Saltar a: navegación, buscar

Renault

Renault
Información sobre la plantilla
Sociedad Anónima con sede en Francia
Logo renault.jpg
Fabrica de automóviles en Francesa
Fundación:Oficial 1899
País:Bandera de Francia Francia
Sede:Boulogne-Billancourt.
Productos:Automóviles.
Sitio web
www.renault.com

Renault. En 1899, Louis Renault construyó su primer automóvil. Pesaba 350 kilos y poseía un motor De Dion de 1.75 CV. Este talentoso joven, llevó a su empresa a ser una de las más importantes en la industria automotriz, pero luego de la II Guerra fue detenido acusado de "colaboracionista" de los alemanes y alojado en la prisión de Fresnes.

Murió en 1944 y la fábrica pasó a manos del estado francés bajo el régimen del Gral. De Gaulle. Asi nació, el 16 de enero de 1945, la Regie Nationale des Usines Renault, que aún hoy mantiene ese nombre Renault, como tantas otras fábricas de automóviles, debe su existencia al genio y al tesón de su creador; en este caso Louis Renault.

El inicio

La aventura industrial comienza el 24 de diciembre de 1898, cuando un nuevo y extraño vehículo bautizado en francés "Voiturette", subía la enorme pendiente de la calle Lepic, en Montmartre (París) ante el asombro de los observadores. Se abría, entonces uno de los capítulos más importantes de la historia automovilística.

Tanto Louis como Marcel convencieron a Ferdinand -quien se había hecho cargo de los negocios del padre, que seria una buena inversión construir automóviles y fundaron el 25 de febrero de 1899 la Societé Renault Freres con un capital de 60.000 francos oro. El local estaba en Billancourt, Sena y seis meses más tarde habían salido a la venta mas de sesenta automóviles.

Coches clásicos

Los hermanos Marcel y Fernand fundaron la sociedad "Renault Frères" y le dieron a Louis Renault un buen salario a condición de que mostrara resultados. Louis, muy rápido, se los demostró.

Se trataban de vehículos muy livianos (pesaban no mas de 350 Kg) de dos plazas equipados con motores De Dion de 273 cm3 que desarrollaban 1.75 CV, refrigerados por aire, e instalados en la parte delantera de un bastidor tubular. Las suspensiones de ballestas y todo el sistema de transmisión eran marca Renault. Simultáneamente con este vehículo se inicio la comercialización del primer automóvil de conducción interior de la historia. Su carrocería de forma muy curiosa era realizada por Labourdette y su altura era de 1.90 metros mientras que la distancia entre ejes era de solamente 1.45 metros.

A fines del año 1900, la pequeña fabrica empleaba mas de 100 operarios y los vehículos eran requeridos no solamente en Francia sino también en el extranjero. Marcel se había hecho cargo de la parte administrativa a fin de dejarle a Loius la tranquilidad necesaria para ocuparse de los desarrollos.

Fruto de esos desarrollos fue la versión mejorada con un motor también De Dion, pero de 348 cm3 y 3.5 CV refrigerado por agua con los tubos aleteados ubicados en los costados del capo del motor.

Evolución del logo de Renault hasta la actualidad

Marcel Renault que como administrador se ocupaba de la comercialización, comprendió que el mejor argumento de ventas era la competición deportiva, por lo tanto asumió rápidamente el papel de piloto de los automóviles por ellos fabricados en cuanta carrera se organizara. Los éxitos no tardaron en llegar tanto para el como para Louis, pero sin dudas el que mas resonancia tuvo para la marca fue el triunfo que obtuvo Marcel en la Paris Viena de 1902, al comando de un cuatro cilindros de 3.800 cm3. Este motor había sido desarrollado por el ingeniero Viet recientemente incorporado a la empresa luego de haber trabajado para De Dion. De esa forma el plantel técnico de Renault pudo producir sus propios motores sin tener que recurrir a los De Dion y los Aster utilizados hasta ese momento.

