Saltar a: navegación, buscar

Navarra (España)

Navarra
Información sobre la plantilla
Comunidad foral de España
<span/>
Bandera de Navarra
Bandera

Escudo de Navarra
Escudo

Mapa. Ubicación geográfica de Navarra.
Mapa. Ubicación geográfica de Navarra.
EntidadComunidad foral
 • PaísBandera de España España
Población 
 • Total620,377 hab.

Navarra. Comunidad foral de España, donde los primeros poblamientos de Navarra dan testimonio los hallazgos del paleolítico inferior (600.000 a. C. al 40.000 a. C.) de Coscobillo,Urbasa, Estella, Lezáun, Lumbier y Viana.

Historia

Su historia ha estado marcada por su situación fronteriza con Francia, Castilla, Aragón y el País Vasco, así como por su condición de escala vital en el Camino de Santiago (ruta que el rey navarro Sancho III el Mayor promovió en el siglo XI como oficial, tomando el nombre de Camino Francés).

En 1512 fue anexionada para Castilla por Fernando el católico, cuyo padre fue rey de Navarra, pero Fernando le arrebató el trono a sus sobrinos. Navarra fue integrada como un reino, dentro de la Corona de Castilla primero, y dentro de España después. Paradógicamente los legítimos reyes de Navarra, fueron a ser los reyes borbones de Francia.

Cuando en 1700 se eligió a Felipe V de España, como rey éste recogió todos los derechos sucesorios del reino de Navarra, así mismo durante la Guerra de Sucesión española apoyó a Felipe V, gracias a ello conservó sus fueros, hasta cien años después.

De 1808 a 1814 fue ocupada por Francia aunque administrada como parte de España. Vivió con extrema dureza las Guerras Carlistas, apoyándo siempre al bando absolutista. En 1833 cuando Javier Burgos, dividió España en provincias, así desapareciendo los antiguos reinos, pasó íntegramente a ser la provincia de Pamplona(Navarra).

La región puede dividirse en tres sectores: La montaña septentrional, ejemplificada en el valle de Baztan, la zona media, de relieves mas suaves y valles surcados por desfiladeros como las Foces de Lumbier y Arbayún, y la Ribera, al Sur, que ofrece un paisaje llano, de estepas salpicadas de pequeñas lagunas junto a las fértiles vegas del río Ebro.

Más adelante, la cultura neolítica convierte a los cazadores en agricultores y pastores, y la Edad del Bronce siembra de dólmenes y talleres de sílex las zonas de pastoreo; en esta época la arquitectura megalítica se reparte por todo el territorio, desde Viana, Cirauqui y Artajona, a las sierras de Urbasa y Aralar, hasta alcanzar las cumbres pirenaicas .

La Edad del Hierro aporta a los primitivos habitantes vascones nuevas técnicas y concepciones de vida traídas por los celtas y celtiberos del centro de Europa.

Romanización

La presencia de Roma es débil en el saltus vasconum o zona septentrional y boscosa –la Montaña–, donde pervive la lengua propia, el vascuence, y la permeabilidad cultural es escasa; por el contrario, desde el siglo II a. de C., la romanización se afianza en el ager vasconum, zona meridional, más accesible y con mayores recursos naturales. Dentro del saltus, Pompeio en el año 75 a. de C. ocupa Iruña, principal ciudad vascona, y en ella instala la población romana que llevará su nombre, Pamplona.

Primera dinastía Navarra

Una nueva amenaza se produce con la llegada de los musulmanes, que consiguen ocupar la cuenca del Ebro en el 714. Sin embargo, la presencia musulmana será débil, ya que no conseguirá arraigar política o socialmente. Pronto surge un núcleo cristiano, de oposición a la presencia musulmana, que en el siglo IX acabará aglutinado políticamente por la dinastía autóctona de los Íñigos, la primera dinastía Navarra. Le sucederá la de los Jimenos, más consolidada políticamente.

Sancho Garcés (905-925), el primer monarca de esta dinastía, emprende una decidida política de expansión territorial frente a los musulmanes, para lo que establece vínculos con los demás reinos cristianos. A pesar del avance de Sancho Garcés, que ocupa la comarca de Estella, rebasa el Ebro y llega a Nájera y Calahorra (914), la presencia musulmana se mantendrá en la Ribera durante un siglo, ya que Tudela permanecerá bajo control musulmán hasta el año (1119).

