Cabo de Hornos

De EcuRed
Cabo de Hornos
Información sobre la plantilla

Marca el límite norte del Paso de Drake que separa a América de la Antártida
LocalizaciónAl Sur de Bandera de Chile Chile
Superficie15.579 Km2

Cabo de Hornos. Durante muchos años, el cabo de Hornos fue uno de los hitos principales de las rutas de navegación de embarcaciones a vela, las que comerciaban alrededor del mundo aun cuando las aguas en torno al Cabo son particularmente peligrosas, debido a sus fuertes vientos y oleaje y la presencia de icebergs.

Contenido

Geografía

Geografía más austral del archipiélago de Tierra del Fuego, en el sur de Chile, considerado tradicionalmente como el punto más meridional de América, aunque en realidad éste corresponde al Islote Águila en el archipiélago de las Islas Diego Ramírez; es el más austral de los tres grandes cabos de la zona meridional del planeta, y marca el límite norte del Paso Drake que separa a América de la Antártida, y une el Océano Pacífico con el Océano Atlántico.

A 56 kilómetros al noroeste se encuentra el llamado "Falso cabo de Hornos" en la Isla Hoste; su nombre se debe a la frecuente confusión que provocaba en los marinos que venían del poniente pues tiene una configuración similar al del cabo real.

El terreno carece por completo de árboles y está cubierto por hierba debido a las frecuentes precipitaciones. La zona del cabo de Hornos está además sometida a los efectos de los radiación ultravioleta que atraviesan el agujero de ozono sobre la capa de ozono que cubre principalmente el extremo sur del planeta.

Clima

El clima de la región es generalmente frío debido a su latitud austral. La Armada de Chile ha dotado a la alcaldía de mar de modernos equipos, que permiten transmitir por Internet y en tiempo real los datos meteorológicos del lugar que interesan a los navegantes, tales como presión barométrica, temperatura, humedad relativa, dirección e intensidad del viento, estado del mar y altura de las olas.

Todo lo anterior es procesado por el Servicio Meteorológico de la Armada, que emite por internet la carta sinóptica y el pronóstico meteorológico para las áreas marítimas de todo el país. Un estudio realizado entre 1882 y 1883 estableció una precipitación anual de 1.357 milímetros y una temperatura anual promedio de 5,2°C, el promedio del viento es de aproximadamente 30km/h, con ráfagas que llegan a sobrepasar los 100km/h, fenómenos que ocurren a lo largo de todas las estaciones del año.

En la actualidad, las mediciones meteorológicas de Ushuaia, Argentina (ubicada 146km al norte) registran veranos(enero y febrero) con temperaturas en el rango entre los 5°C y los 14°C, mientras en el invierno las temperaturas varían entre los 4°C a -2°C. La nubosidad es generalmente densa, con rangos entre 5,2 octavos entre mayo y julio y de 6,4 octavos en diciembre y enero. Las precipitaciones son altas a lo largo del año: en la estación meteorológica de las islas Diego Ramírez, ubicadas 109km al suroeste en el Pasaje de Drake, muestran una concentración de lluvias en el mes de marzo con un promedio de 137,4 milímetros.

Las condiciones del viento son generalmente severas, principalmente en invierno.Los vendavales están presente durante un 5% del tiempo, aumentando a un 30% durante el período invernal, a lo que se suma una baja visibilidad generalmente.

Política y administración

El cabo de Hornos se encuentra dentro de las aguas territoriales de Chile, país que ejerce efectivamente soberanía sobre la isla.

La Armada de Chile cuenta con una Alcaldía de Mar, compuesta por una casa para el farero y su familia, levantada alrededor del faro, con acceso al fanal desde el interior de la casa, que cuenta con varias habitaciones, sala de Radio y de control de radar y ploteo de contactos de superficie detectados en el horizonte y equipos para medir y transmitir en tiempo real los datos meteorológicos y una capilla.

