Saltar a: navegación, buscar

Riñones

Riñón
Información sobre la plantilla
Rinones01.jpeg
Concepto:Los riñones son órganos excretores de los vertebrados con forma de judía o habichuela. En el hombre, cada riñón tiene, aproximadamente, el tamaño de un puño cerrado. En los seres humanos, los riñones están situados en la parte posterior del abdomen. Hay dos, uno a cada lado de la columna vertebral. El riñón derecho descansa exactamente debajo del hígado y el izquierdo debajo del diafragma y adyacente al bazo. Sobre cada riñón hay una glándula suprarrenal..

Los Riñones son Órganos glandulares, a los que incumbe la importante función de producir la Orina, situados a ambos lados de la columna vertebral. Se encuentran en el exterior de la cavidad perioneal, ocupando la región posterior del Abdomen, a la altura de las dos últimas vértebras dorsales y de las tres primeras lumbares.

Los riñones no son nunca iguales, siendo por lo general el izquierdo algo más voluminoso. La diferencia de nivel suele ser de 2 cm siendo el izquierdo el más elevado. Cada riñón (incluyendo unas formaciones glandulares que se sitúan en los polos superiores, las glándulas suprarrenales) se encuentra alojado en una celdilla denominada Capsula fibroadiposa, con paredes formadas por un tejido fibroso. Estas paredes dejan una abertura por la parte inferior, rodeando al uréter hasta la vejiga, por lo que a veces el riñón puede descender (Nefroptosis) en particular el tejido fibroadiposo de la cápsula fibroadiposa es menor de lo normal.

Los riñones tienen forma de judía, con dos caras, anterior y posterior, un borde externo convexo, un borde interno, cóncavo en su centro, y dos polos redondeados, superior e inferior. En el hilio penetran los vasos sanguíneos y sale el uréter y es seguido inmediatamente por una cavidad profunda, denominada seno del riñón .

El seno del riñón contiene, rodeados por una masa adiposa, las numerosas divisiones de vasos renales y los conductos de origen del aparato excretorio. El seno tiene una forma más o menos rectangular, aplanada de delante atrás y está rodeado por todas partes menos por el hilio por parénquima renal.

Estructura del riñón

Riñón2.jpg

Los riñones están revestidos por una cápsula fibrosa y están constituidos por los tipos de estructuras diferentes: la sustancia cortical, inmediatamente debajo de la cápsula fibrosa y la zona medular. La sustancia cortical, de color rojo oscuro, envuelve a la sustancia medular que penetra profundamente en ella dando lugar a unas formaciones radiadas llamadas pirámides de Ferrein o radios medulares de Ludwig.

La sustancia medular, de color más claro, está formada por 8-14 masas piramidales, las pirámides de Malpighio cuyo vértice se abre en cavidades en forma de copa llamadas Cálices renales que convergen en el uréter. Entre las pirámides de Malpighio, se encuentran unas prolongaciones de la sustancia cortical que reciben el nombre de columnas de Bertin.

Los riñones contienen numerosísimos ovillos microscópicos de capilares sanguíneos arteriales, los glomérulos. Cada uno de ellos recibe la sangre de una arteriola aferente y la vierte en otra arteriola eferente de calibre más pequeño. Estas dos arteriolas son contiguas y constituyen una especie de pedúnculo vascular de sostén. El glomérulo está envuelto por una membrana de doble pared, la cápsula de Bowman, que se repliega en el lugar en donde confluyen las arterioles aferente y eferente. Por el extremo opuesto, la membrana de la cápsula de Bowman continua por un delgado tubo de curso tortuoso, el Túbulo renal.

El conjunto de glomérulo y cápsula de Bowman se denominan corpúsculo de Malpighio.

El Túbulo renal que sale de la cápsula de Bowman, llamado en su porción más próxima al glomérulo túbulo proximal, se prolonga en un largo tubo sinuoso (túbulo sinuoso proximal) al que sigue un segmento en forma de U, el asa de Henle. Finalmente, al asa de Henle, sigue el túbulo sinuoso distal que desemboca en un túbulo colector. La orina formada en la nefrona se recoge en los túbulos colectores, que representan los conductos en los que desembocan los túbulos sinuosos distales. Los túbulos colectores van confluyendo entre sí a distintos niveles haciéndose de mayor calibre a medidas que se adentran en la zona medular. Finalizan en grandes conductos (conductos de Bellini) que abren directamente en los cálices renales.

