Saltar a: navegación, buscar

Ammán

Para otros usos de este término, véase Aman (desambiguación).
Amán
Información sobre la plantilla
Ciudad de Jordania
<span/>
Bandera de Amán
Bandera

Escudo de Amán
Escudo

Localización de Ammán
Localización de Ammán
EntidadCiudad
 • PaísBandera de Jordania Jordania
 • GobernaciónAmán
 • Fundación7000 a.n.e.
Población (2008) 
 • Total2 millones de hab, hab.
GentilicioArgelino
Ammán.jpg
Ciudad de Amán
Amán (en árabe Ammán). Es la Capital de Jordania y de la gobernación homónima, además de ser su centro comercial, industrial y administrativo. Su población es de unos 2 millones de habitantes (2008), está situada al norte del país, cerca de la ciudad de Jerusalén.

Historia

Fue la capital del Reino de Ammon en tiempos de la Edad de hierro. Se convirtió, respectivamente, en una ciudad helínistica, romana, bizantina; seguidamente, en el corazón de la provincia omeya de Al-Balqa´; en un yacimiento de ruinas abandonado y, a finales del siglo XIX, en una ciudad otomana. Hoy en día, es la capital del Reino Hachemita de Jordania.

Los primeros asentamientos tuvieron lugar en Jabal el-Qala´a, abastecidos del agua procedente de un estanque cavado en la roca. Se hace referencia por primera vez a Rabbath Ammon o Rabbah en la Biblia, como el lugar hasta donde se trasladó el enorme somier de hierro del rey Og de Bashan como botín de guerra (Deut. 3). 3). Más tarde, cuando las tropas del rey David atacaron los sumistros de agua de la ciudad (2 Sam, 12:27), éste mandó morir a Urías el Hitita en primera línea de batalla, de tal manera que pudiera casarse con su hermosa viuda, Betsabé. A principios del siglo VI a.n.e., las profecías de Jeremías (49:2) y Ezequiel (21:2; 25:3-5) sobre la destrucción de Rabbah a manos del rey Nabucodonosor de Babilonia no se cumplieron en su totalidad aunque, cierto es que, Rabbath Ammon, al igual que toda la región, pasó a ser una provincia más del Reino de Babilonia y, posteriormente, del persa.

En el periodo helenístico, durante el cual Oriente Próximo estuvo dividido entre los sucesores de Alejandro Magno, enfrentados entre sí, los Ptolemaicos egipcios y los Seléucidos sirios se tornaron el control de la ciudad de manera periódica. Ptolomeo II Philadelphus (238- 246 a.C.) reconstruyó la ciudad, a la que denominó Philadelphia. Los Nabateos también tuvieron el control de la ciudad por algún tiempo.

El momento de mayor prosperidad de la ciudad se experimentó bajo el control de los romanos, entrando a formar parte de la Decápolis. El resultado fueron nuevas edificaciones como el teatro, el odeón y el foro en la zona baja de la ciudad que quedaban conectadas a los nuevos templos, situados en la ciudadela, mediante una monumental escalinata. Philadelphia ostentó riqueza durante el periodo bizantino, momento en que se nombró sede del Obispado, así como tras la conquista árabe en el 636, de la que son testigos los restos de un precioso palacio omeya del siglo VIII y un complejo administrativo. A partir de este periodo, la ciudad recuperó su nombre primivito, de origen semítico: Ammán

La época de decadencia de la ciudad llegó al trasladar los Abbasíes el centro del mundo islámico de Damasco a Bagdad a mediados del siglo VIII. Hacia el siglo XV, Ammán era una ciudad abandonada en ruinas. Y de esa manera permaneció hasta 1878, cuando los Otomanos asentaron a un grupo de circasianos en la zona, que habían huído de Rusia por practicar la fe islámica. Mantuvo su reducido tamaño (en 1918, I. E. Lawrence la denominó "pueblo") y sólo comenzó a crecer tras hacer el Emir Abdullah de Ammán la capital de su Emirato en 1921, expandiéndose de una colina a otra de manera vertiginosa en forma de hormigón o piedra de color miel claro. En 1946, el Emirato de Transjordania pasó a ser un reino con Ammán como capital, sede del Gobierno, centro comercial, legal y administrativo del Reino Hachemita de Jordania.

Amán en la actualidad

Amán actualmente es una ciudad moderna, que acoge a musulmanes y cristianos. En ella coexisten edificios de estilo moderno en las nuevas urbanizaciones al oeste de la ciudad con el tradicional zoco en el centro. Muy cerca a unos 45 minutos de viaje en automóvil se puede encuentra el lugar donde, según la tradición, fue bautizado Jesús, en las aguas del río Jordán.

Geografía

La ciudad está situada en la zona norte de Jordania, y está construida sobre diecinueve colinas. Por ello, la altura máxima que se registra en Ammán es de más de 900 metros sobre el nivel del mar. Estas colinas sirven para delimitar los barrios y trazar los nudos de comunicaciones.

Localización

Ammán está en el norte de Jordania, país asiático situado en la zona conocida como Oriente Medio. Jordania limita al norte con Siria, al sur y el sureste con el mar Rojo y Arabia Saudí, y al este con Irak. La Ciudad de petra está alrededor de 200 km al sur de la capital jordana.

