Parque Nacional Viñales

Parque Nacional Viñales
Información sobre la plantilla
Centro de visit del parque de Viñales.JPG
Ubicación Geográfica:Municipio Viñales, Pinar del Río, Bandera de Cuba Cuba


Parque Nacional Viñales. Constituye un paisaje exclusivo y singular donde se combinan alturas de rocas metamórficas con montañas cársicas, conocidas localmente como "mogotes" y valles de singular belleza. Ubicado en el occidente de Cuba.

Ubicación y dimensión

El Parque Nacional Viñales se encuentra ubicado en la provincia de Pinar del Río, la más occidental de la isla de Cuba, este ocupa la porción centro-oriental de la Sierra de los Órganos, el mismo se extiende de ne a sw con un ancho máximo de 8 Km y un mínimo de 2,5 Km, ocupando de manera total un territorio de 15.010 hectáreas (111, 19 Km2) de las que 11.120 pertenecen a la zona núcleo y 3.890 a la zona de amortiguamiento (Corvea, et. al., 2006: 121).

Flora y vegetación

En los territorios en los que forma parte el Parque Nacional Viñales la flora arribó, probablemente a partir del Paleógeno debido a las corrientes marinas, el viento y a las migraciones desde tierras vecinas utilizando conexiones hoy desaparecidas. El aislamiento geográfico y la litogía han originado el elevado endemismo y la alta diversidad biológica florística. La dualidad de sustrato (calizas, pizarras y esquistos) marcan una primera diferenciación de la vegetación en Viñales: Vegetación sobre calizas y Vegetación sobre esquistos y pizarras.

Flora sobre caliza

Estas elevaciones calizas son uno de los principales centros de endemismos de Cuba y el Caribe, las que presentan un buen estado de conservación debido a su innaccesibilidad.Se han reportado más de 660 especies, de las cuales 150 son endémicas de Cuba y de éstas, 60 lo son de los mogotes. Recientemente ha sido descubierta una especie (Aralia Rex), que ha sido reportada en una sola localidad en Cuba.

Palma Corcho (Microcycas Callocoma), por su relevancia florística y por haber sobrevivido desde el jurásico hasta la fecha, ha sido declarada: MONUMENTO NATURAL NACIONAL

Vegetación sobre caliza

El complejo de vegetación de mogote se compone de formaciones vegetales diversas, adaptadas a las diferentes condiciones del relieve: la base de la elevación, los paredones y cimas y los hoyos de las elevaciones (dolinas). Alrededor de la base de los mogotes (predominantemente en la ladera), sur se encuentra, en ocasiones, restos de un bosque semideciduo muy transformado para agricultura. En el mismo aparece el Bursera Simaruba y la Leiba Pentandra. Sobre los paredones y cimas se localiza un matorral xeromorfo muy rico en endémicos y con curiosas adaptaciones fisiológicas y morfológicas debido al ambiente seco del medio en que crecen. Entre otras especies están presentes la Siemensia Pendula y Agave Tubulata.

En los hoyos (depresiones interiores), dentro de las sierras calcáreas y en las laderas de orientación norte, se pueden hallar restos del bosque siempreverde mesófilo. La flora sobre esquistos y pizarra que se extiende por la província de Pinar del Río ocupa un área reducida en el Parque Nacional Viñales, aunque es aquí donde aparece especialmente mejor conservada.

Entre las especies endémicas se hallan el pino macho (Pinus Caribaea), el pino hembra (Pinus Tropicalis), el encino (Quercus Oloides ssp. Sagraeana), la mazorquilla (Hypericum Stiphellioide), la Befaria Cubensis y la Roigella Correifolia, entre otros. Hay también plantas de bellas flores, que en ocasiones se corresponden con especies invasoras.

Vegetación sobre esquistos y pizarra

La vegetación característica está constituida por pinares y encinares que ocupan una estrecha franja entre las cadenas de mogotes. Tiene un estrado arbóreo compuesto fundamentalmente por pinos (Pinus Tropicalis) y encinos (Quercus Oloides ssp. Sagraeana), además de un sotobosque de bajo endemismo. En la orilla de los ríos aparece un bosque semideciduo latifolio de galería, relativamente bien conservado. En los territorios donde hubo poblamiento aislado, el pinar se taló y fue sustituido por una vegetación secundaria compuesta por marabú (Dichrostachys Cinerea) y pomarrosa de los ríos (Syzygium Jambos). Los pinares han sido utilizados para la extracción de madera, como cujes para el tabaco y para la obtención de resina, mientras las bellotas de olos encinos se han destinado a la alimentación de los cerdos. En el Parque Nacional Viñales sólo se tiene este último uso.

Fauna

El origen de la fauna cubana se atribuye a conexiones y puentes con América Central y otras tierras del Caribe que tuvieron conexión con Sudamerica en determinados momentos de su historia geológica. Su aislamiento, posiblemente desde finales del Paleógeno (13 millones de años) permitió un peculiar endemismo.

