Saltar a: navegación, buscar

Glóbulos blancos

Glóbulos blancos
Información sobre la plantilla
Leucocitossss12.jpeg
Son las células sanguíneas encargadas de la defensa contra la infección

Glóbulos blancos. Su nombre científico es leucocitos. Son difíciles de ver en un microscopio, por lo cual los científicos los tiñen de colores fuertes para poder estudiarlos mejor. Al igual que los glóbulos rojos, los glóbulos blancos se forman en la médula ósea y son creados por una célula madre. Los glóbulos blancos (serie blanca de las células de la sangre) son las células sanguíneas encargadas de la defensa contra la infección, bien como productoras de anticuerpos (los linfocitos), bien participando en la destrucción de microorganismos (los neutrófilos, los eosinófilos, los basófilos y los monocitos). Además, los eosinófilos también participan en las reacciones alérgicas.

Resumen

Los glóbulos blancos son una parte muy importante del sistema inmunológico. Su función es proteger el organismo de infecciones producidas por gérmenes. Son una especie de guerreros que flotan en tu sangre esperando poder atacar a invasores, como los virus y las bacterias. Hay muchos tipos de glóbulos blancos y cada uno de ellos tiene tareas específicas. Hay linfocitos T y linfocitos B, monocitos y granulocitos.

Los glóbulos blancos pueden atravesar las paredes de los capilares (los más diminutos vasos sanguíneos) para atacar, destruir y consumir a los gérmenes invasores. Los granulocitos contienen pequeños gránulos en su citoplasma o materia celular, y pueden clasificarse como neutrófilos, basófilos y eosinófilos. Los granulocitos reconocen ciertas señales que mandan los gérmenes cuando invaden el cuerpo.

Existen cinco grandes tipos de glóbulos blancos

  • Basófilos
  • Eosinófilos
  • Linfocitos (células T y células B)
  • Monocitos
  • Neutrófilos

Órganos productores de glóbulos blancos

Existen distintos órganos productores de glóbulos blancos, repartidos por el cuerpo: la médula ósea, el bazo, el timo, los ganglios de las axilas, las amígdalas y las placas de Peyer, en la mucosa intestinal. Su función es esencialmente defensiva frente a las infecciones, ya sea mediante la absorción y destrucción de bacterias (fagocitosis), o bien a través de procesos inmunológicos.
Glóbulos blancos

Forma en que se realiza el exámen

La sangre se extrae típicamente de una vena, por lo general de la parte interior del codo o del dorso de la mano. El sitio se limpia con un desinfectante (antiséptico). El médico envuelve una banda elástica alrededor de la parte superior del brazo con el fin de aplicar presión en el área y hacer que la vena se llene de sangre.

Luego, el médico introduce suavemente una aguja en la vena y recoge la sangre en un frasco hermético o en un tubo pegado a la aguja. La banda elástica se retira del brazo. Una vez que se ha recogido la muestra de sangre, se retira la aguja y se cubre el sitio de punción para detener cualquier sangrado.

En bebés o en niños pequeños, se puede utilizar un instrumento puntiagudo llamado lanceta para punzar la piel y hacerla sangrar. La sangre se recoge en un tubo pequeño de vidrio llamado pipeta, en un portaobjetos o en una tira reactiva. Finalmente, se puede colocar un vendaje sobre el área si hay algún sangrado.

La muestra de sangre se envía a un laboratorio. Un conteo de glóbulos blancos casi siempre se hace como parte de un conteo sanguíneo completo (CSC).

Preparación para el exámen

Generalmente no se necesita ninguna preparación. Coméntele al médico acerca de cualquier medicamento que esté tomando, incluyendo productos de venta libre. Ciertos fármacos pueden interferir con los resultados del examen.

Los fármacos que pueden incrementar los conteos de GB son, entre otros:

Los fármacos que pueden disminuir los conteos de GB son, entre otros:

Lo que se siente durante el exámen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura. Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el exámen

El médico ordenará este exámen para averiguar cuántos glóbulos blancos tiene usted. El cuerpo produce más glóbulos blancos cuando se tiene una infección o una reacción alérgica e incluso cuando uno está bajo estrés general.

Valores normales

4,500 a 10,000 glóbulos blancos por microlitro (mcL). Nota: los rangos de los valores normales pueden variar ligeramente entre diferentes laboratorios. Hable con el médico acerca del significado de los resultados específicos de su exámen.

Significado de los resultados anormales

Un bajo número de glóbulos blancos se denomina leucopenia y puede deberse a:

Un alto número de glóbulos blancos se denomina leucocitosis y puede deberse a:

Estas listas no los incluyen a todos.

Globulosblanco.jpg‎

Riesgos

Extraer una muestra de sangre implica muy poco riesgo. Las venas y las arterias varían en tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro, razón por la cual extraer sangre de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden ser:

  • Sangrado excesivo
  • Desmayo o sensación de mareo
  • Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
  • Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)

Consideraciones

Las personas a las que se les ha extirpado el bazo (esplenectomía) siempre tendrán un número de glóbulos blancos ligeramente mayor.

Nombres alternativos

Recuento de leucocitos; Recuento de glóbulos blancos.

Véase también

Fuentes