Anatomía

Arterias renales

Organización

El peso de los riñones equivale al 0,5% del peso corporal total de una persona. Los riñones tienen un lado Cóncavo mirando hacia adentro (intermedio). En este aspecto intermedio de cada riñón hay una abertura, llamada el Hilio, que admite la Arteria renal, la Vena renal, los Nervios, y el Uréter.

La porción externa del riñón se llama Corteza renal, que descansa directamente debajo de la Cápsula de tejido conectivo blando del riñón. Profundamente en la corteza Lóbulo renal. La extremidad de cada pirámide (llamada la Papila) se vacía en un Cáliz, y los cálices se vacían en la Pelvis renal. La pelvis transmite la orina a la Vejiga urinaria vía el Uréter.

Corteza

Es la parte externa del riñón y tiene aproximadamente 1 cm de grosor, de coloración rojo pardusca y fácilmente distinguible al corte de la parte interna o medular. Forma un arco de tejido situado inmediatamente bajo la cápsula renal. De ella surgen proyecciones que se sitúan entre las unidades individuales de la médula y se denominan Columnas de Bertin.

Contiene el 75% de los Glomérulos, los túbulos proximales y distales, recibe el 90% del flujo sanguíneo renal y su principal función es la filtración, la reabsorción activa-selectiva,y la secreción.

Las pirámides renales (o las pirámides de Malpighi) son tejidos del riñón con forma de cono. La médula renal está compuesta de 8 a 18 de estas subdivisiones cónicas. La amplia base de cada pirámide hace frente a la corteza renal, y su ápice, o papila, apunta internamente, descargando en el cáliz menor (que a modo de embudo confluye en la pelvis renal). Las pirámides parecen rayadas porque están formadas por segmentos paralelos rectos de túbulos renales.

Suministro de sangre

Cada riñón recibe su Flujo de sangre de la Arteria renal, dos de ellas se ramifican de la Aorta abdominal. Al entrar en el hilum del riñón, la arteria renal se divide en arterias interlobares más pequeñas situadas entre las Papilas renales. En la médula externa, las arterias interlobares se ramifican en las arterias arqueadas, que van a lo largo de la frontera entre la médula y la corteza renales, todavía emitiendo ramas más pequeñas, las arterias corticales radiales (a veces llamadas las arterias interlobulares).

Las ramificaciones de estas arterias corticales son las arteriolas aferentes que proveen los tubos capilares glomerulares, que drenan en las arteriolas eferentes. Las arteriolas eferentes se dividen en los tubos capilares peritubulares que proporcionan una fuente extensa de sangre a la corteza.

La sangre de estos tubos capilares se recoge en vénulas renales y sale del riñón por la Vena renal. Las arteriolas eferentes de los glomérulos más cercanas a la médula (las que pertenecen a las nefronas yuxtamedulares) envían ramas dentro de la médula, formando la vasa recta. El suministro de sangre está íntimamente ligado a la Presión arterial.

Nefrona

A nivel microscópico, el riñón está formado por 1 a 3 millones de unidades funcionales, que reciben el nombre de nefronas. Es en el nefrón donde se produce realmente la filtración del plasma sanguíneo y la formación de la orina; la nefrona es la unidad básica constituyente.

Las nefronas regulan en el cuerpo el agua y la materia soluble (especialmente los Electrolitos), al filtrar primero la sangre bajo presión, y enseguida reabsorbiendo algún líquido y Moléculas necesarios nuevamente dentro de la sangre mientras que secretan otras moléculas innecesarias.

La reabsorción y la secreción son logradas con los mecanismos de Cotransporte y Contratransporte establecidos en las nefronas y conductos de recolección asociados. La filtración de la sangre ocurre en el glomérulo, un apelotamiento de capilares que se encuentra dentro de una cápsula de Bowman.

Se puede decir que el proceso de la nefrona está divido en tres pasos fundamentales: Presión glomerular: consiste en filtrar cierta cantidad a través de una membrana que existe entre la cápsula Bowman y el glomérulo. Reabsorcion: se da a nivel del tubulo contorneado, específicamente en el hasa de Henle ,en donde a través del cerebro se dan órdenes al riñón para que absorba contenidos necesitados por el cuerpo Secreción: es lo contrario a la Resorcion; en esta etapa los componentes sanguíneos en exceso son eliminados por segregaciones al tubulo contorneado.

