Saltar a: navegación, buscar

Calle Oficios

Calle Oficios
Información sobre la plantilla
Calle de La Habana, Cuba
Oficiosss.jpg
Una de las calles más antiguas de la ciudad
1.- Vía de la Habana Vieja (Small).jpg
Vía de la Habana Vieja
TipoCalle
OrientaciónDe Norte a Sur

Oficios. Se encuentra entre las primeras calles de la Villa de San Cristóbal de La Habana. Creció a la vera de la bahía habanera. Enlaza tres importantes espacios urbanos de intramuros. la Plaza de Armas, la Plaza de San Francisco y la Alameda de Paula.

Historia

El nombre

Las calles habaneras no eran nombradas oficialmente por parte del Cabildo sino que los vecinos las iban llamando según algunas características de cada una en cuestión o según el nombre de algún vecino ilustre que vivía en ella. Esta es la razón por la que muchos han tenido diversas denominaciones a lo largo del tiempo y que una misma calle tuviera varios nombres simultáneamente según sus tramos.

Las calles no son sólo un pavimento transitable; de ellas forman parte también las vivencias, los edificios administrativos, las iglesias y conventos, las plazas y paseos, todo lo que constituye el ámbito de trabajo, convivencias, ocio y vida espiritual de la población. Cuando se evoca una calle, se evoca un trozo de vivir, un espacio entrañable donde los seres crecieron, amaron y sufrieron, donde se decidió el destino de la comunidad.

Las edificaciones

La calle, poseía 43 casas de alto, 14 tenían zaguán, 32 eran bajas y existían 191 accesorias. Cuando en 1584 La Habana solo contaba con cuatro calles, esta era una de las principales, trazadas a partir de la fundación de la plaza principal, luego Plaza de Armas. Se le llamó De los Oficios, porque desde esta plaza y hasta la de San Francisco, estaba llena de menestrales

La casa de Oficios numero 8, junto a las colindantes que conforman la esquina de Obispo, constituyen una de los más antiguos que se levantaron muy próximos al sitio fundacional de la ciudad.
Los tres primeros lotes
En planos primitivos como el de Juan de Síscara y el de la Plaza de Armas, anónimo muy conocido (atribuido también a él), ambos de 1691, ya aparece señalado este grupo de casas de la calle Oficios, incluso, puede apreciarse que para esa fecha ya eran casas de alto y bajo.

Según la leyenda de los documentos del siglo XVII, los tres primeros lotes correspondían al Palacio Episcopal (2). Los Colegios de Infantes (o de San Ambrosio para varones) (3) De Niñas Doncellas (de San Francisco de Sales) (4), ambos fundados por el Obispo Don Diego Evelino de Compostela, primer prelado que abrió las puertas a la instrucción pública en el país. La parcela que ocupa hoy la casa de Oficios 8 fue la correspondiente al Palacio Episcopal o casa de los obispos.

  • Basílica Menor de San Francisco de Asís. En 1579 los frailes franciscanos tomaron en posesión el terreno donde se erigió el edificio que sirvió de sede al antiguo templo y Convento de San Francisco de Asís, cuya fabricación se extendió por 12 años. En 1739 se consagró el templo, que por la magnificencia de su espacio interior, se convirtió en el preferido de la sociedad habanera.
  • La casa de la calle Oficios No. 160. Mantiene su función doméstica, sirviendo de morada a sus habitantes. Es una de las antiguas edificaciones que tiene su frente a la Plaza de San Francisco, se conocen entre sus propietarios a la Sra. María Teresa de Soto a mediados del siglo XIX y a D. Rafael de Arango y Zaldívar, quien la adquirió en el año 1868. Después de su muerte, legó a favor de sus hijos quedando en poder de D. Francisco Ciriaco. Figura como uno de los inmuebles más antiguos de este espacio, porque si bien fue reconstruida durante el siglo XIX su sistema constructivo denota una mayor antigüedad. Además, por la importancia de este sitio su ocupación se realizó desde muy temprana época.
Casa 168 mantiene función doméstica

En 1912 fue objeto de una serie de reformas que alteraron su aspecto original, en la fecha, los tres huecos originales de la fachada fueron eliminados y sustituidos por puertas de cortinas metálicas destinándose a comercio este local, dejándose para la escalera de acceso a los altos una puerta de hoja de cedro. En la década del 60 su planta alta estaba convertida en un hotel para hombres, mientras que la planta baja continuaba desempeñando como almacén y servicios gastronómicos.

