Saltar a: navegación, buscar

Nelson Mandela

(Redirigido desde «Nelson Rulihlahla Mandela»)
Nelson Rolihlahla Mandela
Información sobre la plantilla
Nelson-mandela.jpg
Primer Presidente de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal.
Escudo de Sudáfrica.png
8.º Presidente de Sudáfrica
1.º del periodo posterior al apartheid
1994 - 1999
VicepresidenteFrederik Willem de Klerk y Thabo Mbeki
PredecesorFrederik Willem de Klerk
SucesorThabo Mbeki
Datos Personales
NombreNelson Rolihlahla Mandela
Nacimiento18 de julio de 1918
Umtata, Transkei, Provincia del Cabo Oriental, Bandera de la República de Sudáfrica Sudáfrica
Fallecimiento5 de diciembre de 2013
Johannesburgo, Bandera de la República de Sudáfrica Sudáfrica
Alma materFort Hare University College
Universidad de Londres
OcupaciónAbogado y político
Conocido porMadiba
Partido políticoCongreso Nacional Africano (ANC)
TítulosPremio Nobel de la Paz en 1993
CónyugeEvelyn Ntoko Mase, Winnie Madikizela, Graça Machel
PadreGadla Henry Mphakanyiswa
MadreNonqaphi Nosekeni Fanny
PremiosPremio NobelNobel de la Paz 1993
Nelson Rolihlahla Mandela. (Mvezo, Unión de Sudáfrica, 18 de julio de 1918 Johannesburgo, Sudáfrica 5 de diciembre de 2013). Conocido en su país como Madiba, título honorífico otorgado por los ancianos del clan de Mandela, fue el primer presidente de Sudáfrica elegido democráticamente mediante sufragio universal.

En 1962 fue arrestado y más tarde condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. Estuvo 27 años en la cárcel, la mayoría de los cuales estuvo confinado en la prisión de Robben Island. Tras su liberación el 11 de febrero de 1990, Mandela lideró a su partido en las negociaciones para conseguir una democracia multirracial en Sudáfrica, lo que se consiguió en 1994. Mandela ganó las elecciones y fue presidente desde 1994 hasta 1999. Recibió más de 250 premios y reconocimientos internacionales durante cuatro décadas, incluido en 1993 el Premio Nobel de la Paz.

Gran amigo de Cuba y de Fidel Castro. En 1991, tras su liberación, visitó la Isla y en un discurso, el 26 de julio de 1991 en Matanzas, agradeció la solidaridad y apoyo de Cuba a África durante décadas y su contribución al fin de la política del Apartheid en África del Sur.

Síntesis biográfica

Nació el 18 de julio de 1918 en Mvezo, un villorrio a orillas del río Mbashe en el distrito de Umtata, capital de la región de Transkei, actualmente integrada en la Provincia del Cabo Oriental. Perteneciente al clan Madiba de la etnia xhosa y uno de los trece hijos tenidos con una de sus cuatro esposas por un consejero principal de la Casa Real Thembu, a su vez nieto de rey (Ngubengcuka, fallecido en 1832) aunque sin derechos dinásticos.

El padre, Gadla Henry Mphakanyiswa (citado en algunas fuentes como Henry Mgadla Mandela), ejerció de jefe local en Mvezo antes de ser destituido por el gobierno de la Unión de Sudáfrica, tras lo cual se trasladó con su numerosa familia a una aldea cercana, Qunu, donde en 1928 falleció a la edad de 48 años víctima de la tuberculosis. La madre, Nonqaphi Nosekeni Fanny, era la tercera de las esposas de Mphakanyiswa.

Huérfano desde los nueve años, el joven, cuyo nombre completo era Rolihlahla Dalibhunga Mandela (siendo Rolihlahla un alias familiar), quedó al cuidado del regente de los thembu, el jefe David Jongintaba Dalindyebo, un aristócrata cultivado que se sentía obligado a gratificar póstumamente a Mphakanyiswa, primo suyo, por los servicios prestados a sus intereses dinásticos.

Recibió la educación primaria en una misión wesleyana (metodista) próxima al palacio de su padrino adoptivo y en el Clarkebury Boarding Institute de Engcobo, y la secundaria en la Healdtown Methodist Boarding School de Fort Beaufort. Su profesora de primaria, una misionera británica, le puso el nombre anglófono de Nelson, el cual adquirió validez a efectos legales.

