Saltar a: navegación, buscar

Partido Comunista Francés

Partido Comunista Francés
Información sobre la plantilla
Frances.jpg
Presidente/aMarie-George Buffet
Fundación1920
Ideología políticaMarxista-Leninista
SedeParís
PublicaciónL'Humanité

Partido Comunista Francés, partido de ideología comunista. Una de las fuerzas políticas de mayor influencia en la sociedad francesa durante gran parte del siglo XX y uno de los más importantes e influyentes partidos comunistas occidentales.

Historia

Los inicios

El Partido Comunista Francés es fundado en 1920 por la mayor parte de los miembros del XVIII congreso de la SFIO (Sección Francesa de la Internacional Obrera), el Partido Socialista Francés, decidiendo convertirse en la Sección Francesa de la Internacional Comunista, es decir, parte integrante de la Tercera Internacional. Por tanto, el nuevo partido así constituido aceptaba los principios del marxismo-leninismo y sus métodos organizativos.

El PCF se hacía a sí mismo heredero de la amplia tradición revolucionaria de Francia, tanto de la proletaria de 1870 como de las burguesas de 1848, 1830 y 1820 y, sobre todo, de la Revolución Francesa, el movimiento revolucionario por excelencia del cual se habían proclamado herederos todos los movimientos posteriores en su afán por instaurar una “república de iguales”.

El Partido Comunista atrajo a varios intelectuales y artistas en la década de 1920, incluido André Breton, el líder del movimiento surrealista, Henri Lefebvre (expulsado en 1958), Paul Eluard, Louis Aragonés, entre otros.

Relación con la Unión soviética

El PCF se identificó desde sus comienzos por seguir fielmente las consignas emanadas desde Moscú, aunque hubo de adaptarse a la idiosincrasia política de Francia. Durante su historia el PCF siguió las siguientes fases, análogamente a otros Partidos Comunistas en Occidente, fruto de la política internacional de la Unión Soviética:

  1. Bolchevización y “frente unido” tras la Revolución Rusa.
  2. Sectarismo de izquierdas.
  3. Frente Popular.
  4. Resistencia frente a los nazis.
  5. Guerra fría.
  6. Vía democrática.

Las tres primeras corresponden al periodo de preguerra, mientras que la cuarta corresponde a la ocupación alemana y la resistencia armada contra la misma. La sexta, un periodo caracterizado por un auge inicial en el prestigio del partido, la búsqueda de aliados y coaliciones y más adelante por un lento y prolongado declive en su popularidad.

El crack del 29 y la Gran Depresión, que afectó a Francia en 1931, causó una gran intranquilidad y movimiento, como en otros países. Como no liberalismo económico, las nuevas soluciones se están buscado. La tecnocracia de ideas han nacido durante este tiempo (Groupe X - Crise), así como de la autarquía y los corporativismos fascismo en el movimiento, que abogó por la unión de trabajadores y de empleadores. Algunos miembros socialistas empezaron a estas nuevas ideas, entre los cuales Jacques Doriot. Un miembro del Presidium del Comité Ejecutivo de la Comintern a partir de 1922, y desde 1923 el Secretario de la Federación Francesa de Jóvenes Comunistas, más tarde elegido a la Cámara de Diputados de Francia, llegó a abogar por una alianza entre los comunistas y fascistas con Doriot los cuales se solidariza en una serie de cuestiones. Doriot fue expulsado en 1934, y con sus seguidores, muy pronto se formó el Partido Popular Français, el que sería una de los más colaboracionistas partidos de Vichy.

Durante la década de 1930 el PCF creció rápidamente en tamaño e influencia. Su crecimiento fue impulsado por la popularidad de la estrategia de Frente Popular impulsada por el Komintern, que permitió una alianza con la SFIO y el Partido Radical para luchar contra el fascismo. El Frente Popular ganó las elecciones de 1936, y Léon Blum formó un gobierno socialista-radical. El PCF apoyó a este gobierno, pero no se sumó a él. El gobierno del Frente Popular pronto se derrumbó bajo la presión de problemas tanto de orden interno (problemas financieros, incluida la inflación) como internacional (los radicales estaban en contra de una intervención en la Guerra Civil Española mientras que socialistas y comunistas estaban a favor), y fue sustituido por un nuevo gobierno presidido por el radical Edouard Daladier.

