Saltar a: navegación, buscar

Cayo Bariay (Rafael Freyre)

(Redirigido desde «Cayo Bariay»)
Cayo Bariay
Información sobre la plantilla
Localidad de Cuba
EntidadLocalidad
 • PaísBandera de Cuba Cuba
 • ProvinciaProvincia Holguín
 • MunicipioMunicipio Rafael Freyre
Cayo Bariay Cuba 123.jpg

Cayo Bariay (Rafael Freyre) en Cubadebate

Cayo Bariay. Sitio de gran valor histórico para la provincia de Holguín y Cuba.

Ubicación geográfica

Cayo Bariay se encuentra ubicado en la Provincia Holguín en el Oriente Cuba en la costa norte a 37 Km aproximadamente de la ciudad de Holguín. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con el municipio Rafael Freyre, al este con la Bahía de Bariay (San Salvador), y al Oeste con la Bahía de Jururú (Río de Luna). Bariay, al noroeste de la Isla, ubicado hoy en día en la provincia de Holguín, se convierte en el primer punto del suelo cubano que pisa Cristóbal Colón.

Historia

Cayo Baray, así recoge en su Diario de Navegación, con una mezcla de castellano rudimentario, italiano, portugués y catalán, el punto por donde Cristóbal Colón desembarcó el domingo 28 de octubre de 1492, con los tripulantes de la La Pinta, La Niña y La Santa María, tomando posesión de estas tierras en nombre de la corona española. Allí visitó una aldea aborigen de la que huyeron sus moradores y sólo vio a un perro que nunca ladró.

El sitio, denominado San Salvador por el Gran Almirante, fue motivo de polémicas durante mucho tiempo debido a que existen numerosos accidentes en el litoral, pero tras minuciosas investigaciones históricas se llegó a la conclusión de que fue ésta la bahía. El descubrimiento y estudio del conjunto arqueológico Bariay (la aldea y tres paraderos) arrojaron más luz en la confirmación del lugar.

Colón pensó que era un río debido a su estrecha entrada, escoltada a ambos lados por una costa algo más alta.

"... nunca tan hermosa cosa había visto —señala Colón en su Diario de Navegación— de árboles cercando el río, hermosos y verdes y diversos a los españoles, con flores y con su fruto, cada uno de su manera. Aves muchas y pajaritos que cantaban muy dulcemente” y gran cantidad de palmas diferentes a las de Guinea y de España; la hierba alta como en Andalucía en abril y mayo"

Características geográficas

Su relieve

Dentro de sus valores naturales se destacan las lomas de Maniabón, en especial los accidentes orográficos de los cerros calcáreos de forma mogótica, sobre suaves formaciones colinosas de serpentina y la subyacente llanura, espectáculo que se repite poco en Cuba y en el mundo; reforzándose con las cercanas visuales de la propia bahía y la panorámica de los extensos cocales de Cayo Bariay.

Se destacan elevaciones como la hoy denominada Mezquita de Colón, conocida por los habitantes de la zona como Teta de Bariay y descrita por Colón en su diario; “Tiene sus montañas hermosas y altas como la Peña de los Enamorados, y una de ellas tiene encima otro montecillo a manera de una mezquita”, se encuentran además el Cerro de los Portales (147 m), el Cerro de Yabazón (246 m) y la Silla de Gibara (307 m), que es la más alta de la zona y se reconoce por su forma de silla de montar a caballo, descrita por Cristóbal Colónen el diario de navegación en su primer viaje. Cayo Bariay tiene un relieve variado caracterizado por las formas litorales y su plataforma submarina estrecha.

El paisaje se encuentra dominado por una llanura suavemente ondulada en dirección al Norte y muy ondulada al Sur, formada sobre rocas volcánicas donde predominan los procesos erosivo. La franja litoral está formada por una llanura calcárea baja muy poco diseccionada con afloramiento de diente de perro, mientras que en la porción litoral forma acantilados. Bordeando el fondo de la bahía se encuentra la llanura baja compuesta por sedimentos cenagosos de manglar y algunas lagunas costeras.

Hacia el sur se encuentra la llanura baja. Sobresalen en esta llanura elevaciones calcáreas aisladas que forman cerros, así como colinas bajas con pendientes suaves. El río Bariay, que desemboca en la bahía, tiene su cauce delimitado por terrazas fluviales con fondos arenosos en su curso y medio fangosos en su desembocadura.

Fauna y flora

Dentro de las aves que habitan se pueden mencionar el cardenal alinegro, el mayito, el chambergo, el tomeguín, el rabijunco de pico rojo, el zunzún, el tocororo, el zorzal, el sinsonte, el ruiseñor, la paloma, el colibrí, el totí, la garza ganadera, los azulejos y muchas más, además podemos encontrar animales como jutías, iguanas, majaes, el murciélago y el perrito de costa .

También los arácnidos tienen una amplia representación, como el alacrán, la araña peluda y la garrapata del ganado. Los anfibios también están presentes, como las ranas, los sapos, la rana platanera y la rana toro; reptiles como la caguama, el carey, la jicotea y el chipojo. La flora es muy variada. Ejemplo de ello es la baria, la guana, la caoba, la majagua, el cedro, el corojo, el almácigo, el cocotero, la güira, la uva caleta y yarey. Hay que señalar que en este territorio el manatí, otra especie utilizada por los aborígenes de Cayo Bariay, vivió a plenitud en estos parajes ya que es un animal que habita en ríos, esteros y en aguas costeras de poco fondo y la base de su alimentación son las plantas acuáticas.

Población

La población asentada en Cayo Bariay no sobrepasa los 200 habitantes. Las comunidades comprendidas en el área son eminentemente rurales. Su actividad económica se centra fundamentalmente en la agricultura, en especial cultivos menores como ajo, cebolla, plátano y tabaco. Las más cercanas al mar se dedican además a la pesca y al cultivo de ostiones. Muchos de los pobladores trabajan en el Parque Monumento Nacional Bariay, institución turística que presta servicios a nacionales y extranjeros.

Monumento Encuentro de las dos Culturas

El encuentro de las dos culturas es rememorado allí con un monumento conmemorativo erigido en el año 1992, en Punta de Sabaneta, con motivo del aniversario 500 de aquel extraordinario acontecimiento.

El monumento simboliza el Encuentro de dos Culturas, la Europea compuesta por una ruina que representa el desarrollo de la cultura neoclásica y la Aborigen, formada por réplicas de objetos, hechos por ellos, encontrados en excavaciones que representan su cultura y desarrollo.

El monumento perpetúa la hazaña realizada por Cristóbal Colón y los expedicionarios que le acompañaron en la travesía por el Atlántico hasta arribar al continente americano.

Bibliografía

  • COLON, C. Diario de Navegación. En: Ezquivel, M. El primer viaje de Cristóbal Colón a Cuba. Ediciones Abril, 2005, p. 81.

Fuentes

  • Artículo: Asentamientos humanos. Consultado: 4 de enero de 2013.
  • Documentos. Consultado: 4 de enero de 2013.
  • Documentos. Consultado: 4 de enero de 2013.
  • Colectivo de Autores. Historia de Cuba, Génesis Multimedia 2002. Producido por Génesis Multimedia, Editorial de la Agencia Informativa Latinoamericana Prensa Latina S.A. ISBN:959-7124-38-6