Características geográfica

La Comunidad Foral de Navarra está situada en el Norte de España, en el extremo occidental de los Pirineos, donde mantiene 163 kilómetros de frontera con Francia. Tiene una extensión de 10.391,08 km2 y la flanquean, por el Este Aragón – Huesca y Zaragoza–, por el Sur, Aragón y La Rioja, y por el Noroeste, la Comunidad Autónoma Vasca –Álava y Guipúzcoa. La gran variedad geomorfológica, bioclimática y humana de Navarra se resume tradicionalmente en tres regiones de Norte a Sur: Montaña, Zona Media y Ribera. Pero al no bastar esta división para encerrar los contrastes existentes, estas tres regiones, a su vez, se dividen en comarcas.

Así, la Montaña está formada por la Navarra Húmeda, los Valles Pirenaicos y las Cuencas Prepirenaicas; la Zona Media por Tierra Estella y la Navarra Media Oriental; por último, las tierras del Sur, próximas al Ebro, se dividen en Ribera Estellesa y Ribera Tudelana.

Hidrología

Posee dos vertientes hidrográficas: La Cantabrica y la Mediterránea.

La Vertiente Cantábrica ocupa aproximadamente un 10% del territorio. Los ríos de esta vertiente discurren por valles profundos, con un recorrido corto y cuencas pequeñas. Son ríos de régimen pluvial de gran regularidad gracias a las abundantes y constantes precipitaciones de la zona. Los principales ríos de esta vertiente son: El rio Bidasoa(denominado Baztán en su tramo inicial), el Araxes, el Urumea y el Leizarán.

La Vertiente Mediterránea ocupa aproximadamente un 90% del territorio. Los ríos de esta vertiente vierten sus aguas al Mar Mediterráneo a través del río Ebro, este río recibe las aportaciones de los principales ríos de Navarra: El Arga, El Ega y el Aragón.

Clima

Recibe dos influencias climáticas; la oceánica, caracterizada por sus abundantes lluvias, y la mediterránea de veranos secos y calurosos. Posee adicionalmente, más de cincuenta espacios naturales, entre los que cabe destacar la Reserva Integral de Lizardoia y el Parque Natural de Señorío de Bértiz así como fantásticos paisajes en los pueblos pirenaicos.

Población

El número de habitantes ha pasado de 307.669 en 1900 a 620.377 habitantes en enero de 2008, y la densidad de 29 habitantes por kilómetro cuadrado a 50,71. El crecimiento demográfico de Navarra ha sido menor que la media española y la densidad sigue siendo baja. El crecimiento de las cabeceras de comarca y especialmente de Pamplona y su área metropolitana se ha producido en detrimento de la despoblación de territorios con predominio de pequeños núcleos rurales. Por tamaño de municipios, en Navarra el 42,3% de la población reside en municipios de más de 20.000 habitantes, es decir, en Pamplona, Tudela y Barañáin, el 39,2% en municipios de entre 2.000 y 20.000 habitantes, y un 18,5% vive en municipios de menos de 2.000 habitantes.

En los últimos años, al igual que sucede en el conjunto de España, Navarra se ha convertido en una región receptora de población inmigrante. La mayor parte de este flujo migratorio se ha afincado en la comarca de Pamplona y el resto está repartido por toda Navarra, aunque en mayor medida en el tercio Sur de la comunidad.

Patrimonio monumental

Se puede identificar al territorio actual prácticamente con el del antiguo reino de Navarra, fruto de esta historia es todo el patrimonio monumental que posee en sus diversos pueblos, y ciudades; lugares tan evocadores como:

  • Roncesvalles, donde Carlo Magno perdió la batalla.
  • Artajona, villa de apariencia medieval, rodeada de murallas.
  • Estella; conocida como la Toledo del Norte, por su rico patrimonio histórico-artístico.
  • Olite, villa de aspecto medieval, sede de reyes navarros.
  • Tudela, ciudad monumental, encrucijada de caminos entre Francia y España.
  • Pamplona, su capital, que fue fundada por el general Pompeyo y que hasta nuestros días ha guardado todo un poso de las culturas que en ella se asentaron.

Lugares de interés

Fachada del antiguo Archivo General de Navarra

Gastronomía en Navarra

Su gastronomía, se basa en productos muy naturales elaborados de manera tradicional,es rica y variada. Los lácteos y los platos de caza del Pirineo dan paso al cordero o los vinos de la Zona Media y finalizan con la prolífica y exquisita huerta ribera. Y aunque todos los productos están presentes en cualquier punto de la Comunidad, cada zona ofrece además sus especialidades.

Algunos establecimientos de restauración han logrado prestigio internacional gracias a un equilibrio entre tradición y modernidad, y gracias también a la magnífica calidad de la materia prima.

La alta cocina en miniatura es también muy reconocida ya que constituyen los pinchos; una tradición popular que desde hace unos años se presenta en forma de pinchos novedosos, imaginativos y exclusivos cuya oferta más amplia y variada se encuentra en la capital.

Artesanía y folclore

Su artesanía y folclore son muy ricos, manifestándose en todas sus fiestas populares.

