Saltar a: navegación, buscar

Torres Gemelas Artículos Destacados

(Redirigido desde «Torres Gemelas de Nueva York»)

Artículo destacado

Torres Gemelas de Nueva York
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Rascacielos)
Torres gemelas 1.jpg
Vista de las extintas Torres Gemelas de Nueva York
Descripción
Tipo:Rascacielos
Localización:Bajo Manhattan, Ciudad de Nueva York, Nueva York, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Uso inicial:Oficinas y comercio
Datos de su construcción
Inicio:5 de agosto de 1966
Término:4 de abril de 1973
Inauguración:Inauguradas oficialmente en el año 1975
Demolición:Destruídas el 11 de septiembre de 2001, a causa de un atentado terrorista
Otros datos
Arquitecto(s):Minoru Yamasaki, Emery Roth & Sons
Torres Gemelas. También conocidas como Torres Gemelas de Nueva York. Formaron parte del World Trade Center (WTC), Centro de Comercio Mundial (en español), siendo un complejo de siete edificios ubicados en Lower Manhattan, en Nueva York, Estados Unidos. El complejo fue durante décadas el símbolo del mundo financiero de Estados Unidos y también de Occidente.

Las torres fueron diseñadas por Minoru Yamasaki usando un marco de tubo. Comenzadas el 5 de agosto de 1966, las Torres fueron terminadas e inauguradas oficialmente el 4 de abril de 1973, pese a que los trabajos no finalizaron realmente hasta 1975. La torre norte (1) fue la primera en ser completada, y la torre sur (2), la segunda. Entre 1972 y 1973, las Torres Gemelas fueron los edificios más altos del mundo, hasta la construcción de la Willis Tower de Chicago, y las cuartas en el ranking mundial, por detrás de las Torres Petronas en Malasia (452 m), las Torres de Sears en Chicago (443m) y la Torre Jin Mao en China (421m).

El 11 de septiembre de 2001, una serie de atentados terroristas perpetrados contra Estados Unidos tras el secuestro de cuatro aviones de pasajeros de las líneas comerciales estadounidenses American Airlines y United Airlines, por miembros de la red Al Qaeda, cegó la vida de aproximadamente 3.000 personas, siendo el más grave acto de terrorismo en la historia de dicho país. Las Torres Gemelas y otros cinco edificios fueron destruidos o se derrumbaron de forma parcial, y el resto fue demolido después de ser dañados sin posibilidad de reparación.

En la actualidad, al área ocupada por los restos materiales de las Torres Gemelas se le conoce como Zona Cero.

Las Torres Gemelas tenían una altura de 415 y 417 metros (526 contando la antena de telecomunicaciones que la coronaba), cada una, un total de 110 pisos y 2 900 metros cuadrados de superficie. Garajes con capacidad para 2 000 carros, seis plantas de sótano, cien ascensores, cuatro montacargas y un plan de evacuación que, supuestamente, permitiría a 55 000 personas abandonar sus instalaciones en cinco minutos, en condiciones normales[1].

Historia

La idea de establecer en la ciudad de Nueva York al World Trade Center comenzó en 1946. La Legislatura del Estado de Nueva York autorizó al gobernador de Nueva York Thomas E. Dewey el desarrollo de los planes para el proyecto. Durante los años 1940 y los años 1950, el crecimiento económico de Nueva York se concentró en el centro de la ciudad, Manhattan, mientras que el Bajo Manhattan fue relegado a un segundo plano.

Minoru Yamasaki, arquitecto principal del World Trade Center

Para estimular la renovación urbana, David Rockefeller sugirió que la Autoridad portuaria construyese el World Trade Center como parte de pago al desplazado Bajo Manhattan. El proyecto inicial se hizo público en 1961, identificando la costa este del río para la construcción del World Trade Center.

La Autoridad portuaria requirió la aprobación tanto de los gobernadores de Nueva York como de Nueva Jersey para emprender el nuevo desafío. Para entonces, el ferrocarril de Manhattan había disminuido considerablemente el tráfico en la isla después de que nuevos túneles para automóviles y puentes se abrieron a través del río Hudson.

El 20 de septiembre de 1962, las Autoridades Portuarias de Nueva York y Nueva Jersey, comenzaron los planes para construir el centro, y anunciaron la elección de Minoru Yamasaki como el arquitecto principal y Emery Roth & Sons como arquitectos asociados.

En marzo de 1965, la Autoridad Portuaria comenzó a adquirir propiedades en el emplazamiento del World Trade Center. Los trabajos de demolición comenzaron el 21 de marzo de 1966 para despejar trece manzanas de edificios de baja altura en Radio Row para la construcción del World Trade Center. La piedra fundamental de la construcción del complejo fue colocada el 5 de agosto de 1966.