Una década más tarde se convirtió en vivienda de múltiples familias, comenzando desde entonces a subdividirse y transformase. Su parcela original se vio mutilada, al ampliarse la casa vecina para la construcción de un parqueo soterrado, de modo que entre ambas edificaciones quedó el espacio suficiente para tal función, dejando a la vista un pequeño callejón sin salida. En su interior aún conserva la sobria escalera pétrea que comunica ambas plantas, con una sencilla pero elegante cancela torneada de madera. Arcos de medio punto asoman en las divisiones de la galería sobreviviente, que antiguamente rodeó el patio central.

Detrás de su insignificante fachada, empobrecida ante la monumentalidad de los edificios que rodean la plaza, hay elementos arquitectónicos decorativos y funcionales de gran significación, hoy continúa siendo vivienda de familias que residen en el centro histórico de la ciudad, luego de haber sido objeto de una serie de de trabajos de remodelación y mantenimiento que permitieron su permanencia en este espacio.

Centros culturales y parques

  • Plaza de San Francisco. Debe su nombre al Convento de San Francisco de Asís, ubicado aquí desde finales del siglo XVI. En el centro de la plaza se levanta la Fuente de los Leones, obsequiada a La Habana por Claudio Martínez de Pinillos, conde de Villanueva, y colocada aquí en 1836. La Plaza de San Francisco vuelve a cobrar vida con los trabajos de restauración en este centro de atracción y desarrollo de la ciudad de San Cristóbal de La Habana. Oficios y Amargura, La Habana Vieja.
Palacio de Gobierno
  • Palacio de Gobierno. La magnífica construcción neoclásica, devenida uno de los tres grandes edificios de uso público de la primera década republicana en Cuba, se erigió como ampliación de una antigua casona que al terminar la Guerra de Independencia en 1895, después de la ocupación militar norteamericana, se destina a sede de la Cámara de representantes. Según se registra, fue el tercer edificio donde se izó la bandera nacional antes del 20 de mayo de 1902. Otras instituciones nacionales radicaron allí hasta 1986, en que se le entrega la parte que ocupa la antigua casona al Poder Popular Municipal (sede del Gobierno) de La Habana Vieja. En mayo del año 2000, la construcción edificada en el siglo XX se convierte en Museo Palacio de Gobierno. Calle Oficios núm. 211 e/ Muralla y Callejón de Churruca, La Habana Vieja.
Casa Museo Alejandro de Humboldt
  • Casa Alejandro de Humboldt. Fue inaugurada como casa-museo el 31 de octubre de 1997. La edificación del siglo XVIII cuenta con cinco salas expositivas. Con el fin de rescatar, conservar, investigar y dar a conocer el legado histórico del sabio alemán Alejandro de Humboldt la institución mantiene una muestra permanente que incluye láminas, libros, instrumental científico y copias de documentos originales, debidamente ordenados e identificados, acerca de acontecimientos de la vida del sabio alemán, su labor en las ciencias y su relación con Cuba en lo referente a la naturaleza y la sociedad. Las otras cuatro salas del museo acogen de manera transitoria exposiciones de gran importancia científica y cultural relacionadas con temas como el medio ambiente, la ecología, la naturaleza y las ciencias naturales y sociales.
  • Biblioteca Alejandro de Humboldt. Especializada en lengua alemana, atesora más de tres mil ejemplares, en su mayoría de literatura clásica y contemporánea de los países que hablan este idioma. Cuenta con libros de arte y de consulta, textos de literatura infantil, así como una colección de biografías de unas cien personalidades de la cultura, la ciencia y la política del siglo XX. Posee bibliografía activa y pasiva sobre el segundo descubridor de Cuba, incluso con ejemplares en lengua española. Situada en la Casa Alejandro de Humboldt. Oficios núm. 254 esq. a Muralla, La Habana Vieja.
  • Monumento a Alejandro de Humboldt. Definido con justeza por el maestro cubano José de la Luz y Caballero como el segundo descubridor de Cuba, el sabio alemán Alejandro de Humbolt (1769-1859)legó a la historia nacional valiosas observaciones y juicios de gran trascendencia para investigadores de épocas posteriores. Sus criterios no se ciñeron a la naturaleza, la geografía o aspectos demográficos de la Isla, sino que abordaron además la sociedad cubana de principios del siglo XIX. Un busto de bronce le rinde merecido tributo en el parque que lleva su nombre, muy próximo a la casa museo que divulga su vida y su obra. Oficios esq. a Muralla, La Habana Vieja
