Saltar a: navegación, buscar

Ejército Rojo

Ejército Rojo
Información sobre la plantilla
Urssejercito.jpg
Desfile de las Ejército Rojo en Moscú
Activa28 de enero de 1918
PaísBandera de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas Unión Soviética
AcuartelamientoTodo el territorio soviético.
EquipamientoEn 1990:
55.000 tanques,
70.000 transportes blindados,
24.000 vehículos blindados,
3.500 blindados de reconocimiento,
33.000 piezas de Artillería,
9.000 Artillería autopropulsada,
8.000 unidades de artillería de cohetes,
Misiles balísticos tácticos,
4.960 lanza misiles antiaéreos,
12.000 piezas antiaéreas de arrastre,
4.300 helicópteros.
Disuelta1992
Comandantes
Comandantes
notables
León Trotski,
Mijaíl Frunze,
Semión Timoshenko,
Georgi Zhúkov,
Iván Kónev.
Cultura e historia
Aniversarios23 febrero, Día de los defensores de la Patria
9 de mayo, Día de la Victoria.
Guerras y batallas
Guerra Civil Rusa, Guerra Polaco-Soviética, Segunda Guerra Mundial, Guerra Fria, Revolución húngara, Guerra de Afganistán.

Ejército Rojo: Fuerzas Armadas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), constituido oficialmente el 28 de enero de 1918 a partir del Ejército Imperial ruso y cuya existencia llegó a su fin en diciembre de 1991, cuando tuvo lugar la desintegración del Estado soviético. El encargado de su formación fue el dirigente bolchevique León Trotsky. Su objetivo inicial era defender las fronteras de la URSS y proteger los logros de la Revolución Rusa frente a sus enemigos.

Formación del Ejército Rojo

Desde 1905 los bolcheviques poseían una organización militar propia que se orientaba fundamentalmente a la propaganda revolucionaria entre las tropas, a conseguir apoyo entre los soldados de cara a la futura revolución. Después de la revolución de Febrero de 1917 los bolcheviques fueron ganando influencia entre los soldados, lo que equivalía a ganarla dentro del campesinado, y la existencia de la organización militar permitió una selección de los primeros cuadros que posteriormente jugaron un papel decisivo en Octubre.

La organización militar bolchevique extendió su influencia, primero en Petrogrado y sobre todo en el frente norte y en la flota del Báltico. El 15 de abril de 1917 apareció el primer número del diario La verdad del soldado, órgano central de la organización militar.

En el congreso de organizaciones militares que se celebró el 16 de julio en Petrogrado estuvieron presentes 500 unidades, que contaban con unos efectivos de 30.000 bolcheviques. La organización militar llevó a cabo directamente la insurrección, bajo la dirección del Comité Militar Revolucionario, presidido por Trotsky.

Sin embargo, las dificultades para poner en pie un ejército revolucionario con el que combatir a la contrarrevolución zarista y a sus aliados imperialistas eran muy importantes. La revolución surgió directamente de la guerra, de un Ejército deshecho y que ansiaba la paz. Este hecho fue la piedra de toque en las conversaciones de Brest-Litovsk. Lenin tomaba muy en serio esta actitud de la tropa para combatir la posición de los llamados ‘comunistas de izquierda’, que abogaban por una guerra revolucionaria contra los imperialistas alemanes.

Consciente de la moral del Ejército ruso, Lenin sabía perfectamente que una acción de ese tipo acabaría en una aventura desdichada. En una situación en la que el Ejército se componía de jirones humanos cansados y ansiosos de volver a casa con sus familias, se hacía inevitable la firma de la humillante paz de Brest-Litovsk.

Partiendo de esta consideración, los bolcheviques no se decidieron en los primeros meses por el reclutamiento obligatorio, sino por el voluntariado, lo que dio a los nuevos regimientos un carácter inestable y poco seguro, algo que quedó confirmado con las pérdidas de Kazan y Simbirsk. A partir de ese momento se recurrió al método de la movilización masiva de comunistas y al reclutamiento obligatorio en Moscú y en la Región del Volga.

Tras las primeras vacilaciones, la movilización adquirió un carácter muy amplio gracias a la agitación de los cuadros comunistas, la política de reclutamiento, y las medidas severas contra los desertores y traidores. En ese periodo se conforman nuevos cuadros militares, los comisarios, y se establecen los tribunales militares revolucionarios.

Historia

Conocido con el nombre oficial de Ejército rojo de los Trabajadores y los Campesinos , este ejército fue el conjunto de las fuerzas armadas de los bolcheviques organizado durante la Guerra Civil Rusa en 1918.
El ejército rojo tomó su nombre del color de la bandera de la clase obrera y se organizó para apoyar a la fuerzas del pueblo en su lucha contra el capitalismo que buscaba retornar a Rusia. En 1946 cambió su nombre a Ejército Soviético, pero popularmente siguió conservando el mismo nombre, llegando a identificarse con él a todas las fuerzas armadas de cualquier país comunista.

