Saltar a: navegación, buscar

Era Mesozoica

Era Mesozoica
Información sobre la plantilla
Era mesozoica.jpg
Concepto:Esta Era duró unos 180 millones de años, en ella los vertebrados se desarrollaron, diversificaron y conquistaron todos los ámbitos de la Tierra.

Era Mesozoica. Fue una de las tres etapas geológicas del Eón Fanerozoico. La división del tiempo en eras y períodos se remonta al siglo XVIII, con el científico Giovanni Arduino, aunque el nombre original para esta época es "secundario" (justo antes del terciario). Comprendido entre el Paleozoico y el Cenozoico, el término mesozoico significa "animales del medio o centro", derivado del griego meso-, "entre" y -zoon, que significa "ser vivo". A menudo se le llama "'Epoca Medieval de la Vida" o "Era de los Dinosaurios", por la fauna que habitó en esta era.

Período Mesozoico

Durante estos 186 millones de años no se produjeron grandes movimientos orogénicos. Los continentes gradualmente van adquiriendo su configuración actual. El clima fue excepcionalmente cálido durante todo el período, desempeñando un papel importante en la evolución y la diversificación de nuevas especies animales. En esta era desaparecieron grandes grupos de animales como los trilobites, graptolites y peces acorazados. Los invertebrados característicos de este período fueron los amonites, de caparazón con forma de caracol, y los belemnites, más pequeños y con el caparazón alargado y puntiagudo, entre otros equinodermos, braquiópodos y cefalópodos. Se desarrollaron ampliamente los vertebrados, sobre todo los reptiles, por lo que a la Era Secundaria se le llama también la Era de los reptiles o Era de los Dinosaurios. En esta era aparecen también los mamíferos, las aves, y las angiospermas o plantas con flores.

Geológicamente durante esta era se separan los continentes, o islas, que estaban reunidas en un único continente gigantesco al que llamamos Pangea y los continentes en la superficie de la Tierra comienzan a tomar el aspecto actual. No se produjeron grandes movimientos orogénicos y el clima en general era bastante estable, cálido y húmedo. Esto permitió que se desarrollaran ampliamente los vertebrados y que los reptiles alcanzaron un extraordinario desarrollo y tamaño gigantesco, como los dinosaurios, por lo que a la Era Mesozoica se le llama también la Era de los Reptiles o era de los dinosaurios. Algunos reptiles aprendieron a volar, corno el ranforrinco, que era semejante al murciélago. En esta era desaparecieron grandes grupos de animales como los trilobites, graptolites y peces acorazados. Se renovó la flora y la fauna: las gimnospermas, plantas vasculares que forman semillas pero carecen de flores, desplazaron a los helechos. Al final de la Era aparecieron las plantas llamadas angiospermas. Angiosperma (del latín angi, encerrada y del griego sperma, semilla), son plantas vasculares que poseen ovario y semillas encerradas en él, flores y frutos. Este salto evolutivo incidió profundamente en la Vida animal, ya que estas plantas constituyen la fuente de la mayor parte de los alimentos en que los seres humanos y otros mamíferos basamos nuestra subsistencia y constituyen la base de muchas materias primas y productos naturales. Los grandes reptiles o dinosaurios dominaron la tierra y el aire durante millones de años, hasta que desaparecieron en la extinción en masa del final del Mesozoico. También se extinguieron grandes grupos de animales como los trilobites, graptolites y los peces acorazados y en general el 75% de las especies de invertebrados.

Períodos geólogicos

Tras el Paleozoico, el Mesozoico se extendió durante 180 millones de años: desde hace 251 millones de años (Ma) hasta el comienzo del Cenozoico hace 65 Ma. Esta franja de tiempo se divide en tres períodos geológicos:

El comienzo del Triásico se limita por una gran extinción masiva que hizo que el 90% de las especies marinas y el 70% de las especies terrestres desaparecieran. También conocida como la "Gran Muerte", fue la extinción más masiva de toda la historia. El Cretácico se limita por la extinción del Cretácico-Terciaro (KT), que pudo haber sido causada por el impacto de un gran meteorito que creó el cráter de Chicxulub en la Península del Yucatán, México. Aproximadamente el 50% de los géneros de especies desaparecieron, incluyendo todos los dinosaurios.

Tectónica

Después de una gran convergencia de las placas en el Paleozoico, la actividad tectónica del Mesozoico fue relativamente leve. Sin embargo, esta época contó con la separación del súpercontinente Pangea. Pangea se dividió gradualmente en un continente al norte, Laurasia; y un continente al sur, Gondwana. Esto provocó un gran margen continental que caracteriza gran parte de la costa atlántica (como la Costa Este de Estados Unidos) actual. AL final de la época, los continentes no estaban totalmente colocados en su forma actual. Laurasia se convirtió en Norteamérica, Asia y Europa; mientras que Gondwana se convirtió en Sudamérica, África, Australia, la Antártida y el subcontinente indio, que colisionó con la placa asiática durante el Cenozoico, lo que dio lugar a la Cordillera del Himalaya.

Clima del Mesozoico

El Triásico fue en general seco, una tendencia que comenzó a finales del Carbonífero, especialmente en el interior de Pangea. Los bajos niveles del mar podrían haber ayudado a estas temperaturas tan extremas. El agua actúa como un estabilizador de la temperatura, un disipador del calor gracias a que tine una gran capacidad de especificar el calor entre las bajas temperaturas, y las zonas terrestres que están cerca de las grandes masas de agua, especialmente los océanos, hacen que la sensación sea de una menor variación de la temperatura. Debido a que gran parte de Pangea estaba alejada del mar, las temperaturas aumentaban, y probablemente gran parte de Pangea era desierto. EL nivel del mar comenzó a subir durante el Jurásico, probablemente debido a la expansión del fondo marino. La formación de una nueva capa bajo la superficie desplazada por el agua, casi 200 metros más que en la actualidad, hizo que las zonas costeras se inundasen. Por otra parte, Pangea comenzó a dividirse en zonas más pequeñas, haciendo que hubiera más superficie acuática dentro del continente, formando el Mar de Tetis. Las temperaturas comenzaron a estabilizarse. La humedad también aumentó por la proximidad del mar, por lo que los grandes desiertos desaparecieron dando lugar a grandes bosques.

Pero del clima del Cretácico no se conoce con tanta exactitud. Debido en parte al aumento de los niveles del dióxido de carbono en la atmósfera, la temperatura mundial descendía de Norte a Sur: las temperaturas fueron muy parecidas en todo el planeta. La temperatura media fue más alta que en la actualidad, alrededor de 10 ºC. De hecho, a mediados del Cretácico, las aguas ecuatoriales del océano rondaron los 20 ºC, pudiendo haber sido demasiado calientes para la vida y las zonas terrestres cercanas al ecuador pudieron convertirse en desiertos a pesar de su proximidad al mar. La circulación de oxígeno en las profundidades del océano también pudo haber sido alterado. Por esta razón, grandes cantidades de materia orgánica acumulada no fueron capaces de descomponerse, dando lugar a "pizarra negra" o carbón. Sin embargo, no todos los datos apoyan a estas hipótesis. Aún con la presencia del alto calor, las fluctuaciones de temperatura deberían haber sido suficientes para la aparición de casquetes polares, pero no hay evidencias sobre ello. Los modelos cuantitativos también han sido incapaces de recrear la disminución de la temperatura en el Cretácico.

Enlaces relacionados

Fuentes

Información consultada de la página Web:

Marrero, Leví. La tierra y sus recursos. Publicaciones Cultural, S. A
Microsoft ® Encarta ® 2008. © 1993--2007 Microsoft Corporation.