A corta distancia de la estación se encuentran un monumento al marinero desconocido y un memorial con una escultura que muestra la silueta de un albatros, en honor de los marinos que murieron en las aguas del cabo de Hornos tratando de sortearlo, ambos donados por la Cofradía de los Capitanes del Cabo de Hornos,Chile.

Asimismo, una placa recordatoria donada en el bicentenario de Robert FitzRoy (2005) por diversas entidades culturales y marítimas de Chile conmemora su desembarco en la isla el19 de abrilde1830.

El cabo además está ubicado en el Parque Nacional Cabo de Hornos, administrado por la Conaf y que abarca una superficie de 63.093 hectáreas. Este parque, junto al Parque Nacional Alberto de Agostini, conforman la reserva de la biosfera «Cabo de Hornos» creada en el año 2005 y que posee una extensión de 4,9 millones de hectáreas (3 acuáticas y 1,9 terrestres).

Rutas de navegación

Con la apertura del canal de Panamá, las carreteras y los ferrocarriles en otros países del continente, la navegación mercante alrededor del cabo se redujo notablemente, siendo utilizado en la actualidad únicamente por naves cuyo gran tamaño les impide el paso por el canal, como portaaviones o petroleros.

Sin embargo, navegar en sus aguas está considerado todavía como uno de los mayores retos náuticos por lo que existen diversos eventos deportivos y turísticos que utilizan este paso, algunos como parte de la circunnavegación al globo, entre los que destacan importantes regatas de yates, como el Vendée Globe.

En el extremo meridional de Sudamérica, existen diversas rutas potenciales de navegación. El mayores, sin duda, el Estrecho de Magallanes que separa a Tierra del Fuego del continente. El estrecho es un largo pero angosto pasaje muy utilizado previo al descubrimiento del Cabo. Otra ruta es a través del Canal Beagle que separa a Tierra del Fuego de la Isla Navarino y existen múltiples vías cruzando los archipiélagos de las Islas Wollaston y las Islas L'Hermite al norte del cabo de Hornos.

En la época de la navegación a la vela todos estos caminos eran reconocidamente peligrosos debido a los traicioneros williwaws, que son repentinas ráfagas de vientos catabáticos que pueden voltear algunas naves. A esto se suma la estrechez en los pasos, aumentando el riesgo de las naves de chocar contra los roqueríos costeros.

Las amplias aguas del Paso Drake al sur del cabo de Hornos, con un ancho de aproximadamente 650 kilómetros, también presentan severas dificultades para la navegación principalmente debido a sus fuertes vientos y oleaje. Sin embargo, la amplitud de las aguas en esta ruta permiten mayor maniobrabilidad de las embarcaciones para enfrentar estas situaciones por lo que es, en la actualidad, la ruta más utilizada por diversos barcos, algunos de los cuales debido a su tamaño les es imposible cruzar el Canal de Panamá.

Peligros de la navegación

Variados factores se combinan en torno al cabo de Hornos, convirtiéndolo en uno de los hitos ligrosos del globo terráqueo: algunos son las duras condiciones de navegación propias del Océano Austral, la geografía del paso al sur del Cabo y la extrema latitud austral de éste: 56ºS en comparación, el cabo Agulhas al sur de África está a 35ºS y la isla Stewart en el extremo meridional de Nueva Zelanda, a 47ºS.

Los vientos que prevalecen en las latitudes bajo los 40ºS pueden moverse de oeste a este alrededor del planeta debido a la inexistencia casi absoluta de tierra, por lo que esta zona recibe el título de los «cuarenta bramadores», seguidos por los «cincuenta furiosos» y los aún más violentos vientos de los «sesenta aulladores». Estos vientos hacen que la mayoría de las naves que viajan desde el este traten de mantenerse lo más cerca posible de la latitud 40ºS; sin embargo, al rodear el cabo de Hornos, las naves deben adentrarse necesariamente a aguas de latitud 56º, en la zona de los vientos más fuertes. La fuerza de estos vientos es exacerbada en la zona por el efecto embudo provocado por los Cordillera de los Andes y la Península Antártica, canalizando las masas de vientos al Pasaje de Drake.

