Saltar a: navegación, buscar

Sierra de Najasa

Sierra de Najasa
Información sobre la plantilla

Najasasierra.JPG
Países Bandera de Cuba Cuba
Idioma Español
Zona horaria Hora oriental de Estados Unidos y Canadá

Sierra de Najasa. Es un pequeño grupo de elevaciones situadas en la parte sur del municipio Najasa, cuya principal altura es la Sierra del Chorrillo. La misma atesora importantes valores naturales, patrimoniales, históricos y científicos.

La zona presenta restos de asentamientos aborígenes, fue utilizada como refugios durante las luchas independentista contra la metrópolis española y en la última guerra de liberación. .

Ubicación

Se encuentra situada en los 21.04º de Latitud norte y los - 77.78º de longitud oeste, ubicación que la sitúa a unos 10 kilómetros de la cabecera municipal.

Características

La sierra está conformada por tres elevaciones principales, el Chorrillo con 324.2 metros de altura, a la que le continúan Najasa, Vialla y Guiacanamar, la primera es el mayor cerro del sur del territorio camagüeyano.

La conformación del conjunto orográfico de rocas colinosas bajas en calizas cristalinas carsificadas sobre suelos esqueléticos vegetados con bosques semideciduos mesófilos y vegetación de reconstitución en etapas de equilibrio, con mogotes y cuevas, bordeadas por llanuras poligenéticas onduladas vegetados con sabanas arboladas.

Es un clima típico de llanuras con alturas interiores, humedad estacional, alta evaporación y humedad ambiental; el bosque impone condiciones microclimáticas por la disminución de la velocidad del viento, descenso de la radiación solar elevada, con insolación media de aproximadamente ocho horas.

La temperatura promedio oscila entre los 24 y 28ºC; las precipitaciones medias son de hasta 1400 milímetros al año; el viento predominante procede del noreste con velocidades entre 3,6 a 4,4 metros por segundos.

Hacia el centro del área en la meseta central, espacio comprendido entre Monte Quemado y Sierra del Chorrillo, existen tramos de bosques que han sido degradados, que aun conservan valores importantes.

Cueva Rosa la bayamesa

Abierta sobre los 260 metros de altura al noreste de la Sierra del Chorrillo, la cueva de Rosa La Bayamesa, por la altitud es la segunda a mayor nivel en la provincia de Camagüey (antecedida solo por la cueva de Pichardo, en el Cerro Tuabaquey, Sierra de Cubitas, que esta a unos 340 m sobre el nivel del mar).

Desde el punto de vista geológico la espelunca se desarrolla en alturas calizas muy plegadas y falladas, con abundancia de fósiles orgánicos, restos de los sedimentos marinos de la que la región alguna vez formó parte.

Esta cueva, que es una de las mayores del grupo orográfico Najasa - Chorrillo - Guaicanamar, mide unos 120 metros de longitud, cuyo perfil escalonado se distribuye en dos salones;. el primero de los cuales, apenas se traspone la entrada, se precipita ocho metros producto del derrumbe del piso dejando abierto el segundo nivel que es de bastas proporciones.

La entrada mide 20 metros de ancho por 10 m de alto, dando paso a un anfiteatro que en forma de herradura circunvala la sala inferior, parte de ese balcón natural se encuentra limitado por formaciones secundarias ya en estado de disolución. Los pisos inferiores se encuentran cubiertos de rocas producto de derrumbes y tierra.

La fauna troglobia se encuentra representada por murciélagos de las especies macrotus y artibios, insectívoro el primero y frugívoro el segundo que es, de todos, el de mayor abundancia, viviendo en perfecta armonía debido a sus diferentes hábitos alimentarios, aunque en las cuevas es común la asociación de diferentes especies.

También en esta fauna se encuentran diplópodos, (pequeños insectos articulados) arácnidos y cucarachas en una cadena ecológica cuyo principal servidor son los murciélagos, al acarrear al interior de la cueva restos de su comida.

El clima de la cueva es agradable con circulación dinámica, temperatura promedio de 25 grados C. y humedad relativa de hasta 70 grados.

Historia

La historia está relacionada con la cueva nombrada Rosa La Bayamesa localizada en el flanco sudeste de la Sierra del Chorrillo, fue escenario de la actividad insurreccional mambí utilizada como hospital de campaña.