Proyecto

Para la supermanzana que integró el World Trade Center se realizaron más de un centenar de esquemas, con sus correspondientes planos y maquetas, luego se desarrolló con detalle la idea de la gran plaza con los edificios de 110 plantas para ser presentada a Austin Tobin y al resto de los clientes. Pasados quince meses desde que se inició el proyecto, la propuesta fue aceptada y comenzó el reto de diseñar los edificios en detalles, siendo lo más difícil la proyección de las torres con la escala humana y dotarlas de los mejores avances de la tecnología moderna[2].

Diseño

Sistema Celosía Fachada

Yamasaki ideó un plan que incorporaba dos torres gemelas de 80 plantas cada una al complejo, lo que finalmente se tradujo en una serie de modificaciones para así llegar al modelo final: un complejo financiero que albergaría dos torres gemelas de 110 pisos cada una.

La compañía de ingeniería estructural Worthington, Skilling, Helle & Jackson, trabajó para poner en práctica el diseño de Yamasaki, desarrollando el marco de tubo estructural usado en la fachada de las Torres Gemelas. El Departamento de ingeniería de la Autoridad portuaria contrató a Joseph R. Loring & Associates como ingenieros electrotécnicos y a Jaros, Baum & Bolles como ingenieros mecánicos del proyecto. Tishman Realty & Construction fue la contratista general en el proyecto del WTC. Guy F. Tozzoli, director del World Trade Department y de la Autoridad Portuaria, y Rino M. Monti, el ingeniero jefe de la Autoridad Portuaria, supervisaron el proyecto. Como agencia estatal, la Autoridad portuaria no estaba sujeta a leyes locales ni a las regulaciones de la ciudad de Nueva York incluyendo reglamentaciones de construcción.

Las torres fueron diseñadas de acuerdo al llamado sistema de “tube in tube” (tubo en tubo), introducido por Fazlur Khan y se convirtió en una nueva apuesta de ingeniería que permitió la construcción de edificios más “abiertos”. El diseño tubo en tubo combino el sistema de fachada resistente junto con un núcleo rígido central, que en lugar de distribuir columnas estructurales en el interior del edificio, desplegaba soportes que conectaban el tubo interior, núcleo central, con el borde perimetral, tubo externo.

El sistema de fachada resistente se basó en crear una estructura formada por columnas, en la fachada, que se situaron poco separadas entre sí, las cuales se unían con las vigas de cada piso, conformando, en conjunto, una malla estructural que actuaba como una caja relativamente rígida. El comportamiento bajo la acción de las fuerzas horizontales era el de un voladizo empotrado en el suelo. En el sistema de tubo en tubo se añadió un núcleo central para soportar parte del peso vertical. Este núcleo se unió a las fachadas mediante las vigas de los pisos[3].

Las columnas perimetrales fueron diseñadas para resistir las acciones horizontales (viento y posibles impactos) y parte de las acciones verticales (peso propio y cargas permanentes, variables y accidentales). El núcleo central fue diseñado para resistir sólo una parte del peso vertical (aproximadamente el 60%, estimándose en 248,400 toneladas el peso total del edificio por encima del nivel del suelo).

En la fase de diseño se consideró la hipótesis del impacto de un avión, pero los cálculos se hicieron suponiendo que se estrellara un Boeing 707 a una velocidad moderada, y, además, no se consideró la posibilidad de que el edificio sufriera un incendio posterior. Las torres asumían oscilaciones superiores a los 4 m. en su última planta y soportaban vientos huracanados de hasta 200km/h[4]. Para los muros exteriores se usaron módulos prefabricados formados por tres columnas unidas mediante tres placas de antepecho, funcionando como celosías Vierendeel. Cada módulo tenía una altura de tres plantas (108 metros). Los diferentes módulos se conectaban, entre sí, mediante uniones atornilladas, usándose, para ello, tornillos de alta resistencia. Estos módulos se desfasaban, verticalmente, una planta entera entre contiguos, de tal forma que, en cada planta, sólo una tercera parte de ellos presentara las uniones atornilladas. Rodeando la estructura de acero también se distribuían las 43.600 ventanas de las torres, de 45 cm de ancho. El arquitecto explicó esta pequeña medida adoptada en las muchas ventanas del edificio haciendo referencia a su acrofobia:

"Muchas veces he ido a la planta alta de un edificio y he apretado la nariz contra el cristal para ver la plaza más abajo. Eso no lo puedo hacer en un edificio con el cristal desde el suelo hasta el techo y montantes que estén, digamos, a un metro y medio el uno del otro, porque por mucha experiencia que tenga en rascacielos, sigo sufriendo de acrofobia"

De los cimientos del edificio partían 20 columnas perimetrales por cada lado, pero en la séptima planta (contando seis de sótano), estas se dividían en tres mediante una disposición en tridente. Así, ambas torres presentaban 59 columnas en cada lado. Estas columnas tenían una sección transversal cuadrada de 355 mm de lado y estaban fabricadas mediante cuatro chapas de acero soldadas, cuyo espesor variaba según la altura (más finas según ganaban altura).

