Diferencia entre revisiones de «Esmirna»

(Pasado y presente)
(Etiqueta: revisar proyecto)
(Fuentes)
(Etiqueta: revisar proyecto)
 
Línea 65: Línea 65:
 
* [http://www.zonaclima.com/climate/turkey/fahrenheit/izmir.htm  Izmir].  Disponible en ¨www.zonaclima.com¨. Consultado el 6 de diciembre del  2012.
 
* [http://www.zonaclima.com/climate/turkey/fahrenheit/izmir.htm  Izmir].  Disponible en ¨www.zonaclima.com¨. Consultado el 6 de diciembre del  2012.
  
[[Categoría:Ciudades]][[Category:Historia_de_Turquía]][[Category:Geografía de Turquía]]
+
[[Categoría:Ciudades de Turquía]][[Category:Historia_de_Turquía]][[Category:Geografía de Turquía]]

última versión al 13:12 28 abr 2022

Esmirna
Información sobre la plantilla
Otros nombres: Izmir
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Turquía Turquía
Esmirnaaaaaaaaaaa.jpg

Esmirna. La moderna Izmir, la tercera ciudad de Turquía después de Estambul y Ankara, se extiende alrededor del extremo interior del gran golfo que desde la antigüedad ha constituído la entrada marítima a Anatolia occidental. La misma Izmir, llamada Esmirma por los griegos, es con mucho la ciudad más antigua del Egeo, anterior incluso a Troya.

Historia

Esmirna podría haber sido fundada hacia el 3000 a. C. por los léleges, en el lugar de Tepekule cerca de la actual Bayraklı. Entre el 2000 y el 1200 a. C., formó parte del imperio hitita, y tras el derrumbamiento del Estado hitita frente a los ataques de los frigios, fue ocupada por los eolios, emigrados de Grecia a Anatolia alrededor del año 1000, tras la caída de la civilización micénica. Después fue ocupada por los jonios, con los que vivió su apogeo.

Fue conquistada en el 688 a. C. por los colonos de Colofón, convirtiéndola en una ciudad-estado y pasando a formar parte de la Liga Jónica. Mantuvo constantes combates con las ciudades cercanas de Pérgamo y Éfeso. Fue conquistada en el 600 a. C. por el rey de Lidia, Aliates, y después por los persas en el 546 a. C. Arrasada, la ciudad perdió el prestigio de antaño durante los siglos siguientes, hasta que Alejandro Magno construyó, muy cerca de ella, una nueva ciudad. En 302 a. C., paso bajo el dominio de Lisímaco, antiguo general de Alejandro Magno, después de su victoria sobre Antígono I Monoftalmos. Después la ciudad paso a ser dominada por los seléucidas y después por la cercana ciudad de Pérgamo (fines del siglo III a. C.-principios del siglo II a. C.). Los seléucidas intentaron retomar el control de la Jonia. Esmirna fue golpeada por los Atálidas, por Pérgamo. En 189–188 a. C., los seléucidas fueron expulsados de la Jonia y del Asia Menor. Esmirna recibió territorios por haber combatido al lado de Roma y se benefició de una independencia protegida por los romanos. La ciudad recibió a varios políticos romanos exiliados.

Del año 89 al 85 a. C., Esmirna, como el conjunto de las ciudades de Asia Menor, sostuvo al rey del Ponto, Mitrídates VI Eupator en su guerra contra Roma. Sila, general romano, emprendió la conquista del Asia Menor. Tomó Esmirna y obligó a todos los habitantes de la ciudad a desfilar desnudos en pleno invierno. Tras la paz de Dardanos (85 a. C.), que concluyó la guerra entre Roma y Mitrídates VI, Esmirna, como la mayoría de las ciudades libres de Asia y del Egeo, entró en la provincia romana de Asia. Sufrió más tarde la consecuencia de las guerras civiles que acosaban al Imperio romano, que la tomó bajo su poder tras ocupar Pérgamo.

Los restos más antiguos de Esmirna se encuentran en Bayraklí, en la actualidad una zona industrial al fondo del golfo. Las primeras excavaciones de Bayraklí fueron realizadas en 1948-1951 por John Cook y Ekrem Akurgal, quienes establecieron que este era el emplazamiento original de la antigua Esmirna. Las excavaciones indican que el lugar ya estaba habitado en la primera mitad del tercer milenio a.C, y los estratos más antiguos son contemporáneos de Troya I y II.