Por otra parte, la dispersión de los núcleos montañosos, aislados por transgresiones marinas, condicionaron la localización extrema de tres regiones: Occidente, Centro y Oriente. Viñales está situada en la región occidental.

Invertebrados

El Parque Nacional Viñales cuenta con una riqueza y abundancia única de algunos grupos de animales, entre los que se destacan dentro de los invertebrados, los insectos y moluscos. Parides Gundlachlanus es unos de los más bellos lepidópteros cubanos que se pueden observar en la cuenca alta de los ríos Cuyaguateje y Pan de Azúcar, entre la sierra de Quemados y Viñales. Los moluscos son más de 130 especies, algunos con conchas de gran tamaño, bellos colores y hermosas formas. Otros carentes de conchas que viven sobre rocas y árboles. Este grupo es un importante indicador de la salud de los ecosistemas.

Vertebrados

Los grupos de vertebrados más significativos del Parque son los anfibios, reptiles y aves. Entre los anfibios y reptiles se encuentran el gran sapo de musca de occidente, el maja de Santamaría, la mayor serpiente de Cuba y culebras más pequeñas. Hay lagartos variados, a veces exclusivas de los mogotes como la lagartija azul, la caimán y el chipojo ceniciento.

En los reservorios de agua dulce habitual, el único quelonio cubano, la jicotea. Existen más de 70 especies de aves, destacando por su endemismo y colorido el Tocororo, el ave nacional. Por su colorido y canto el Cartacuba, el Tomeguín del pinar y el Negrito, por su canto el Ruiseñor cubano y el Tomeguín de la tierra, y por su tamaño el Arriero y el Pájaro mosca.

Carso

En el Parque Nacional Viñales se encuentra uno de los exponentes más espectaculares del carso tropical residual de montañas, con un desarrollo típico en rocas calizas Jurásico-Cretácicas. Sus elevaciones cónicas y de torres, desarrolladas sobre estructuras dislocadas por eventos geológicos, le confieren rasgos tectónicos alpinos.

El relieve predominante es de montañas bajas, en forma de mogotes y cadenas mogóticas, de poljas marginales o de contacto, un amplio desarrollo de cavernas, de valles flubio-cársicos, dolinas interiores y extensos campos de lapies o lapiaz (diente de perro) en sus más variadas dimensiones y morfologías.

El contacto entre rocas carsificables (cadenas mogóticas y mogotes aislados) y no carsificables de pizarras y esquistos (Aturas de Pizarras), confiere al paisaje rasgos únicos. Los efectos combinados de los procesos erosivos en pizarras y esquistos y los cársicos sobre calizas jurásicas, has traído consigo un comportamiento morfológico e hidrodinámicos muy particular. Como ejemplos están los valles de Viñales y Pan de Azúcar.

Las cuevas se originan principalmente por efecto de los ríos que discurren transversalmente en las poljas marginales, formadas en el contacto entre rocas diferentes. Estos ríos entran a la serranía cársica por sumideros siguiendo los planos de fracturas preexistentes en la roca. Tras su recorrido subterráneo descargan en los valles fuvio-cársicos de la vertiente opuesta.

En el área del Parque se encuentran los mayores y más impresionantes sistemas cavernarios de su tipo en Cuba, con una rica fauna de vertebrados fósiles y un notable número de evidencias arqueológicas. Tal es el caso de la Gran Caverna de Santo Tomás (46 km), el Sistema Palmarito-Novillo-Pan de Azúcar (48 km), el Sistema Cavernario de Guasasa (15 km) y el Sistema San Vicente ( 6 km), entre otros.

Reconocimientos y categorías de manejo

El territorio del parque ostenta la categoría de “Parque Nacional” aprobada por el acuerdo 4262 del Consejo de Ministros de la República de Cuba del 14 de diciembre de 2001, con reconocimiento de Monumento Nacional para el Valle de Viñales, otorgado por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural y un área importante del parque ostenta la categoría de Paisaje Cultural de la Humanidad conferido por la UNESCO, todos estos reconocimientos y categorías de manejo han sido evaluados a partir de sus valores paisajísticos, biológicos, geológicos, paleontológicos y culturales, destacándose entre ellos la presencia de la “palma corcho” (Microcycas calocoma) el único organismo vivo que ha recibido la categoría de Monumento Nacional en Cuba.

Fuentes

  • Fauna, carso, flora y vegetación. Disponible en: El Parque Nacional de Viñales
  • Gutiérrez Calvache, Divaldo A.; Fernández Ortega, Racso; González Tendero, José B.; Carmenate Rodríguez, Hilario; Chinique de Armas, Yadira; Rodríguez Hernández, Dialvys. El arte rupestre del Parque Nacional Viñales, Pinar del Río, Cuba. Disponible en: Rupestre Web 2013

Referencia

  • Corvea, J. L.; R. Novo, Y. Martínez, I. de Bustamante y J. M. Sanz, (2006): El Parque Nacional Viñales: un escenario de interés geológico, paleontológico y biológico del occidente de Cuba. En Trabajos de Geología, Univ. De Oviedo, 26: 121-129.