Estos éxitos, además de la publicidad correspondiente, lograron la obtención de pedidos de vehículos de carrera en carrera. Las “voiturettes” eran vendidas en 3.000 francos o el equivalente de diez años de salario promedio. La marca se desarrolló rápidamente y el taller se amplió al borde del río Sena. En 1902, Louis presenta el primer motor Renault, un 24 CV 4 cilindros. En 1903, a causa de la muerte de su hermano Marcel, en la carrera París-Madrid, Louis abandona definitivamente la competición y confía en pilotos experimentados la defensa de los colores de la marca, tanto en Francia como en África del Norte, Estados Unidos, Cuba, América del Sur... así fue como Fernand comienza a desarrollar la red comercial de Renault Frères y crear las primeras filiales en el extranjero.

En 1905 la sociedad recibe un primer pedido de 250 Taxis. Las instalaciones se organizan y la fabricación pasa del artesanado a la producción en serie. Renault se convierte en el primer constructor francés. Debido al éxito obtenido con los taxis en París y en Londres, se exportaron a Nueva York y a Buenos Aires. Fernand muere después de una larga enfermedad en 1909 y cede a su hermano Louis su parte de la empresa, entonces se rebautizó la firma como Sociedad de Automóviles Louis Renault. Fabricaba todo lo relacionado con el motor, coches, camionetas, pequeños buses, grupos electrógenos, etc... Louis Renault fue también un apasionado por la aviación y el primer constructor automotriz en lanzarse a la aeronáutica.

Primera Guerra Mundial

Con el inicio del conflicto bélico toda la producción de la Renault se destinó al suministro de material bélico. Las autoridades francesas le solicitaron a Renault el suministro de motores de aviación que desde 1907 él había estado diseñando. Es así como fabricó un doce cilindros de 300 CV que equipó a los aviones de reconocimiento Breguet A-12. Más tarde le encargaron la fabricación de obuses y al cabo de algunos meses la producción se estabilizó en 20.000 piezas diarias, bastante menos que los 50.000 que fabricaba Citroën, pero a un costo mucho menor. Pero evidentemente al Gobierno no le interesaba el dinero sino la cantidad y mientras a André Citroën‎ no lo molestan, a Louis Renault le exigen cada vez mas. El siguiente pedido es de automóviles blindados para ser equipados con torretas de ametralladoras, camiones para el transporte de tropas y finalmente en diciembre de 1915, tanques y tanquetas. Finalizada la guerra, a Louis Renault sólo le interesa volver a la fabricación de automóviles.

Nuevas ideas

Las ideas de Henry Ford también influyeron en la producción de Renault, que lanzó el modelo 10 CV, un cuatro cilindros que se hallaba inspirado en el Ford T. En 1922 por razones fiscales, la sociedad de Billancourt adoptó la denominación de Societé Anonyme de Usines Renault y equipó a sus modelos grandes con frenos en las cuatro ruedas; al año siguiente esa innovación se aplicó también a los modelos económicos. Su rivalidad con Citroën lo llevó en ese año a lanzar un automóvil utilitario que seria el competidor directo del famoso "Citron"; el KJ con motor cuatro cilindros de 951 cm3 y refrigerado por agua.

Organizó también una travesía por el desierto del Sahara en 1923 con vehículos derivados del 10 CV con dos ejes motrices traseros y equipados con neumáticos dobles para aumentar la adherencia. Más tarde entre 1925 y 1926 esos vehículos atravesaron completamente el África desde Orán hasta Ciudad del Cabo recorriendo 10.000 km en 18 meses. Mientras tanto la fama de los motores de aviación que fabricaba Renault era tan grande que la mayoría de los aviones escuela, de perfeccionamiento y de transporte estaban equipados con motores salidos de Billancourt.