Durante la Guerra de Independencia iniciada en 1868, la Sierra del Chorrillo se convirtió en más de una ocasión en residencia del gobierno de la República en Armas. En ella El Mayor Ignacio Agramonte y Loynaz, instaló talleres, armerías, almacenes y otras técnicas que garantizaban la supervivencia de los insurrectos, además de fundar centros de entretenimientos militares de Cuba Libre para la preparación de los combatientes.

En ella se imprimió el periódico El Cubano Libre. Sin embargo el principal papel lo jugó como hospital mambí, al frente del cual y a lo largo de la contienda de treinta años estuvo Rosa Castellanos, La Bayamesa, quien la hizo inexpugnable.

En lo adelante fue utilizado por el Generalísimo Máximo Gómez Báez para acampar con las tropas; sirvió de protección a la columna invasora bajo las órdenes del Lugar Teniente General Antonio Maceo Grajales.

En la última etapa por la liberación definitiva, estas lomas sirvieron de abrigo a las columnas 11 y 13 del Ejército Rebelde, en la lucha contra la dictadura batistiana, con la participación de jóvenes del propio territorio.

Área protegida y turismo de naturaleza

En la loma del Chorrillo se encuentra el área protegida La Belén, con la existencia de uno de los ecosistemas mejor conservados de Cuba; la misma se encuentra subdivida en dos zonas de manejo bien definidas: conservacionista y socioeconómica; esta última ganado vacuno Santa Gertrudis, equino Cebú y Chorrera.

La misma presenta cinco tipos de suelos bien definidos; los Fersialíticos pardo rojizos; los Pardos sin carbonatos; los Pardos con carbonatos; los Húmicos calcimórficos y los Esqueléticos. La disponibilidad de los recursos hídricos es limitada, ya que la cuenca hidrográfica es de poco caudal, vinculándose principalmente a cinco o seis manantiales semipermanentes, pozos artesianos, furnias y casimbas que suministran el agua potable.

Acceso

Se accede a esta región desde la ciudad de Camagüey, por la Carretera Central rumbo a Santiago de Cuba. A partir de Jimbambay, 24 kilómetros hacia el sur, está el poblado de Cuatro Caminos (cabecera del municipal de Najasa), y a 12 kilómetros de allí se encuentra el área protegida.

Rancho La Belén

Dentro del área protegida se encuentra el rancho La Belén, donde existe la cría y exhibición de sementales equinos, además de propiciar paseos ecuestres por el sendero Santa Gertrudis, la observación de aves por el Sendero de las Aves y servicios de alojamiento, gastronomía, bar, restaurante y piscina.

Sendero Santa Gertrudis

El recorrido por este sendero atraviesa una pradera donde se observan diversas especies de palmas guana, palma real y la palma de Najasa (Cocotrinax amocicata), endémica local de gran belleza que solo crece sobre roca caliza.

Dentro la fauna del territorio, se encuentran aves como la cartacuba, el tocororo, el catey, el carpintero verde y la cotorra, así como fauna exótica como el venado coliblanco, cebras, ankoles, antílope negro. Otro atractivo del lugar es la cueva de Gaspar Najasa, de especial interés para espeleólogos.

Sendero de las aves

Se pueden apreciar gran variedad de flora y fauna, especialmente de aves. Entre ellas se encuentran la Garza Azul, el Gavilán de Monte, la Codorniz, la Torcaza cuellimorada, la Paloma aliblanca, la Cotorra, el Catey, la Lechuza, el Zunzún, el Tocororo, la Cartacuba, el Carpintero escapulario, la Golondrina azul, el Sinsonte y el Tomeguín de la tierra.

Bosque fósil

Denominado así por los científicos, consiste en una concentración de remanentes de árboles en forma de tacones o de trozos que se han petrificado en más de 3 millones de años. Se encuentran diseminados en una hectárea. Una curiosidad de la conservación natural.

Los bosques compuestos por fósiles de flora prehistórica constituyen una rareza a nivel internacional, de ahí que el Bosque Fósil de Najasa constituya una de las rarezas naturales más fascinantes de Cuba y el mundo. Fue declarado Monumento Nacional el 22 de diciembre de 2005.

El sitio ha sido sometido a estudios que lo catalogan como lugar de abundante, variada y conservada flora fósil.

Fuente