Saltar a: navegación, buscar

Marruecos

Marruecos
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Reino de Marruecos
Bandera de Morruecos.png
Bandera
Escudo de marruecos.png
Escudo
250px
Mapa o ubicación de Marruecos
Gobierno
Forma de gobierno:Monarquía constitucional
Capital:Rabat
Idioma oficial:Árabe, francés, amazigh
Rey y Primer MinistroMohammed VI y Abbas el Fassi
Características Generales
Superficie:446.550 km²
Población
 • Densidad
31.759.997 hab
70 hab/km²
Moneda:Dirham marroquí (MAD)
Gentilicio:Marroquí
Horario:UTC
Miembro de: LA, ONU, UMA, MNOAL

Marruecos llegó a ser independiente en 1956, aunque España continuó reteniendo los enclaves de Ceuta y Melilla en el norte, que permanece como una manzana de la discordia entre los dos de países. El primer jefe del nuevo estado fue el Sultán Mohammad V, que cambiaría su título pr el de Rey de Marruecos. A su muerte, en 1961, le sucedió su hijo, Hassan II.

Historia de Marruecos

Aunque los restos arqueológicos encontrados demuestran la presencia humana en la región desde casi 20.000 años a.n.e., no será hasta entre 4.000 y 5.000 años a.n.e. que aparecerán las primeras creaciones artísticas. Los grabados fueron hechos por los beréberes del norte, mientras que las pinturas fueron realizadas por artistas pertenecientes a pueblos que, más tarde, emigraron hacia la cuenca del Niger. Ya mucho más documentada es la presencia de comunidades bereberes que ya poblaban esta región hace más de 3.000 años. Durante siglos, los bereberes se mantuvieron impenetrables a la dominación e influencia de otros pueblos expansionistas que se fueron asentando en sus costas, fenicios, romanos, ...

En el siglo III se produce otra revolución cultural importante que marcara el futuro de otros muchos pueblos cercanos : la llegada del cristianismo. Pero según parece, de nuevo la población autóctona beréber se mantuvo en gran medida fiel a sus creencias y cultura tradicionales. Sólo a partir del siglo VII de los primeros emigrantes árabes comenzará a cambiar esta impermeabilidad cultural y , poco a poco el islam irá siendo la guía cultural de esas poblaciones a lo largo de los siglos siguientes, y hasta nuestros días. Al mismo tiempo que portadores de la nueva cultura, los emigrantes y conquistadores árabes se harían con el control político relegando a la población autóctona a posiciones socialmente menos relevantes.

El punto más importante en la política marroquí desde mediados de los años 70 ha sido la disputa sobre el territorio del Sahara anteriormente conocido como Sahara Español y en la actualidad, como República Arabe Saharaui Democrática. Durante dos décadas las fuerzas del ejército marroquí y las del Frente Polisario (Frente para la Liberación de Saguia el Hamra y Río de Oro) mantuvieron sus enfrentamientos armados.

El intento de encontrar un arreglo con la mediación de la ONU llevó al alto el fuego en septiembre de 1991 como el primer paso para la celebración de un referendum sobre la autodeterminación del territorio. Sin embargo, los impedimentos puestos por parte del Reino de Marruecos ha imposibilitado que hasta hoy, en 2003, aún no se haya realizado.

La oposición interna más destacada al Rey Hassan desde hace muchos años fue la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), sin olvidar partidos de más reciente creación como la organización islamista Istiqlal, el monárquico Unión Constitucional, el centrista Rassemblement des Nationaux Indépendents, o el Mouvement Populaire. Más recientemente, han surgido grupos islamistas fundamentalistas a los que Hassan ha mantenido controlados mediante una combinación de represión y concesiones políticas.

En su política exterior ha conjugado su acercamiento hacia los paises de la Unión Europea a la vez que su participación en la política regional, especialmente a través de su participación como miembro de la Unión del Maghreb Arabe.

A la muerte del rey Hassan II, en julio de 1999, le sucedió su hijo, el rey Mohammed VI, quien prometió acabar con la corrupción de la administración y favorecer el desarrollo de las libertades democráticas.