Sistema de conductos recolectores

El líquido fluye del nefrón en el sistema de conductos recolectores. Este segmento del nefrón es crucial para el proceso de la conservación del agua por el organismo. En presencia de la Hormona antidiurética (ADH; también llamada vasopresina), estos conductos se vuelven permeables al agua y facilitan su reabsorción, concentrando así la orina y reduciendo su volumen. Inversamente, cuando el organismo debe eliminar exceso de agua, por ejemplo después beber líquido en exceso, la producción de ADH es disminuida y el túbulo recolector se vuelve menos permeable al agua, haciendo a la orina diluida y abundante.

La falla del organismo en reducir la producción de ADH apropiadamente, una condición conocida como Síndrome de secreción inadecuada de la hormona antidiurética (SIADH), puede conducir a retención de agua y a dilución peligrosa de los fluidos corporales, que a su vez pueden causar daño neurológico severo. La falta en producir ADH (o la inhabilidad de los conductos recolectores de responder a ella) puede causar excesiva orina, llamada Diabetes insipidus (DI).

Una segunda función importante del sistema de conductos recolectores es el mantenimiento de la Homeostasis ácido-base. Después de ser procesado a lo largo de los túbulos y de los conductos recolectores, el fluido, ahora llamado Orina, es drenado en la Vejiga vía el Uréter, para finalmente ser excluido del organismo. El riñón es uno de los organos más importantes en el ser humano, es el que purifica la sangre.

Circulación del riñón

Riñón3.jpg

La sangre entra al riñón por la arteria renal, una rama gruesa procedente de la aorta descendente. En el hilio, se divide en varias ramas que se distribuyen por los lóbulos del riñón y se van ramificando formando numerosas arteriolas aferentes que forman el Ovillo glomerular. Son precisamente las paredes de estos capilares las que actúan como ultrafiltros, permitiendo el paso de partículas de tamaño pequeño.

La sangre que sale a través de la arteriola eferente circula por los vasos capilares del riñón (los verdaderos capilares que aportan al riñón el Oxígeno y nutrientes necesarios para su función). Estos capilares se van agrupando para formar la vena renal que, a su vez, vierte en la vena cava inferior.

Dada la función de los riñones de eliminar productos de desecho a través de la Orina, no es sorprendente que estos órganos sean los que reciben mayor cantidad de sangre por gramo de peso. Una forma de expresar el flujo de sangre renal es considerando la fracción renal o fracción del gasto cardíaco que pasa por los riñones

La regulación del Flujo sanguíneo en los glomérulos se consigue mediante tres formaciones: el cojinete polar, las células de Goormaghtigh y la mácula densa. El cojinete polar consiste en un engrosamiento de la pared de la arteriola aferente antes de que esta entre en el glomérulo renal. La arteriola pierde su membrana elástica, el endotelio de vuelve discontinuo y la túnica media se dispone en dos capas, formadas por células secretoras: estas Células secretoras producen la Angiotensina y la Eritropoyetina.

Las células de Goormaghtigh, se disponen en el ángulo comprendido entre las arteriolas aferentes y efectente y se reúnen en pequeñas columnas. Están muy relacionadas con las células del cojinete polar. Entre ambas formaciones se encuentra la mácula densa (o mácula densa de Zimmerman) que está en contacto con el túbulo distal y la arteriola aferente justo antes de que esta penetre en el glomérulo. Estas tres formaciones, cojinete polar, células de Goormaghtigh y mácula densa forman el aparato yuxtaglomerular que es el que regula el flujo de sangre en el glomérulo

Función

Riñón4.jpg

Las tareas principales de los riñones son el retiro de los residuos metabólicos (desintoxicación) y de la regulación del agua del cuerpo, electrólito y equilibrio base/ácido.

Excreción:

• Remueve los desechos. • Remueve el exceso de fluido (concentración y dilución de la orina). • Regula el balance ácido (excreción de H+, conservación de HCO3). • Regula el nivel de electrolitos.

Secreción:

• Regula la presión sanguínea. • Regula la producción de las células rojas de la sangre. (EPO). • Regula la toma de calcio.

