Saltar a: navegación, buscar

Carnitina

Carnitina
Información sobre la plantilla
Carnitina.jpg
Concepto:La carnitina forma parte de las proteínas y es un aminoácido sintetizado por el organismo y en particular por el hígado y los riñones.
Carnitina (4–trimetilamino–3–hidroxibutirato). En ocasiones conocida como "L–carnitina", es un aminoácido no esencial sintetizado de forma natural en el hígado, los riñones e incluso el cerebro. El organismo las emplea para transportar los ácidos grasos a las células, especificamente a las mitocondrias que son los centros de producción de la energía.

La carnitina, a veces confundida con el ácido fólico (vitamina B9), es una amina cuaternaria sintetizada en el hígado, riñones y cerebro a partir de dos aminoácidos esenciales, la lisina y la metionina. La carnitina es responsable del transporte de ácidos grasos al interior de las mitocondrias, orgánulos celulares encargadas de la producción de energía.

Historia

La carnitina como aminoácido y su papel en las reacciones bioquímicas ya está muy estudiado, es decir, que no es de ninguna manera una sustancia novedosa con la que se esté experimentando ahora o investigando en el campo de la nutrición o suplementación deportiva.

Descubierta a principios de siglo, separándola del extracto de carne y determinándose su estructura química: ácido beta-hidroxi-gamma-(tri-metilamino)-butirico.

Unos pocos años antes de 1950, sólo dos o tres, en un estudio sobre los requerimientos nutricionales en los insectos, se observó que en el Tenebrio molitor necesitaba (además de ácido fólico y otras vitaminas del grupo B) un factor que se denominó vitamina BT (T de Tenebrio). Cinco años mas tarde y tras múltiples investigaciones y ensayos en laboratorios se demostró que la vitamina BT era idéntica a la carnitina.

Casi todos los adultos consumen alrededor de 50 mg de carnitina en su ingesta nutricional diaria.

Funciones

La funcion de la carnitina es la de relizar el transporte de los ácidos grasos a las mitocondrias, lorando con ello quemar la grasa y quemarlas para generar energía. Debido a estas interesantes cualidades se suele vender como suplemento nutricional, aprovechando estas facultades de generacion de energía, eliminando grasas en el proceso, para eliminar peso en personas con cierta actividad física.

Por tanto, y entre otras funciones la carnitina, disminuye el riesgo de depósitos grasos en el hígado, como por ejemplo los relacionados con el abuso en el consumo del alcohol.

Medicamentos

Cartinina de administracion inyectable

La carnitina recibió gran popularidad como suplementación para perdida de peso tras estudios cientificos que demostraban que eran realmente eficaces para la perdida de peso. En personas con niveles bajos de carnitina en el organismo. Es evidente que al tener menor carnitina tenian problemas en quemar las reservas de grasa, al recuperar unos niveles de carnitina óptimos estas personas tenian mucho más facil el adelgazar: Usando de froma parcial estos estudios se lanzaron infinidad de suplementos que aseguraban a ayudara adelgazar, sin embargo ningun estudio científico ha demostrado que en personas con niveles óptimos de carnitina (la amplia mayoria de la población mundial) una dosis extra de esta sustancia realmente resultará efectiva.

Este productio se ha hecho muy popular y se añade como ingrediente en cantidad de productos dietéticos, sin embargo ni la cantidad contenida ni su pureza tienen la habilidad de hacerte perder un solo gramo de peso. Sin embargo muchos expertos afirman que una cantidad adecuada de carnitina, de calidad farmaceutica administradas o bien por inyecciones o bien por via oral, si es efectivo para aumentar la quema de grasas en el cuerpo.

Usos

Se recomienda una dosis de entre 1'5 y 4 gramos al dia, en diversas tomas a lo largo del dia, aconsejablemente con las comidas. Asimismo tambien se recomienda tomar entre una hora y 30 minutos antes de realizar ejercicio cardiovascular. La administración de carnitina ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de una gran variedad de enfermedades. Se utiliza con frecuencia en el tratamiento de afecciones cardiovasculares y renales, sobre todo cuando se intenta mejorar el rendimiento físico. Se debe advertir que cada variación de carnitina que podemos encontrar tiene un efecto diferente en el organismo, por tanto, después de leer la siguiente lista de las afecciones que suelen ser tratadas con la administración de carnitina, deberá profundizarse en el tipo de carnitina apropiado para cada afección, ya sea L-carnitina, L-acetilcarnitina, etc:

  • Enfermedades cardiovasculares
  • Angina de pecho
  • Infarto agudo de miocardio
  • Síndrome de Fatiga Crónica
  • Necrosis de miocardio
  • Arritmias inducidas por el consumo de drogas
  • Trastornos cardíacos
  • Niveles elevados de colesterol malo (LDL)
  • Niveles elevados de triglicéridos
  • Bajo rendimiento físico
  • Mal de Alzheimer, depresión senil, y falta de memoria relacionada con la edad
  • Enfermedades renales
  • Diabetes
  • Trastornos hepáticos
  • Cirrosis hepática
  • Bajo conteo y movilidad reducida de los espermatozoides (infertilidad masculina)
  • También es utilizada como un "quemador de grasa".

Efectos secundarios

No se aconseja su uso en caso de problemas renales. Asimismo puede ocasionar intolerancia a algunas de las sustancias contenidas en el suplemento, lo cual puede ocasionar vómitos, diarrea, en caso de percibir estos efectos, consumir el suplemento durante las comidas, eso parece reducir los efectos secundarios.

Contraindicaciones

Se encuentra contraindicado en pacientes que sufren de enfermedades renales, sobre todo en aquellos que se encuentran en diálisis. No existen restricciones de su consumo durante el embarazo y lactancia, ya que esta es una sustancia natural, cuya demanda se incrementa durante el embarazo y además, forma parte de la leche humana. Tampoco se han registrado alteraciones fetales.

Se han realizado estudios, con dosis altas de L-carnitina, 15 gr/día, sin registrar procesos de mutagénesis, teratogénesis ni carcinogénesis. La L-carnitina se puede tomar por vía oral y parenteral (intramuscular o intravenosa), la dosis habitual es de 50-100 mg/kg/día, tanto en niños como en adultos, distribuidos en 2 o 3 tomas por día. Según la información médica actual, los efectos secundarios de la L-carnitina no son significativos y con el control médico adecuado puede ser útil para bajar de peso, sobre todo si tienes un déficit de levocarnitina.

Sin embargo, recuerda que debes consultar a tu médico antes de consumir éste o cualquier otro suplemento dietético

Donde se encuentra

La carnitina se encuentra presente en alimentos aunque en muy baja proporción. Las principales fuentes naturales son las carnes (principalmente las rojas), pescados y lácteos. Otras fuentes son la levadura de cerveza, los cacahuates y el germen de trigo.

Deficiencia de carnitina

Su carencia se refleja en el cuerpo con cansancio, debilidad muscular, sensación de mareos y confusión, como así también en anginas. Suele ser recomendada a personas con padencias cardíacas y con riesgos cardiovasculares debido a que como suplemento dietético, la carnitina, favorece la contracción de las células musculares cardíacas.

Los primeros casos de deficiencia de carnitina en humanos fueron descritos por primera vez en el año 1973, hasta el momento siempre se había pensado que era imposible sufrir deficiencia de ésta, a partir de la síntesis e ingestión de la misma. Sin embargo, algunos individuos necesitan suplementos nutricionales de carnitina para mantener un metabolismo normal, lo cual claramente indica que la carnitina debería considerarse un nutriente esencial. La deficiencia de carnitina se clasifica en dos grandes grupos, la deficiencia sistémica (casi nunca se presenta) y la miopática (la más corriente). La sistémica afecta a todo el cuerpo, mientras que la miopática sólo al tejido muscular. Estas son algunas de las causas conocidas de la deficiencia de carnitina:

  • Deficiencia de lisina y/o metionina (aminoácidos precursores de la carnitina)
  • Deficiencia de hierro, vitamina C, B3 o B6 (otros factores precursores)
  • Fallo genético en la síntesis de carnitina.
  • Mala absorción intestinal de la misma.
  • Problemas hepáticos y/o renales, que afectan la síntesis.
  • Defectos en el transporte de carnitina desde los tejidos de origen a los de destino (donde es utilizada en mayores cantidades).
  • Aumento de la necesidad de carnitina, por una dieta demasiado abundante en lípidos, estrés, el consumo de ciertas drogas (anticonvulsivos como el ácido valproico) y a causa de ciertas enfermedades.

Fuentes

Enlaces Externos