Dominique-Jean Larrey

Dominique Jean Larrey
Información sobre la plantilla
Domjealar.jpg
Fotografía de Dominique Jean Larrey
Fecha de nacimiento8 de julio de 1766
Lugar de nacimientoBeaudéan, Bandera de Francia
Fecha de fallecimiento25 de junlio de 1842
Lugar de fallecimientoLyon, Bandera de Francia
ResidenciaFrancia
Nacionalidadfrancés
CampoMedicina
Alma máterUniversidad de París
Conocido porCreación de el transporte por ambulancia e introducción de los principios de la sanidad militar moderna
CónyugeCharlotte Elizabeth
HijosHyppolyte
Firma
Firmalarrey.jpg

Dominique Jean Larrey Médico francés. Acompañó a Napoleón en muchas de sus campañas, en calidad de jefe de los servicios sanitarios del ejército. Sus numerosos trabajos favorecieron el desarrollo de la cirugía de guerra. Está considerado como uno de los cirujanos más notables de todos los tiempos.

Síntesis biográfica

Nació en Beaudéan, cerca de Bagnères de Bigorre (Hautes Pyrenées) el 8 de julio de 1766. Su padre era zapatero. Su abuelo fue barbero-cirujano en Tarbes y su tío Alexis fue cirujano en Toulouse. A los 13 años, después de quedarse huérfano, fue educado por el sacerdote de la parroquia, Abbot Grasset quien, reconociendo en el muchacho grandes aptitudes, le instruyó durante diez años en disciplinas diversas incluyendo el latín y el francés.

Marchó a Toulouse para estudiar en la Escuela de Cirugía que regentaba su tío Alexis Larrey. En 1786 obtuvo el primer premio de la sociedad Saint-Joseph de La Grave que lo designaba como “Professeur élève”. Al finalizar sus estudios escribió una tesis sobre la cirugía de las caries óseas La carie des os, recibiendo la “médaille de vermeil aux armes” de la ciudad de Toulouse. Ese mismo año ingresó en la logia masónica de los “Écossais fidèles.

Inicios en la cirugía

En agosto de 1787 llegó a París con una carta de recomendación de su tío para Antoine Louis, secretario perpetuo de la Real Academia de cirugía. Éste le puso en contacto con el cirujano Pierre Joseph Desault en el Hôtel Dieu. Desault era entonces la cabeza de la Académie de Chirurgie y de la enseñanza clínica de la cirugía en los últimos años del siglo XVIII. Larrey tuvo una corta experiencia profesional como cirujano naval en la fragata La Vigilante, en las costas de Terranova. La misión era proteger la flota pesquera francesa, pero Larrey no llegó a acostumbrarse a la vida en el mar y después de seis meses renunció al cargo y a la marina. No obstante, le sirvió para tomar contacto con la higiene, el [[escorbuto, el mal de mar y otros temas relacionados. Cuando regresó de la expedición fue felicitado por su trabajo y por sus dotes de organización, altruismo, puntualidad y disciplina.

En la capital estuvo, como hemos dicho, en el Hôtel Dieu con Pierre Joseph Desault. Para subsistir daba cursos de anatomía y obstetricia en la École pratique. Durante la Revolución francesa Larrey se mantuvo muy activo y participó en las manifestaciones populares. Ejerció entonces como cirujano jefe del distrito de Saint André des Arts. Una vez se calmaron los acontecimientos pasó al Hôtel des Invalides, convirtiéndose en cirujano asistente de Raphael Sabatier, otro destacado cirujano.

Creación del transporte en ambulancia

Se incorporó al ejército del Rhin. A los veintiocho años ya gozaba de mucha fama. En 1794 presentó su programa de ambulancias móviles que fue adoptado por el consejo de sanidad. Hasta entonces, los soldados heridos en combate permanecían en el campo de batalla hasta la finalización del enfrentamiento, a veces hasta 24 horas después del inicio de las hostilidades. Sólo entonces los heridos eran evacuados hasta el hospital de campaña que, según las ordenanzas, debía situarse a unos cinco kilómetros del campo de batalla.

Observó que era distancia y tiempo suficientes para que la mayor parte de los heridos falleciera antes de recibir ayuda. Todo ello contando que los soldados tuvieran la suerte de pertenecer al bando victorioso. En caso contrario los heridos eran abandonados o rematados en el mismo campo de batalla.

La ambulancia volante combinaba la rapidez con la seguridad y la comodidad y consistía en un coche ligero de dos o cuatro ruedas con un tiro de dos caballos cuya movilidad y manejo fácil permitía utilizarlas en el mismo campo de combate. La primera “ambulance volante” se compuso de doce vehículos al que se adscribió un servicio de quince cirujanos. Esto ayudó a mejorar las tasas de éxito de la cirugía de guerra. Las intervenciones podían realizarse en el campo de batalla y no en hospitales en malas condiciones con enfermos hacinados.