El núcleo central albergaba los ascensores, tres huecos de escalera, descansillos y huecos para diversas instalaciones (cableado, tubería). Tenía unas dimensiones totales, en planta, de 27 m de ancho por 41 m de largo. Estaba compuesto por 47 columnas de acero. Estos pilares presentaban una sección hueca rectangular en los pisos bajos, mientras que en las plantas altas tenían un perfil laminado en forma de H. Las dimensiones de los pilares variaban según su posición en planta dentro del núcleo, y el espesor de los elementos que los conformaban decrecía a medida que se ganaba altura. Estaban recubiertos de hormigón. Los huecos de los ascensores estaban formados por placas de cartón-yeso, fijadas a un núcleo de acero. Se usó este material para darle flexibilidad al hueco, dadas las elevadas presiones originadas por la alta velocidad de los ascensores.

Los suelos estaban formados por losas de hormigón de unos 10 cm de espesor, vertido sobre unas placas de acero que eran soportadas por vigas metálicas en celosía. Las vigas metálicas principales apoyaban sus extremos en el núcleo y muros exteriores, variando su luz entre 182 m y 110 m, según zonas. Las secundarias discurrían, transversalmente, sobre las principales, formando, entre todas, el armazón de cada planta. En el espacio de oficinas no había ni una sola columna interior. Los suelos cumplían la función de estabilizar, lateralmente, las columnas exteriores, redistribuyendo, entre ellas, las cargas laterales producidas por el viento. En ningún caso, estas cargas laterales se transmitían al núcleo central (las uniones de las vigas con los muros interiores estaban diseñadas para evitarlo), pues este era demasiado rígido como para asimilar desplazamientos. Los cordones superiores de las vigas principales se unían a los muros exteriores en columnas alternativas. La unión se realizó atornillando estos cordones a unos apoyos soldados en la cara interior de las placas de antepecho. En muchas de estas vigas se introdujeron, también, uniones para los cordones inferiores usando amortiguadores viscoelásticos, los cuales minimizaban los movimientos causados por el viento en los pisos más altos.

Las columnas de acero se cubrieron con un aislante térmico de base mineral, al igual que las celosías que soportaban los suelos. Tras un incendio ocurrido el 13 de febrero de 1975 se añadió un sistema de rociadores contra fuego con capacidad para unos 140 m² (suponiendo que el siniestro se produjese en una única planta).

Este edificio fue el primer rascacielos que no usó mampostería (mortero con bloques o ladrillos) en su construcción.

Objetivos racionales de construcción

La aplicación de tecnología contemporánea en el diseño del World Trade Center sirvió para explicar los objetivos racionales a los que se aspiró con las dos torres, con la gran plaza y con los edificios que las rodeaban. Esos hitos técnicos permitieron construir las torres a un precio similar al de edificios de oficinas convencionales de 50 o 60 plantas.

Las torres ofrecían vistas superiores, y el proyecto fue una mezcla de edificación baja y alta alrededor de un gran espacio abierto que era casi la tercera parte del conjunto.

La planta general y la altura de las torres permitían disfrutar de zonas de trabajo confortables y de espacio libre a nivel de calle, y los avances técnicos permitieron que fueran competitivas respecto a otras edificaciones más bajas.

Construcción

Fase de construcción de una de las Torres Gemelas

Las Torres Gemelas fueron levantadas, en 1966, en un predio de 6.5 hectáreas, en las costas de Hudson. En 1973, el edificio fue inaugurado oficialmente, pero su construcción terminó en 1975; tenían una altura de 415 y 417 metros (526 contando la antena de telecomunicaciones que la coronaba), cada una. Cada torre ofrecía 350,000 m² de espacio para oficinas. Se estima que entre ambas sumaban 200,000 toneladas de acero, 325,000 m³ de hormigón, 4.800 kilómetros de conexiones eléctricas, 55,000 m² de superficie acristalada, correspondiente a 43,600 ventanas, 208 ascensores y 71 escaleras automáticas. Tenían capacidad para 50,000 trabajadores y eran visitadas por hasta 150,000 personas al día, en su mayoría turistas extranjeros.

En el punto de mayor actividad de la construcción más de 3500 hombres trabajaron en el proyecto. El primer acero para la Torre Norte se colocó en agosto de 1968, y seis meses después comenzó el trabajo en la Torre Sur.

Excavaciones

Fase de construcción de una de las Torres Gemelas

El terreno en el que se hizo la construcción era particularmente difícil, en el siglo XVIII la tierra sobre la cual descansaban las Torres Gemelas había estado bajo el río Hudson. Para el año 1890, sin embargo, el relleno de tierra había hecho de la zona parte de la isla de Manhattan. Así es que la excavación del lugar supuso la remoción de los desperdicios del relleno de varias generaciones, así como el sedimento del río Hudson cargado con obstrucciones subterráneas como muelles antiguos y partes de barcos.