La Segunda Guerra Mundial

Tras el estallido de la Segunda Guerra Mundial en 1939, el PCF fue declarada una organización proscrita por el gobierno de Edouard Daladier. Cuando Alemania invadió la Unión Soviética en 1941, el PCF fue el primero en organizar la resistencia, que era más fácil para él, la clandestinidad. De este modo, recuperó la credibilidad como una fuerza contra el fascismo. En 1944 el PCF había elevado su influencia, el control de grandes zonas del país a través de la Resistencia de las unidades bajo su mando. Algunos en la PCF quisieron lanzar una revolución a la vez que los alemanes se retiraban del país, pero los dirigentes, bajo las instrucciones de Stalin, se opusieron a esto, adoptado una política de cooperación con la Alianza de poderes y la promoción de un nuevo gobierno del Frente Popular. Muchas personalidades se sumaron al partido al finalizar la guerra, incluido Pablo Picasso, que se unió en 1944.

Por su intenso grado de actividad y por el alto precio en esfuerzo y vidas pagado por el Partido, éste acabó la guerra con un notable prestigio entre las masas francesas. Sin embargo, tras el final de la guerra el PCF no se hizo con el poder del Estado como sí ocurrió en los países del Este de Europa. Puesto que no era factible la toma del poder en solitario, por razones estratégicas el PCF prefirió colaborar con otras fuerzas democráticas antes que lanzarse arriesgadamente a la toma del poder. De este modo, durante la época de la Cuarta República, el PCF colaboró con el SFIO (socialista) y el MPR (Movimiento Popular Republicano).

Acabada la guerra, durante este periodo Francia experimentó una recuperación económica y un aumento general del nivel de vida, y también protagonizó los primeros pasos en la creación del embrión de lo que más adelante será la Unión Europea. La Cuarta República, no obstante, presentaba una gran inestabilidad política y se hallaba inmersa en una serie de problemas que finalmente estallarían y darían origen en último término a la Quinta República. A esta crisis contribuyeron asuntos tan graves para la situación de Francia como las guerras de independencia de sus ex-colonias, en particular la de Argelia y también otras como la de Indochina.

El Partido Comunista y la Quinta República

En la esfera internacional comunista el hecho más destacable en este periodo es la nueva orientación marcada por el XX Congreso del PCUS y el nuevo rumbo de la Unión Soviética, que supuso la desestalinización de los partidos comunistas. El PCF formaba la sección francesa de la Tercera Internacional Comunista (Komintern) hasta la disolución de ésta, suceso que tuvo lugar en 1943. En su lugar se creó el Kominform (Communist Information Bureau), organización también dominada por la Unión Soviética. Los avatares del comunismo internacional que emanaban de las directrices de Moscú marcaban el programa del PCF. El Kominform fue disuelto en 1956 en el marco del proceso de desestalinización, buscando una coexistencia más o menos pacífica con Occidente dentro del contexto, por lo demás sumamente tenso, de la Guerra Fría.

A partir de este momento, que es por dos años escasos previo al advenimiento de la Quinta República Francesa, la estrategia imperante no será la confrontación directa con las fuerzas anticomunistas, sino que se buscarán vías pacíficas de negociación para alcanzar cuotas de poder político. Otro acontecimiento que supuso un reto para el PCF el mismo año fue la invasión de Hungría por parte de la Unión Soviética. Este suceso trajo consigo numerosas protestas en todo el mundo occidental, incluyendo Francia. La brutalidad de esta acción armada supuso la defección de muchos intelectuales que habían simpatizado o apoyado hasta ese momento al PCF, que en todo caso estaba en una situación incómoda. El PCF adoptó una línea prosoviética, pero como consecuencia de esto su fama sufrió un grave desgaste; muchos intelectuales como Sartre, que hasta ese momento lo habían apoyado, denunciaron públicamente la postura del PCF, y también la CGT hubo de sufrir bajas en sus filas. El núcleo del partido, persistió en su orientación ortodoxa.

Los comunistas ganaron peso especialmente por sus esfuerzos durante la guerra dentro de la Resistencia, en términos de organización y prestigio. Con la liberación de Francia en 1944, el PCF, junto con otros grupos de resistencia, entró en el gobierno de Charles de Gaulle. Al igual que en Italia, los comunistas eran en ese momento muy populares y tenían un firme compromiso político.

En 1945 el número de sus afiliados ascendía a 500.000, una cantidad muy alta tomando como referencia que en vísperas de la guerra eran menos de 30.000. Este aumento en la afiliación y su fuerte presencia posterior en las elecciones a la Asamblea Nacional de noviembre de 1946 llevó a algunos, incluido Dean Acheson, el Secretario de Estado americano, a creer que la toma del poder por los comunistas era inminente.