Historia reciente

El 21 de febrero de 2011, siguiendo un llamado hecho a través de la red social Facebook que fue seguido por distintas ONG y organizaciones, millares de marroquíes se lanzaron a las calles a protestar contra el gobierno de Mohammed VI. Las principales demandas de los manifestantes eran la implementación de reformas políticas y la limitación de los poderes del rey. Las protestas en Marruecos formaban parte de un movimiento masivo que sacudía al mundo árabe desde enero de 2011 y provocaba la caída de los gobiernos de Túnez y Egipto, así como disturbios más o menos graves en Jordania, Yemen, Bahréin y una cruenta guerra civil en Libia.

Después de las protestas pacíficas del domingo 21 de febrero, ocurrieron graves disturbios en los que murieron cinco personas y 128 resultaron heridas entre civiles y fuerzas del orden. Los principales enfrentamientos ocurrieron en las ciudades de Alhucemas, Larache y Marrakech. Durante los mismos fueron incendiados edificios públicos, agencias bancarias, comercios y automoviles. Mientras esto ocurría el ejército marroquí realizaba un fuerte despliegue militar en el Sahara Occidental previniendo un alzamiento popular del pueblo sarahuí[1].

El 9 de marzo el rey comunicó a la opinión pública su intención de realizar reformas políticas en el país, comenzando por una reforma constitucional que incluiría el reforzamiento de la figura del Primer Ministro y la ampliación de las atribuciones del Parlamento[2].

Geografía de Marruecos.

Limita al norte con el mar Maditerráneo, al este y al sureste con Argelia, al sur con la República Saharawi y al oeste con el Océano Atlántico.

El relieve está determinado por sus dos sistemas montañosos: el Rif, que bordea la costa mediterránea desde el río Muluya hasta el Estrecho de Gibraltar, y cuyo punto culminante es el monte Tidighine de 2452 mts, y la cordillera del Atlas, que consta de tres macizos montañosos: al sur el Gran Atlas, que alcanza los 4180 mts en el monte Tubkal; el Atlas central, y el Anti- Atlas, que llega hasta la costa atlántica. Al este sobresalen las denominadas Altas Mesetas, con altitudes que alcanzan los 1300 mts. Al sur del Anti-Atlas se inicia el desierto del Sahara.

Los ríos más importantes son el Oum-er-Rbia y el Sebou que desembocan en el Océano Atlántico; y el Muluya, que desemboca en el Mediterráneo.

El clima varía entre el desértico del sur y el mediterraneo del norte, con temperaturas medias que van de los 10º C en enero a los 25º C en julio.

Espectacularmente diverso, Marruecos combina arena, mar y nieve.

Entre las montañas y la costa Atlántica de Marruecos las mesetas y llanuras son fecundas y están bien regadas. En el extremo sur, al borde del Anti-atlas, las gargantas llevan ríos que fluyen hasta perderse en las arenas interminables del inmenso Sahara.

Durante el verano marruecos es de los paises más calientes de Africa pero durante el invierno se convierte en uno de los más frios, particularmente en las regiones más altas. En verano, las montañas están calientes durante el día y refrescan por la noche. La estación lluviosa entre noviembre y abril puede mostrar un sol ocasional.

Rabat

La cuarta de las ciudades imperiales, Rabat es una mezcla curiosa de un antiguo pasado y un presente modernizado. Los días de gloria de la ciudad fueron durante el siglo XII, cuando el sultan de entonces usó la kasbah (ciudadela) como una base para las campañas contra el hoy territorio español. Desde la ocupacion francesa Rabat se convirtió en una ciudad moderna donde se combinan el estilo del Islam con el europeo, donde por cada lugar de culto hay tres o cuatro cafés de estilo europeo. Uno puede pasearse por los mercados sin la presión que puede encontrar en otros lugares.

El sitio más famoso de la ciudad es la Gira Hassan, el alminar incompleto de la gran mezquita empezado por Yacoub al-Mansour. Un terremoto trajo construcción a una parada en 1755. Junto al Mausoleo de Mahoma V, el padre del rey actual. La Kasbah Oudaias, construida en un alto escarpado del Océano Atlántico, las casas un palacio anterior que es ahora un museo de arte tradicional. Más allá de las paredes de la ciudad los restos de la ciudad antigua de Sala están. También conocido como Chella, tiene el Museo de la Arqueología mejor de Marruecos.

