Saltar a: navegación, buscar

Brandy de Jerez

Brandy de Jerez
Información sobre la plantilla
Brandy de Jerez.jpeg
Vino catalogado como uno mejores vinos del mundo, y muy beneficioso para la salud.
Origen
OrigenAndalucía, Bandera de España España
ColorAmarillo pajizo muy pálido, caoba oscuro intenso.
VariantesVinos generosos, vinos generosos de licor y vino dulce natural.
Composición
TipoVino
Graduación alcohólica17º
Servida enCopa

Brandy de Jerez. Es un vino fortificado de alta graduación alcohólica, producido en España, en la zona de Andalucía. Es una mezcla de diferentes tipos de uva blanca de diversas viñas y años. Es envejecido siguendo técnicas muy especiales, y el producto final, es un licor que se bebe en copas pequeñas entre comidas o aperitivos.

Historia

Las primeras referencias al vino de Jerez aparecen en el libro Geografía (Libro III) de Estrabón, geógrafo griego del siglo I a.C.. En él escribió que las vides jerezanas fueron introducidas a la región por los fenicios alrededor del año 1100 a.C. Desde Xera, nombre que dieron los fenicios a la región donde hoy se ubica Jerez, este pueblo de comerciantes producía vinos que luego eran distribuidos por todo el Mediterráneo, especialmente en Roma. En el año 711 se inicia la dominación árabe en España, que en el caso de Jerez habría de durar más de cinco siglos. Durante todo este tiempo, Jerez siguió siendo un importante centro de elaboración de vinos, a pesar de la prohibición coránica. Los árabes dieron a la ciudad de Jerez el nombre de Šeriš (pronunciado "Sherish"). Este nombre derivaría posteriormente en "Sherry" para los ingleses y "Xeres" en castellano.

El descubrimiento de América iba a abrir nuevos mercados y con ellos un floreciente negocio. Era la época de los grandes viajes y los descubrimientos geográficos. Una serie de hitos históricos que fueron compartidos con vino de Jerez, como lo atestigua la compra de 417 odres y 253 toneles de vino de Jerez por parte de Magallanes para su largo viaje. El comercio con las Indias transformó los pequeños negocios familiares en una auténtica industria vinatera, a pesar de que se vio bastante entorpecida por la acción de piratas que se hacían con los cargamentos de la flota y los vendían en Londres.

Durante el siglo XVII, la fama alcanzada por el Jerez en Inglaterra y su elevada demanda provocó que los ingleses intentasen hacerse con este vino incluso por la fuerza. Así sucedió en 1625, cuando Lord Wimbledon planeó un ataque a Cádiz, que fracasó. A partir de entonces, ingleses, irlandeses y escoceses se aseguraron el abastecimiento de Jerez por vías comerciales y comenzaron a llegar los primeros inversores a la zona, que se convirtieron en bodegueros del Marco. Las presiones de éstos consiguieron que en 1825 el Gobierno británico bajase los derechos aduaneros y las ventas se multiplicaron por cuatro. En esta época llegaron también muchos españoles de América después de la independencia de las colonias y que invirtieron más capitales en esta zona.


Una muestra de la popularidad del vino de Jerez en aquellos días dan una idea las obras de William Shakespeare, quién en compañía de su amigo Ben Johnson daba cuenta diariamente de una buena cantidad de botellas de Jerez en la Bear Head Tavern. Y así este vino aparece citado frecuentemente en muchas de sus obras: Ricardo III, Enrique VI de Inglaterra, las noches de Epifanía, Las Alegres Comadres de Windsor, Enrique IV:

“Si yo tuviera mil hijos, el primer principio humano que les enseñaría, sería hacerles abjurar de las bebidas insípidas y dedicarse al Jerez”.

A finales del siglo XVIII los vinos que se producían en la región eran aún muy diferentes de los que hoy se conoce como Jerez. Durante aquellos años, la pugna entre los "productores" (viticultores) y los "extractores" (comercializadores) se había decantado claramente a favor de los primeros. El Gremio de la Vinatería prohibía expresamente en sus ordenanzas la posibilidad envejecer los vinos, por considerarlo una práctica "especulativa". En consecuencia, los caldos que se exportaban eran siempre vinos jóvenes del año, fuertemente fortificados al objeto de preservarlos para el viaje. En 1775 da comienzo el llamado "pleito de los extractores", que concluye tras varias décadas con la definitiva abolición del Gremio de la Vinatería. La desaparición de las restrictivas reglas de funcionamiento del Gremio imprimen un nuevo y fuerte impulso para la producción y el comercio de vinos y, lo que es más importante, una conformación definitiva de la identidad de los vinos del Marco.

Elaboración

Se diferencia de otros vinos en parte del proceso de elaboración, en el momento posterior a la fermentación, donde es fortificado con alcoholes naturales.