Casa de los Árabes
  • Museo Casa de los Árabes. Ubicada en una antigua construcción de finales del siglo XVIII y principios del XIX. Refuncionalizada como institución cultural, su principal objetivo es divulgar los valores del mundo árabe a partir de sus costumbres, tradiciones, arte, arquitectura y el estudio de la presencia árabe en Cuba, desde los primeros contactos que propició la colonización española, y posteriormente el movimiento migratorio que se produjo entre el siglo XIX y el XX.
  • Biblioteca Ibn Jaldún. Posee importantes colecciones de temas árabes e islámicos, especialmente ediciones de crónicas históricas del siglo XIX, ensayos sobre el Islam y textos de historia y arte árabe e islamita contemporáneo. Atesora, además, volúmenes acerca de la inmigración árabe en Cuba y América Latina. La biblioteca debe su nombre a uno de los más importantes eruditos de la Edad Media. Ofrece búsquedas bibliográficas, consultas, referencias y servicios audiovisuales. Oficios núm. 16, e/ Obispo y Obrapía, La Habana Vieja
  • Museo del Automóvil. El Depósito del Automóvil está dividido en dos salas expositivas, las cuales comparten la totalidad de la colección compuesta por 30 automóviles de paseo, 2 camiones rígidos, una carroza fúnebre, un vehículo especial, 7 motos, un semáforo, 3 bombas de combustible y 2 remedos didácticos. El vehículo más antiguo de la colección data de 1905 y el más moderno de 1989; son fundamentalmente de construcción norteamericana, aunque existen ejemplares fabricados en Italia, España, Alemania y el Reino Unido de Gran Bretaña. Oficios número.13 e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
  • Museo de Arte Sacro. La Basílica Menor de San Francisco Asís funciona como sala de conciertos y museo donde se exhibe una colección de pintura religiosa. En los espacios de la prestigiosa sala de conciertos se muestran imágenes, fundamentalmente del siglo XVIII, junto a otras piezas de carácter religioso, entre ellas las zapatillas y la capa pluvial que pertenecieron al primer Obispo Auxiliar de Cuba, Dionisio Rezino y Ormachea, bordados en México a fines del siglo XVII en seda, hilos de oro y piedras preciosas. Basílica Menor y Convento de San Francisco de Asís Oficios e/ Amargura y Churruca, La Habana Vieja.
Galería Carmen Montilla
  • Galería Carmen Montilla. Marcado con el número 162, se levanta elegante el inmueble situado en la calle de los Oficios, que cumple la función de galería de arte y estudio particular de la pintora venezolana Carmen Montilla Tinoco, quien falleciera el 21 de octubre de 2004. Oficios, e/ Amargura y Churruca, La Habana Vieja
Taller de Restauración de Piedra
  • Taller de Restauración de Piedra. Ejecuta los trabajos de limpieza y restauración de los objetos fabricados en mármol, alabastro, piedras de cantería y otros materiales pétreos, ubicados tanto en interiores como en exteriores. Trabaja muy estrechamente relacionado con el laboratorio de química en el análisis y preparación de los productos para la limpieza adecuada en cada obra intervenida. Interrelaciona los trabajos de conservación y restauración con otros talleres, como los especializados en metales, carpintería, relojería. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
  • Taller de Metales. En él se ejecutan todos los trabajos de conservación y restauración de obras museables metálicas, así como la ejecución de las labores necesarias para el mantenimiento de tarjas y esculturas metálicas colocadas en exteriores. También se realizan labores de restauración y mantenimiento de lámparas, relojes y piezas metálicas de mobiliarios antiguos. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
  • Taller de Restauración de Textiles. Es el encargado de conservar y restaurar todas las obras museables confeccionadas en ese tipo de soporte: trajes de época, sombreros, banderas, tapices, lencería diversa y otros. ficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