Veintiún metros por debajo de estos residuos estaba la capa de roca a la cual había que asegurar los rascacielos. Durante la excavación, el problema fue impedir el desequilibrio de las calles y edificios adyacentes debido a lo inestable del terreno. Además, estaba la cuestión de cómo impedir que el agua subterránea se filtrara a medida que procedía la excavación. La solución fue la bañera.

Bañera

Fase de construcción de una de las Torres Gemelas

El trabajo en la bañera comenzó aun antes de que se removieran los 164 edificios de la zona de catorce manzanas que ocuparía el World Trade Center. Esta bañera fue una enorme pared de cemento que se extendió hacia abajo y que fue fijada en el lecho de roca. La pared se extendía alrededor de la mayor parte del lugar de construcción, el cual en un tiempo había estado sumergido en el río Hudson. Para construir esta pared subterránea, un equipo de excavación hizo, sección por sección, una zanja de noventa centímetros de ancho hasta llegar al mismo lecho de roca.

Para la excavación se uso una especie de “cucharón” de doble pala para excavar una zanja en la tierra yendo a 21 metros o más de profundidad, hasta llegar a la roca para alojar el muro de hormigón.

Se excavaron todas esas zanjas; lo que se extrajo se sustituyó por un material pastoso, una mezcla muy pesada de arcilla bentonita y agua, aproximadamente con el mismo peso específico que la tierra mojada. Eso mantuvo la forma de la perforación, conteniendo la tierra y la alta presión del agua. Esta mezcla detenía el agua del terreno y mantenía los costados de la zanja de modo que era innecesario el apuntalamiento. A continuación, una armadura de acero prefabricada, de más de 6 metros x 21 de profundidad, se introdujo en la excavación. Se vertió hormigón en el fondo, y como el hormigón era más pesado que la mezcla de bentonita, ésta se elevó a la superficie, dejando un muro de hormigón armado de 0,90 metros de espesor anclado a la roca[5].

Fase de construcción de las Torres Gemelas

El resultado fue una pared subterránea de hormigón armado que se extendió por 945 metros alrededor del lugar que iba a ser excavado.

Los bataches de 6,70 metros de largo se hicieron y se ataron en un muro continuo, hasta que la totalidad de esa superficie de unos 150 x 300 metros estuvo rodeada por el sistema de pared de lodo. Así se pudo perforar en seco, lo que era inmensamente más simple; el muro de hormigón se ancló a la roca con cables de acero, para que a medida que la excavación avanzaba hubiese menos peligro de que el muro fuese empujado en el agujero por la presión hidráulica externa.

La excavación prosiguió dentro de esta gran bañera. En realidad era una represa de cuatro lados. Mantenía el agua afuera a medida que proseguía la excavación, más bien que mantener el agua dentro como lo hace una bañera corriente. Esta bañera era enorme. De su interior se extrajeron 1,2 millones metros cúbicos de tierra, que fueron utilizados para crear 23.5 hectáreas de tierra firme a lo largo del río Hudson y pasaron a formar parte del Battery Park City en el bajo Manhattan.

Cuando se completó la excavación se limpió la roca, y a ella se anclaron unas pesadas bandejas de acero bajo cada uno de los grandes pilares de acero que rodeaban las torres. Conforme se fueron terminando los forjados de los sótanos, se retiraron los anclajes del muro perimetral a la roca, y los forjados completos apuntalaron los muros de lodo.

Fase de construcción de las Torres Gemelas

A medida que proseguía la excavación, la línea de metro que cruzaba las obras en dos tubos de hierro fundido quedó al descubierto. Fue necesario solevantar y sostener los tubos mientras la excavación continuaba alrededor y debajo de ellos. Así es que los servicios del metro continuaron, como de costumbre, transportando más de 80000 pasajeros diariamente a través de la bañera aun mientras continuaba la excavación.

Con el tiempo, las vías fueron reubicadas debajo de lo que serían las Torres Gemelas, y los viejos túneles fueron quitados. En julio de 1971 se inauguró la nueva terminal ferroviaria del World Trade Center. En este sótano de seis pisos también había un garaje para casi 2000 coches, con aparcamiento para los camiones, zonas de almacenamiento y espacio para tiendas y restaurantes.

Estructura

Fase de construcción de las Torres Gemelas

La estructura de un rascacielos es un voladizo desde sus cimientos, y construir esa clase de voladizo para resistir importantes fuerzas de viento fue el problema estructural básico de los edificios en altura.

