Saqqara

Saqqara
Información sobre la plantilla
Necrópolis de Egipto
EntidadNecrópolis
 • PaísBandera de Egipto Egipto
 • RegiónBajo Egipto
 • NomoMenfis
 • CapitalMennefer (Menfis)
Piramide Escalonada Dyeser.jpg

Saqqara. Sitio de la principal necrópolis de la ciudad de Menfis, capital del nomo homónimo (mn-nfr) en el Bajo Egipto. Saqqara (skrwt), al norte del país (20º 53'N 31º 13' E), se encuentra situado en la orilla occidental del Nilo a 40 kilómetros al sur de El Cairo, y su nombre parece derivarse del nombre del dios funerario Sokar. Se expande unos 6,2 kilómetros sobre la Meseta Occidental, como parte de una serie de necrópolis a lo largo del río desde Abu Rowash al norte hasta Dahshur al sur, todas pertenecientes a la antigua capital menfita. Su relevancia radica en su uso continuado desde la primera dinastía hasta la era cristiana (siglo V d.n.e.).

Historia

De acuerdo al historiador griego Heródoto, Menes (identificado con el primer rey histórico, ya sea Narmer o Aha) fue el fundador de Menfis. El cementerio arcaico asociado, con mastabas monumentales de ladrillos, fue construido en el borde de la meseta de manera que pudiera ser vista desde la residencia real en el valle. Después de mucho debate, los egiptólogos han determinado que las tumbas de esta necrópolis, que rivalizan en tamaño, complejidad y riqueza a aquellas de los reyes de la primera dinastía en Abidos, pertenecieron a los oficiales de alto rango de la administración menfita del período.

Período Arcaico

El desarrollo de numerosas mastabas en el borde de la meseta durante las dos primeras dinastías pudo conducir gradualmente a una situación en la que la población de Menfis encontraría difícil distinguir una tumba de otra entre la enorme masa de construcciones de la zona; se ha sugerido entonces que esta fue la razón por la cual el arquitecto Imhotep desarrolló la estructura principal del complejo funerario del rey Dyeser, la pirámide escalonada. Esta fue la primera vez en la que la piedra fue utilizada en escala tan masiva en el Antiguo Egipto.

Las construcciones funerarias del período mantenían, sin embargo, el mismo estilo constructivo de las estructuras orgánicas de ladrillos de adobe en las que se usaba la decoración tipo "fachada de palacio", aunque aquí las columnas de madera eran sustituidas por las de piedra.

Reino Antiguo

La élite menfita construyó sus mastabas en Saqqara durante el Reino Antiguo, muchas de ellas en las cercanías de las pirámides de los reyes, entre ellas el complejo de Dyeser de la tercera dinastía hasta el monumento de Jendyer de la dinastía XIII.

La pirámide de Unis (quinta dinastía) fue la primera en la que se inscribieron los Textos de las Pirámides y por su parte la pirámide de Pepi II (sexta dinastía) fue el mayor complejo funerario del Reino Antiguo en Saqqara. Los vestigios de la pequeña pirámide de ladrillos de adobe del gobernante de la octava dinastía Ibi simboliza acertadamente el declive del sistema político y económico que finalmente sucumbiría en el Primer Período Intermedio.

Reino Medio e Imperio Nuevo

Durante el Reino Medio y el Segundo Período Intermedio el area alrededor de Dahshur y Ellisht, así como los sitios de El-Lahun, Hawara y Tebas se convirtieron en los centros principales de la actividad funeraria de la realeza. Aunque Tebas fue probablemente la capital religiosa durante el Imperio Nuevo, Menfis mantuvo un papel importante en la administración del país y, como en la mayor parte de la historia egipcia, fue el asiento real del gobierno.

Muchos oficiales importantes del Reino Nuevo residían en Menfis y, aunque sus gobernantes eligieron ser enterrados en el Valle de los Reyes al oeste de Tebas, los primeros construyeron elaboradas capillas funerarias en Saqqara, usualmente rodeadas por tumbas menores de sus siervos y familias.

En la región noroeste de la necrópolis se construyeron también durante este período hipogeos, como el del toro sagrado Apis, los que comenzaron a ser enterrados en las galerías subterráneas del Serapeo desde al menos la época de Amenofis III hasta el Período Romano.

Período Tardío hasta la era cristiana

A partir del Período Tardío en adelante, gran cantidad de animales sagrados fueron enterrados en vastas galerías subterráneas al norte del sitio. Estos animales momificados incluían cocodrilos, vacas identificadas como la "Madre de Apis", así como cinocéfalos, babuinos, halcones e ibises. El area fue probablemente escogida para estos sacrificios por su tradicional conexión con Imhotep, identificado con Thot, dios particularmente asociado con los babuinos e ibises. Los textos sugieren que los carneros consagrados al dios Banebdyedet así como las vacas consagradas al toro Apis, fueron también enterrados en esta zona, aunque sus galerías no han sido aun localizadas. Más hacia el este, se localizan enterramientos de [[perro]s o chacales asociados a Anubis y de gatos conectados con Bast.

Las tumbas de la dinastía XXX y del período grecorromano se centran fundamentalmente hacia el norte de la pirámide escalonada rumbo al Serapeo. Durante la época de los monasterios, un pequeño asentamiento copto fue establecido al sureste de Saqqara, cercano al valle del templo de Unis.

Fuentes

  • Redford, Donald. [Ed.] The Oxford Encyclopedia of Ancient Egypt. Vol. I. Oxford: Oxford University Press, 2001.
  • Shaw, Ian; Nicholson, Paul. The British Museum Dictionary of Ancient Egypt. London: The The British Museum Press, 1997.
  • Woods, Christopher [Ed.] Visible Language: Inventions of Writing in the Ancient Middle East and Beyond. Chicago: Oriental Institute Museum Publications, 2010.