Saltar a: navegación, buscar

Pedro Véliz Hernández

Pedro Véliz Hernández
Información sobre la plantilla
Pedro Véliz New1.JPG
Combatiente revolucionario cubano
Nacimiento13 de mayo de 1931
Marianao, La Habana, Bandera de Cuba Cuba
FallecimientoJulio de 1953
Bayamo, Manzanillo, Bandera de Cuba
Otros nombresCaro

Pedro Véliz Hernández. Conocido cariñosamente por Caro. Miembro de la lucha clandestina contra la dictadura de Batista. Asaltante del Cuartel Moncada.

Síntesis biográfica

Infancia y juventud

Nació un 13 de mayo de 1931 en los Pocitos, antiguamente municipio Marianao, actualmente La Lisa, de familia numerosa y humilde, comenzó a trabajar siendo un niño para ayudar a sus padres. De carácter tranquilo, se ganaba el afecto de quienes lo trataban. Debido a su temprana incorporación al trabajo, sólo pudo cursar hasta el 6to grado en la Escuela Pública # 3 de su localidad.

Comenzó trabajando en la fonda central de Marianao por un tiempo. Un tiempo mas tarde, se incorpora a la construcción como albañil, donde comenzó su desarrollo político al afiliarse al Partido Ortodoxo, organización que nutrió en su mayoría las filas de la juventud del centenario.

Inicio de la lucha

A raíz del golpe de estado del 10 de marzo, hecho este que conmovió a todas las capas de la sociedad, se reúne en el barrio Los Pocitos con un grupo desafecto del régimen de Batista, integrándose a la cédula del movimiento en Marianao. Por sus actividades políticas fue detenido en varias ocasiones por espacios de tiempo cortos, es decir, horas, lo que motivó ausencias al hogar, dando a suponer, sobre todo a su madre, que hacía trabajos conspirativos.

Se une a Fidel en la escalinata de la Universidad de La Habana como miembro de la lucha clandestina. El 24 de julio de 1953 se despide de su madre, diciéndole que realizaría trabajos en la provincia de Matanzas, cobertura esta para poder partir al encuentro con la Historia. Fue designado al escuadrón Carlos Manuel de Céspedes para participar en el Asalto al Cuartel de Bayamo.

El domingo 26 de julio, por las noticias de la radio, el pueblo de Cuba se entera de los asaltos al Cuartel Moncada y al Cuartel de Bayamo respectivamente, ubicados en la antigua provincia de Oriente.

El 30 de julio dan la noticia por radio de que Pedro Véliz, Hugo Camejo y Andrés García pudieron evadirse después del fracaso del asalto. Estuvieron escondidos hasta que lograron tomar un ómnibus de Bayamo hacia Campechuela, donde Hugo Camejo tenía un pariente que podía ayudarlos.

Muerte

En julio de 1953 viajando a Bayamo hacia Campechuela, fueron apresados en el parque de esta localidad, por hacérsele sospechoso a un policía que viajaba en el mismo ómnibus que ellos, los trasladaron a la estación de policías donde negaron en todo momento su participación en los asaltos, en horas de la tarde fueron puestos en libertad, pero inmediatamente apresados de nuevo y torturados toda la noche, en la madrugada los llevaron por la carretera hacia Bayamo y cerca del cementerio los bajaron del jeep donde viajaban, le pusieron una soga al cuello y fueron arrastrados por el vehículo hasta ocasionarles la muerte, sorpresivamente Andrés García sobrevivió.

Después de su Muerte

El hermano de Pedro Véliz, después de infructuosas búsquedas, logró encontrar a Andrés, al que llamaban “el muerto vivo” quien estaba convaleciente en el hospital y le relató todos los hechos, además le indicó donde estaban enterrados los restos de su hermano y Hugo Camejo.

A finales de 1955 con la noticia de la cremación de los restos de los asaltantes, Eugenio parte en compañía de su esposa Aleida González, Andrés García y Mercedes Valdez, madre de Hugo Camejo, en busca de Tano Fuente, Verdecia y Ulises, tres campesinos que enterraron los cuerpos para protegerlos de que desaparecieran.

Al encontrarlos partieron por la noche a robarse los restos y los llevaron para casa de Mirtha de La Fuente, allá los limpiaron un poco y los envolvieron en ropa vieja para echarlos en una caja y luego en una maleta, en la cual Eugenio y su esposa lo trasladaron para La Habana como equipaje de mano, los guardaron en su casa varios días hasta que se pudieran sepultar en el cementerio de La Lisa, operación que realizaron en horas de la noche con extrema precaución, y en coordinación con el administrador del cementerio, los restos de los asaltantes fueron enterrados juntos , porque no se pudo identificar cuales correspondían a cada uno, dado que los campesinos que los encontraron los enterraron en una misma fosa.

En el juicio por los sucesos del Moncada se denunció el asesinato de Pedro Véliz y Hugo Camejo por estrangulación. La vida pura y muy breve de Pedro Véliz fue segada en plena juventud, su ejemplo vive y nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro, dijo refiriéndose a los caídos en el asalto: "Mis compañeros no están olvidados, ni muertos, viven hoy mas que nunca"

Fragmento del poema de los mártires del Moncada

El Indio Naborí, al rendir homenaje a los mártires del Moncada, escribió:

Pedro Véliz Hernández, Caro
Era preciso construir,
La nueva patria, el porvenir,
Y el edificio sería caro,
Caro como tu nombre claro,
Y para gloria de tu oficio,
Te distes a trabajar el edificio
Firme de la patria futura,
Donde echó tu sangre pura
Los cimientos del sacrificio.

Fuentes

  • Archivos de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado.
  • Datos brindados por la compañera Vicia Véliz Hernández, hermana del mártir y con la colaboración de otros hermanos y familiares.
  • Archivo documental de la escuela Secundaria Básica Pedro Véliz Hernández de San Agustín. La Lisa. Ciudad de La Habana.Cuba