La mejor aplicación de la tecnología del momento fue usar el muro exterior como estructura principal. Los edificios de Nueva York generalmente han usado aspas o cruces de San Andrés en sus núcleos centrales para soportar la presión del viento. Esto resultaba ineficaz e incómodo, sobre todo en los edificios más altos: las aperturas necesarias para las instalaciones de escaleras, ascensores, ventilación y otros, impedirían la continuidad del núcleo estructural. Usar el muro perimetral significó emplear el sistema estructural más eficiente entre los disponibles (la totalidad del perímetro del edificio) como un fuerte tubo que actuaría en voladizo[6].

Fase de construcción de las Torres Gemelas

En las Torres Gemelas, los muros exteriores se construyeron como vigas Vierendeel, con miembros verticales y horizontales; este tipo de viga era tan eficiente como las atirantadas diagonalmente, pero parece más ligera y menos voluminosa, e interfiere mínimamente en la calidad de los espacios interiores.

Las Torres casi listas

Se realizaron completos estudios para el desarrollo de los criterios ingenieriles respecto al viento; y se usaron para ello dos túneles de viento: uno en la Universidad de Colorado y otro en Londres. Como parte del diseño para minimizar la inclinación de la estructura, los ingenieros encontraron el más ingenioso de los sistemas de amortiguación: uno que actúa en los extremos de las vigas de forjado como los parachoques en los coches. La masa de la piedra exterior en construcciones como el Empire State Building absorbe o amortigua una considerable cantidad de la energía del viento.

Torres Gemelas listas

En edificios más ligeros como las Torres, esa energía tendía a moverse más directamente al interior de la estructura. De ahí la necesidad de un sistema de choque-absorción. También este sistema necesitaba mucha menos estructura y se podía ahorrar en algo tan caro como el acero.

El tamaño modular de 3 pies, 4 pulgadas (101,16 cm), se eligió deliberadamente, con pilares de 18 pulgadas (45,72 cm) de ancho y ventanas más carpintería de 22 pulgadas (55,44 cm), para minimizar el vértigo que se experimenta en edificios con vidrios de suelo a techo. Las ventanas eran más estrechas que los hombros; y donde se colocaron ventanas más anchas y con vidrio de suelo a techo se usó una barandilla a la altura de la cintura para ofrecer sensación de seguridad.

El Trade Center tenía aproximadamente un 30% de vidrio, mientras que la mayoría de los edificios de vidrio tienen en torno al 50%. Los pilares tenían 30,48 centímetros de profundidad desde el revestimiento exterior de aluminio al vidrio, lo cual daba sombra a gran parte del cristal de las estrechas ventanas, especialmente en las fachadas sur y oeste, durante la mayor parte de las horas de trabajo. Esto ahorraba mucha de la energía que precisa el aire acondicionado, y el bajo porcentaje de vidrio también reducía la necesidad de calefacción en invierno, en comparación con los edificios cristalinos construidos en los últimos años[7].

El 95% de la estructura total del edificio se diseñó con aceros estándar. Usando esos aceros estándar, las torres tenían plantas libres desde el núcleo a los muros portantes exteriores, sin la interferencia de los habituales pilares interiores. En los muros de las Torres, donde las caras interiores son homogéneas, la proximidad entre los pilares de acero era parte del sistema de vigas Vierendeel. Estos pilares enfatizaron asimismo la fundamental verticalidad de las torres, siendo una expresión arquitectónica característica de la construcción en altura.

Para la elección del material de los muros de cerramiento, cualquier edificio de gran altura construido en la actualidad, debe tener lógicamente una piel metálica ligera, ya que el peso de los muros de piedra, con la obra de ladrillo necesaria, impone un tremendo peso externo a la estructura y a costes innecesarios.

Para el muro cortina de las torres se utilizó una aleación de plata, cálida y luminosa, y desde entonces, utilizada en muchos otros edificios.

Fue eliminado el uso de sellantes en el muro cortina y a la empresa Cupples Products, se le asignó la responsabilidad de desarrollar y manufacturar el muro cortina. Cupples produjo un sistema de muro para el control del movimiento vertical que resultaba de la expansión y la contracción del muro por efecto de los cambios de temperatura climáticos. Este ingenioso sistema empleó hojas de aluminio que tenían un considerable solapamiento. La presión del viento impedía que el agua entrara en los edificios. Como la presión en esas cavidades era igual a la del viento, se llamó “sistema de compensación de la presión”, y se desarrolló en Canadá. Así se consiguió el sistema de revestimiento más económico y ligero, y con menor necesidad de mantenimiento.

Las juntas verticales entre los revestimientos de aluminio de los pilares y el bastidor fueron selladas por soldadura continua. Los revestimientos de los pilares, en U, actuaban como acordeones y se encargaban de controlar la expansión y contracción horizontal del muro cortina[8].

En una fase temprana del proyecto Mr. Levy recomendó usar un sistema mecánico de limpieza de vidrios. Investigadores del Instituto Battelle y de AMF trabajaron para hacerlo factible.