Retirada oficialmente de las competencias automovilísticas, la Renault se dedicó en la década del '20 a batir records mundiales de velocidad en el circuito de Montlhery, siendo los mas afortunados los intentos de 1925 en que con el famoso 40 CV marcó numerosos records entre ellos el de las 24 horas a más de 140 Km/h de promedio y en 1926 a mas de 173 Km/h.

En 1925 juntamente con una nueva serie de modelos surgió el famoso emblema distintivo del rombo. Fueron designados con nombres extraños y fantasiosos y entre ellos cabe mencionar el Monasix de seis cilindros de 1927 que fue seguido por el Vivasix y Vivastella, ambos de 1928. Asimismo, en ese año el famoso 40 CV fue sustituido por el primer Renault de ocho cilindros de 7.125 cm3 denominado Rinastella con radiador delantero, característica que fue adoptada por todos los modelos a partir del año siguiente. Entre los vehículos económicos, a partir de 1931 se fabricaron el Primaquatre y el Vivaquatre, ambos de cuatro cilindros.

Al primero le siguió poco después el Monaquatre de 8 CV y en 1935 el Celtaquatre, un 1.500 veloz y económico que recibió gran aceptación. Pero sin dudas, el gran acontecimiento lo representó el Juvaquatre, que fue el primer Renault con carrocería autoportante en acero con motor de cuatro cilindros de 1.003 cm3 y que fue el modelo con más éxito antes de la Segunda Guerra Mundial y del cual en 1939 se habían producido 27.000 ejemplares.

Segunda Guerra Mundial

El inicio de la Segunda Guerra Mundial fue el principio del fin para Louis Renault. El gobierno francés intervino su fábrica y nombró a dos fiscalizadores que a partir de ese momento tomaron todas las decisiones apoyados por Francois Lehideux, sobrino carnal de Louis, quien había recibido toda la confianza de su tío, a tal punto de haber sido nombrado virtualmente su sucesor.

Pero a pesar de eso, conspiró en contra de su tío y logró que Louis tuviera que abandonar su imperio en contra de su voluntad y trasladarse a América en compañía de su hijo Jean Louis. Al poco tiempo los alemanes invadieron Francia y Louis decidió volver para tratar de salvar algo de su fábrica. Los alemanes lo recibieron con benevolencia y le devolvieron sus instalaciones destruidas. Renault entonces las reconstruyó pero los invasores lo obligaron a fabricar para ellos.

La aviación inglesa bombardeó varias veces las instalaciones, pero Renault siguió trabajando hasta que el 20 de agosto de 1944 los alemanes abandonaron Paris. Louis no huyó sino que permaneció al frente de su fábrica pero poco después el Fiscal de la Republica solicitó su juzgamiento por delito de colaboración con los alemanes. Fue conducido detenido a la prisión de Fresnes donde murió el 24 de octubre de 1944. Su fábrica fue incautada por el gobierno del General De Gaulle y puesta bajo la administración estatal. Terminaba así la historia de un genio y tesonero constructor de automóviles.

La nueva era

Centro comercial Renault

Sobre las ruinas de Billancourt y al amparo del gobierno el 16 de enero de 1945 se creó la Regie Nationale des Usines Renault y Pierre Lefaucheux fue nombrado presidente y director general. La guerra había destruido más del 80 por ciento del potencial industrial de la empresa, las materias primas escaseaban, la energía estaba racionada y los medios financieros eran inexistentes.

Sin embargo, Pero recién en 1947 saldría a la venta el primer automóvil de la nueva era. Se trataba del 4-CV cuya presentación se anticipó en forma de prototipo en el Salón de París de 1946. Los prototipos de este modelo fueron construidos bajo la supervisión de Louis Renault sobre ideas de algunos de sus subordinados durante los duros años de la guerra, a escondidas de los alemanes. Las nuevas autoridades de la Regie se inclinaron por el 4-CV luego de largos estudios y en razón de tratarse de un vehículo absolutamente utilitario y económico, muy apropiado para su comercialización en la post guerra. Su motor ubicado en la parte posterior era un cuatro cilindros refrigerado por agua de 760 cm3 que con una potencia de 19 CV le otorgaba al auto una velocidad máxima de 100 km/h.