En 1939, tras completar la instrucción escolar, propia de un vástago de la nobleza xhosa, que parecía encaminada a convertirle en el funcionario y cortesano que había sido su padre, Mandela marchó a la ciudad de Alice para titularse en Derecho en el Fort Hare University College, una institución académica reservada a estudiantes no blancos. Allí conoció entre otros a Oliver Tambo, en lo sucesivo estrecho amigo y camarada.

Trayectoria política

En 1944 ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión de los negros sudafricanos. Mandela fue uno de los líderes de la Liga de la Juventud del Congreso, que llegaría a constituir el grupo dominante del ANC; su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.

Después de la creación del Partido Nacional Sudafricano en 1948, con su política de segregación racial, (el Apartheid), Mandela cobra importancia dentro del Congreso Nacional Africano, especialmente en la Campaña de desobediencia civil de 1952, y el Congreso del Pueblo de 1955, en el que la adopción de la Carta de la Libertad provee el programa principal en la causa contra el Apartheid.

Durante esta época, Mandela y el abogado Oliver Tambo dirigen un despacho de abogados que proporciona consejo legal de bajo costo a muchos negros que de otra manera no hubieran tenido representación legal.

En 1957 se separa de su primera esposa Evelyn Ntoko Mase, con la que había tenido dos hijos, una niña que falleció siendo lactante y su primogénito Madiba Thembekili que falleció en 1969 en un accidente automovilístico.

Inicialmente comprometido con los métodos no violentos de resistencia, siguiendo la inspiración de Mahatma Gandhi, Mandela y otros 150 compañeros son arrestados el 5 de diciembre de 1956 y sentenciados a prisión, que cumplen entre 1956 y 1983 hasta ser liberados.

Entre 1952 y 1959, el Congreso Nacional Africano sufre una ruptura, y surge una nueva clase de activistas negros, los africanistas, en demanda de acciones más drásticas contra el régimen del Partido Nacional. La dirección del Congreso Nacional Africano, liderada por Albert Lutuli, Oliver Tambo y Walter Sisulu, sienten no sólo que los acontecimientos se precipitan, sino también que su liderazgo comienza a estar en juego. En consecuencia refuerzan su posición mediante alianzas con pequeños partidos políticos de diversa representación étnica, intentando aparecer con horizontes más amplios que los africanistas. El estatuto de la libertad emitido en la Conferencia de Kliptown es ridiculizado por los africanistas por permitir que los 100 000 votos del Congreso Nacional Africano sean relegados a un voto simple en una alianza parlamentaria, en la que cuatro de los cinco secretarios generales representantes de los partidos políticos eran miembros del Partido Comunista Sudafricano (SACP).

En 1959 el Congreso Nacional Africano pierde su soporte militante cuando la mayoría de los africanistas, con apoyo económico de Ghana y ayuda de los Basotho en el Transvaal, se separan para formar el Congreso Pan-Africano (PAC), bajo la dirección de Robert Sobukwe y Potlako Leballo.

En marzo de 1960, tras la Masacre de Sharpeville sufrida por los activistas del PAC, y la consecuente exclusión política del SACP y el ANC, ambos se suman al Movimiento de Resistencia Africano (renegados liberales), y el PAC comienza la resistencia armada. El ANC/SACP utiliza la Conferencia Pan-Africana de 1961, en la que todos los partidos deciden una estrategia común, para una dramática llamada a las armas de Mandela, anunciando la formación del comando Lanza de la Nación, a imagen de los movimientos guerrilleros judíos. Dicho comando fue dirigido por el mismo Mandela, con ayuda de activistas judíos como Denis Goldberg, Lionel Bernstein y Harold Wolpe.

En 1962 viajó por diversos países africanos recaudando fondos, recibiendo instrucción militar y haciendo propaganda de la causa sudafricana. A su regreso fue detenido y condenado a cinco años de cárcel. Un juicio posterior contra los dirigentes de la Lanza de la Nación le condenó a cadena perpetua en 1964. Ese mismo año fue nombrado presidente del ANC.

Prisión

Mandela fue el prisionero número 466/64 durante 27 años. En la prisión de Robben Island, permaneció durante dieciocho de sus veintisiete años de presidio. Mientras estuvo en la cárcel, su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica. En prisión, él y otros realizaban trabajos forzados en una cantera de cal. Las condiciones de reclusión eran muy rigurosas. Los prisioneros fueron segregados por raza y los negros recibían menos raciones. Los presos políticos eran separados de los delincuentes comunes y tenían menos privilegios. Mandela, como prisionero del grupo más bajo de la clasificación, sólo tenía permitido recibir una visita y una carta cada seis meses. Las cartas, si llegaban, eran a menudo retrasadas durante largos períodos y leídas por los censores de la prisión.

