Cándido Fabré

(Redirigido desde «Cándido Fabré Fabré»)
Cándido Fabré
Información sobre la plantilla
Candido-Fabre.jpg
Candido Fabré, el Rey de la Improvisación
NombreFabré Fabré, Cándido
Nacimiento20 de septiembre de 1959
ciudad de San Luis,
provincia de Santiago de Cuba,
República de Cuba Bandera de Cuba
Ocupacióncantante, compositor, poeta y director de orquesta

Cándido Fabré (San Luis, 20 de septiembre de 1959) es un músico cubano, conocido como el Rey del Repentismo de la música bailable; con su voz ronca, sonera y aguardentosa, es una de las voces más singulares de Cuba, en la manera en que asume la canción y la creación de letras para hacer bailar al pueblo.

Es el único cantante en la isla que comienza en una fiesta a cantar a las 12 de la noche y termina cuando amanece. Por eso los bailadores en la zona oriental le llaman El Amanezco.

Síntesis biográfica

Nació dentro de una familia musical: su padre tocaba el tres, un hermano era cantante y en su entorno se escuchaban muchos bembés (fiestas afrocubanas donde se canta y se goza de lo lindo).

Ese ambiente me ayudó en mi trabajo musical en el futuro, en mis improvisaciones se nota esa raíz musical.
Cándido Fabré

Comenzó a cantar desde niño, a los siete años, en su propia escuelita, donde ya se las ingeniaba para improvisar canciones que llamaban la atención de sus maestros. Después se integra a la orquesta de su hermano y va adiestrándose en el mundo de la canción.

Juventud

Nació y creció escuchando charangas: la Unión Sanluisera, los Hermanos Salazar, Maíz y sus Muchachos, el combo Tropicuba (que tocaba al estilo de la Aragón) y las congas y serenatas de San Luis, un pueblo rumbero y gozador. Esto le permitió el desarrollo del oído y muy pronto se sorprendió armonizando y haciendo voces.

Con solo 15 años se integró a Los Hermanos Salazar y cantó en unos carnavales santiagueros. Luego se trasladó a Palma Soriano y se unió a Los Samuráis, un combito de esos que estaban de moda en la década de 1960. Cuando se presentaban ante el público, la gente tumbaban las puertas para escuchar las improvisaciones de Cándido, que puso a gozar el ambiente musical del pueblo. En este combo estuvo algo más de cinco años.

En 1975 acudió al llamado del Servicio Militar, lo que de alguna manera le impide demostrar sus cualidades interpretativas; a pesar de que nunca dejaba de cantar, eso lo llevaba en la sangre.

A la salida de la vida militar se integró nuevamente a la música y comenzó nuevamente en la orquesta de su hermano, en un bailable donde también se presentaba el conjunto Rumbabana con la voz de Raúl Planas, un guía del son para los cantantes jóvenes de aquel tiempo. Fabré se lució ese día al extremo de que Planas lo elogió y se sorprendió de que existiera un prospecto sonero que iba a dar de que hablar en un futuro no lejano. Eso inspiró y estimuló a Cándido, que en lo adelante sabía que llegaría.

En 1963 se estrenó la orquesta Original de Manzanillo, dirigida por Pachy Naranjo, un excelente compositor, orquestador y guía musical. En el cumpleaños 20 de La Original (en 1983), la orquesta se presenta en San Luis, entonces Cándido le muestra a Pachy la canción titulada «Coge el camarón». Este le entona la canción y el músico manzanillero se percata de que se trataba de un cantante en potencia.

Pachy es un músico que sabe mirar por dentro, él captó mi mensaje, sabía lo que yo podía hacer y me dijo que yo mismo podía grabar esa canción. Total, que la grabó el 3 de agosto de 1983, en la emisora Granma, en Manzanillo. Él me despide y me dice que voy por buen camino, que hay pocos que defiendan el son como yo.
Cándido Fabré

Camino a la fama

Luego de grabar su primer número musical con La Original de Manzanillo, Cándido se marcha para su pueblo sin imaginar que estaba a punto de lograr su gran sueño. A los pocos días Pachy lo reclama para que trabaje en los carnavales de Santiago de Cuba.

El público santiaguero quedó asombrado por la manera de improvisar del cantante sanluisero; era algo que no se observaba en mucho tiempo y fue la gran oportunidad de su vida, su sueño hecho realidad: estar con la orquesta más reclamada de la zona oriental y en la cual hizo historia durante diez años.

Los músicos se sorprendieron con esta decisión de Pachy Naranjo, pero fue un buen momento ya que comenzaba una nueva era para la 'Original de Manzanillo, que había perdido a su cantante principal, Manolo del Valle.

Cándido le aporta a la orquesta el Son al estilo sanluisero: clave, tres, maracas y la esencia trovadoresca. Eso enriquece el Son manzanillero, que sale un poco repetitivo del órgano oriental. Entonces comenzaron los grandes hit de la Original con canciones de Cándido Fabré:

  • El guardián del Caribe (su primer single),
  • Abran paso que ahí viene la Original,
  • A la hora que me llamen voy,
  • Córranse ahí, caballeros,
  • Deja que Roberto te toque,
  • La Habana quiere guarachar contigo

y muchas más que se escucharon en medio del boom de la salsa cubana de fin de siglo.

