Saltar a: navegación, buscar

Cólico hepático

Cólico hepático
Información sobre la plantilla
Cólico hepático.jpg

Cólico hepático. Es un ataque sin pérdida del conocimiento, que se produce en personas que sufren una afección de la vesícula biliar. Se produce por la contracción de la vesícula de la bilis al tratar de liberarse de una obstrucción, generalmente de un cálculo (piedra) que obstruye las vías biliares.

Características

  • Se presenta con mas frecuencia en las mujeres que en los hombres.
  • La persona que presenta un cólico hepático tiene, casi siempre, el antecedente de enfermedad biliar o del hígado, presentando intolerancia alimenticia por las grasas, aceites, huevos, quesos, frituras, etc., o que ha tenido cólicos en otra ocasión.
  • Estos cólicos se producen muy a menudo después de algún desarreglo en las comidas.

Síntomas

Los síntomas muchas veces aparecen por la noche, generalmente como a la misma hora. El dolor a veces puede estar relacionado con una comida. A esa hora, la bilis necesita su descanso. Y al impedírselo una cena grasa, trata de funcionar convulsivamente, lo cual se manifiesta precisamente en un cólico.

Tratamiento

  • Reposo absoluto del enfermo.
  • Colocar una bolsa de agua caliente en la región del hígado. Otros prefieren la bolsa de hielo.
  • No administrar ningún líquido por la boca, por lo menos dentro de las primeras 4 horas; luego se podrán dar pequeñas cantidades de agua o de .
  • El médico decidirá el tratamiento de la enfermedad.


Sin embargo, es más importante evitar el cólico siguiente, es decir, evitar las cenas inadecuadas, o sea, los fritos, las grasas y los huevos. Entre los medicamentos homeopáticos indicados, se pueden citar solamente el magnesit D 4 (magnesio carbónico D 4) y el oxalis D 3, que, junto con la dieta correspondiente, pueden prevenir un cólico. Además, cualquier paciente notará, en caso de cólico agudo del tipo que sea, que resulta indicada la aplicación tópica de calor.


Si una persona con trastornos de esta función ajusta su alimentación a estas directrices, suele experimentar una mejora, casi siempre, a las dos o tres semanas, aumentando el rendimiento. Es recomendable comenzar con una "dieta" más rigurosa, para relajarla después poco a poco, según el estado y la tolerancia.

Factores que predisponen a la aparición de cálculos hepáticos

  • Dieta desequilibrada, muy rica en grasas y azúcares refinados.


Pruebas para detectar el problema

La prueba más utilizada para detectar éstos problemas es la ecografía. A veces es necesario realizar un scanner o una resonancia magnética si hay sospecha de piedras en los conductos de la bilis. Siempre que sea diagnosticado de piedras en la vesícula es necesaria una intervención quirúrgica, porque los problemas que se pueden desencadenar pueden ser muy graves e incluso en algunos casos mortales (inflamación grave del páncreas, infección intraabdominal severa e incluso infección sistémica o generalizada). La extirpación de la vesícula biliar se denomina colecistectomía.

Fuentes

  • VILARDELL TARRES. Aparato digestivo. Enciclopedia de Medicina y Salud. Vol 5. Ed. Sígueme S.A.
  • HEATON K.W. et al. Las consecuencias nutricionales de los alimentos hidrocarbonados refinados. Human Nutrition. Clinical Nutrition. 1983, 37 c. pp.
  • TOOLI J et al. Disolución de cálculos biliares con ácido cólico y lecitina. Lancet 1975, 2. 1124.