Revolución de octubre

Tras la Revolución de octubre y la organización del antiguo imperio ruso como la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) el ejército rojo pasó a convertirse en el ejército nacional, el más grande y uno de los más poderosos del mundo en la década de los cuarenta y hasta la desintegración del estado socialista ruso en 1991. Antes que el ejército rojo, existió la Guardia Roja provisional.

La incorporación a filas fue voluntaria en un principio, de acuerdo con los ideales comunistas, pero al cabo de unos meses se introdujo el reclutamiento obligatorio. Como resultado de la revolución bolchevique el Ejército Rojo no introdujo ningún saludo oficial y careció de una jerarquía definida hasta 1935; sin embargo, adquirió una estructura mucho más convencional en los años siguientes, en los que aumentaron las comodidades ofrecidas a los soldados y las pagas.

Antes de que se produjera la desintegración de la URSS en 1991 —lo que supuso la propia fragmentación de este cuerpo en los distintos ejércitos de los nuevos estados—, estas tropas tomaron parte en tres importantes conflictos bélicos: la Guerra Civil rusa (1918-1922), la II Guerra Mundial (1939-1945) y la Guerra de Afganistán (1979-1989).

El Ejército Rojo llegó a disponer de 12,5 millones de soldados situados en los frentes noroccidental, occidental y suroccidental cuando, durante la II Guerra Mundial, la lucha que tenía lugar entre la URSS gobernada por Iósiv Stalin y el III Reich dirigido por Adolf Hitler se encontraba en su punto más crítico.

Sufrió terribles pérdidas en 1942 durante las batallas decisivas de Moscú, Leningrado y Stalingrado, pero finalmente consiguió cambiar el rumbo de la guerra en favor de los aliados en la Batalla de Kursk (1943), la mayor batalla de la historia de la humanidad, en la que participaron directamente dos millones de soldados.

Cuando concluyó la II Guerra Mundial y comenzó la era nuclear, el Ejército Rojo pasó a ser una fuerza de vigilancia establecida en los estados del Pacto de Varsovia que se utilizó para aplastar las rebeliones contra los regímenes comunistas desatadas en Hungría en 1956 (Revolución húngara) y en Checoslovaquia en 1968 (primavera de Praga).

A lo largo de la década de 1970 se reforzó este cuerpo ante la posibilidad de tener que librar una guerra convencional en Europa y para proyectar el poder soviético sobre el mundo, como oposición al de Estados Unidos. Durante la década de 1980 comenzó la era de la perestroika bajo el mandato de Mijaíl Gorbachov, que puso fin a la Guerra Fría; por último, la retirada final del Ejército Rojo de Afganistán en 1989 asestó un golpe definitivo al sistema al que había apoyado fielmente durante siete décadas.

En 1922 se estableció la Unión Soviética, tres años después la mala situación financiera motivo la reducción del ejército a poco menos de medio millón de efectivos, una décima parte de los que había tenido durante la guerra civil.

Tras la muerte de Lenin y el exilio de Trotsky, Stalin sube al poder y firma pactos con Alemania, En esa época el Ejército Rojo tiene notables avances en cuanto a estrategias y teorías militares, fruto de su experiencia en las pasadas guerras, una de las cuales fue la teorías de las “operaciones profundas” contrapuesta a la guerra relámpago.

La aparición de nueva tecnología de guerra permitió la experimentación de estas teorías, que se vieron impulsadas. El desarrollo de aviones más potentes y de técnicas de blindaje dieron mejores armas al ejército soviético, fortaleciéndolo.

Stalin aprobó la utilización de la teoría de Operaciones Profundas , aprobación que determinó el desarrollo de la industria armamentista. En 1933, la Unión Soviética fabricaba 3.000 tanques al año Un año antes, el Ejército Rojo contaba con la primera gran unidad acorazada del mundo y adiestraba a unidades paracaidistas de élite.

El pujante Ejército Rojo, llegó al millón y medio de efectivos, Con el ascenso al poder del nazismo en Alemania, el Ejército Rojo suponía un rival de cuidado frente al ejército alemán, conocido como la Wehrmacht. Por obra de Stalin, esta situación se revirtió cuando ordena la gran purga contra el Ejército, ejecutando, enviando al Gulag y persiguiendo a más de 30 000 de las cabezas militares que estaban en franca oposición a su régimen o eran sospechosos de estarlo.

Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial representó la consolidación del Ejército Rojo, propinándole al ejército alemán sus más duras derrotas. El Ejército Rojo fue el primero en entrar en Berlín y colocar la bandera roja en el antiguo edificio del Reichstag.

Tras esta guerra, se inició la llamada Guerra Fría, que dividió al mundo en dos polos contrapuestos: el capitalista y el comunista.
Rusia controló con mano férrea los territorios que quedaron bajo su control en Europa, utilizando al ejército para reprimir los levantamientos armados en contra de su hegemonía, así, invadió Hungría en 1956 y Checoslovaquia en 1968.

La última guerra en la que tomo parte fue la de Afganistán, entre 1980 y 1988. Tras la caída del socialismo en Rusia en los noventa, comenzó la disolución del Ejército Rojo pasando a convertirse en las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa.

Fuentes