El jerez se envejece entonces por el sistema de solera, en el que el vino nuevo se almacena en el barril de vino superior de unas series de 4 a 9 barriles apilados denominadas andanas. Cada año la mitad del vino de cada barril se trasvasa al inmediatamente inferior. Del último barril de cada serie (el situado junto al suelo, la solera) se embotella la mitad de vino y se destina a la venta. De esta forma, el vino más joven que va a cada botella es tan viejo como el número de barriles de las series, y cada botella contiene también mucha mayor cantidad de vino más viejo. El carácter biológico, oxidativo o mixto del proceso de crianza hace que los vinos vayan adquiriendo distintas tonalidades cromáticas, desde el amarillo pajizo muy pálido hasta el caoba oscuro intenso. Por otra parte, la utilización de la mezcla con vinos dulces naturales da como resultado que vinos originalmente secos, como los finos, amontillados u olorosos, adquieran diversos grados de dulzor.

Clasificación

Vinos generosos

Marcas de Jerez.

Algunos vinos de Jerez son totalmente secos, como consecuencia de haberse elaborado mediante una fermentación completa de los mostos. Sus diferencias se deben fundamentalmente al tipo de crianza a que han sido sometidos.

  • Fino: De color pajizo o dorado pálido, aroma punzante y delicado (almendrado), seco y ligero al paladar, con crianza en flor, y con una graduación entre 15º y 18º.
  • Amontillado: De color ámbar, con aroma punzante atenuado (avellanado). Suave y ligero al paladar. Su graduación oscila entre los 16º y los 22º.
  • Oloroso: Inicialmente seco, de color ámbar a caoba, con aroma muy acusado como indica su nombre. Con mucho cuerpo y vinosidad. Su graduación alcohólica se sitúa entre 17º y 22º.
  • Palo Cortado: Vino de color caoba brillante, aroma avellanado, paladar seco, equilibrado, elegante y muy persistente. Conjuga las suaves, delicadas y punzantes características del Amontillado y el cuerpo y la nariz del Oloroso. Su graduación oscila entre los 17º y los 22º.

Vinos Dulces Naturales

Las uvas de las variedades Moscatel y Pedro Ximénez, tras ser vendimiadas, se someten a un proceso de sobremaduración o "soleo". La concentración del contenido en glucosa de la uva da lugar a un mosto extraordinariamente denso y dulce, que se somete a fermentación parcial. Se obtiene así un vino de una enorme riqueza en materias reductoras, que se envejece posteriormente mediante crianza oxidativa en las criaderas y soleras.

  • Pedro Ximénez: Vino de color caoba oscuro, con profundos aromas de pasificación. Suave y dulce a la boca.
  • Pleno, vigoroso y con perfecto equilibrio. Elaborado a partir de uvas Pedro Ximénez expuestas al sol para su pasificación.
  • Moscatel: Vino de color caoba oscuro, elaborado exclusivamente con uvas de esta variedad, previamente expuestas al soleo para su pasificación. Suave y muy dulce, con un aroma característico de la variedad.

Vinos generosos de licor

Los vinos generosos, originalmente secos, se mezclan en ocasiones con vinos dulces para dar lugar a otros vinos de jerez ligeramente dulces.

  • Pale Cream: Es un vino de color amarillo pajizo, aroma punzante y delicado y sabor dulce. Su graduación varía de 15,5º a 22º.
  • Medium: Vino de color ámbar a caoba claro. De aroma atenuado y paladar ligeramente dulce. Con una graduación alcohólica entre 15 y 22º.
  • Cream: Vino dulce, obtenido a partir del oloroso, de color caoba. Tiene aroma intenso, paladar aterciopelado y mucho cuerpo. Su graduación se sitúa entre 15,5º y 22º.
  • Manzanilla–Sanlúcar de Barrameda: Las especiales condiciones microclimáticas de las bodegas situadas en Sanlúcar de Barrameda dan lugar a unos vinos de crianza biológica de características genuinas y diferenciadas del resto de los vinos del Marco: La Manzanilla. Vinos tan especiales y tan circunscritos a este término municipal que han dado lugar a una Denominación de Origen en sí misma: la Denominación "Manzanilla - Sanlúcar de Barrameda".
  • Manzanilla: De color pajizo, aroma punzante, seco y ligero al paladar, con crianza en flor, exclusivamente en bodegas situadas en Sanlúcar de Barrameda. Su graduación alcohólica oscila entre 15º y 19º.

Aunque la más conocida es la llamada "Manzanilla Fina", muy pálida, ligera y punzante, dependiendo de la duración y peculiaridades de su crianza, se conocen otros tipos de Manzanilla. Entre ellas destaca la llamada "Manzanilla pasada", menos pálida de color y con más cuerpo, fruto de una ligera oxidación como consecuencia de su prolongada crianza.

Consumidores

Se exporta a 75 países entre los que destacan Filipinas, México, Alemania, China, Rusia, Estados Unidos.

