Saltar a: navegación, buscar

Arrecife Mesoamericano

Arrecife Mesoamericano
Información sobre la plantilla
Arrecife Mesoamericano.jpg
Características
Ecozona:Honduras, Guatemala, Belice y México
Clima:Subtropical a tropical

Arrecife Mesoamericano. Se extiende 1,000 km a lo largo de las costas de Honduras, Guatemala, Belice y México es la barrera coralina más larga del hemisferio oeste. Incluye una abundante diversidad de playas y dunas, humedales costeros, lagunas, bosques de manglares, lechos de hierbas marinas y arrecifes de coral.

Ubicación

En la línea costera de los cuatro países que comparten esta ecorregión, viven varios grupos étnicos como los Mayas, Garífunas y descendientes de europeos, formando una población con gran diversidad cultural y étnica que depende para su sustento de actividades económicas ligadas a los recursos costeros y marinos, tales como la pesca y el turismo.

Biodiversidad

El sistema arrecifal forma el hábitat de más de 65 especies de corales pétreos, 350 especies de moluscos y más de 500 especies de peces. Es un refugio importante para numerosas especies protegidas o en peligro de extinción, incluyendo las tortugas marinas (tortuga verde, tortuga boba, tortuga laúd y la tortuga carey), la caracola reina, el manatí del Caribe, el cocodrilo americano, Cocodrilo morelet, el coral cuerno de alce y coral negro.

El sistema arrecifal es también parte del hábitat de una de las mayores poblaciones del mundo de manatíes, cuyo número se estima entre 1.000 y 1.500 individuos. Algunas zonas en la parte norte del sistema arrecifal, cercanos a la Isla Contoy, forman parte del hábitat del tiburón ballena, el pez más grande del planeta. Los tiburones ballena, normalmente solitarios, congregan en grupos sociales en estas zonas para aparearse.

También hay especies en peligro crítico de extinción:

Otras características

Imágenes de diferentes tipos Animales

Beneficios

Unas 2 millones de personas se entremezclan en la estructura de los ricos ambientes costeros, y dependen de los ecosistemas saludables de este lugar para obtener alimentos, agua y sustento. Miles de pescadores artesanales (a pequeña escala) y la industria pesquera de Honduras dependen de las pesquerías del arrecife, que incluyen langosta, caracol, pargo y mero. De este modo, los ecosistemas marinos y costeros de este lugar proporcionan la base para las economías locales y la industria turística multimillonaria de la región.

Pero esta área está amenazada por la pesca excesiva, la contaminación de los asentamientos humanos y de la agricultura, la sedimentación, las prácticas turísticas inadecuadas y los cambios del uso de la tierra a lo largo de la costa. El cambio climático está provocando temperaturas del agua más elevadas, aumento del nivel del mar, tormentas tropicales más fuertes y cambios en el pH del agua de mar; todo lo cual está llevando a los sistemas naturales al límite.

Fuente