  • Taller de Encuadernación de Libros. Restaura los libros de carácter patrimonial que se atesoran en los archivos y bibliotecas de los museos y centros culturales de la Oficina del Historiador de la Ciudad. Libros con alto grado de deterioro y en proceso de restauración en el taller de encuadernación. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja
  • Taller de Restauración de Muebles de Estilo. Esta es una de las áreas más importantes debido a la gran cantidad de mobiliario con que cuentan los museos del Centro Histórico, y la diversidad de estilos existentes. En el taller se realizan trabajos de ebanistería general, talla, acabado, marquetería, así como otras actividades en piezas de diferente formato. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja
Restauración de Lámparas de estilo
  • Taller de Restauración de Lámparas de Estilo. En este departamento se elaboran, restauran y conservan lámparas de estilo que ambientan y engalanan las salas de los museos de la Dirección de Patrimonio de la Oficina del Historiador dela Ciudad de La Habana. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja
  • Taller de Cerámica. Desarrolla tareas de yesería, cerámica, repinte y doradura relacionadas con la conservación y restauración de las cerámicas y los yesos. Los trabajos se realizan sobre marquetería, imaginería religiosa, mobiliario dorado, esculturas y cerámicas de todo tipo y en todos los formatos. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía,La Habana Vieja
  • Taller de Restauración de Relojes Antiguos. El taller vincula su labor con otros departamentos como el de metales, carpintería, mármol y en ocasiones los laboratorios de química y biología, en los procesos de plateado y descontaminación biológica del mobiliario. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
  • Taller de Restauración de Documentos. Es el encargado de salvaguardar los objetos confeccionados en este tipo de soporte.Debido a la complejidad que encierran los materiales que se deben intervenir, esta área está estrechamente vinculada con los laboratorios de química y biodeterioro en la determinación de los tipos de fibras utilizadas y sus posibles afectaciones desde el punto de vista biológico. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
  • Laboratorio de Arqueometría. Investiga los bienes culturales atesorados en el Centro Histórico de La Habana, identificando la composición de sus materiales y las técnicas de su ejecución a través de métodos analíticos instrumentales o espectroscopías que permiten un análisis no destructivo (sin extracción de muestras) o el desarrollo de metodologías de microanálisis (mínima extracción) y del conocimiento de la composición y evolución de los materiales pictóricos (pigmentos, aglutinantes, capas protectoras, …) y soportes en el tiempo (fechado indirecto) para conocer la historia material de su arte, realizar un examen técnico para su atribución o autenticación, estudiar su procedencia y en apoyo a la conservación y restauración. Oficios número. 8 e/ Obispo y Obra Pía, La Habana Vieja
  • Laboratorio de Biología. Es parte del Gabinete de Conservación y Restauración y atiende todas las problemáticas relacionadas con el biodeterioro de los bienes culturales, tanto muebles como inmuebles, haciendo énfasis en los aspectos que tienen relación con la conservación preventiva. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja
  • Laboratorio de Química. El Laboratorio de Química del Gabinete de Conservación y estauración de la Oficina del Historiador dela Ciudad de La Habana, aplica variadas técnicas analíticas, prepara soluciones y materiales necesarios para la limpieza, conservación y restauración de bienes museables, e interviene de manera directa en la conservación y restauración de piezas de origen arqueológico. Asimismo orienta, asesora y supervisa el trabajo de conservadores y restauradores del Gabinete y de otras dependencias. Oficios e/ Jústiz y Obra Pía, La Habana Vieja.
Convento de la Orden Religiosa del Santísimo Salvador Santa Brígida
