Saltar a: navegación, buscar

Departamento de Seguridad del Estado

Departamento de Seguridad del Estado
Información sobre la plantilla
Institución con sede en Bandera de Cuba Cuba
DSE 260px.JPG
Siglas o Acrónimo:DSE
Fundación:26 de marzo de 1959
País:Bandera de Cuba Cuba

Departamento de Seguridad del Estado. Servicio de seguridad cubano, que con el apoyo decisivo del pueblo y como parte indisoluble de este, han derrotado sistemáticamente los programas subversivos que la Comunidad de Inteligencia de Estados Unidos ha fraguado para derrocar el proceso revolucionario cubano. Entre las acciones subversivas que ha enfrentado a lo largo de más de cincuenta años se encuentran los planes de atentados contra los principales dirigentes cubanos, en especial su Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, subversión ideológica, bombardeos a ciudades, aeropuertos, centrales azucareros y campos de caña, sabotajes a la economía, invasiones militares, infiltraciones de grupos terroristas, estímulo y apoyo a las organizaciones terroristas incluyendo las bandas de alzados, lanzamiento de armas y explosivos, espionaje e introducción de plagas y enfermedades.

Antecedentes

Las raíces fundacionales de los servicios de seguridad cubanos se encuentran presentes desde diciembre de 1956, durante los primeros momentos de la lucha guerrillera en las montañas orientales contra la tiranía de Fulgencio Batista. Algunas de las que luego se convirtieron en importantes misiones de estos servicios, como la protección de la vida del Jefe de la Revolución, fueron cumplidas inicialmente por Juan Almeida Bosque, Universo Sánchez Álvarez, Faustino Pérez Hernández y sus más cercanos compañeros, en el incipiente grupo guerrillero del Movimiento Revolucionario 26 de Julio en la Sierra Maestra.

Un hecho que marca un hito en esta historia, quedó definido el 20 de abril de 1958, en un informe firmado por el entonces comandante Raúl Castro Ruz y dirigido a Fidel, donde señalaba:

"Creo el Cuerpo de Oficiales de la Inteligencia Rebelde que de gran utilidad nos ha sido hasta la fecha en todos los órdenes, pues son los que se encargan de los interrogatorios de los detenidos, hacer croquis de los puntos que en el futuro pueden ser objeto de un ataque nuestro; de dirigir nuestro servicio de inteligencia y espionaje, instruyendo a sus miembros de todos los trabajos especiales que se presentan."
Y agregaba que
"estamos perfeccionando el cuerpo de oficiales de Inteligencia Rebelde (I.R.) que tiene bajo su mando el S.O.C., o sea, el Servicio de Observación Campesina y otras dependencias más de este tipo"
.

El teniente Arturo Lince González, desde la Comandancia Central, fungía como jefe de este servicio, que buscaba información sobre la ubicación, el armamento y la moral de las tropas batistianas.

El 22 de agosto de ese mismo año, cuando el Ejército Rebelde había derrotado la Ofensiva de Verano del ejército de la dictadura, y se disponía a extender la guerra de liberación al resto del territorio nacional, el comandante Raúl Castro firmó un decreto ordenando la creación del Servicio Secreto del Estado Mayor del Ejército Revolucionario 26 de Julio, en el Segundo Frente Oriental Frank País, bajo el mando del capitán Augusto Martínez Sánchez, que se dedicaba a "observar, investigar e informar" sobre todo lo que pudiera afectar la seguridad de las fuerzas rebeldes. Así funcionaron estos servicios de seguridad hasta el triunfo de la Revolución.

Después del triunfo de la Revolución

El 14 de enero de 1959, por indicaciones del máximo líder de la Revolución, Comandante Fidel Castro Ruz fue concebido el Departamento de Investigaciones del Ejército Rebelde (DIER), que se encargaría de investigar los crímenes de los esbirros de la tiranía y preservar los intereses del pueblo cubano.

Al día siguiente, la orden que creaba oficialmente el DIER fue firmada por el comandante René de los Santos Ponce, designado al frente de esa institución, con el comandante Abelardo Colomé Ibarra (Furry), como jefe de Operaciones. En sus inicios, la jefatura del DIER funcionó en un local ubicado cerca de la pista del aeropuerto ubicado en el antiguo campamento militar de Columbia, hoy Ciudad Escolar Libertad.

Los primeros combatientes que se integraron a esta institución procedían de las principales organizaciones revolucionarias que participaron en la lucha guerrillera y la clandestinidad: el Movimiento 26 de Julio, el Partido Socialista Popular y el Directorio Revolucionario 13 de Marzo. Otros salieron directamente de las filas de la clase obrera y del campesinado. En general, muchos de sus fundadores contaban con un bajo nivel cultural y solamente disponían de las experiencias adquiridas durante la guerra de liberación y la lucha clandestina. La falta de conocimientos técnicos y profesionales, fue suplida por la entrega total a la causa que defendían. La lealtad a Fidel y a la Revolución, el respeto a la integridad humana y la ética en el trato a los detenidos, y el patriotismo, la solidaridad, la modestia, la sencillez, la honestidad, el espíritu de sacrificio y la ejemplaridad de sus hombres y mujeres, unidos a una disciplina férrea y una incansable laboriosidad, coronadas con un gran optimismo y una profunda fe en la victoria, constituyeron la clave del éxito en aquellos momentos iniciales.