Los cimientos del edificio fueron hundidos en el lecho de roca. Y desde esa base, las Torres Gemelas se levantaron rápidamente. Enormes grúas colocaron en su lugar grandes paneles de acero prefabricado de 20 toneladas. Estos formaron las paredes exteriores de las torres. Tan sólo para hacer las fachadas, se requirieron 200 000 metros cuadrados de aluminio, que equivalen a lo que se necesita para cubrir 9 000 hogares. Además, se requirieron 55 800 metros cuadrados de vidrio para las 43 600 ventanas que iban del suelo hasta el techo.

Diferente a los rascacielos convencionales, los cuales tienen en el interior las columnas que soportan el peso, las paredes exteriores de las torres llevaban la mayor parte del peso de los edificios. Las únicas columnas en el interior estaban en el centro, y contenían los ascensores. Los pisos tenían espacio abierto, libre de columnas.

Ascensores

Otra mejora tecnológica básica llegó de la mano del sistema de ascensores y sky-lobbies (vestíbulos elevados). La mayor pérdida de espacio en la construcción en altura resulta de las muchas columnas de ascensores que se elevan desde la planta baja. Para eliminar esto, se dividieron cada una de las Torres Gemelas en tres zonas verticales.

El tercio inferior estuvo servido por un sistema habitual de ascensores de tamaño medio para 20 personas. Los tercios más altos estuvieron dotados de dos grupos de ascensores más grandes y rápidos llamados “lanzaderas”. Éstos, con capacidad para 55 personas, llegaban hasta los sky-lobbies, y desde allí se cambiaba a ascensores convencionales. Así, habían sólo dos paradas: una en la planta baja y otra en el sky-lobby al que servía cada grupo de elevadores.

Hubo algunas discusiones hasta que se convenció a la compañía Otis el desarrollo de los motores para estas nuevas cabinas. Desde el nivel del vestíbulo principal, un grupo de once lanzaderas recorrían sin parar hasta el piso 44; las cabinas tenían puertas en cada extremo, de manera que el primer pasajero que entraba era el primero que salía. Moviéndose a una velocidad de 487 metros por minuto, tardaban pocos segundos en llegar a los sky-lobbies, y se empleaban unos cuantos más en caminar hasta los ascensores locales que servían al tercio medio de la torre.

Las cajas para estos ascensores locales estaban apiladas sobre las cajas de ascensores locales más bajas, ahorrando espacio. Igualmente, un grupo de doce lanzaderas alcanzaban el sky-lobby de la planta 78, que servía al tercio superior de los edificios. Algunas lanzaderas especiales en cada edificio alcanzaban sin paradas las plantas 100 y 70, que albergaban un restaurante en la torre norte y un observatorio en la sur. Este sistema redujo considerablemente el volumen que requerían los ascensores. Comparados con los convencionales, que arrancan desde la planta baja, las lanzaderas y los sky-lobbies proporcionaban plantas entre un 50 y un 60% más rentables.

Espacios

Las Torres Gemelas, Torre Sur (South Tower) y Torre Norte (North Tower), ofrecían 4000 metros cuadrados por planta para oficinas, aproximadamente 930.000 m² construidos. La mayor parte se su superficie estuvo ocupada por oficinas de 28 países, aunque también disponía de salas de exposiciones, auditorios, restaurantes, un hotel con 250 habitaciones, locales técnicos y de servicio.

Torre Sur

Estaba ocupada por oficinas bancarias, oficinas de telecomunicaciones, Sun Microsystems (tecnología), dependencias de la Bolsa de Nueva York en las plantas 28 y 30, Siemens Telecomunicaciones, compañías de seguros e inversiones, editoriales, Departamento de Finanzas y Hacienda de Nueva York y el mirador en la planta 107 y 110.

Mirador

Restaurante en el piso 107

Desde este piso 107, donde un restaurante ofrecía amplias vistas de la ciudad, se podía acceder a la terraza que se encontraba en el piso 110 por medio de escaleras mecánicas. Era uno de los pocos lugares abiertos y accesibles al público.

La Cima del Mundo como se conocía a este mirador fue una plataforma de observación tanto interior como exterior que ofrecía una visión de 360º sobre la ciudad de Nueva York y hasta una distancia de 80 km con cielos despejados.

También había en esta zona tiendas de regalos, un puesto de información y puestos de comida.

Torre Norte

En esta torre tenían sus oficinas la autoridad portuaria de New York ocupando varias plantas, compañías de seguros, una compañía de inversiones, la empresa AT&T de Telecomunicaciones, despachos de abogados, Channel Four (NBC) Television, un restaurante en la planta 107 y la CNN en la planta 110 .

Pisos subterráneos

Existían siete niveles subterráneos que incluían servicios, parking con 2000 plazas, tiendas, una estación de trenes y varias de metro.