  • Convento de la Orden Religiosa del Santísimo Salvador Santa Brígida. El inmueble, restaurado en 1992 como Escuela Taller Melchor Gaspar de Jovellanos, se reacondicionó en 2003 para albergar una orden religiosa. Tiene tres parcelas comunicadas entre sí, con fachadas por las calles Oficios y Teniente Rey. Se compone de convento para las monjas, casa de huéspedes y parqueo. Oficios e/ Teniente Rey y Callejón de Churruca, La Habana Vieja
  • Monumento a Santiago Ramón y Cajal. En el parque Alejandro de Humboldt, del Centro Histórico de La Habana, un busto realizado en bronce rinde tributo a Santiago Ramón y Cajal (1852-1934), prestigioso científico español cuyos hallazgos investigativos fueron la piedra angular de las ciencias neurológicas. Considerado entre los grandes talentos científicos de la humanidad, además de su dedicación a la Medicina también incursionó con su intelecto y sensibilidad en la fotografía, el dibujo y la literatura. Oficios esq. a Muralla, La Habana Vieja
  • Parque Calderón. Su ubicación próxima a la vivienda del marqués de casa Calderón le dio nombre a este parque que forma parte del rescate de espacios ecológicos en el Centro Histórico de la ciudad. Monumentales esculturas del artista Carlos A. Rodríguez se insertan en las áreas verdes pobladas de plantas ornamentales y arbustos. En el lugar, una placa conmemorativa rinde tributo a Antonio Gaudi, en el aniversario 150 de su natalicio. En él tienen lugar actividades infantiles vinculadas al Centro Estudiantil José de la Luz y Caballero, institución que radica hoy en la antigua Casa Calderón. Oficios y Sol, La Habana Vieja
  • Parque Aracelio Iglesias. Muy próximo a la Alameda de Paula y al Hotel Armadores de Santander, se ubica el parque Aracelio Iglesias. Rodeado de árboles y arbustos, este espacio rinde tributo a un líder portuario cubano asesinado en los muelles habaneros en 1948. En el área, embellecida con plantas ornamentales, se rememora también la labor realizada por la Brigada Internacional cubana que participó en la guerra civil española entre julio de 1936 y abril de 1939. En fecha más reciente, se colocó en uno de los extremos del parque un monumento de Makarios, primer Presidente y arzobispo de Chipre. Oficios, Luz, Acosta y Alameda de Paula, La Habana Vieja.
Restaurante La Mina
  • Colegio de San Francisco de Sales. (Restaurante La Mina). Hacia 1688, cuando esta casa fue comprada por el Obispo Diego Evelino de Compostela, ya presentaba una apariencia similar a la actual. Al ser inmediatamente instalado en ella el Colegio de San Francisco de Sales para niñas huérfanas, se introdujeron paulatinamente reformas, la mayor de ellas consistente en la adición de una tercera planta que sólo se expresa al exterior por la calle Obispo, y la sustitución de los techos originales de tejas por los techos planos actuales. Las fachadas son muy primitivas: paños lisos de pared, relativamente grandes, alternan con vanos verticales sin guarnición ni decoración alguna, exceptuando las portadas, cuyos lados están flanqueados por pilastras que sostienen un poco elaborado entablamento. De ellas, la de Obispo debió ser la original y la de Oficios debió ser introducida con las reformas posteriores, lo mismo que las barandas de hierro de los balcones, la persianería y las lucetas que cierran los arcos carpaneles del interior de la edificación. El patio claustral es el único en la arquitectura doméstica de la época rodeado de galerías en todos sus lados. En la actualidad, su planta baja es de uso comercial por la compañía Habaguanex. S.A, de la Oficina del Historiador. El restaurante La Mina se destaca por su animada presencia. Su encanto lo tiene su enclave y el típico ambiente criollo que recrea en su recinto. Su patio central es lugar de atracción por la vegetación y la presencia de hermosas aves domésticas. Un atractivo diseño hace más acogedor el sitio que conforman una serie de servicios: el Café Al Capuchino; la Casa del Agua La Tinaja; una cafetería; heladería y el Bar-Restaurante. En los altos radican varios estudios galerías de importantes pintores cubanos contemporáneos. Oficios núm.6, esq. a Obispo, La Habana Vieja
Hostal Valencia, esquina de Oficios y Obrapía.
