Peter Hurkos

Peter Hurkos
Información sobre la plantilla
Peterhurkos1.JPG
NombrePeter Van De Hurk.
Nacimiento21 de mayo de 1911.
Dordrecht, Bandera de Holanda Holanda
Fallecimiento1 de junio de 1988.
Cedar-Sinai Hospital de West Hollywood, California. Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Peter Hurkos. El hombre de la vista de rayos x. Peter Van De Hurk como originalmente se llamó, nació en Dordrecht, Holanda, el 21 de mayo de 1911, sin nada muy particular a su haber, a excepción de una pequeña protuberancia en la coronilla lo cual al parecer era la causa de su extraño don.

Síntesis biográfica

Hasta los 32 años la vida de Peter fue la de un holandés normal. Batalló contra los nazis por lo que fue llevado detenido a uno de los tantos campos de prisioneros de los países bajos. En aquel campo y tras hacerse amigo de unos guardias consiguió trabajo de pintor, cuando se encontraba en un andamio a unos 10 metros de altura y tras tropezarse con unas maderas, cayó, golpeándose fuertemente en la protuberancia de su cabeza.

Quedo inconsciente durante algún tiempo y cuando volvió en si su historia cambio para siempre. No volvería a ser aquel holandés desconocido.

Despertar

Aquella mañana en que Peter abrió los ojos, los doctores se sintieron conformes pues no había quedado con ninguna secuela visible, pese a la gran caída que había sufrido.

Peter Hurkos.

Lo único notable de aquella mañana tanto para los doctores como para el mismo peter ocurrió cuando le traían de vuelta a su cama tras realizar algunos exámenes, junto a ella había otro paciente, una vez que peter estaba acomodado lo miró y le dijo: -¿Por qué has robado el reloj de oro de tu padre?- El desconocido paciente lo quedo mirando con cara de sorpresa y es que efectivamente antes de entrar al hospital, aquel hombre le había robado el reloj de oro a su padre.

El paciente pediría su traslado inmediato y el rumor de aquel hombre que fue capas de adivinar datos precisos sobre un desconocido iba a divulgarse rápido. El mismo Peter tras aquel incidente –y como relataría años mas tarde- quedó sorprendido, no sabia como explicarlo, según él, aquellas imágenes solo llegaban a su mente y nada más.

Cambio de vida

La vida de Peter Van De Hurk comenzó a llenarse de curiosidades. Poco tiempo después de salir del hospital una niña había desaparecido en los países bajos, el caso se hizo muy famoso y llego a oídos de Peter. Por casualidad, llego a integrarse a los grupos de búsqueda, un día tuvo la oportunidad de tocar un objeto que pertenecía a la pequeña desaparecida, y sin más, llegó una imagen clara a su mente: -”Un lugar determinado, un lugar fijo apareció en su mente, era un canal holandés, vio una zona con mucha vegetación acuática y allí, atrapada por las plantas; a la niña”-.

Peter informo de su descubrimiento a las autoridades y estos –con algunas dudas- acudieron al lugar y efectivamente, siguiendo las instrucciones de Peter llegaron al cuerpo inerte de la pequeña. Aquel hombre con la protuberancia en su cabeza, se volvería uno de los síquicos mas importantes del siglo xx.

El hombre de la vista de Rayos X.

Fue conocido un personaje holandés de nombre Peter Hurkos como "El hombre con la vista de Rayos X". Poseía el don de descifrar casos que volvía loca a la policía. Al principio, los representantes de la ley se mostraban incrédulos pero conforme avanzaban las investigaciones no les quedaba más remedio que quitarse el sombrero ante quien les solucionaba casos en los que difícilmente darían con él o los responsables de haber cometido los delitos.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Hurkos colaboró estrechamente con los grupos de resistencia. Los patriotas holandeses comenzaron a desconfiar de un nuevo miembro que acababa de ser aceptado en sus filas.

Conocedores de la habilidad paranormal de Peter, le consultaron el caso y él pidió una foto de ese personaje. Pasó sus dedos sobre la fotografía, meditó unos momentos y luego exclamó: -"Veo a este hombre con uniforme de oficial nazi"-. De inmediato comenzó una observación exhaustiva hasta que el sospechoso fue agarrado infraganti transmitiendo información al Tercer Reich.

Clarividencia

Incendios devastadores

En el mes de agosto de 1951, la ciudad holandesa de Nijmegen se vio asolada por una serie de incendios. La policía sabía que eran provocados, sólo que no tenía pruebas para detener a los responsables.

Peter Hurkos

No eran suficientes los más de 200 hombres que vigilaban la comarca porque los incendios continuaban devorando graneros, casas y puentes. Una noche, en la que Hurkos caminaba por una calle con un amigo, le vino a su visión (clarividencia) que estaba por iniciarse un incendio que devoraría la casa de una familia llamada Janson. De inmediato, se dirigieron a la comandancia de policía para señalar el caso pero cuando llegaron, ya éste había sido reportado.

Además de mostrarse escéptica la policía, comenzó a ver al clarividente como sospechoso. Pero Peter cerró los ojos para dar una demostración de su "don" y comenzó a describir el contenido de uno de los bolsillos del pantalón de policía logrando incluso dar la marca semiborrada del lápiz que se encontraba entre esos objetos.

