Saltar a: navegación, buscar

Bobby McFerrin

Bobby McFerrin
Información sobre la plantilla
Bobbyy.jpg
Datos generales
Nombre real:Robert McFerrin, Jr
Fecha de nacimiento:11 de marzo de 1950
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Ocupación:músico, cantante, compositor, director de orquesta, productor discográfico.
Información artística
Género(s):jazz, reggae
Instrumento(s):voz, piano, bajo, clarinete
Discográfica(s):Manhattan Records, Blue Note Records, Elektra Records, Sony Classical.
Artistas relacionados:Chick Corea, Herbie Hancock

Bobby McFerrin. Es un intérprete a capella largamente influenciado por el jazz y director de orquesta. Es el hijo del renombrado solista Robert McFerrin. Su canción «Don't Worry, Be Happy», aparecida en la banda sonora de la película de 1988 Cocktail protagonizada por Tom Cruise, fue el éxito número 1 en las listas de Estados Unidos. También ha colaborado con solistas como los pianistas de jazz Chick Corea y Herbie Hancock y el violonchelista Yo-Yo Ma y con la Saint Paul Chamber Orchestra. Es conocido por tener un gran rango vocal de cuatro octavas y por su habilidad para usar su voz para crear efectos de sonido, como su recreación de un bajo sobresaturado (con overdrive), que logra cantando y golpeando suavemente su pecho.

Síntesis biográfica

Cantante norteamericano nacido en Nueva York el 11 de marzo de 1950. Nació en una familia muy relacionada con el mundo de la música, pues era hijo de cantantes de ópera (Robert McFerrin y Sarah McFerrin, soprano, que enseñó canto en Fullerton College). Ellos le introdujeron desde que era muy niño en el mundo de la música clásica.

A los seis años inició sus estudios de piano, que alternó con estudios de clarinete (hasta los doce), teoría musical y flauta en la Juilliard School. A su vez, entre los diez y los doce años formó parte de la coral de una iglesia, donde interpretó música clásica y gospel. Trabajó después como pianista y pianista-cantante en California y Nueva Orleans, y allí formó también su primer grupo: Bobby Mac Jazz Quartet.

En los años 1976-77, su vinculación con el canto fue total, aunque realizó algunos trabajos esporádicos como pianista para los Shipstad & Johnson Ice Follies, a la vez que continuaba sus estudios de canto en la Sacramento State University y en el College de Norwalk. Su progresión continuó en 1978, cuando pasó a integrar el Astral Project, en Nueva Orleans, y un año más tarde, en 1979, formó dúo con el cantante Jon Hendricks, en Nueva York, con quien luego volvió a colaborar en multitud de ocasiones y que llegó a participar en sus discos. El año 1977 fue, por tanto, el año de presentación del joven McFerrin como solista.

Despegue profesional

En 1980 comenzó el despegue profesional de McFerrin: trabajó con Pharoah Sanders, con Wayne Shorter, y participó en el Playboy Festival de Hollywood. Al año siguiente triunfó en el conocidísimo Festival de Newport (Nueva York); pero fue su colaboración con el famoso guitarrista George Benson y su All Star lo que le dio la fama definitiva. Participó en el festival The Young Lions, y en el New York-Kool Jazz de 1982. En 1983 inició su colaboración en Nueva Orleans con Tony Dagradi, además de dirigir su propio trío en la ciudad de San Francisco. Fue a raíz de esta experiencia cuando decidió actuar y grabar en solitario. Algo, por otro lado, que no ha dejado de hacer hasta la actualidad. Simultaneó sus actuaciones en solitario a partir de entonces con la enseñanza, y dirigió algunos talleres de música vocal en universidades de Estados Unidos. Toda esta experiencia le valió para ejercer luego de profesor de improvisación vocal.

Además de su experiencia en solitario, McFerrin colaboró a partir de 1984 tanto en grabaciones como actuando en vivo con Chico Freeman, Glover Washinton Jr., la VSOP de Herbie Hancock o Manhattan Transfer. En 1986 participó, además, en la banda sonora de Round Midnight con el tema del mismo título, película dirigida por el francés Bertrand Tavernier y en la que participó también Dexter Gordon. En sus discos, no obstante, las colaboraciones han sido múltiples: Victor Feldman, Jon Hendricks, Wayne Shorter, Herbie Hancock o Robin Williams.

Estilo propio

El estilo de McFerrin, inconfundible a la vez que insólito en la historia del jazz, le ha convertido en una de las voces masculinas más relevantes del siglo XX. Su extensa tesitura (en torno a las siete octavas), así como lo plural de su timbre sonoro, lo han proclamado voz privilegiada y sin parangón. Técnicamente se trata de una voz melodiosa y cálida, de afinación sorprendente y capaz de una tremenda variedad de tonos. Además, hay que hacer hincapié en los motivos contrapuntísticos que agrega a sus largas improvisaciones, aprendidos seguramente del contrapunto usado por J. S. Bach. Precisamente, el saber ejecutar estos sonidos extremos de manera simultánea ritmo y melodía ensamblados de forma magistral es lo que le ha otorgado a este cantante una versatilidad impensable, con independencia de cuál sea su estilo interpretativo. Se le ha podido escuchar acompañando a Manhattan Transfer ejecutando una voz gravísima que acompaña golpeándose el pecho con la palma de la mano, creando una sonoridad caprichosa a la vez que rotunda. Lo gutural, por tanto, adquiere una relevancia inusitada, al igual que el uso del falsete como trayectoria natural de la escala. En definitiva, si McFerrin es barítono, puede mutar rápidamente hacia una voz soprano de mujer. La virtud de este cantante está, precisamente, en saber conjugar a la perfección las dos tesituras contrarias. Su estilo se torna en una improvisación continua, ya que actúa muy a menudo solo en el escenario.