En las elecciones de 21 de octubre de 1945 por el entonces unicameral provisional de la Asamblea Constitucional Nacional, el marco de cooperación regional, obtuvo 159 diputados sobre un total de 586 escaños (es decir, casi el 30%). En las dos elecciones en 1946, ocupó el segundo lugar en las elecciones a la Asamblea Nacional Constitucional, y luego el primero en las de la Asamblea Nacional de la nueva Cuarta República, ahora la cámara baja de un sistema bicameral. Sin embargo, muy parecido a lo que ocurrió en Italia, el PCF se vio obligado a dejar el gobierno a Paul Ramadier en mayo de 1947 con el fin de garantizar la ayuda de EEUU dentro del Plan Marshall.

Esto le dio a Francia una mejor posición financiera a largo plazo, pero creando problemas políticos inmediatos. Pero el PCF fue aislado hasta la victoria electoral de François Mitterrand en 1981.

El PCF, ya no restringido por las responsabilidades de su cargo, canalizaba el descontento generalizado entre la clase obrera frente a los pobres resultados económicos de la nueva Cuarta República. Además, el partido se encontraba influenciado por las órdenes de Moscú de tomar un curso más radical, que recuerda el Tercer Período de la política una vez perseguidos por la Comintern. En septiembre de 1947 los partidos comunistas de varios países europeos mantuvieron una reunión en Polonia, donde fue creado un nuevo organismo internacional, el Kominform. Durante esta reunión Andrei Zhdanov, en nombre de Stalin, denunció la 'moderación' de los comunistas franceses, a pesar de que esta política había sido aprobada anteriormente por Moscú.

En mayo de 1968 una ola de disturbios y huelgas de estudiantes irrumpió en Francia. El PCF apoya la huelga general revolucionaria, pero se opuso a la circulación de estudiantes, que fue dominado por troskistas, maoístas y anarquistas, y los llamados "nuevos movimientos sociales" (incluidos los ecologistas, movimientos de gais, etc ). El PCF también muchos tuvo muchos alejados de la izquierda por el apoyo a la invasión soviética de Checoslovaquia en agosto de 1968.

En 1970, Roger Garaudy, miembro del Comité Central del PCF desde 1945, fue expulsado del partido por sus tendencias revisionistas, siendo criticado por su intento de conciliar el marxismo con el catolicismo romano.

En 1972 Waldeck Rochet fue sucedido por Georges Marchais, que había controlado de forma efectiva el partido desde 1970. Marchais comenzó una liberalización moderada de la parte de las políticas internas y de la vida, aunque los miembros disidentes, en particular los intelectuales, siguen siendo expulsados. El PCF entrado en una alianza con el Partido Socialista (PS) a lacabeza del cual estba François Miterrand. Ellos firmaron un Programa común con vistas a las elecciones legislativas 1973. La diferencia entre las dos partes había disminuido: el PCF ha tomado 21,5% de los votos frente al 19% para el PS. [2] Nominalmente apoyaron la candidatura de Mitterrand en las elecciones presidenciales 1974, pero el embajador soviético a París y el director de L'Humanité no escondió su satisfacción por la derrota de Mitterrand. Según Jean Lacouture, Raymond Aron y François Mitterrand a sí mismo, el gobierno soviético y los dirigentes comunistas francéses había hecho todo para evitar Mitterrand de ser elegidos.

Mitterrand durante su mandato como primer secretario PS, los socialistas vuelto a aparecer como el principal partido de la izquierda. De hecho, Marchais pedio actualizar el Programa común, pero las negociaciones fracasaron. El PS Marchais acusado de ser responsable de la división de la izquierda y de su derrota en el 1978 elecciones legislativas. Por primera vez desde 1936, el PCF pierde su lugar como "primer partido de izquierda", que los socialistas han asumido.

En la XXII congreso del partido en febrero de 1976, derivada de la lluvia causada por la publicación de El Archipiélago Gulag, el PCF abandonado la dictadura del proletariado y las referencias a la misma; comenzó a seguir una línea más próxima a la de los comunistas italianos. Sin embargo, este fue sólo un relativo cambio de dirección, el PCF a nivel mundial se mantuvo fiel a Moscú, y en 1979, Georges Marchais apoyó la invasión de Afganistán. Su evaluación de la Unión Soviética y el Este europeo comunista era "bastante positiva". Marchais era candidato en el 1981 elecciones presidenciales. Durante la campaña, criticó el "giro a la derecha" del PS. Sin embargo, algunos votantes comunista, que desean la unión de izquierda con el objetivo de ganar después de 23 años en la oposición, eligieron a Mitterrand . El líder del PS obtuvo 25% contra 15% para Marchais. Para la segunda vuelta, el PCF exhortó a sus partidarios a votar por Mitterrand, que fue elegido Presidente de Francia.