En la cárcel Mandela estudió por correspondencia a través del programa externo de la Universidad de Londres, obteniendo el grado de Licenciado en Derecho. Fue nombrado para el cargo de Rector de la Universidad de Londres en las elecciones de 1981, pero ganó la Princesa Anne.

Uno de los aspectos menos conocidos de su cautiverio fue la falsa operación de fuga que el Servicio Secreto Sudafricano preparó en 1969. El verdadero objetivo era asesinar a Mandela bajo la apariencia de una recaptura. Pero el Servicio de Inteligencia Británico tuvo conocimiento del complot y frustró toda la operación. El agente secreto inglés Gordon Winter lo narra en su libro de memorias Inside Boss, publicado en 1981.

En marzo de 1982 Mandela fue transferido de la isla de Robben a la prisión de Pollsmoor, junto con otros altos dirigentes del ANC: Walter Sisulu, Andrew Mlangeni, Ahmed Kathrada y Raymond Mhlaba. Se ha especulado que se trataba de eliminar la influencia de estos líderes en la nueva generación de jóvenes activistas negros encarcelados en Robben Island. Sin embargo, el Partido Nacional, por medio del ministro Kobie Coetsee, dijo que la medida era para permitir un contacto discreto entre ellos y el gobierno sudafricano.

En febrero de 1985 el Presidente Botha ofreció la liberación condicional de Mandela a cambio de renunciar a la lucha armada. Coetsee y otros ministros habían desaconsejado a Botha que tomara esta decisión, argumentando que Mandela nunca comprometería a su organización a abandonar la lucha armada a cambio de la libertad personal. Mandela rechazó de hecho la oferta, haciendo un comunicado a través de su hija Zindzi diciendo:

"¿Qué libertad se me ofrece, mientras sigue prohibida la organización de la gente? Sólo los hombres libres pueden negociar. Un preso no puede entrar en los contratos."

Durante aquellos años, su esposa Winnie simbolizó la continuidad de la lucha, alcanzando importantes posiciones en el ANC.

Durante los próximos cuatro años, tuvieron lugar una serie de reuniones que sentaron las bases para futuros contactos y negociaciones, pero se hicieron pocos avances reales.

En 1988 Mandela fue trasladado a la prisión Víctor Verster, permaneciendo allí hasta su liberación. Diversas restricciones fueron levantadas y Harry Schwarz pudo visitarlo. Schwarz, amigo de Mandela, lo conocía desde la universidad cuando fueron compañeros de clase.

A lo largo del encarcelamiento de Mandela, las presiones locales e internacionales sobre el gobierno de Sudáfrica para dejar a Mandela en libertad, fueron notorias y en 1989, Sudáfrica llegó a una encrucijada cuando el Presidente Botha sufrió un derrame cerebral y fue sustituido por Frederik Willem de Klerk. De Klerk anunció la liberación de Mandela en febrero de 1990 y abrió el camino para desmontar la segregación racial, convirtiéndole en su principal interlocutor para negociar el proceso de democratización.

Después de 38 años de matrimonio con Winnie Madikizela (Winnie Mandela), se separó y finalmente se divorció el 19 de marzo de 1996. Con Winnie tuvo dos hijas, Zenani (Zeni), nacida el 4 de febrero de 1958, y Zindziswa (Zindzi), nacida en 1960.

Presidente de Sudáfrica

Nelson Mandela fue elegido presidente de Sudáfrica en la primera sesión del nuevo Parlamento de 1994. Los cargos del gabinete fueron determinados en función del número de escaños de los partidos políticos del Parlamento. Cada uno de los partidos que obtuviera 80 o más escaños en las elecciones, contaba con el derecho a nombrar un vicepresidente. Thabo Mbeki, del ANC, fue elegido presidente suplente, y el antiguo presidente Frederik de Klerk, del Partido Nacional, pasó a ser segundo en funciones.

El presidente definió unas reglas de juego que equilibraban el dominio indiscutible del ANC con la cooperación y la concesión de parcelas de poder y responsabilidad a los demás partidos importantes, algunos de los cuales –particularmente, el Inkatha de Buthelezi- no eran aliados naturales y ni tan siquiera fácticos, sino sólo unos socios forzosos y necesarios, en aras del bien común.

