se pueden recolectar en primavera para verdura. En todo caso, deben realizarse cuidadosamente para evitar sus efecto urticantes.

Tipos

Ortiga mayor, la más común, y la menor, que produce mayor quemazón que la primera. El purín de ortiga es utilizado para la nitrogenización del suelo, como abono natural.

Aplicaciones y propiedades

La ortiga mayor ha sido, y sigue siendo, una planta muy vilipendiada, principalmente por la desagradable sorpresa cuando se roza con ella la piel sin percatarse de su presencia. Sin embargo, se trata de una de las más valiosas y eficaces plantas medicinales, cuyos remetidos caseros son además seguros y muy baratos, pues esta especie suele ser muy abundante y fácil de encontrar.

La ortiga mayor contiene abundante clorofila, y también taninos, ácidos orgánicos, vitamina C, provitamina A y sales minerales. Los pelillos urticantes contienen ácido fórmico, resina, acetilcolina, histamina y otras sustancias.

Tiene numerosas aplicaciones medicinales e industriales. Es un excelente hemostático, y por tanto un buen remedio contra las hemorragias. Es un buen diurético, especialmente útil en la eliminación del ácido úrico; por este motivo es igualmente hipotensor y antirreumático. Se emplea en catarros gastrointestinales, bronquiales y renales; adecuado como antidiarreico y contra el estreñimiento. Por su acción hipoglucemiante es un antianémico coadyuvante en el tratamiento de la diabetes, estimulante de la actividad de las glándulas endocrinas y la producción de glóbulos rojos, así como un favorecedor de los intercambios metabólicos. Ejerce un buen drenaje hepático. Actúa también como depurativa y fortificante. En aplicaciones externas es cicatrizante, útil en heridas, úlceras, etc., y también como revitalizador del cuero cabelludo. La hojas tiernas se pueden consumir como verdura en primavera.

Las sumidades también se utilizan en procesos industriales para obtener la clorofila, que es la sustancia más abundante de esta planta. Ésta es empleada como aditivo en productos cosméticos, jabones, etc.

Remedios

  • Infusión hemostática de ortiga mayor en hemorragias nasales: Para aplicación en hemorragias nasales, hervir un puñado de ortigas secas y dejar reposar quince minutos. Colar y añadir el zumo de un limón. Tomar tres tazas diarias antes de las comidas.

Forma de preparación

La infusión se prepara poniendo una cucharada de la hierba en una taza de agua hirviendo. Beber una taza en la mañana y otra en la noche durante varias semanas. Indicada para trastornos menstruales, de piel, reumatismos, afecciones respiratorias y como diurético. Para aumentar la secreción de leche en las madres, además del uso interno (tes, tisanas, etc.) se pueden aplicar externamente una cataplasma de sus hojas y raíces empapadas en el jugo de la planta. La ortiga también tiene una utilidad cosmética ya que limpia la piel, estando indicada en afecciones cutáneas como acné, forúnculos, etc. Para esto ultimo también se recomienda machacar bien toda la planta fresca y pasarla por un paño para extraer el jugo. Beber una cucharada dos o tres veces al día durante varias semanas. También se puede aplicar directamente en la piel para calmar irritaciones alérgicas.

Una forma de usar la ortiga es comiéndola, hirviéndola durante 20 minutos. El agua resultante de la ebullición no debe desecharse, ya que esta tisana resulta útil como antidiarreico o para tonificar el organismo pudiéndose tomar hasta tres tazas al día.

Para la caída de cabello (alopecia) y caspa, se indica la siguiente preparación: cocer durante 10 minutos 250 gramos raíces desmenuzadas en un litro de agua;y 1/2 de Vinagre, dejar que se enfrié y utilizar como loción. A dado muy buenos resultados. Para reafirmar el cabello, también se utiliza una tintura con dos puñados grandes de la planta seca en un litro de alcohol de 90°. Luego de una semana, filtrar y masajear sobre el cuero cabelludo y el mismo cabello. Esta preparación, también funciona en el reumatismo aplicando en las zonas afectadas. La ortiga también ayuda a la regeneración del cartílago en las personas que sufren de artrosis.

Principales componentes

Las hojas son ricas en vitaminas B2, B5, además acido fólico y en minerales (Hierro, Sílice, Magnesio, Zinc), teniendo un efecto remineralizante. También en ricas en ácidos aginados esenciales. La raíz contiene fitosteroles y fenoles que ayudan a limitar la hipertrofia de la próstata y así mejorar los síntomas molestos de ese problema frecuente en los hombres de más de 50 años.

Fuentes