Saltar a: navegación, buscar

Eugene Ionesco

(Redirigido desde «Eugène Ionesco»)
Eugene Ionesco
Información  sobre la plantilla
Eugene Ionesco.jpg
Principal exponente del teatro del absurdo
Nacimiento26 de noviembre de 1909
Slatina, Bandera de Rumania Rumania
Defunción28 de marzo de 1994
Paris, Bandera de Francia Francia
OcupaciónAutor teatral, dramaturgo
NacionalidadRumano
CónyugeRodica Burileanu
DescendenciaMarie-France

Eugene Ionesco. Autor teatral francés de origen rumano que fue el creador y más distinguido representante, junto con Samuel Beckett, del teatro del absurdo.

Datos biográficos

Vida personal

Nacido en Slatina, Rumanía (a 150 kilómetros de Bucarest), el 26 de noviembre de 1909; muchas fuentes indican que él nació en 1912. El error es debido a la vanidad de parte del autor. En los años '50 él "había mentido" quedando tres años más joven. Su padre era rumano, se llamaba Eugène Ionesco también y su madre Teresa Ipcar era francesa. Ionesco de niño vivió en París con el fin de que su padre terminase sus estudios de abogado.

Su infancia transcurrió en París. Reclamado por su padre, regresó a los trece años a Rumanía, donde estudió la carrera de Letras en 1925. Enseñó francés durante tres años en un Instituto de Bucarest, hasta que en 1938 regresó a Francia para establecerse definitivamente.

En 1930 conoce a Rodica Burileanu, estudiante de filosofía y derecho, con quien contraería matrimonio el 8 de julio de 1936, pasando su luna de miel en Constanza y en Grecia. Tres meses más tarde su madre muere de un ataque al corazón.

En marzo de 1945 se mudan a París, donde residen en la calle Claude-Terrace 38 hasta 1960. La vida es difícil y el trabajo escaso en aquella etapa. Ionesco trabaja como corrector de pruebas para un editor administrativo. Entre 1945 y 1949 traduce los trabajos de Urmuz (1883-1923), poeta rumano, precursor del surrealismo, de la literatura del absurdo y de la anti-prosa. Durante este período la familia Ionesco recibe ayuda financiera de un pariente.

Actividad en algunos géneros literarios

Trabajó en una editorial, después en un banco y empezó una tesis doctoral sobre la muerte en la poesía francesa que no terminaría. Se relacionó con el grupo de la revista literaria Cahiers du Sud antes de dedicarse por entero a su producción dramática.

En 1928, debuta como poeta en Bilete de Papagal (Notas de loro), revista diaria famosa por su formato minúsculo. Entre 1929 y 1933, estudia la licenciatura de francés en la Universidad de Bucarest. Publica su primer artículo (sobre Ilarie Voronca) en la revista Zodiac en 1930. En 1931 escribe Elegii pentru fiinte mici (Elegías para seres pequeños), (poesía) influenciado por Francis Jammes.

Entre 1928 y 1935 escribe artículos en las revistas Vremea (El tiempo), Azi (Hoy), Floarea de Foc (La flor de fuego), Viata Literara (La vida literaria), Romania Literara (Rumanía literaria), Axa (El eje), Fapta (El hecho), Ideea Romaneasca (La idea rumana) y Zodiac (Zodiaco). en 1933, colabora con Facla (La antorcha), revista en la cual estuvo a cargo de la sección crítica entre 1937 y 1938; y Universul Literar (El universo literario). También publicó el periódico cultural Rampa (El escenario), Parerile Libere (Las opiniones libres).

En 1934 publica en Nu (No), (artículos y notas del diario). Esta colección de ensayos críticos, de protesta, provocó un escándalo enorme en el mundo literario rumano, por su devastador ataque subversivo, en un estilo vivo y sarcástico, contra los valores establecidos de la literatura rumana: Tudor Arghezi, Ion Barbu, Camil Petrescu, Mircea Eliade. Este volumen recibe un premio de la Editorial Fundaciones Reales, concedido por un jurado presidido por el crítico y el teórico literario Tudor Vianu.

Su artículo Vocabulario de la crítica es publicado en Vremea (El tiempo) en 1938. En París empieza a mostrar interés en los escritos de Emmanuel Mounier, Berdiaev, Jacques Maritain y Gabriel Marcel. Volvió a su país tras declararse la guerra mundial, pero regresó a Francia (Marsella) en 1942. Fue agregado cultural de Rumanía en Vichy. Acabada la guerra y de nuevo en París, trabajó como corrector de pruebas y traductor.

Otros trabajos

Trabajó como profesor de francés en Cernavoda. También dio clases en el seminario ortodoxo de Curtea de Arges, y posteriormente en el seminario central de Bucarest. Fue destinado al Ministerio de la Educación donde fue responsable del departamento de Relaciones Internacionales.