Los fuertes vientos del Océano del Sur provocan a su vez altas olas, las cuales pueden alcanzar grandes dimensiones al rodear el planeta sin encontrar obstáculos terrestes. Sin embargo, en la zona del cabo de Hornos, éstas encuentran una zona de aguas poco profundas, lo que provoca que las olas sean más cortas y más empinadas, acrecentando el riesgo para los navegantes. Si la fuerte corriente marina en dirección este del Pasaje de Drake se encuentra con vientos en dirección contrarias, este efecto puede acrecentarse aún más.

Adicionalmente, la zona al oeste del cabo de Hornos esparticularmente conocida por sus olas gigantescas que pueden alcanzar alturas superiores a los 30 metros.

Los vientos predominantes crean particulares problemas para las embarcaciones que intentan rodear el Cabo en sentido contrario, es decir, de este a oeste. A pesar de que esto afecta a todas las naves de alguna forma, los más afectados son los tradicionales barcos mercantes, que a duras penas pueden avanzar en el mejor de los casos; en cambio, los modernos yates y veleros son bastante más eficientes y logran generalmente realizar la ruta, lo que permite la realización de regatas como la Global Challenge.

Finalmente, los hielos son también un importante obstáculo para los marinos al descender la latitud 40º. A pesar de que el límite de la banquisa pasa a bastante distancia del cabo de Hornos,los icebergs siguen siendo importantes peligros para las naves.

En el Océano Pacífico Sur durante febrero, los témpanos se mantienen al sur de la latitud 50º, pero en agosto pueden llegar hasta los 40º Sur; el cabo de Hornos está bajo ambas latitudes.

Todos estos factores han convertido al cabo de Hornos, probablemente, en el paso marino más peligroso de la Tierra.

Historia

Descubrimiento

En 1525, el marino español Francisco de Hoces, que formaba parte de la expedición de García Jofre de Loaísa, se encontró con un temporal cuando trataba de cruzar el Estrecho de Magallanes, lo que le obligó a viajar hasta los 55º de latitud sur, convirtiéndose en el primero en descubrir el paso al sur del cabo de Hornos, en el extremo meridional del continente, anticipándose en más de medio siglo al pirata inglés Francis Drake. Debido a esto, en España y en parte de Hispanoamérica se llama Mar de Hoces al denominado Pasaje de Drake por los anglosajones.

El nombre de cabo de Hornos proviene del neerlandés Kaap Hoorn en honor a la ciudad holandesa de Hoorn; en un caso típico de falsos amigos, el nombre fue tomado en español como cabo de Hornos confundiendo la denominación de la ciudad con la del término «horno».

Ruta marítima

Desde el siglo XVIII hasta principios del siglo XX, el cabo de Hornos fue parte de la ruta mercante por la que circulaba la mayor parte del comercio mundial. Los barcos cruzaban el Cabo cargando algodón, granos y oro desde Australia hacia Europa, al igual que gran parte de los productos del Lejano Oriente.

Además, era la única ruta marina que conectaba las costas Este y Oeste de los Estados Unidos. La alta cantidad de muertos en sus aguas no fueron impedimento para el desarrollo de esta peligrosa ruta marítima.

Tradicionalmente, un marinero que lograba superar el reto de rodear el cabo de Hornos recibía como condecoración un arete de oro en su oreja izquierda (el lado por donde se enfrenta al Cabo en el tradicional viaje hacia el este) y se le permitía cenar con un pie sobre la mesa; aquél que además lograba cruzar el cabo de Buena Esperanza, podía colocar ambos pies.

Con la apertura del Canal de Panamá en América Central y de los ferrocarriles transcontinentales en Norteamérica, el uso de la ruta del cabo de Hornos decayó notablemente. El último barco comercial a vela que realizó la ruta a través del cabo de Hornos fue el Pamir, en 1949, en su viaje entre Australia y Finlandia.

Eventos deportivos

A pesar de la apertura de los canales de Panamá y de Canal de Suez, el cabo de Hornos se mantiene como una de las formas más rápidas de dar la vuelta al mundo y su uso para rutas marítimas recreacionales de larga distancia ha crecido constantemente.