A principios de marzo de 1959, cumpliendo indicaciones de Fidel, se materializó la idea de fusionar el DIER, el G-2 de la Policía Nacional Revolucionaria (G-2 PNR) creado en enero, y el Buró de Investigaciones Navales (BIN) —un aparato heredado de la tiranía batistiana— para constituir una sola institución que respondiera a los intereses del pueblo. El 26 de marzo de ese mismo año, los tres servicios de seguridad existentes quedaron unidos oficialmente en un solo cuerpo que conservó el nombre de DIER. El designado para asumir su mando fue el comandante Ramiro Valdés Menéndez.

Desde sus inicios, Fidel, Raúl y Camilo Cienfuegos dedicaron una especial atención a la labor de esta institución. Fidel dirigió personalmente muchas de las operaciones de inteligencia y contrainteligencia, que se realizaron para descubrir y neutralizar los planes encubiertos del gobierno de Estados Unidos y sus servicios de subversión y espionaje. Sirva como ejemplo el exitoso y creador juego operativo con el que se frustró, en agosto de 1959, la primera gran conjura contrarrevolucionaria en la que actuó como testaferro del imperialismo norteamericano el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. En esta etapa también tuvieron una participación muy importante el comandante Manuel Piñeiro Losada y los capitanes Joaquín Méndez Cominches , Eliseo Reyes Rodríguez (San Luis), José María Martínez Tamayo (Papi), Orlando Pantoja Tamayo (Olo) y el primer teniente Enio Leyva Fuentes, entre otros.

El 16 de octubre de 1959, mediante el Artículo 4 de la Ley No. 600, fue creado el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR) y el comandante Raúl Castro fue nombrado como ministro. Inmediatamente el DIER asumió la nomenclatura de Departamento de Información e Investigaciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (DIIFAR), que bajo el mismo mando continuó a cargo del enfrentamiento y derrota de las actividades subversivas. A finales de este año entró a desempeñar un papel importante Aníbal Velaz Suárez y más tarde Luis Felipe Denis Díaz, entre otros.

A mediados de 1960, la jefatura de esta institución adoptó el nombre de Dirección de Inteligencia G-2 y sus estructuras en las provincias el de Departamento de Información G-2 MINFAR. Así funcionó hasta la primera mitad del año siguiente.

Esta estructura contribuyó al aniquilamiento de los planes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para crear una quinta columna en todo el país, y especialmente en las zonas montañosas de la región central del país, que actuara como un frente contrarrevolucionario interno en apoyo a la invasión mercenaria por Bahía de Cochinos, la que fue derrotada en menos de 72 horas en las arenas de Playa Girón, mediante una fulminante operación militar con fuerzas conjuntas del Ejército Rebelde, las Milicias Nacionales Revolucionarias y un Batallón de la Policía Nacional Revolucionaria. El 6 de junio de 1961, el Consejo de Ministros del Gobierno Revolucionario promulgó la Ley 940, que constituyó oficialmente el Ministerio del Interior (MININT). El comandante Ramiro Valdés fue designado al frente de este organismo.

Con la creación de esta nueva institución, las fuerzas y medios de la Dirección de Inteligencia G-2 del MINFAR pasaron al MININT con la nomenclatura de Departamento de Seguridad del Estado (DSE). El capitán Isidoro Malmierca Peoli fue su primer jefe. Desde entonces, el DSE, junto a otras Direcciones del MININT y la Dirección de Contrainteligencia Militar de las FAR, creada el 7 de noviembre de 1962 mediante la Orden No. 07 del comandante Raúl Castro Ruz, como integrantes de los servicios de seguridad cubanos, han continuado a cargo del enfrentamiento a las diferentes modalidades de agresión.

Los estrechos vínculos de los órganos de la Seguridad del Estado cubanos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y las organizaciones políticas y de masas —principalmente los Comités de Defensa de la Revolución— continúan siendo la piedra angular de su accionar, en el enfrentamiento a los proyectos subversivos de los servicios de inteligencia de Estados Unidos y las organizaciones terroristas radicadas en su territorio.

Martirologio

En los cincuenta y seis años transcurridos, un centenar de combatientes de los servicios de seguridad cubanos han ofrendado sus vidas en defensa de la soberanía nacional cubana, en honrosas misiones internacionalistas y cumpliendo arriesgadas tareas en las entrañas de organizaciones contrarrevolucionarias, para proteger al pueblo de sus acciones terroristas.

Fuente

  • Etcheverry Vázquez, Pedro: Organismos de Seguridad con raíces rebeldes, en Periódico 26.cu, Las Tunas.