Culto a San Fermín

San Fermín,primer obispo de Pamplona

Según la tradición, San Fermín fue el primer obispo de Pamplona, aunque su culto no consta documentalmente hasta el siglo XII.Actualmente es co-patrón de Navarra junto a San Francisco Javier y patrón de las cofradías de boteros, vinateros y panaderos.

El culto es anterior a la celebración de los Sanfermines, y su imagen sigue siendo el eje principal sobre el que gira esta fiesta universal. La tradición cuenta que el presbítero Honesto llegó a la Pamplona romana en el siglo III enviado por San Saturnino para evangelizarla, y que el senador Firmo se convirtió al cristianismo junto con toda su familia. Su hijo Fermín fue bautizado por San Saturnino en el lugar que hoy se conoce como el "pocico de San Cernin" y ordenado sacerdote en Toulouse (Francia). Volvió a Pamplona como obispo y murió decapitado en Amiens, lugar donde bautizó a más de 3.000 personas.

Fiesta de San Fermines

Fiesta de San Fermines
Es la más conocida internacionalmente, se desarrolla en Pamplona del 6 al 14 de Julio, la calle se convierte durante unos días en un derroche de fraternidad, alegría, música y juerga ininterrumpida al compás de las charangas y las peñas.

El Encierro es el único momento del día en el que la fiesta se contiene y la tensión invade el recorrido minutos antes de que los toros inicien su carrera tras los mozos. Un estallido de sensaciones culmina en la Plaza de Toros. La fiesta continúa con el "caldico", el chocolate con churros, los Gigantes y Cabezudos, el aperitivo, la corrida de toros o los fuegos artificiales, que dan paso a la algarabía nocturna.

Buena parte de la fama universal de los Sanfermines se debe a las referencias que, sobre estas fiestas, recogió Ernest Hemingway en sus crónicas periodísticas y en su novela "The sun also rises", conocida como "Fiesta" en el mundo hispano.

Actividad cultural

A pesar de ser una comunidad pequeña desde el punto de vista territorial y demográfico, Navarra disfruta en la actualidad de una actividad cultural rica y variada. La oferta cultural se compone de la actividad de las universidades, de los ayuntamientos, de multitud de organismos públicos y semipúblicos, y de entidades privadas que inciden en el fomento de la música, el arte, el vascuence, la literatura, la edición, el teatro y los audiovisuales.

El Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana, al que compete la acción cultural del Gobierno de Navarra, trabaja preferentemente en el campo de la conservación y restauración del patrimonio monumental y documental, en las publicaciones, en la red de museos y bibliotecas públicas, y en la difusión cultural.


Medio siglo de actividad sistemática en la restauración y conservación del patrimonio artístico permite contemplar conjuntos excepcionales como el castillo de Olite, las catedrales de Pamplona y Tudela, el cerco amurallado de Artajona, los monasterios de Leyre, La Oliva, Iranzu, Irache y Tulebras, o la colegiata de Roncesvalles. Además hay repartidos por toda la geografía Navarra un buen número de palacios, conventos, iglesias, edificios civiles, órganos, retablos, pinturas y orfebrería. Por su situación estratégica en el extremo occidental de los Pirineos, fronteriza con Francia y parte importante del Camino de Santiago, por su infraestructura cultural y universitaria, por su enorme potencial paisajístico, monumental, etnográfico, festivo y gastronómico, Navarra ofrece al visitante una unidad diversa conformada por un mosaico físico y humano, con una suma de contrastes que enriquecen el conjunto vital, cultural y natural de esta tierra.

En poco más de 100 kilómetros conviven el ambiente alpino de las cumbres pirenaicas con el paisaje desértico, de aspecto casi lunar, de las Bardenas Reales, Reserva Mundial de la Biosfera y espectacular escenario natural de numerosas producciones cinematográficas. Desde el punto de vista turístico, todo este rico patrimonio está orientado hacia un aprovechamiento equilibrado y respetuoso con el medio ambiente, en el que prima el criterio de calidad.

Desde el punto de vista de la oferta al visitante, Navarra cuenta con cuatro grandes áreas turísticas (Pirineos, Pamplona y su comarca, zona Media y Ribera), en torno a las cuales se articulan una serie de comarcas específicas que ofrecen los siguientes productos: observación de aves, actividad micológica, ecodestinos, lagunas y embalses, turismo de salud, deporte en la nieve, golf, vías verdes, camino de santiago, juderías, turismo enológico, cuevas y leyendas, turismo rural y agroturismo, estudiar en Navarra, recursos monumentales y culturales, gastronomía, ciclismo en bicicleta de montaña, caza y pesca, fiestas y tradiciones y senderismo.

Véase también

Fuentes