Entre el parque central ( Triángulo de Jardins de Vue) y la estación del tren principal están la mayoría de los hoteles y restaurantes de Rabat. Aqui encontrará los cafés con una gran oferta de toda clase de cerveza, kababs, pizza, aceitunas y helados. El aeropuerto Mahoma V está muy cerca de la ciudad y comunicado permanentemente mediante autobuses.

Casablanca

De todas las ciudades en todo el mundo, Hollywood escogió esta ciudad para inmortalizar como el fortín colonial exótico clásico. Aquéllos que busquen en cada esquina algo de Humphrey Bogart se defraudarán. Es lLa ciudad más grande de Marruecos y el centro industrial, es una metrópoli donde el burnouses marroquí tradicional parece fuera de lugar entre los trajes pulidos de diseño.

La ciudad fue remodelada por los franceses creando anchos bulevares, parques públicos y edificios cívicos. Merece la pena una mirada a la medina de Casablanca, el barrio antiguo y la Mezquita Hassan II una de las más grandes del mundo. En el barrio conocido como Mahoma V usted encontrará la mayoría de los ejemplos impresionantes de arquitectura de Marruecos.

Marrakesh

Uno de los centros culturales más importantes de Marruecos, Marrakesh es una ciudad afamada pou sus mercados y fiestas. Su corazón está en la Djema el-Fna , una enorme plaza cuadrada en la ciudad vieja. Las filas de chiringuitos de comida al aire libre llena el aire de sabrosos aromas. Los malabaristas, cuentistas, encantadores de serpientes, magos, acróbatas y locos inifensivos toman el resto del espacio. El souqs (mercados) es considerado por muchos el mejor de Marruecos.

Entre las muchas atracciones del barrio antiguo de estilo Almorávide está Koubba el Ba'adiyn mezquita anexa, la mezquita de Koutoubia magnífica y el Palais Dar Si Said (Museo de Artes marroquís). Los trenes y autobúses funcionan regularmente entre Casablanca y Rabat.

Fès

La más antigua de las ciudades imperiales, Fès es indiscutiblemente el corazón simbólico de Marruecos. Sus calles laberínticas, la medina de el-Bali de Fès (Fès Viejo) es una de las ciudades medievales que siguen vivas. Al contrario de muchas ciudades amuralladas el Viejo Fès no se ha llenado de bancos y comercios. La población se ha extendido fuera hacia el sur-oeste ocupando las laderas hacia el norte y sur de la nueva ciudad.

Dentro de la ciudad vieja, envolvuelta entre las 9.400 calles y callejas, está el Medersa Bou Inania , una universidad teológica construida en 1350. No lejos de aquí el souq de la alheña es un mercado especializado en el tinte usado para el pelo y el tatuaje de manos y pies de las mujeres. Luego cerca de la puerta de la ciudad amurallada vieja el-Jdid de Fès, casa de la comunidad judía de la ciudad y muchos edificios espectaculares. Entre las dos ciudades autónomas está el Dar Batha, ahora Museo Batha. La mejor manera de llegar a Fès es el tren desde Rabat, Marrakesh o Tánger.

Tánger

Su puerto es de los mas habitualmente utilizados para la entrada en Marruecos.

El Petit Zocco central de la ciudad es uno de los lugares de interés. Tiempo atrás, cuando Tánger era una zona internacional neutra, este área mantuvo un ambiente cosmopolita que no ha perdido completamente. Escenas de pedofilia cerca de la kasbah llaman la atención de muchos visitantes. Contiene el-Makhzen de Dar del siglo XVII, el palacio del sultán anterior y ahora convertido en un buen museo. El Museo de la Legación americana cercano es un recordatorio de cómo Marruecos fue el primer país en reconocer Independencia americana. Tánger está a cinco horas de Rabat por tren, y un paseo en barco desde España o Gibraltar.