Propiedades

La bebida, debido a su contenido de alcohol, debe tomarse con moderación. Los grados de alcohol del jerez están en torno a los 12,30º. Quiere decir que por cada litro de jerez, aproximadamente 12,30 centilitros son de alcohol. El jerez se encuentra entre los alimentos bajos en grasa ya que esta bebida no contiene grasa.

Entre las propiedades nutricionales del jerez cabe destacar que tiene los siguientes nutrientes:

Nutrientes Valor
Hierro 0,30 mg
Proteínas 0,20 g
Calcio 8 mg
Potasio 91 mg
Zinc 0,27 mg
Carbohidratos 10 g
Magnesio 9 mg
Sodio 9 mg
Vitamina B1 0,01 mg
Vitamina B2 0,02 mg
Vitamina B3 0,10 mg
Vitamina B6 0,01 mg
Vitamina B6 0,01 mg
Vitamina B9 0,10 ug
Fósforo 10 mg
Calorías 127 kcal
Azúcar 10g

Beneficios para la salud

El vino de Jerez se ha convertido en una bebida cada vez más popular a nivel mundial debido a sus poderosos beneficios para la salud.

  1. Cáncer. Ayuda a reducir el riesgo del cáncer. El antioxidante en el vino de Jerez es 100 veces más efectivo que la vitamina C y 25 veces mejor que la vitamina E. Esto ayuda al cuerpo a proteger sus células del daño que se asocia con el cáncer.
  2. Enfermedades Cardiacas. Ayuda a prevenir enfermedades del corazón y derrame cerebral al reducir el nivel del colesterol. Aún después de un ataque al corazón, previene la muerte de las células y acelera la recuperación de las células del corazón.
  3. Contiene antioxidantes conocidos como polifenoles que atacan a los radicales libres.
  4. Ayuda a combatir los efectos del envejecimiento y promueve la longevidad.
  5. Pérdida de peso. Auda a que el cuerpo pierda peso. Quema la grasa y es un estimulante natural del metabolismo. Puede ayudar a quemar hasta 70 calorías por día, lo que se traduce en 3.17 kg por año.
  6. La Piel El antioxidante en el vino de Jerez protege la piel de los efectos dañinos de los radicales libres, que son los causantes de las arrugas y el envejecimiento de la piel. El vino de Jerez también ayuda en la lucha contra el cáncer de piel.
  7. Artritis Ayuda a prevenir y a reducir el riesgo de artritis reumatoide. Es de gran beneficio para la salud ya que protege el cartílago y bloquea las enzimas que destruyen el cartílago.
  8. Huesos La clave es su alto contenido de fluoruro que ayuda a mantener los huesos fuertes. Al beber vino de Jerez cada día, se ayuda a preservar la densidad ósea.
  9. Diabetes. Mejora el metabolismo en relación a los lípidos y la glucosa, y previene de súbitos incrementos en el nivel de azúcar en la sangre, equilibrando el metabolismo general.
  10. Mal de Parkinson. Los antioxidantes en el vino de Jerez ayudan a prevenir el daño celular en el cerebro, que es una de las causas del mal de Parkinson. Quien toma vino de Jerez regularmente es muy poco probable que desarrolle esta enfermedad.
  11. Enfermedades Hepáticas. Ayuda a prevenir las fallas de transplante de hígado en personas con disfuncionamiento hepático.
  12. Alta Presión sanguínea. Ayuda a prevenir la alta presión sanguínea. Beber vino de Jerez ayuda a reducir la presión sanguínea al reprimir la angiotensina, que hace elevar la presión sanguínea.
  13. Envenenamiento por alimentos. El catechin que se encuentra en el vino de Jerez puede matar las bacterias que causan el envenenamiento por alimentos y destruye las toxinas producidas por esas bacterias.
  14. Azúcar en la Sangre. El azúcar en la sangre tiende a incrementar con la edad, pero los polifenoles y los polisacáridos en el vino de Jerez ayudan a reducir el nivel de azúcar en la sangre.
  15. Inmunidad Los polifenoles y flavonoides que se encuentran en el vino de Jerez ayudan a estimular el sistema inmunológico, fortaleciendo la salud en su lucha contra las infecciones.
  16. Gripe y Resfriados. Ayuda a evitar la gripe y los resfriados. La vitamina C en el vino de Jerez ayuda en el tratamiento del resfriado y la gripe común.
  17. Asma La Teofilina en el vino de Jerez relaja los músculos que soportan los tubos bronquiales, reduciendo la severidad del asma.
  18. Infección de Oídos. Es de gran ayuda para combatir el problema de infección de oídos.
  19. Herpes. Incrementa la efectividad del tratamiento de interferon para el Herpes.
  20. Caries Destruye las bacterias y virus que causan muchos de los problemas dentales. También ralentiza el crecimiento de bacterias que provocan el mal aliento.
  21. Estrés. La L-teanina, que es un tipo de amino ácido que se encuentra en el vino de Jerez, puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad.

Fuentes