Podemos hablar, pues, de innovación en la técnica aplicada por McFerrin a la historia de la música jazz vocal. Sus conciertos, a partir de 1984, a capella rara vez invita a que un piano o un saxo le acompañen de forma espontánea son verdaderos acontecimientos jazzísticos. Los auditorios, abarrotados, magnifican los conciertos de este singular cantante que afronta el subir al escenario con la única compañía de su micrófono. A partir de aquí, lo más interesante que debe observarse en Bobby McFerrin es que toma su cuerpo como un instrumento más; le hace “sonar” y aprovecha todas sus posibilidades rítmicas y sonoras (golpes en el pecho, en los pómulos, en la cabeza, etc.).

Repertorio

El repertorio de Bobby McFerrin es, a su vez, singular y heterogéneo. Hallamos temas propios como su famosísimo "Don’t Worry, Be happy", piezas estándar "Another night in Tunisia" (Gillespie), "Walkin" (Carpenter), "Peace" (H. Silver), conocidas canciones de los Beatles "Blackbird" (Lenon/McCarney) o bien clásicas partituras de Bach. Podemos hablar, pues, de sincretismo musical cuando nos referimos a la música que interpreta el genial Bobby. Si Bach le atrae de una manera absoluta, no desecha otras influencias como el funky, el soul o, incluso, el pop, como demuestra el tema antes citado "Don’t Worry, Be happy" con el que alcanzó un nombre internacional y no sólo en el mundo del jazz. Este éxito se ha visto reflejado en la concesión al cantante de dos premios Grammy 1985 y 1986, a la vez que le ha sido otorgado el galardón al mejor vocalista de jazz en dos ocasiones, premio que entrega la prestigiosa revista norteamericana Down Beat. En el año 1993, McFerrin colaboró en un proyecto para celebrar el cuadragésimo centenario del grupo Modern Jazz Quartet, de cuya colaboración surgió el cedé A Celebration.

Discografía

Solista

  • Bobby McFerrin, 1982
  • The Voice, 1984
  • Spontaneous Inventions, 1985
  • Elephant's Child, 1987
  • Don't Worry, Be Happy, 1988
  • Simple Pleasures, 1988
  • How the Rhino Got His Skin/How the Camel Got His Hump, 1990.
  • Medicine Music, 1990
  • Many Faces of Bird, 1991
  • Sorrow Is Not Forever, 1994
  • Paper Music, 1995
  • The best of Bobby McFerrin, 1996
  • Bang! Zoom, 1997
  • Circlesongs, 1997
  • Don't Worry, Be Happy, 1997
  • Mouth Music, 2001
  • Beyond Words, 2003 — con Chick Corea, Cyro Baptista y Richard Bona.
  • bobby mcferrin live in montreal, 2005

Colaboraciones

Grammys

  • 1985 "Another Night In Tunisia" con Jon Hendricks - "Mejor interpretación vocal masculina de jazz"
  • 1985 "Another Night In Tunisia" with Cheryl Bentyne - "Mejor arreglo musical para dos o más voces"
  • 1986 "Round Midnight" - "Mejor interpretación vocal masculina de jazz"
  • 1987 "What Is This Thing Called Love" - "Mejor interpretación masculina de jazz"
  • 1987 "The Elephants’ Child" con Jack Nicholson - "Mejor grabación para niños"
  • 1988 "Don’t Worry, Be Happy" - "Grabación del año", "Canción del año", "Mejor interpretación vocal masculina de pop"
  • 1988 "Brothers" - "Mejor interpretación vocal masculina de jazz"
  • 1992 "Round Midnight" - "Mejor interpretación vocal de jazz"

Citas

  • «Parte de nuestra responsabilidad como padres, como adultos, es servir de ejemplo para los niños. Pero tenemos ser como los niños, a fin de ser realmente unos felices adultos inmaduros.»
  • «Si puedo traer alegría en el mundo, si puedo conseguir que la gente deje de pensar en el dolor por un momento, o el hecho de la mañana por la mañana van a levantarse y decirle a su jefe 'fuera'... entonces voy a tener éxito.»
  • «El músico verdadero está para llevar la luz a los corazones de la gente.»
  • «Me gusta usar al público como mi paleta de colores, mi instrumento.»
  • «Yo crecí en una época en que ser un músico y aprender a ser un músico era realmente maravilloso.»
  • «No te preocupes, sé feliz.»

Fuentes