Saltar a: navegación, buscar

Antonio Guzmán Blanco

Antonio Guzmán Blanco
Información sobre la plantilla
Presidente Guzman Blanco.jpg
Retrato de Antonio Guzmán Blanco

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela

22o, 25o y 27o Presidente de Venezuela
1870 - 1877
PredecesorGuillermo Tell Villegas
SucesorFrancisco Linares Alcántara
1879 - 1884
PredecesorJosé Gregorio Varela
SucesorJoaquín Sinforiano de Jesús Crespo
1886 - 1887
PredecesorJoaquín Sinforiano de Jesús Crespo
SucesorHermógenes López
Datos Personales
NombreAntonio Guzmán Blanco
Nacimiento28 de febrero de 1829
Caracas, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Fallecimiento28 de julio de 1899
París, Bandera de Francia Francia
OcupaciónMilitar y Político
PadreAntonio Leocadio Guzmán
MadreCarlota Blanco Jerez de Aristeguieta

Antonio Guzmán Blanco. Abogado y político, estadista y jefe militar de la Guerra Federal, conocido como "El Ilustre Americano", fue por un período de casi veinte años, uno de los grandes caudillos de Venezuela.

Síntesis biográfica

Primeros años

Nació el 28 de febrero de 1829 en Caracas, Venezuela. Fue su padre el famoso intelectual y político Antonio Leocadio Guzmán, también masón y uno de los líderes del movimiento liberal. Educado esmeradamente, Antonio Guzmán Blanco, obtuvo el grado de Licenciado en Jurisprudencia en la Universidad de Caracas y se doctoró en 1876.

Desde muy joven, Guzmán realizó múltiples viajes por Norteamerica y el viejo continente, lo que le permitió adquirir la vasta cultura y el pensamiento cosmopolita que caracterizaron su actuación en los asuntos de la administración pública y la política. Estuvo en Estados Unidos como Secretario de la Legación de Venezuela en Washington.

Trayectoria política

La verdadera carrera política y militar de Guzmán Blanco tiene sus inicios en 1859, cuando se origina la Guerra Federal y el futuro caudillo liberal se alinea al lado de Juan Crisóstomo Falcón y de Ezequiel Zamora. Al triunfar la Revolución, en 1863, pasa Guzmán Blanco a formar Gobierno. Con la Revolución de 1863, Guzmán escaló posiciones y ganó el prestigio que le llevó a las altas esferas del poder.

En 1870 el mismo encabeza una revolución y logra entronizarse a la manera de los dictadores; en 1873 es electo Presidente de la República y gobierna en forma progresista hasta 1877; este período se conoce con el nombre de Septenio; luego asciende al poder Linares Alcántara, quien muere repentinamente y es Guzmán Blanco quien se encarga de nuevo de la Presidencia, desde 1879 hasta 1884, es decir, el período llamado Quinquenio; de 1884 a 1886 gobernó Joaquín Crespo, tornó a mandar Guzmán Blanco desde 1886 a 1888, período conocido con el nombre de Bienio.

Cuando Guzmán Blanco se hizo cargo del gobierno en 1870 no había virtualmente escuelas, colegios, ni universidades del Estado, donde se impartiera a los alumnos una instrucción laica, científica, acorde con la época. Los pocos planteles de instrucción que funcionaban, estaban en manos del clero, donde se enseñaba más religión, que ciencias, literatura o historia.

Muerte

Cuando dejó el poder en 1888, se retiró a la vida privada, estableciéndose en París, donde realizaba una activa vida social, falleciendo el 28 de julio de 1899. Los restos de Antonio Guzmán Blanco reposaron por cien años en Francia, en un cementerio cercano a Trocadero. Desde el 8 de agosto de 1999 descansa en el Panteón Nacional quien en vida fuera llamado el Ilustre Americano.

Aportes

Panteón Nacional

Su mayor aporte a la historia venezolana fue la labor civilizadora y modernizadora de una Venezuela rural y abatida por los estragos causados por numerosas revoluciones y la Guerra Federal.

Guzmán ordenó la construcción de caminos a través de todo el territorio nacional e incentivó la actividad agrícola -para la época, única fuente de ingresos de la economía venezolana, e hizo el primer aporte en favor de la educación nacional al decretar la instrucción pública, gratuita y obligatoria.

Pero la política de construcción de monumentales obras arquitectónicas, diseñadas de acuerdo con los últimos cánones europeos, fue el rasgo más característico de la época guzmancista. Algunas de esas obras que perduran hasta la actualidad son el Panteón Nacional, el Capitolio y el Teatro Guzmán Blanco (hoy, Teatro Municipal de Caracas).

Como gobernante, Antonio Guzmán Blanco fue un hombre progresista y un gran estadista, que logró posicionar a una Venezuela rural en el escenario internacional de su tiempo. Pero también fue un gran luchador por la defensa de las fronteras nacionales. Durante su mandato, inició negociaciones con el gobierno inglés para solucionar el problema limítrofe con Guyana.

Véase también

Fuentes