Perdida de protagonismo

Cuando 1984 los ministros comunistas renunciaron para protestar por el cambio de la política económica, empezó parte del declive electoral. El proximo candidato a las presidenciales de 1988 André Lajoinie obtuvo sólo 6,7%. Desde 1988 a 1993, el PCF apoya la gobiernos socialistas en diversas ocasiones, dependiendo de los temas.

En 1991 con el derrumbe de la URSS llevó a una crisis en el PCF, pero no siguió el ejemplo de otros partidos comunistas de Europa que optaron por la disolución por sí mismo o el cambio de nombre. En 1994 Marchais se retiró y fue sucedido por Robert Hue. Este se embarcó en un proceso llamado la mutación. La mutación, que incluía la reorganización del partido a fondo la estructura y el abandono de los dogmas tenía la intención de revitalizar el estancamiento de la izquierda y atraer a los no afiliadas izquierdistas a unirse. Pero, en realidad, esto no fue logrado. Con el presidente Lionel Jospin, el PCF volvió a las oficinas ministeriales en 1997 a 2002 (Jean-Claude Gayssot como Ministro de Transporte, etc.) El partido estaba minado por conflictos internos, ya que muchos sectores se opusieron a la mutación y de la política de cooperación de gobierno con los socialistas.

El candidato del PCF por primera vez obtuvo menos votos que los representantes Trotskista (Arlette Laguiller y Olivier Besancenot). En el 2002 en las elecciones legislativas, el PCF llegó en el cuarto puesto, con 4,8% de los votos (el mismo que el centro derecha UDF), y obtuvo 21 escaños (de 567). De la UMP de Chirac llegó en primer lugar, seguido por el Partido Socialista, el Frente Nacional, UDF, PCF, los Verdes y, a continuación, la Liga Comunista Revolucionario Trotskista (LCR) y Lucha Obrera. Robert Hue tuvo que dimitir, y en 2002 Marie-George Buffet se hizo cargo de la dirección del partido. Buffet emprendido un proceso de reconstrucción, inversión de algunos de los movimientos realizados durante la mutación.

Los comunistas lucharon por el “No” de Constitución Europea, al lado de la extrema izquierda, la mitad del Partido Socialista, los Verdes, y el ala derecha euroescépticos. La victoria del 'No' en el 2005, junto con la campaña contra la directiva [[Bolkestein], sirvió como un importante estímulo para el partido. Durante la campaña del referéndum el partido fue revitalizado, con un resurgimiento de la labor en el partido de células. El PCF conserva fuerza en algunos suburbios de París, en las zonas industriales alrededor de Lille, y en algunas zonas del sur, como Marsella.

A raíz de la baja puntuación obtenida en las elecciones legislativas de 2007, sólo 15 escaños, el partido no pudo, por primera vez durante la V República, obtener el nivel mínimo de 20 parlamentarios a fin de formar un grupo parlamentario por sí mismo. En lo sucesivo, el PCF, debió aliarse con los Verdes y otros parlamentarios de izquierda para poder formar un grupo parlamentario a la izquierda del Partido Socialista, el que se denomina genéricamente Izquierda Demócrata y Republicana. El PCF y los Verdes están de acuerdo sobre una serie de cuestiones, especialmente en las políticas económicas y sociales (consenso sobre la necesidad de dar apoyo a las clases más bajas, derecho de los extranjeros a votar en las elecciones municipales, la regularización de los extranjeros, etc), así como en otros temas (en contraste con el Partido Socialista). Ambos se negaron a votar el estado de emergencia durante los disturbios civiles del 2005 y también se distinguieron en una serie de otras cuestiones, la primera de ellas respecto al tema de la energía nuclear.

Dos departamentos están gobernados por el Partido Comunista. Se trata de los departamentos de Allier y Val-de-Marne, el primero en la región de Auvernia y el segundo, en la región de Isla de Francia. El PCF ocupa la presidencia de estos dos departamentos gracias al apoyo recibido por parte de los otros partidos políticos de izquierda presentes en los Consejos Generales, ya que en ningún caso dispone de la mayoría absoluta. El Consejo General de Allier fue ganado en las elecciones cantonales de 2008, ocasión en que el Partido Comunista perdió, por otra parte, el Consejo General de Seine-Saint-Denis, en la región de Isla de Francia, el que fue ganado por los socialistas.

Frente de Izquierdas

Después de varios años con una notable debilidad, el PCF impulsó junto con otras fuerzas progresistas una experiencia novedosa de unidad de las izquierdas en una organización plural y con voluntad de erigirse en alternativa de poder. El PCF es la organización más importante dentro de este movimiento llamado "Frente de Izquierdas" o "Front de Gauche" y que cosecha en sus primeras elecciones unos resultados modestos aunque sensiblemente mejores a los del PCF en solitario.

Fuentes