VIAJE - INTERIOR

FERROCARRIL:

El sistema ferroviario marroquí es normal y, aunque limitado, cuenta con primera clase a precios baratos. Las tarifas ferroviarias están entre las más baratas del mundo, aunque debe pagarse un suplemento en los trenes con aire acondicionado. Cuentan con coches-cama y restaurante. La red corre de Oujda en el nordeste a Casablanca en la costa oriental, Tánger en la costa norte y Marrakech en el interior. Rutas principales : Marrakech-Casablanca-Rabat-Meknes- Fès-Oujda; (b) Marrakech-Casablanca-Rabat; (c) Marrakech-Casablanca-Meknes-Fès y Casablanca-Rabat-Tangier. La ruta más útil es de Fès a Rabat y Casablanca, con cinco diariamente y dos trenes de noche. Hay también dos trenes diarios y un tren de noche (sin coche-cama) de Casablanca a Marrakech. (Informacion Ferroviaria)

CARRETERA

Las carreteras principales marroquís, particularmente las del norte y noroeste del país, son carreteras en buenas condiciones durante todo el año. En el interior, sur de las Montañas del Atlas, el viaje se pone mucho más difícil, sobre todo por las Montañas del Atlas en invierno. Coche: Los centros principales son conectados por una variedad ancha de servicios del coche muchos de los cuales son privados. Las dos empresas más grandes son CTM (cubriendo el país entero) y SATAS (entre Casablanca, Agadir y sur de Agadir). Autobús: Las conexiones entre la mayoría de los pueblos mayores y pueblos son regulares y frecuentes, aunque los autobúses pueden estar completos y puede ser sabio comprar billete de antemano y llegar bastante antes de la hora de salida para asegurarse un asiento. El precio de billetes es muy bajo, sobre todo con algunas de las compañías de autobús locales más pequeñas. Taxi: En la poblciones grandes. Los taxis grandes, generalmente mercedes, utilizados para viajes fuera pueden compartirse, pero deben estarse de acuerdo tarifas antes de la salida. Alquiler de coches: Avis y Hertzio pueden entregar automóviles en Gibraltar o en Tanger, Agadir Rabat o Casablanca. Generalmente el precio es caro. Documentación: Se aceptan los Permisos de Conducir extranjero. Es obligatorio el Seguro y la Tarjeta Verde.

Comercio

Marruecos es el punto de arranque ideal para el viajero a Africa. Un salto fácil de Europa, puede ser un lugar amistoso, agitado y estimulante. Se amontonan mercados al aire libre a lo largo del país con alfombras, tallas en maderae, y joyeria. El primer producto del país (si usted no cuenta el hachich) es el cuero, del que dicen que es el más fino del mundo.

Marruecos ha desarrollado un mosaico de tradiciones artísticas. El hilo que une a todos es la música; del estilo clásico que desarrolló en la España musulmana y las tradiciones musicales cuentistas del Berbers indígena a través de la fusión contemporánea de estilos africano y francés. Aunque identificado más con Argelia , el rai (opinión) es el estilo musical con mas fuerza en las ciudades de Marruecos. A pesar de sus ritmos árabe-africanos (debe mucho a la música beduina), combinan instrumentos eléctricos para crear un efecto hipnótico.

La artesania es importante en Marruecos. Su Maronquinerie ha sido apreciado comercialmente desde el siglo XVI. Una herencia igualmente rica se mantiene viva en la producción de alfombras, alfarería, joyería y tallas de madera.

Los tableros pintados y esculpidos para la decoración interior junto con los azulejos siguen siendo muy empleados en la ornamentación de interiores en edificios religiosos y casas adineradas. Los mashrabiyya, pantallas que les permiten a las mujeres musulmanas observar la ocurrencias en la calle sin ser vistas.

Marruecos ha inspirado a toda clase de artistas. El artista Eugenio Delacroix Neo-barroco francés el bucketloads consagrado de pintura a la imaginería marroquí después de una visita en 1830. Las escenas del mercado, vida del harén y cazas del león dominaron sus lienzos. Un siglo después Hollywood entro tambien en una especie de Marruecos-manía. Primero con Marlene Dietrich en Marruecos. Esto fue seguido por los 1942 Casablanca y mas tarde Peter O'Toole como Lawrence de Arabia, el país se había vuelto una tierra de fantasía.