Enfermedades

Fallo renal

El NIDDK menciona que si uno tiene menos del 20 por ciento de funcionamiento en los riñones, llamada también función renal, uno tendrá problemas serios de salud. Si la función renal baja menos del 10 al 15 por ciento, no se puede vivir sin diálisis o transplante renal. En ese punto se dice que uno tiene fallo renal o insuficiencia renal o enfermedad renal en etapa terminal. De acuerdo a la Fundación Nacional del Riñón (NFK siglas en inglés) anualmente 50,000 americanos mueren por enfermedades en los riñones. El mismo grupo menciona que más de un cuarto de millón de personas sufren de fallo renal y necesitan diálisis o un transplante de riñón para sobrevivir. El fallo renal puede resultar por varias razones, incluyendo la hipertensión (presión arterial alta), diabetes (Lea sobre "Diabetes") y enfermedad poliquística del riñón. El fallo renal puede ser causa de la presión alta, así como también la pérdida de hueso. (Lea sobre "Hipertensión: Presión Arterial Alta" "Osteoporosis")

Tratamiento

La hemodiálisis, que limpia y filtra la sangre usando una máquina para que temporalmente elimine los desechos dañinos, la sal y el agua extra del cuerpo. La hemodiálisis ayuda a controlar la presión en la sangre y ayuda a mantener el balance apropiado en el cuerpo de las substancias químicas tales como el potasio, sodio, calcio y bicarbonato. La diálisis peritoneal, que es otro procedimiento que remueve el agua extra, desechos y químicas del cuerpo. Este tipo de diálisis usa las paredes del abdomen para filtrar la sangre. A esta pared se le llama membrana peritoneal y actúa como riñón artificial. El transplante de riñón, donde quirúrgicamente colocan un riñón saludable de una persona a otra. El riñón donado hace el trabajo que hacían los dos riñones anteriormente. Las alternativas de tratamiento depende de la condición médica, medio de vida, y gustos o disgustos personales de cada uno. Usted debe de discutir los pros y contras de cada tratamiento con el equipo médico de salud y su familia.

Piedras en los riñones

Tener piedras en los riñones es una condición dolorosa en la cual una pequeña piedra se forma en el riñón y ocasionalmente se mueve a través del sistema urinario. El NIDDK estima que anualmente medio millón de personas presentan piedras en el riñón. Mientras que las piedras en los riñones se forman, ellas se pueden mover y la mayoría lo hace, de los riñones bajan por el uréter a la vejiga y luego a la uretra. Las piedras en los riñones pueden estar del tamaño de un grano de arena o tan grande como el tamaño de una pelota de golf. La primera señal de piedras en los riñones es el dolor intenso en la espalda o al costado. Esto pasa cuando la piedra se empieza a mover al tracto urinario.

Otras señales incluyen

  • sangre en la orina
  • fiebre y escalofríos
  • vómito y náusea
  • orina con mal olor o turbia
  • sensación ardiente al orinar
  • Si la piedra no está muy grande o atorada, la Fundación Americana de Enfermedades Urológicas indica que la mayoría de las veces pasa naturalmente. Se le indicará tomar mucha agua y se le dará pastillas para el dolor si se necesitan. El tratamiento de onda de choque o cirugía se recomienda si no pasa naturalmente por sí sola.

Quistes simples

Los quistes simples también se sabe se forman en los riñones, pero raramente causan problemas. La Academia Americana de Médicos de Familia (AAFP siglas en inglés) indica que el 50 por ciento de la gente mayor de los 50 años tiene quistes en sus riñones.

Enfermedad poliquística del riñón (PKD)

La enfermedad poliquística del riñón (PKD siglas en inglés) generalmente es un desorden genético caracterizado por el crecimiento de quistes en los riñones. Los quistes, que se llenan de líquido, pueden lentamente remplazar mucha de la masa del riñón. Esto causa una reducción en la función del riñón, y a través de los años puede causar fallo renal. La PKD puede estar asociada con quistes en el hígado y problemas en otros órganos, tales como el corazón y vasos sanguíneos del cerebro. Estas complicaciones ayudan a los doctores a distinguir la PKD de los simples quistes no dañinos.

Señales de enfermedades del riñón

Los diferentes tipos de enfermedades en el riñón pueden producir diferentes síntomas. Sin embargo, por lo general, el NIDDK enumera las siguientes como algunas de las señas de enfermedades del riñón:

  • dolor de cabeza frecuente
  • cansancio
  • comezón en todo el cuerpo
  • orinar menos o más de lo normal
  • pérdida de apetito
  • náusea y vómito
  • hinchazón o insensibilidad en las manos y en los pies
  • problema de concentración
  • soñoliento
  • oscurecimiento de la piel
  • calambres en los músculos

Véase también

Fuentes