El éxito de este modelo fue tan grande que la demanda obligó a la Regie a apurar la instalación de la nuevas máquinas "transfert", antecesoras de los actuales robots. En el campo deportivo el 4-CV obtuvo también resonantes triunfos en su categoría como la trepada al Mont Ventoux en 1948, el Rally de Montecarlo en 1949, las 24 Horas de Le Mans en 1951 y las Mil Millas de 1952 entre los más importantes. Se mantuvo en producción hasta julio de 1961 y se produjeron en total 1.105.543 unidades siendo el primer vehículo francés en alcanzar esa cifra.

En 1951, la Regie ingresó al segmento de los automóviles grandes con el Frégate, un cuatro puertas que presentaba el esquema mecánico clásico de motor delantero y tracción trasera con suspensiones independientes en las cuatro ruedas. El motor era de dos litros de cilindrada y 56 CV y desarrollaba una velocidad máxima de 130 km/h. Al año siguiente se inauguró la fábrica de Flins dentro del marco de descentralización propuesto por Lefaucheux, considerada como la planta de montaje de automóviles mas moderna del mundo.

Proyectos de fusión

Renault Megane

De 1990 a 1999 el contexto económico internacional lleva a los constructores de automóviles a reagruparse. Renault piensa en una fusión con Volvo, proyecto que se abandonaría finalmente en 1993. El gran cambio: iniciada en 1994 con una apertura parcial del capital, la privatización de la empresa se hace efectiva en julio de 1996. Más libre, Renault entra en el capital de Nissan en 1999.

Renault sigue innovando y renovándose con la gama Renault Mégane, el Renault Laguna, el Renault Avantime, el Renault Vel Satis y la nueva generación de Renault Espace. Los éxitos en Fórmula 1 potencian la notoriedad y la credibilidad de la marca Renault.

Desde 1999 la Alianza Renault-Nissan se consolida: la participación de Renault en el capital de Nissan pasa a un 44 % en 2002 y las sinergias se desarrollan sin cesar. Con la Alianza y las recompras de Samsung Motors y de Dacia, Renault acelera su internacionalización y da un fuerte estímulo a su estrategia de crecimiento rentable. Objetivos: construir con Nissan un gran grupo binacional con vocación mundial y vender 4 millones de vehículos en el horizonte del año 2010 bajo las marcas Renault, Dacia y Renault Samsung.

Actualidad

Renault

Actualmente el gobierno francés posee el 15,7% de la empresa. Renault es una empresa privada que fue dirigida por Louis Schweitzer entre 1992 y 2005, momento en que fue relevado por el brasileño Carlos Ghosn, anteriormente director de Nissan. Un pequeño porcentaje (1.2 %) sigue perteneciendo a la familia Pefaure (principalmente radicada en Argentina). Renault tiene una participación del 44,4 % en Nissan (con derecho a voto). Nissan posee a su vez el 15 % de las acciones de Renault (sin derecho a voto). Renault y Nissan forman actualmente "la Alianza", que se distingue de otras uniones entre empresas del sector en que los dos miembros tienen el compromiso de mantener su independencia. Aunque para finales del 2011, ya se ha confirmado la separación de la alianza.

Renault es propietaria además de Renault Samsung Motors y Dacia, formando entre las tres el "Grupo Renault". Por su parte, retiene una minoría de acciones de Volvo Group (20 % de acciones) controlando a "Volvo Trucks" , Mientras que la división de autos de pasajeros de Volvo que fue Subsidiaria de Ford Motor Company, pertenece desde 2010 a la empresa china Geely Automobile.

Fuentes