Clima

Ammám goza durante la mayor parte del año de una temperatura agradable, con una media de 23º entre los meses de mayo a octubre, mientras que entre noviembre y abril es de 12º. El clima del país es mediterráneo.

Inventario natural

Si se visita Ammán, es imprescindible ir a ver el Mar Muerto y el Río Jordán. Ambos enclaves naturales están a muy poca distancia de la capital.

División política

Se encuentra dividida en 27 distritos:

  • 1 Al Abdali
  • 2 Abu Nseir
  • 3 Umm-Othaina
  • 4 Al Qweismeh, Al Jweideh, Abu ‘Alanda and Al Raqim
  • 5 Al Yarmouk
  • 6 Al-Jezah
  • 7 Al-Mowaqar
  • 8 Al-Mqabalain
  • 9 Badr
  • 10 Badr Al Jadeeda
  • 11 Basman
  • 12 Husban
  • 13 Jbeiha
  • 14 Khraibet Essouq
  • 15 Marj Al Hamam
  • 16 Marka
  • 17 Medina
  • 18 Nawoor (Na'our)
  • 19 Ohud
  • 20 Ras Al-ain
  • 21 Sahab
  • 22 Shafa Badran
  • 23 Sweileh
  • 24 Tariq
  • 25 Tla’ Al ‘Ali
  • 26 Wadi Al Seer
  • 27 Zahran

Demografía

Ammám cuenta con una población que sobrepasa el millón y medio de habitantes. El idioma oficial es el árabe pero el inglés se utiliza como segunda lengua. Algunas minorías hablan además francés, alemán, español e italiano.

Desarrollo económico

Ammán es una ciudad dedicada a los servicios de todo tipo. De hecho, las tres cuartas partes de su PIB se relacionan con este concepto. La agricultura ocupa un lugar testimonial, y la industria está dedicada, sobre todo, a la fabricación de productos químicos. Es un centro comercial, administrativo e industrial basado en la fabricación de textiles, pilas, artículos de piel, azulejos, cemento, harina y otros productos alimentarios. Otras importantes industrias son las dedicadas a la extracción de fosfatos y al refino de petróleo.

Turismo

El visitante encontrará en Ammám numerosos monumentos de interés artístico. El más importante sin duda es el palacio Al-Qasar, que se construyó como residencia del gobernador Omeya. Del período de la dominación árabe aún se conservan el templo de Hércules, una iglesia bizantina y otras edificaciones. Entre los edificios civiles destacan el monumento a los Caídos, el Palacio de Cultura y el Banco de Jordania y entre las construcciones religiosas el turista no puede dejar de visitar dos de sus múltiples mezquitas: la de Malik Abdallah y la de Abu Darwish.

En cuanto a la oferta museística, destacan el Museo de Tradiciones Populares, con objetos que todavía utilizan algunas tribus beduinas, y el Museo del Folclore o el Arqueológico. La ciudadela, dominando la ciudad en lo alto de la colina, es una antigua acrópolis romana y muy cerca de allí está el Teatro Romano, que es el más grande de todo Oriente. Para finalizar, muy cerca de Ammám podemos encontrar numerosas construcciones, castillos como el de Qasr el-Kharana, as-Qastal o la fortaleza de Qasr el-Azraq, conocida porque Lawrence de Arabia la convirtió en uno de sus cuarteles a principios del siglo XX.

Cultura

Ammán está marcada por dos influencias fundamentales: la herencia romana y la islámica, presente en su urbanismo, artesanía y arquitectura. La vida cultural de la ciudad es notable: dispone de numerosas galerías de arte y sus artistas son reconocidos. El Centro Cultural Al Hussein es el canalizador de todas las inquietudes culturales de la ciudad.

Artesania

En Ammán se puede comprar de todo. Es recomendable la visita al zoco, situado entre la mezquita al-Husseini y el Citadel, donde hay numerosas tiendas con todo tipo de objetos, en las cuales el regateo es obligatorio. Las joyas son caras, pero otro tipo de artículos, como pipas, dagas, rica cerámica, cristal o, incluso, jarras con arena del desierto, aunque el más sabroso souvenir de la ciudad es su pastelería.

Fiestas y tradiciones

Las fiestas oficiales son las propias de los países de religión musulmana, además de los relacionados con la política local, como el Día de la Liga Ärabe (2 de mayo), el Día de la Independencia (25 de mayo) o el aniversario de la coronación del rey Abdullah, el 9 de junio.

El Museo del Folklore jordano, junto al Teatro Romano, y el Museo de las Tradiciones Populares ofrecen al visitante la opción de conocer con detalle las tradiciones propias de la ciudad y la nación.

Lugares de interés

Gran Teatro Romano

Ammán ofrece un gran atractivo para las personas que busquen la huella de las antiguas civilizaciones. La visita a la Ciudadela es imprescindible, ya que en ella se encuentran restos de fortificaciones desde la Edad del Bronce hasta la época Islámica.

En cuanto a edificios, destaca el templo romano de Hércules, el Palacio Omeya, el Teatro Romano (impresionante por su capacidad para más de 6.000 personas) o la Gran Mezquita de Hussein.

Transporte

Cuenta con un aeropuerto y con excelentes comunicaciones por ferrocarril.

Enlaces relacionados

Fuentes