Sucesos

Funambulismo en las Torres Gemelas

Philipe Petit camina entre las Torres Gemelas, Nueva York, 7 de agosto de 1974

El 7 de agosto de 1974, el joven funámbulista francés Philippe Petit colocó un cable ilegal entre las dos desaparecidas Torres Gemelas del World Trade Center y lo paso andando ante el estupor de miles de personas. El cable por el que caminó era de 47 metros de largo y estaba suspendido a más de 400 metros de altura. Nada más terminar fue arrestado por cometer el “crimen artístico del siglo”, pero según él, y como titularía años después su biografía, en aquel momento “alcanzó las nubes”[9].

Incendio del 13 de febrero de 1975

El 13 de febrero de 1975, hubo un incendio en la Torre Norte del WTC que se desarrolló a lo largo de la planta 11. El incendio se extendió a través del núcleo a las plantas 9 y 14 tras incendiarse el aislamiento de los cables de teléfono ubicados en un hueco de servicio que corría verticalmente entre los pisos. El fuego que llegó a otras áreas fue extinguido casi inmediatamente, y el incendio original fue apagado en pocas horas. La mayoría de los daños se concentraron en el piso 11, debido a que el fuego fue alimentado por armarios llenos de papel, líquido a base de alcohol para máquinas de oficina y otro material de oficina. No hubo daños estructurales para la torre, ya que el acero estaba recubierto por un material resistente al fuego.

Dan Goodwin, escalando la Torre Norte, Nueva York, 30 de mayo de 1983

Ascenso en la Torre Sur

El 26 de mayo de 1977, el joven de 28 años de edad, George Willing, fabricante de juguetes de Brooklyn, escaló el exterior de la Torre Sur, tardó 3 horas y 35 minutos en escalar los ciento diez pisos de la torre. La Policía, desde helicópteros, andamios y ventanas, vigilaba de cerca la escalada para tratar de evitar que el escalador cayera al vacío. Cuando llegó a la cúspide, fue detenido[10].

Escalamiento en la Torre Norte

El 30 de mayo de 1983, en el Día de los Caídos, el activista, bombero y rescatista de gran altura Dan Goodwin escaló exitosamente el exterior de la Torre Norte del WTC. Su acción estuvo destinada a llamar la atención sobre la imposibilidad de rescatar personas potencialmente atrapadas en pisos superiores de rascacielos[11].

Atentado del 26 de febrero de 1993

Atentado contra el WTC en 1993

El 26 de febrero de 1993, un camión de la empresa Ryder que contenía 680 kilogramos de explosivos, explotó en el aparcamiento subterráneo de la Torre Norte. La explosión abrió un agujero de 30 metros a través de cinco subniveles, ocurriendo el mayor daño en los niveles B1 y B2 y un daño estructural considerable en el nivel B3. A lo largo de los 110 pisos de la torre, seis personas murieron y otros 50.000 trabajadores y visitantes quedaron faltos de aire para respirar normalmente.

Robo del 14 de enero de 1998

En enero de 1998, Ralph Guarino, miembro de la Mafia que había obtenido un acceso de mantenimiento al World Trade Center, formó una pandilla de tres hombres para robar más de 2 millones de dólares, que estaban siendo trasladados de un camión de la empresa Brinks al piso 11 del WTC.

Destrucción de las Torres

Vista aérea después del atentado

En la mañana del 11 de septiembre de 2001 cuatro aviones fueron secuestrados por 19 hombres afiliados a la organización terrorista Al Qaeda, divididos en cuatro grupos, cada uno con un piloto entrenado.

Para cometer los atentados, los terroristas seleccionaron los aviones y los momentos precisos. Escogieron un día de menor tráfico aéreo, vuelos con pocos pasajeros y aeronaves con estanques recién cargados.

Los hombres ingresaron a los vuelos aéreos de cabotaje y los dirigieron, dos de ellos hacia las Torres Gemelas del World Trade Center, uno al Pentágono, en el Condado de Arlington y un cuarto que cayó en un campo abierto en Shanksville, Pensilvania cuando la tripulación oficial forcejeó con los terroristas para retomar el control del vuelo.

Torre Norte (primer impacto)

A las 08:46:30 am, el vuelo 11 de la American Airlines (AA 11), cargado con unos 38 mil litros de combustible, en vuelo muy bajo, impacta entre los pisos 93 y 99 de la Torre Norte del World Trade Center (WTC) a una velocidad estimada de 650 kilómetros por hora.

Mueren instantáneamente sus 93 ocupantes más un número no determinado de personas que estaba en la torre.

El avión, además de romper la fachada del edificio impacta de lleno su núcleo, destruyendo tres de sus escaleras, cortando el paso desde el piso 92 hacia arriba. Cientos de personas quedan atrapadas.

A las 10:28 am se desploma la Torre Norte, tras resistir una hora y 42 minutos desde que fue atacada. La "zona cero" queda cubierta de ruinas, humo y polvo que es posible ver incluso desde el espacio.