En 1993, Fabré causa baja de la Original de Manzanillo y con ello la orquesta de Pachy Naranjo pierde al compositor, al improvisador, al timbre y al líder vocal. Indiscutiblemente, Fabré era la mitad de la orquesta, quizás algo más.

Al retirarse de la agrupación, en ese mismo año, funda lo que constituye para él la obra mejor: la orquesta Cándido Fabré y su Banda.

Le agradezco a Jorge Vázquez haberme invitado a tocar con algunos músicos de Veguitas y Bayamo. Ellos fueron los primeros en comenzar. Me hicieron la propuesta de quedarme y ahí estamos.
Cándido Fabré

Cándido Fabré se encuentra entre los tres compositores mas grabados en Cuba y en el exterior, junto a Juan Formell (Van Van) y Adalberto Álvarez.

Figuras internacionales del calado de

y muchos otros salseros latinos tienen en su repertorio obras de Fabré.

Dentro de Cuba la cantan:

entre otros.

Sin dudas, Cándido Fabré es un verdadero guardián del Caribe, defensor de lo cubano, de la mejor música bailable.

Actuaciones nacionales e internacionales

Cándido Fabré ha participado activamente en tribunas abiertas de la Revolución cubana, ha cantado sus canciones de profundo contenido revolucionario en diferentes provincias de este país, incluyendo la Tribuna Antimperialista y la Plaza de la Revolución, ambas en la ciudad de La Habana. Participó con extraordinario éxito en la Cantata por la Patria que se efectuó en la Tribuna Antimperialista en ocasión de la celebración del 80 aniversario del nacimiento del comandante en jefe, Fidel Castro Ruz.

Ha actuado en diferentes países poniendo muy en alto el nombre de Cuba y su música, como han sido: Unión Soviética, Alemania, Suiza, Italia, Finlandia, Portugal, Francia, México, Canadá, Guadalupe, Nicaragua, etc.

En Colombia asistió, en 1990, cuando aún se encontraba en la orquesta Original de Manzanillo, al Festival de Cartagena de Indias, el más importante encuentro de música popular que se celebra en ese país. Allí obtuvieron el premio Caracol del Caribe, que es el más alto reconocimiento que se ofrece en esta cita.

Volvió a Colombia en 1993, para nuevamente participar en el Festival Cartagena de Indias, esta vez con su propia banda repitiendo el premio Caracol del Caribe.

Como autor, Cándido posee una obra bastante extensa en donde aparecen registrados a su nombre más de 2000 números.

Ha participado en importantes eventos internacionales como el Festival WOMAD (en Países Bajos), el Ámsterdam Root Festival (en Países Bajos), el Duvargan Festival en Irlanda, el Zabkowice Slaskie (en Polonia), el Ulm Festival (en Alemania).

En una visita que realizó Cándido Fabré al presentador de televisión Carlos Otero, en la televisión de Miami (Estados Unidos), el anticubano le hizo una apuesta: Fabré tenía que improvisar una letra de un guaguancó que terminara con «a Cuba yo no regreso». En segundos, Cándido Fabré respondió:

Si yo me olvido de mi viejecita,
si me olvido ’e mi San Luis,
si yo me olvido del Benny,
si me olvido de Martí,
si yo me olvido del son,
de las claves y el bongó,
si me olvido de la rumba,
y olvido este guaguancó,
si olvido a Sindo Garay,
a Matamoro, a Chepín,
si me olvido a Enrique Jorrín,
y también a Rafael Lay,
si me olvido del Compay,
y acaso pierdo la fe,
si me olvido de Fabré,
y que yo vengo en progreso,
entonces, Carlos, diré,
que a Cuba yo no regreso.
Cándido Fabré[1]

En 2020 sigue al frente de su banda, en Santiago de Cuba.

Reconocimientos obtenidos

  • Distinción por la Cultura Nacional.
  • Medalla Alejo Carpentier.
  • Premio Abril de la UJC Nacional.
  • Réplica del Bastón y Sombrero de Benny Moré por el ICRT, siendo Cándido el Primer artista en recibirlo.
  • Vanguardia Nacional por varios años consecutivos.
  • Premio del barrio que otorga la Dirección Nacional de los CDR.
  • Medalla Mártires de Barbados por ser un digno defensor del deporte cubano.
  • Fue declarado Hijo Adoptivo de las ciudades de Camaguey y Ciego de Ávila.
  • Reconocimiento del Buró de la UJC por su aporte a las tareas que dentro del campo de la recreación tiene el organismo.
  • Distinción del Esfuerzo La Victoria, máximo galardón que otorga la provincia de Granma.
  • Fue nominado al Premio de la Música del año 2001 por el Instituto Cubano de la Música, lo que constituye un alto reconocimiento a su destacada trayectoria artística.
  • Medalla Raúl Gómez García.

Fuentes