Trayectoria teatral

Ionesco.jpg

En 1950 se representó su primera obra, El Juego, que pese a no ser un éxito, le granjeó la amistad de intelectuales como André Breton, Luis Buñuel, Mircea Eliade, Raymond Queneau y otros. En 1970 fue elegido miembro de la Academie Francaise y obtuvo diversos premios literarios, que en adelante serían frecuentes, como sería frenética también su actividad en defensa de sus convicciones intelectuales y artísticas por toda Europa y América hasta el momento de su muerte.

El pesimismo se sitúa en la base del teatro del absurdo, que pretende poner de manifiesto la futilidad de la existencia humana en un mundo impredecible, junto con la imposibilidad de verdadera comunicación entre las personas; sin embargo, su obra está cargada de humor y sentido de la humanidad. Entre las técnicas propias de tal dramaturgia figuran el non sense[1] la creación de ambientes sofocantes y las situaciones carentes de lógica con el fin de resaltar el extrañamiento y la alienación; en todo caso, su principio esencial es subvertir los procedimientos de transposición literal de la realidad.

Obras

La obra teatral de Ionesco es muy amplia, y entre sus principales piezas se cuentan:

  • La cantante calva (1948), una sátira que exagera algunos aspectos de la vida cotidiana con el fin de demostrar la falta de sentido del personaje. Éstos forman un gran galimatías[2] al hablar y se muestran incapaces de comunicarse unos con otros.
  • La lección (1950), acerca de un profesor que asesina a sus alumnos. En esta obra toca el tema del miedo a la muerte, que formará parte inseparable de sus últimos trabajos.
  • Las sillas (1952), donde dos ancianos hablan con seres que no existen.
  • Amadeo o cómo salir del paso (1953), una parábola contra el matrimonio. Trata de una pareja dentro de la cual los sentimientos que una vez tuvieron el uno hacia la otra, muertos ya, van produciendo un cadáver que crece amenazadoramente hasta que consigue rodearlos a ambos.
  • El nuevo inquilino (1956), se centra en un personaje confinado en el espacio de un sillón.
  • El rinoceronte (1959) es seguramente su obra más conocida; en ella, ante la resistencia y el asombro del protagonista, los habitantes de una villa se convierten en rinocerontes. El personaje principal, prototipo del hombre normal al comienzo de la obra, va siendo apartado de la vida de la pequeña sociedad de su ciudad a medida que lucha contra el conformismo de sus habitantes.
  • La sed y el hambre (1964), retrata a un hombre que, hastiado por un estable matrimonio, busca satisfacción por doquier, aunque sin éxito alguno.
  • El rey se muere (1962).

Escribió también abundantes textos sobre teatro, libros de memorias y una novela, El solitario (1974). Ionesco fue uno de los dramaturgos más singulares e innovadores del siglo XX, de un humor mordaz y agudo, que consiguió trasladar al medio escénico las técnicas expresivas procedentes del surrealismo. De ese modo abrió nuevos caminos al teatro en una sociedad fragmentada y progresivamente dividida en compartimentos estancos, caminos que han sido seguidos por otros autores. Sus aportaciones a lo largo de medio siglo son transcendentales, aunque aún no sean apreciadas en su justa medida.

Últimos tiempos

La salud de Eugène Ionesco seguía siendo frágil. En febrero de 1984 lo hospitalizaron y permanece en un coma diabético por dos días. A pesar de esta crisis, más adelante el mismo año, él viajó y dio conferencias en varios países europeos y los Estados Unidos. El 16 de abril de 1985 Ionesco recibió dos medallas: la de Mayenne y la de la Fleche. En mayo, recibió el premio internacional de Monte-Carlo del arte contemporáneo. En 1986 recibió el T S. Elliot-Ingersoll-prize en Chicago.

También fue a Berna en donde tomó parte activa en una reunión en la ayuda de derechos humanos. En 1987 recibió la medalla de la ciudad de París y en octubre dos medallas de oro: la de Saint-Etienne y la de Saint-Chamond. En febrero de 1989, Eugène Ionesco fue hospitalizado otra vez, lo que evitó que interviniera en persona para defender derechos humanos en Rumanía. Su hija leyó su acusación contra el régimen rumano en su lugar.

El 27 de noviembre de 1992 el Uniwersytet Slaski, Katowice, Polonia, dio a Eugène Ionesco el título del doctor honorario. La ceremonia ocurrió en París. Ionesco era un miembro del C.I.E.L. que milita para la observancia de derechos humanos en todos los países y para la libertad de científicos, de programas de escritura y de artistas.

Murió el 28 de marzo de 1994 en su residencia en París. Lo enterraron en el cementerio de Montparnasse.

Notas y referencias

Fuente