La caída del edificio termina por sepultar a las personas que murieron en el WTC ese día.

Torre Sur (segundo impacto)

Dieciséis minutos después, a las 09:02:59 am, el vuelo 175 de la United Airlines (UA 175) choca contra la Torre Sur, entre los pisos 77 y 85 a más de 800 kms/h.

El impacto y la explosión que produce son captados por las cámaras de televisión que registraban los daños de la Torre Norte. El atentado, donde mueren los 64 ocupantes de la nave y un número no determinado de personas que estaban en el edificio, es transmitido en vivo.

El daño que provoca la nave destruye sólo una parte del núcleo del edificio y la fachada sur. A diferencia de lo ocurrido en la Torre Norte, al menos una escalera queda intacta permitiendo la conexión con todo el edificio.

A las 09:59 am, se desploma la Torre Sur del WTC , 56 minutos después de recibir el impacto del avión. La denominada parte baja de la isla de Manhattan se cubre de densas columnas de humo y polvo.

Colapso de las Torres

Colapso de las Torres Gemelas

Los atentados estuvieron estudiados con mucha precisión, para hacer el mayor daño posible a las estructuras de las dos torres. Además, lo hicieron de forma que los aviones quedaran dentro de las torres y explotarán ahí, causando mucho más daño que si hubieran caído en el exterior del edificio o hubieran impactado con las esquinas de las torres.

Los incendios provocados por la explosión del combustible (keroseno) hicieron que la temperatura se elevara drásticamente, hasta alcanzar los 800 grados centígrados. Dicha temperatura repercutió en la estructura de acero del edificio, ocasionando una pérdida de resistencia a medida que la temperatura ascendía.

Es sabido que la estructura de acero pierde resistencia a medida que se eleva la temperatura, y ésta, ante el fuego, se mide por el tiempo que son capaces de mantener su capacidad de soportar las cargas mientras están sometidas a la acción calorífica. Este hecho acortó el tiempo que tardan los elementos metálicos -no combustibles- en calentarse.

Cuando la estructura de acero que fue dañada por el impacto perdió su capacidad de resistencia, esta se desplomó sobre las plantas inferiores, que no soportaron el impacto dinámico de la masa desplomada, produciéndose una sucesión de colapsos encadenados en cada una de las plantas situadas por debajo del incendio.

Otros daños

Escombros de las Torres Gemelas y edificios aledaños

Además de las dos Torres Gemelas, cinco edificios del WTC resultaron destruidos o seriamente dañados, entre ellos el Hotel Marriott, cuatro estaciones del metro de Nueva York y la Iglesia Cristiana Ortodoxa de San Nicolás.

Veinticinco edificios en Manhattan sufrieron daños. El Deutsche Bank Building y el Borough of Manhattan Community College's Fiterman Hall tuvieron que ser demolidos debido al estado en que quedaron, que los hacía inhabitables.

Varios equipos de comunicaciones sufrieron daños. Las antenas de telecomunicaciones de la Torre Norte cayeron con su derrumbe, mientras que otras antenas de radio de torres colindantes resultaron también gravemente dañadas.

Galería de imágenes

Planos
Plano general del World Trade Center
Disposición de las Torres en el complejo
Disposición de los ascensores de las torres del WTC
Estructura, Sistema “Tubo en Tubo”
Plano wtc.jpg
Disposicion torres gemelas.jpg
Ascensores y piso torres gemelas.jpg
Tubo en tubo torres gemelas.jpg
Construcción
Cimientos del World Trade Center
Construcción de las Torres Gemelas
Obra en marcha en la Torre 1
Construcción de las Torres Gemelas
Cimientos torres gemelas.jpg
Construccion torres gemelas 2.jpg
Obra en marcha torres gemelas.jpg
Construccion torres gemelas.jpg
Panorámicas
Vista de las Torres en Manhattan
Vista de las Torres en Manhattan
Vista de las Torres en Manhattan
Vista de las Torres en Manhattan
Vista de las torres 1.jpg
Vista de las torres 2.jpg
Vista de las torres 3.jpg
Vista de las torres 4.jpg
Atentado terrorista contra las Torres
Torre Norte después del impacto
Impacto en la Torre Sur
Fuego y humo en las Torres Gemelas
Vista del Empire State y las Torres
Impacto en torre norte.jpg
Impacto torre sur.jpg
Impacto en la torre sur.jpg
Empire state y torres gemelas.jpg
Colapso de las Torres
Colapso de la Torre Sur
Derrumbe de la Torre Norte
Derrumbe de las Torres
Resto de las estructuras de las Torres después del derrumbe
Derrumbe torre sur.jpg
Derrumbe torre norte.jpg
Derrumbe de las torres.jpg
Escombros torres gemelas 2.jpg

Referencias

Fuente