Esmirna fue habitada por pueblos helénicos al principio del primer milenio a.C., indudablemente durante la migración eolia, como demuestra el descubrimiento en Bayraklí de grandes cantidades de cerámica de la época. Las excavaciones también han sacado a la luz casas que datan de los siglos 9 a 7 a.C., así como un templo arcaico de Atenea, que constituye uno de los templos griegos más antiguos de Asia Menor junto con el templo de Neandria. El templo original de Atenea fue construido hacia el 640 a.C., y destruido durante el saqueo de Esmirna por el rey lidio Aliates. El pueblo de Esmirna construyó un nuevo templo, que también fue destruido al poco tiempo por los persas de Harpagón el medo en 545 a.C. Las excavaciones de Bayraklí indican que hacia el año 500 a.C. el templo de Atenea había sido restaurado, pero la ciudad nunca llegó a recobrar su esplendor anterior. Durante el período clásico Esmirna fue poco más que un conglomerado de aldeas, abandonadas finalmente al principio del período helenístico, cuando la ciudad fue reconstruida en el monte Pagus, la meseta que se eleva sobre el actual barrio portuario de Izmir.

Nueva fundación de la ciudad

La nueva fundación de Esmirma se atribuye a Alejandro Magno, pero la construcción de la ciudad no comenzaría hasta dos décadas después de su muerte. La ciudad floreció durante las eras helenística y romana, y llegó a tener más de 100.000 habitantes. Durante este tiempo fueron erigidos numerosos edificios públicos que, junto a la belleza natural de su emplazamiento, merecieron las alabanzas de escritores de toda la antigüedad.

Monumentos

El monumento antiguo más prominente de la ciudad son las ruinas de la fortaleza que corona Kadifekale, el Castillo de Terciopelo, acrópolis de la ciudad helenística. Las ruinas que podemos ver en la actualidad son los restos de la ciudadela, desde la cual se extendían dos líneas paralelas de fortificaciones hasta el puerto, cercando la ciudad baja. Las murallas inferiores han desaparecido, y todo lo que queda son las fortificaciones de Kadifekale. Los cimientos y quizá algunos tramos inferiores fueron construidos poco después del año 295 a.C.; el resto se debe a sucesivas reconstrucciones romanas, bizantinas y otomanas.

El único monumento antiguo que ha sobrevivido en la ciudad baja es el agora, a mitad de camino entre el monte Pagos y el puerto. Fue construida originalmente a mediados del siglo n d.C, y destruida durante el terremoto de 178 d.C., que arrasó casi toda la ciudad. El agora fue reconstruida poco después en la forma que conserva actualmente por la emperatriz Faustina II, esposa de Marco Aurelio (161-180 d.C.). La estructura constaba de un patio central de 120 x 80 m rodeado de stoas corintias, aunque sólo han sido excavadas las de los lados norte y oeste. La stoa norte tiene un espléndido basamento abovedado, sobre el cual había una fila de tiendas que daban a una calle comercial romana. Algunas de las esculturas que adornaron el agora pueden verse en el nuevo Museo Arqueológico de Izmir, las más notables son las estatuas de Poseidón y Deméter, las principales figuras de un bello y bien conservado grupo que data de la era imperial romana. Estas estatuas simbolizan las dos fuentes de la riqueza de la antigua Esmirna; el comercio marítimo y la agricultura, ya que Poseidón era el dios de los mares y Deméter la diosa de las cosechas.

Pasado y presente

Como ocurre con gran parte de las ciudades que han permanecido habitadas durante toda su historia y éste es el caso de Esmirna, son pocos los restos antiguos que se han respetado. Es cierto que, con la presencia europea en el siglo XVII hubo un interés por recuperar los restos arqueológicos. Así, los consulados y mansiones de los comerciantes foráneosse convirtieron en primitivos gabinetes numismáticos y de curiosidades, pero esos fondos, finalmente, acabaron en los grandes museos occidentales. Con todo,son aún numerosos los restos arqueológicos (entre estatuas, inscripciones, mosaicos, columnas y capiteles,etc.),que se pueden contemplar en los dos museos con los que cuenta la ciudad y que proceden,en su mayoría, de las excavaciones llevadas a cabo en el siglo XX, uno está cerca del centro y el otro en Kültür Park, en los recintos feriales de Esmirna.

Economía

  • Posee el principal puerto de la península turca (detrás de Estambul), donde se realizan las principales exportaciones de Turquía a otros puertos del Mediterráneo.
  • Posee una industria dedicada generalmente a la transformación de la seda y el algodón.
  • Su producto más famoso son las alfombras.

Fora y fauna

Su relieve abrupto y sus influencias climáticas, unas veces mediterráneas y otras continentales, engendraron una gran diversidad de ecosistemas, donde la flora y la fauna son realmente ricas. Para preservar esta riqueza y luchar contra la deforestación, el Estado creó numerosos parques nacionales, terrestres y marítimos, así como varias reservas biogenéticas.

Fuentes

  • Ciudades de Turquía. Disponible en ¨www.turquiareal.com¨. Consultado el 6 de diciembre del 2012.
  • ESMIRNA. Disponible en ¨www.scribd.com¨. Consultado el 6 de diciembre del 2012.
  • Izmir. Disponible en ¨www.zonaclima.com¨. Consultado el 6 de diciembre del 2012.