Esto marcó la pauta para que los escépticos policías comenzaran a creerle. Lo primero que pidió fue que lo llevaran a la escena del siniestro. Localizó entre las cenizas un mango de destornillador chamuscado. Lo mantuvo unos momentos en sus manos y dijo: -"Hay que buscar a un muchacho, un adolescente"-.

Después de observar los archivos de todas las escuelas de la ciudad, Hurkos señaló a uno diciendo: -"Este es. Con él quiero hablar"-. Había señalado al hijo de uno de los hombres más ricos del pueblo. -"Esto es absurdo"-, gruñó el jefe de la policía. Pero el clarividente siguió diciendo: -"En el bolsillo le encontrarán una caja de cerillos y en la otra una botellita de líquido para encenderlos, sólo que él no fuma"-.

El muchacho fue llevado a la delegación policiaca y de inmediato negó todo. Pero Hurkos dijo: -"Levante su overol y muestre su pierna izquierda a la policía, ya que todavía lleva los rasguños que se hizo cuando rozó la cerca de alambre al escapar del fuego"-. Efectivamente, ahí se encontraban esas huellas y el muchacho acabó confesándose culpable de los incendios. Como era de esperarse, los periódicos publicaron en sus primeras planas el caso, y la forma en que descubrieron al incendiario.

Piedra de Scone

Peter Hurkos.

La Scotland Yard se vio precisada a contratar los servicios de Peter Hurkos. Se encontraba sin pistas para recuperar la Piedra de Scone, que había sido robada de la Abadía de Westminster.

Al llegar a Londres, pidió a la policía que lo llevaran a la escena del robo y que le dejaran tocar todo. Después de husmear varias horas estudió huellas de pisadas dejadas por los ladrones. Luego, trazó una ruta que habían seguido los rateros, y curiosamente, nunca había estado en Londres pero el mapa checaba exactamente con la ciudad,cosa muy extraña que dejó a todos muy asombrados.

Piedra de Scone.

Dijo que se trataba de cuatro hampones; tres hombres y una mujer. A los tres meses fueron capturados y coincidían con la descripción del clarividente.

En 1958, Peter Hurkos fue llevado a los Estados Unidos de Norteamérica para ser analizado y tratar de descubrir su "don". Ante los especialistas de la mente les dijo que no sabía cómo le llegaban las imágenes y los expertos nunca supieron conocer el por qué de ese fenómeno paranormal.

Es contactado por un juez (bastante heterodoxo); hay un caso sin resolver, un taxista a sido asesinado y no hay mayores pruebas del culpable. Peter toma rumbo a E.U. una vez en el lugar solo le basta entrar al taxi para recibir su visión “mágica”. Peter no duda en decir que el culpable del asesinato es un marinero de apellido Smith, eso es todo lo que pudo decir. Al no ser de gran ayuda para la investigación volvió a Holanda. Semanas después atraparían al asesino; efectivamente era un marino, peor no se apellidaba Smith, mas bien, sus amigos le conocían como “Smity”. Peter siguió resolviendo innumerables casos durante los años siguientes, sin embargo la fama pareció calar hondo en su vanidad, pues se volvió cada vez mas excéntrico, llegando a asegurar que el era el único dueño de la verdad y que jamás se equivocaba todo esto hasta aquel caso de Boston (E.U).

La policía estaba tras las pistas del estrangulador de Boston, que en un corto plazo había asesinado a 11 víctimas. Era imposible determinar un perfil psicológico del criminal, por lo que recurrieron una vez más a Peter, este muy ufano dijo a la prensa -“vengo a resolver todo el caso”-.

Peter fue puesto a prueba y falló, dijo saber quien era el asesino señalando a uno de los sospechosos, sin embargo, el detective encargado del caso poco le creyó y desecho sus posibilidades. Peter se largo a holanda no sin antes afirmar que el estrangulador no volvería a atacar pues era el que él había señalado (y que estaba en prisión) sin embargo el asesino volvería a atacar en otras dos ocasiones. La fama de Peter comenzó a decaer, con el tiempo se volvería una atracción de televisión.

Fueron muchos los que aseguraron que Peter Hurkos utilizaba un metódo de selección de información para "adivinar" es decir hacia preguntas vagas y confusas, pero de manera muy hábil, de forma que aunque no le dijeran nada preciso podía llegar a conclusiones casi exactas.

Muerte

Su caso ha sido analizado en más de 75 libros. Apareció en varias películas interpretándose a sí mismo, y su vida inspiró a Stephen King la novela The Dead Zone ("La zona muerta"). La colección de arte personal del supersticioso Ronald Regan, al parecer, incluye múltiples pinturas de Hurkos, al igual que la del General Omar Bradley, En el momento de su muerte, Peter Hurkos residía en Studio City, Los Ángeles, California. Irónicamente, no pudo predecir con exactitud la fecha de su propia muerte, que señaló para el 17 de noviembre de 1961 y ocurrió el 1 de junio de 1988 en el Cedar Sinai Hospital de West Hollywood, California.

Publicaciones de Peter Hurkos

Hurkos publicó tres libros:

  • Psique (Bobbs-Merrill).
  • El mundo psíquico de Peter Hurkos (Doubleday).
  • Tengo muchas vidas (Doubleday).

Fuente