Saltar a: navegación, buscar

Acuarela

Acuarela
Información sobre la plantilla
Acuarelas.jpg
Es una pintura realizada con pigmentos disueltos en agua, que se practica sobre papel, cartulina o cartón

Acuarela. Etimológicamente, deriva del latín "aqua" y el diccionario lo define como pintura realizada con colores diluidos en agua y que, emplea como blanco, el color del papel o colores con los que se realiza la pintura.

Características

El agua es la protagonista de la acuarela y la causante de la excepcional transparencia y luminosidad que la caracterizan, imposibles de conseguir casi con ningún otro medio. En su utilización interviene el agua junto a una pequeña cantidad de pigmento que, una vez evaporada el agua, queda depositado en una capa tan diáfana que permite que el Color blanco del papel quede a la vista bajo la pintura, proporcionando esta cualidad de transparencia propia de una buena acuarela.

Historia

La historia de la acuarela está íntimamente ligada a la historia del papel, inventado por los chinos, aunque tiene como antecesores a los egipcios, que aplicaron sobre el papiro pinturas, primero con tintas planas y, posteriormente, tintas desvanecidas, en dibujos y pinturas consiguiendo los primeros claroscuros.

En el siglo VIII, los chinos, utilizaron la acuarela para decorar la seda y pintar sobre papel de arroz. En Europa, durante el medioevo, se utilizó para la decoración de los manuscritos, para lo que se empleaban pigmentos solubles en agua, aglutinados con un densificador derivado del huevo.

Los frescos medievales se fabricaban con una base de pintura blanca a la que se le añadían distintos pigmentos diluidos en agua. Posteriormente apareció el gouache, que también era una pintura que tenía al agua como elemento diluyente, aunque era una pintura opaca. Precursores de esta técnica que sentaron las bases fueron: Paul Sandby, Durero, Constable y John Cromme.

Los artistas de los siglos XVI y XVII empleaban la acuarela de forma ocasional y acostumbraban a hacerlo en monocromo. Utilizaban para ello un pigmento marrón obtenido del hollín llamado "bistre" u otro extraído del calamar que tenía un tono sepia.

La invención de la pintura al óleo por los maestros flamencos, declinó un poco el interés por la pintura al fresco y la acuarela fue relegada como el vehículo para hacer bocetos preliminares o como una herramienta para estudios.

Para los anglófilos, la acuarela fue inventada en Inglaterra durante el siglo XVIII. Aunque en honor a la verdad la primera escuela de acuarela europea data del 1471 por la influencia del pintor Albrecht Dürer, que utilizó con maestría esta técnica creando escuela, aunque se debe reconocer que, el verdadero avance se produjo en Inglaterra en el siglo XVIII, proceso que se vio favorecido por el avance tecnológico que desarrolló la Inglaterra imperialista. Se mejoró la producción y la calidad del papel y de los pigmentos que llegaban, a los puertos británicos, procedentes de todas las partes del mundo.

Pero el perfeccionamiento de esta milenaria técnica, se fraguaró en Inglaterra imperialista, donde los artistas ya habían llevado la acuarela a una categoría tan elevada como el óleo, siendo uno de sus representantes William Turner, paisajista romántico. Desde este momento, la acuarela, se convirtió en la técnica preferida por muchos artistas, no solamente ingleses, sino europeos y americanos, dando a los paisajistas una herramienta ideal para trasmitir sus percepciones (luminosidad, movimiento, reflejo, transparencia), siendo los americanos Childe Hassam, James A. McNeill, John Singer Sargent, John Lafarge, Maurice Prendergast, Thomas Eakins, Winslow Homer y Whistler, quienes dieron a la acuarela prestigio y rango de expresión, equiparándolo a la pintura "al óleo".

La primera asociación en apoyo de la acuarela se creó en [Inglaterra]] en 1804. Durante la Guerra Civil en Estados Unidos, los dibujos de los reporteros-artistas, sus dibujos de las escenas de la guerra, se utilizaron como ilustraciones en los periódicos y revistas.

En 1866 se fundó la "American Society of Painters in Watercolours" y por primera vez fueron exhibidas en las Galerías de Arte, obras de acuarela junto a pinturas al óleo.

Técnicas

La técnica de acuarela se aplica diluyendo en agua el pigmento aglutinado con una goma suave, como la arábiga, la transparencia de los colores depende la cantidad de agua que sea incorporada a la goma y también a la tonalidad que sea requerida por el pintor. Esta técnica no utiliza color blanco, ya que éste se obtiene por transparencia con el papel blanco del fondo. El objetivo de la acuarela es transparentar los colores con agua y quizá hasta permitir ver el fondo del papel o de la cartulina que actúa como otro tono.

La pintura de acuarela posee técnicas para poder lograr diferentes efectos sobre las pinturas; la misma en estado sólido se disuelve en agua y se aplica sobre el papel por medio de un pincel. Aunque es un tipo de material moderno, a lo largo de la historia se han empleado diferentes pinturas a base de agua. Las acuarelas no se resuelven por fórmulas ni recetas maestras, mágicas invariables o con unos cuantos "trucos" que hemos aprendido en algún taller o curso, sino que requiere un estudio y constancia rayando en la obstinación con el fin de conocer la técnica, para resolver, con ciertas garantías cualquier obra.

Una de las técnicas más utilizadas para pintar son las acuarelas o aguadas. Lo más complicado de este tipo de técnica es controlar la cantidad de agua usada para colorear y que tiene muy difícil la rectificación en caso de error. Además el tipo y la calidad del papel son bastante importantes. Las técnicas basadas en agua son muy usadas en paisajes marinos o lluviosos o con un carácter romántico o nostálgico.

Materiales para pintar

Acuarela
  • El papel.
  • Los tableros
  • Los pinceles.
  • Las paletas.
  • Los caballetes.

Otras herramientas importantes aunque, de momento, no hablaremos de ellas son: un cuaderno de dibujo, lápices, goma de borrar (debemos de remarcar que no se debe abusar del uso de la goma de borrar ya que daña el papel y después tiene unos resultados negativos), una cuchilla o cutex, un pulverizador, un paño suave para la limpieza de pinceles y retirada del exceso de agua, dos recipientes para colocar el agua, uno para lavar los pinceles y el otro con agua limpia para utilizar con los colores. Esta última, al poder ser, con preferencia filtrada o destilada para que el papel sea menos vulnerable al ataque de hongos.


Fuentes.