Debido a su remota ubicación y sus peligros, rodear el cabo de Hornos es una de las experiencias más emocionantes para los navegantes, siendo considerado como el equivalente al escalar el Everest para los montañistas.

En la actualidad, existen diversas regatas y carreras de yates que utilizan la antigua ruta del cabo de Hornos. La primera en establecerse fue la ¨Sunday Times Golden Globe Race¨, en la que participaban solamente un miembro por tripulación; esta regata inspiró a la actual.

El cabo de Hornos se mantiene como uno de los principales peligros para la navegación deportiva. Un ejemplo de esto fue el accidente que sufrieron Miles y Beryl Smeeton, quienes intentaron rodear el Cabo en su yate¨Tzu Hang¨, el cual fue golpeado por una ola gigante al acercarse a la costa, volcándose repetidas veces. Ambos sobrevivieron y lograron reparar el barco en un puerto chileno, tras lo cual intentaron nuevamente realizar la hazaña. Sin embargo, por segunda vez fueron atrapados por una ola gigante y nuevamente su barco fue volcado y terminó sumamente averiado.

Actualmente, se sigue condecorando a aquellos que logran completar tan arriesgada travesía con un diploma que los consagra como «caphorniers».

Literatura y cultura

El cabo de Hornos ha sido un ícono de la cultura marina por siglos; ha sido utilizado en una serie de cantos marineros y en variados libros sobre la navegación que relatan la peligrosa travesía en torno al Cabo.

Charles Darwin, en «El viaje del Beagle», el diario de su expedición de cinco años sobre el¨HMS Beagle¨ con el cual basó su «El origen de las especies», describió su encuentro con el Cabo, en 1832: Se hace a la vela el ¨Beagle¨, y al día siguiente, gracias a una hermosa brisa del este, nos acercamos a las Barnevelts pasando por delante de las inmensas rocas que forman el cabo Deceit, y a eso de las tres doblamos el cabo de Hornos, batido por las tempestades.

La tarde está admirablemente tranquila y nos deja gozar del grandioso espectáculo que ofrecen las islas inmediatas. Pero parece que el cabo de Hornos exige que le paguemos su tributo, y antes de cerrar la noche nos envía una espantosa tempestad, que nos sopla precisamente de cara. Nos vemos obligados a ganar alta mar, y al aproximarnos de nuevo a tierra al día siguiente, percibimos este famoso promontorio, y ahora con todos los caracteres que le distinguen, esto es, envuelto en brumas y rodeado de un verdadero huracán de viento y agua. Inmensas nubes negras oscurecen el cielo, las sacudidas del viento y granizo nos asaetean con tan ruda violencia, que el capitán se decide a guarecerse, si es posible, en Wigwan Cove. Es éste un excelente puertecillo situado a poca distancia del cabo de Hornos; y allí echamos el ancla precisamente el día de Nochebuena.

Alguna ráfaga de viento que baja de las montañas y hace balancear el barco sobre las anclas, nos recuerda de vez en cuando la tempestad que reina fuera de este excelente abrigo.Charles Darwin, Alan Villiers, un experto moderno en barcos mercantes tradicionales ha escrito una serie de libros con respecto a este tema, entre los que se incluyen «Por la vía del Cabo de Hornos».

El cabo de Hornos también ha inspirado una serie de obras literarias de ficción, siendo la más importante la recopilación de cuentos «Cabo de Hornos y otras historias del fin del mundo» del chileno Francisco Coloane, basada principalmente en el cuento «Cabo de Hornos» que narra la historia de dos norteamericanos que se encuentran en una isla cercana al Cabo y que se aventuran a cazar lobos marinos para comercializar su piel.

El cabo de Hornos ha aparecido además en algunas producciones cinematográficas como por ejemplo la película ¨Master and Commander: Al otro lado del mundo¨ del director Peter Weir.

Véase también

  • Falso cabo de Hornos
  • Cabo de Hornos (comuna)

Fuentes