  • Casa del Tesorero Baltazar de Soto (Oficios 51-53) . Según el historiador Francisco Prat Puig, se trata de una antigua construcción del siglo XVII, remodelada durante los siglos XVIII y XIX, que llegó a nuestros días con numerosas transformaciones, pero conservando su planta original, el patio y los techos de madera. Ubicada en el cruce de dos importantes calles, expresa al exterior la compartimentación de sus fachadas en planta baja, entresuelo y planta alta. El tratamiento diferenciado dado a los vanos, que se complementan con barandas de hierro forjado en balcones y con rejas de madera torneada en el entresuelo y planta baja, proporciona la variedad necesaria a la imagen de esta edificación de esquina. Inusualmente, el traspatio de esta casa, bordeado en sus tres niveles por estrechas galerías, posee tanto atractivo como el patio principal. Son de interés los trabajos de madera torneada en barandajes y pies derechos que bordean las galerías y balcones del patio y del traspatio, así como los techos de la planta alta. Es sede del Hostal Valencia, de la compañía Habaguanex. S.A, de la Oficina del Historiador de la Ciudad. Oficios números. 51-53,esq. a Obra Pía, La Habana Vieja
  • Casa del Marqués De Casa Calderón (Oficios 312). Esta casona es un importante ejemplar de la arquitectura habanera del siglo XVIII, en cuyas últimas décadas adquiere su fisonomía sólo variada puntualmente en el XIX con la introducción de guardapolvos sobre las ventanas exteriores y de algunos elementos de hierro forjado, además de la sustitución de la carpintería original por otra panelada. Su imagen general es maciza e imponente. Consta, como era habitual, de planta baja y alta con un entresuelo intermedio expresado en la fachada. El motivo central que la distingue es, sin duda, la extraordinaria portada, considerada como una de las más llamativas del período barroco. La añeja casona cobija hoy al Centro Estudiantil José de la Luz y Caballero, cuya labor pedagógica con escolares del Centro Histórico de la ciudad se referencia en Cuba y en el extranjero. Oficios núm. 312, esq. a Santa Clara, La Habana Vieja
Restaurante Almedina o Seminario de San Ambrosio
  • Colegio de Varones o Seminario de San Ambrosio (Oficios 8). Una equilibrada sencillez caracteriza esta casa, en la que radicó el colegio de San Ambrosio desde 1689 hasta 1774, en que fue trasladado al Seminario contiguo a la Catedral. El fuerte balcón corrido con balaustres de madera determina la división de la fachada, esencialmente lisa, en planta baja y alta, cada una con cuatro vanos, uno de ellos jerarquizado por la portada de acceso al interior a través del zaguán, de bajo puntal. El patio central, complementado por un traspatio, es de agradables proporciones y está rodeado en la planta alta por amplias galerías. Este espacio constituye un acogedor ambiente que se enriquece por el fuerte colorido de la vegetación, las tejas y la carpintería. El restaurante Al Medina, especializado en comida árabe, de la compañía Habaguanex S.A, de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, ocupa hoy este espacio. Oficios núm. 12, e/ Obispo y Obra Pía, La Habana Vieja
  • Casa del Conde Barreto (Oficios)
    Casa del Conde De Casa Barreto (Oficios 362). Solamente una porción original, que incluye las fachadas, se conserva de esta señorial mansión con ubicación privilegiada por su cercanía al puerto. La ausencia de las crujías correspondientes al patio no permite valorar en su plenitud lo que debió de haber sido una extraordinaria residencia, a juzgar por la fachada con su extenso balcón corrido que voltea la esquina, en el que han sido sustituidas las barandas y los soportes de madera por los actuales de hierro. Originalmente contaba con un patio central rodeado por galerías de madera, al que daban en planta baja la cochera, los almacenes y otras dependencias, una vez traspuesto el zaguán. En 1979 se restauraron las fachadas exteriores con sus crujías contiguas y se le introdujo una nueva caja de escalera en sustitución de la original, inexistente. Posteriormente se pavimentó el patio, respondiendo a las necesidades estético-espaciales que planteaba el programa de uso de la casa. El edificio también es conocido como Palacio del Marqués de Cárdenas, título de uno de sus propietarios posteriores. En estos momentos radica en él el Centro Provincial de las Artes Plásticas. Oficios núm. 362, esq. a Luz, La Habana Vieja

Enlaces relacionados

Fuentes