En el quinquenio presidencial de Mandela, el sistema político funcionó: se aseguró el total respaldo internacional; implicó a las élites blancas, luego de calmar sus últimas aprensiones, en la normalización del país; desarmó dialécticamente, con más rapidez de lo esperado, a la extrema derecha racista, que se automarginó completamente del escenario político; y apaciguó las tensiones violentas en la provincia de KwaZulu-Natal, luego de ir aceptando el IFP su posición en el nuevo orden político.

El ANC asimiló los principios de la democracia parlamentaria, permitiendo el normal funcionamiento de una verdadera oposición parlamentaria (aunque sin posibilidad de alternancia por voluntad de la mayoría), una libertad de prensa, un poder judicial independiente y el marco jurídico que brindaba una de las constituciones más progresistas del mundo.

La Estrategia Macroeconómica de Crecimiento, Empleo y Redistribución, más conocida como el Programa GEAR, publicada en junio de 1996, recogió un conjunto de actuaciones ortodoxas (política monetaria antiinflacionista, disciplina fiscal, presupuestos prudentes) que apuntalaron a un ajuste estructural de la economía sudafricana.

El gobierno apostó por políticas públicas vigorosas que hicieran posible la distribución de la renta nacional, la corrección de las abismales diferencias sociales y económicas en función de la raza y, sin proclamarlo abiertamente, para no dar pábulo a acusaciones de elitismo, la creación de una burguesía y una clase media negras liberadas de mentalidad asistencial y dispuestas a luchar por la riqueza en un contexto competitivo.

En octubre de 1998 el Parlamento aprobó la Ley de Equidad en los Empleos, que se fundaba en el principio de la affirmative action, o discriminación positiva, en favor de los no blancos, aunque al finalizar la legislatura sus disposiciones seguían sin entrar en vigor.

Al terminar su mandato el gobierno de Mandela había mejorado la situación de la mayoría negra con la extensión de los servicios sociales en los populosos barrios marginales y el surgimiento de una incipiente clase media pero los blancos, que constituían menos del 14% de la población, seguían regentando la práctica totalidad del sistema financiero y el mundo de los negocios. En este sentido, las políticas de equidad y redistributivas, cuyo verdadero desarrollo iba a competir a futuras administraciones, apenas hicieron notar sus efectos positivos.

Durante el gobierno de Mandela las instituciones militares y políticas de Sudáfrica fueron completamente reestructuradas. La nueva fuerza de defensa nacional mantuvo la antigua Fuerza de Defensa Sudafricana (FDSA) y las fuerzas de defensa de los antiguos bantustanes de Transkei, Bophuthastswana, Venda y Ciskei y englobó a los miembros de las antiguas guerrillas de Lanza de la Nación, el brazo armado del ANC.

Vida reciente

En su 80 cumpleaños, el 18 de julio de 1998, contrajo matrimonio con Graça Machel, la viuda de Samora Machel, el antiguo presidente de Mozambique y patrocinador del ANC, fallecido en 1986 en un dudoso accidente de aviación.

El 6 de enero de 2005 murió el segundo hijo de Mandela, Makgatho Mandela, abogado y hombre de negocios, a la edad de 54 años en Johannesburgo a consecuencia de SIDA.

En junio de 2004, Mandela anunció su retiro de la vida pública con las palabras:

"No me llamen, yo los llamaré"

Mandela encabeza una campaña contra el SIDA y sigue promoviendo en su fundación la paz y la reconciliación a nivel internacional. Ha creado también un Fondo para la Infancia y la Fundación Mandela Rhodes, que concede becas a jóvenes sudafricanos.

Estado de salud

Mandela sufrió de forma recurrente de afecciones respiratorias, contraídas durante los 27 años que pasó en las cárceles del apartheid.

El 8 de junio de 2013, fue ingresado en un hospital de Pretoria en estado “grave pero estable”, por la recaída de una infección pulmonar. Se trató de la cuarta hospitalización desde diciembre de 2012[1]. El estado de Mandela pasó de "grave" a "crítico" desde el 23 de junio de 2013.

Muerte

Tras una larga lucha contra una enfermedad pulmonar, contraída tras 27 años en prisión, falleció el 5 de diciembre de 2013, a la edad de 95 años. Durante una intervención en vivo, el presidente sudafricano Jacob Zuma, comunicó a su país y al mundo la noticia del fallecimiento del líder sudafricano. Sobre él expresó:

Fue el hijo más grande del país (...) Lo que hizo grande a Nelson Mandela fue precisamente lo que lo hizo humano. Vimos en él lo que buscamos en nosotros (...) Ahora está descansando (...)ahora está en paz[2]

Premios y condecoraciones

Referencias

Fuentes