Su propuesta era seguir la vanguardia del ejército y asistir "in situ" a las víctimas y ser trasladadas al hospital de campaña. Las ambulancias volantes tuvieron su bautismo de fuego en la batalla de Landau, en el transcurso de la cual Larrey fue herido en una pierna, pese a lo que siguió operando. El éxito fue total, y Larrey fue destinado en 1793 a París con el fin de organizar un servicio de ambulancias volantes para todo el ejército.

Napoleón y Larrey

Conoció a Napoleón en Toulon en 1794, cuando Larrey fue destinado como Cirujano en Jefe el ejército encargado de recuperar Córcega a los ingleses y Napoleón era un prometedor comandante de artillería. Siguió a Napoleón en todas sus campañas, desde la de Italia en 1797 hasta Waterloo en 1815, a lo largo de casi 18 años.

Larrey sirvió en un total de 25 campañas, con 60 grandes batallas y 400 enfrentamientos menores. Napoleón siempre le tuvo en gran consideración. No en vano, le consideraba un elemento importante en sus campañas por el efecto que la nueva organización en la evacuación de los heridos ejercía en la moral de la tropa. Tras las campañas de Córcega, España y Oriente, regresó a Francia y recibió de Napoleón el título de barón y el nombramiento de cirujano honorífico de los Chasseurs de la Garde (cuerpo de guardia personal del Emperador).

Popularidad entre los militares

Fue extraordinariamente popular entre los soldados, quienes le denominaban «la Providencia del soldado» desde que fuera bautizado con este sobrenombre en la campaña de Egipto. Estableció un orden de prioridad en la asistencia a los heridos independiente del rango que ostentasen e incluso del ejército al que perteneciesen. En numerosas ocasiones atendió a heridos de los combatientes enemigos, ganando también entre ellos el reconocimiento de su abnegación.

Durante la decisiva Batalla de Waterloo, el Duque de Wellington quedó sorprendido por la visión de una ambulancia francesa en proximidad de la vanguardia del ejército británico. Cuando el general fue informado de que el cirujano que atendía a los heridos en la ambulancia era Larrey en persona, el duque de Wellington, conocedor de su fama, se quitó el bicornio y le saludó con esta expresión,

Yo saludo el honor y la lealtad de tal doctor.

Muerte

Murió en Lyon el 25 de julio de 1842, a la edad de 76 años. Había viajado a Argelia con su hijo Hyppolyte para inspeccionar los hospitales militares, cuando emprendió un precipitado viaje de regreso al conocer que su esposa había caído gravemente enferma. En el curso del viaje desarrolló una neumonía que le causaría la muerte 24 horas después de su llegada y poco después del fallecimiento de su amada esposa.

Había manifestado su deseo de ser enterrado en Les Invalides, entre sus soldados. Este deseo no fue respetado debido a la oposición del ministro de la guerra, Nicolas Jean de Dieu Soult.

Soult había protagonizado un contencioso con Larrey, quien le había desautorizado ante Napoleón por la cuestión de las alegaciones de las automutilaciones de los soldados. Soult nunca perdonó a Larrey esa afrenta pública. Como simple cirujano, se le negó a Larrey el reposo entre los mariscales, los generales y los soldados.

Fue enterrado en el cementerio de Père Lachaise de París, separando su corazón y vísceras, que fueron guardadas en una cámara acorazada en la capilla del Hospital Militar de Val-de-Grâce, en París.

Aportes a la medicina

Su aporte a la literatura médica se concretó principalmente con los libros Mémoires de chirurgie militaire, en cuatro volúmenes, Recueil de mémoires de chirurgie y Clinique chirurgicale, resumen de casi cuarenta años de ejercicio de la cirugía militar.

Se conoce como "amputación de Larrey" el procedimiento consistente en la realización de un cono de base externa y vértice interno, con el área de corte a tres niveles, piel, músculo y hueso. Describió un tipo de amputación con desarticulación del hombro que se conoce como procedimiento de Larrey (método de desarticulación del hombro por una incisión que se extiende desde el acromion a lo largo del brazo en una longitud de 10 centímetros y desde ese punto alrededor del brazo hasta el centro de la axila).

Realizó también interesantes observaciones sobre los mecanismos de la hemostasia, sobre procedimientos de drenaje del empiema, del hemotórax y del hemopericardio y sobre la conveniencia de aislamiento de pacientes con infección. Describió de forma muy precisa la manifestación clínica del tétanos por lo que también se conoce como enfermedad de Larrey. Ha dado su nombre a un signo clínico de la sacrocoxalgia, conocido como signo de Larrey, que consiste en un dolor intenso en la sínfisis sacroilíaca que se percibe al sentarse bruscamente sobre un plano resistente.

Fuentes