Árabe marroquí hablado (darija) es considerablemente diferente del árabe hablado en el este. Se hablan varios dialectos de Berber ampliamente en el campo y particularmente en las montañas. Marruecos tiende a marchar a su propio sentir islámico en términos de estilo de vida, aunque tambien aquí los hombres permanecen firmemente dominandolo todo. La segregación estricta de los sexos en la vida pública puede resultar extraño al visitante.

La comida marroquí es buena y sólida, sin ser extremamente excitante. El plato nacional es el cuscús, semola acompañada de verdura y cordero. El té es la bebida marroquí por excelencia. No hay ninguna prohibición general en alcohol.

Gastronomía

COMIDA

Los tradiciones culinarias son valiosas y muy asequibles economicamente. Los platos a menudo sumamente detallistas, se basan en una dieta de carne y dulces. Las especialidades típicas incluyen: harira, una sopa rica, una empanada dulce con carne de paloma hecho con docenas de capas diferentes de masa escamosa espesa. Cuscús, un plato basado en la semola combinada con con huevo, pollo, cordero o verduras, es el plato marroquí principal. Tajine son estofados, a menudo rico y fragante, usando cordero o pollo. Houtis, un estofado de pescado o el pollo de mahamarais de djaja relleno de almendras, semola y pasas. También es popular el mchoui, carne de carnero asada, y los dulces del kab-el-ghzal,almond. Los restaurantes del hotel normalmente sirven arte culinario francés. Los restaurantes ofrecen una selección buena de comida y incluyen platos marroquís típicos, comidas francesas, italianas o españolas. En muchos chiringuitos venden kebabs (brochettes) a menudo servido con una salsa picante.

Bebida

La bebida nacional es nuevo té hecho con té verde, menta fresca y azúcar. Es muy refrescante y su consumo es una parte de la cortesía social marroquí. Se hace café muy fuerte, salvo para el desayuno. Las leyes sobre el alcohol son bastante liberales (para los visitantes no mulsulmanes). Los vinos, cervezas y alcoholes se encuentran fácilmente. Los vinos localmente producidos, cervezas y agua mineral son excelentes. Las bebidas de importación suelen ser caras.

Economía

La agricultura emplea a un tercio de la población activa, las cosechas principales son cereales, cítricos y verduras. La ganadería cubre las necesidades del país. La pesca es importante tanto para el consumo local como la dedicada a la exportación, así como la venta de licencias a las flotas extranjeras para pescar en aguas territoriales marroquís. La minería es la industria principal del país: Marruecos es el exportador más grande del mundo de fosfatos (qué es la fuente principal de la exportación) y tiene otros recursos de mineral sustanciales, incluso la mena férrica, carbón, cinc, cobalto, cobre, plata y manganeso. Las industrias principales en el sector industrial son alimentación, textil y producción de géneros de cuero. En el sector de servicio, el turismo y las remesas de los obreros marroquís en el extranjero son otras fuentes de riqueza. Marruecos tiene reservas pequeñas de petróleo y gas natural pero debe importar para cubrir sus necesidades. Marruecos tiene una de las infraestructuras mejores del continente africano pero su actuación económica se ha detenido por un altisimo indice de natalidad, desempleo, un sector público excesivamente grande y ineficaz, y una deuda exterior grande que ha aumentado con el mantenimiento de la costosa guerra con la Rep.Saharaui. La reciente política económica ha seguido las directrices marcadas por el FMI-aceptando la liberalicacion del comercio, el recorte del gasto público y la privatizacion de sectores públicos a cambio de los programas de ayuda. A largo plazo, Marruecos espera entrar em la Unión Europea, objetivo que parece cada vez más lejano de alcanzar a la vista de la larga cola de espera que ha aumentado con la prtensión de numerosos paises de la Europa del Este que cuentan con prioridad en este sentido. Marruecos es miembro del Banco de Desarrollo africano, del Banco de Desarrollo islámico, y la Unión del Maghreb árabe. El principal socio comercial es Francia, seguida por otros países de EU. España, Alemania y EE.UU. son los proveedores principales de Marruecos.

Referencias

  1. Cinco muertos en Marruecos; sitiadas ciudades del Sahara Occidental En Cubadebate, 21 de febrero de 2011
  2. Rey de Marruecos anuncia reformas constitucionales. Disponible en BBC Mundo. Consultado el 12 de marzo de 2011

Fuentes